Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 agosto 2008

  • Examina Rojas unidad partidista, en el contexto de situación nacional
  • Desesperanza y frustración afectan  la convivencia de los mexicanos
  • Asamblea del PRI: unidad, oposición responsable y defensa petrolera
  • UNIDAD
    Francisco Rojas

    Nuestra historia y la de muchos países, muestra que cuando ciertos intereses rompen la unidad interna y atizan los factores de ingobernabilidad logran sus propósitos particulares.

    Nos enfrentamos a una grave polarización y crecientes signos de ingobernabilidad manifestados por la imparable delincuencia e inseguridad pública; una economía estancada; una política social incapaz de detener el deterioro de los indicadores de educación, salud, seguridad social y empleo; reducción de los niveles de alimentación, insuficiencia de vivienda y servicios urbanos; e incapacidad para preservar el medio ambiente y protegernos de los efectos del cambio climático.

    También hay consensos en el sentido de que la problemática que vivimos está llevando al país a una crisis de valores. La desesperanza y la frustración afectan los valores individuales y de convivencia colectiva.

    Son crecientes la indiferencia ante lo público, la intolerancia a lo diverso, el rechazo a lo social como negación de lo justo y el pragmatismo para el provecho inmediato. Tal situación nos está conduciendo a un mayor deterioro de la convivencia nacional.

    Los partidos políticos no escapan de este contexto y experimentan divisiones internas.

    Por eso son importantes las acciones emprendidas para mantener la unidad interna del PRI, anteponiendo intereses superiores a los particulares, sumando experiencias, capacidades y esfuerzos para superar la 2ª derrota electoral consecutiva, muestra de lo que provocan mezquindades y egoísmos.

    El PRI, consciente que un partido dividido no puede ser opción de gobierno por no despertar esperanzas ni concitar voluntades, se presentó en su reciente Asamblea de Aguascalientes con Principios Básicos y un Programa de Acción renovados, logrando un clima de unidad y equilibrios internos indispensables para fortalecer la democracia partidista y enfrentar con éxito y cohesión los retos políticos y electorales venideros.

    El PRI se sabe partido actualizado, de oposición constructiva, que propone políticas de Estado que trasciendan períodos sexenales con una visión nacionalista, revolucionaria, social y democrática, con rectoría del Estado y creciente participación de los sectores social y privado, en un mundo interdependiente, globalizado y cambiante.

    Un aspecto amalgamador del PRI fue el rechazo de la inmensa mayoría de sus militantes a los intentos privatizadores del petróleo; el Programa de Acción ratifica y moderniza nuestros principios rectores en materia energética como un asunto prioritario de seguridad nacional; no podía permitirse que cuando muchos países defienden sus intereses estratégicos, aquí se pretendiera introducir procedimientos subrepticios para ceder en la práctica la planeación y operación de Pemex, el control del mercado y el usufructo de la renta petrolera a particulares.

    Así, los energéticos continuarán bajo la propiedad y rectoría del Estado, manejados por empresas públicas nacionales. Acorde con los Arts. 25, 27 y 28 Constitucionales, el petróleo, su exploración, extracción, industrialización y comercialización deben beneficiar exclusivamente a los mexicanos.

    Nuevamente el petróleo se convierte en factor de unidad en el PRI y, logrando la unidad del Partido, tenemos razones fundamentadas para lograr la unidad nacional en este tema.

    EL UNIVERSAL, 26 agosto, 2008 http://bit.ly/bAZLTE

    Read Full Post »

    +Revelador dato en informe de la paraestatal a la SEC
    +Reservas probadas no desarrolladas: hay más del doble
    +Necesarias negociaciones diplomáticas sobre aguas profundas
    BALANCE
    Francisco Rojas
    La reciente iniciativa del PRI frenó intentos privatizadores manteniendo el contenido y alcance de la industria petrolera integral, impidiendo que los particulares realizaran actividades de refinación, transporte y almacenamiento de petrolíferos, creando la nueva figura de organismos descentralizados de carácter estratégico, dándole mayor autonomía a Pemex, ratificando por el Senado a los consejeros profesionales como servidores públicos, etc.

    Sin embargo, a pesar de los importantes avances, la iniciativa debería complementarse: eliminar el régimen de excepción en materia de obras públicas y adquisiciones; revisar articulados que posibilitan contratos de riesgo; ampliar la transparencia y máxima publicidad de las acciones de Pemex; sustituir el actual sistema de precios de transferencia; acotar discrecionalidad en el reparto de excedentes petroleros; darle integridad, lógica y bases legales al sistema de control y vigilancia; etc.

    Además, debe quedar claro que hay soluciones a mitos sobre Pemex:

    • Pemex sí tiene recursos; a mediados de junio informó a la Securities and Exchange Commission (SEC), que había destinado de sus disponibilidades 26 mil millones de dólares para la recompra de Pidiregas, en posible adición al superávit primario por 162 mil millones de pesos, que tiene congelado.
    • Urge revitalizar al Instituto Mexicano del Petróleo y asociarse con otros institutos de enseñanza superior para cerrar la brecha tecnológica; mientras, se pueden contratar asesorías y empresas dedicadas a la generación de proyectos.

     Conforme cifras oficiales, el 70% de los recursos potenciales y reservas se encuentran en el litoral, aguas someras y tierra, principalmente en el sureste, por lo que no es prudente concentrar esfuerzos en el corto plazo en aguas ultraprofundas. Asimismo, se informó a la SEC que existen 4 mil 700 millones de barriles de petróleo de reservas probadas aún no desarrolladas, 50% más de la cifra oficial, además de las probables y posibles, y lo que se incremente con recuperación mejorada.

    • La moratoria con el gobierno norteamericano se refiere únicamente al polígono occidental (Hoyo de Dona); están pendientes acuerdos respecto al polígono oriental que colinda con Cuba; el área de Cinturón de Plegado Perdido; los límites marítimos con Cuba; y los terrestres con Belice y Guatemala.México deberá solicitar urgentemente la negociación de un protocolo sobre el tratado de límites marítimos de 1978, ratificado en junio de 2000. Además, suscribir el memorando de entendimiento que la reguladora Minerals and Management Service, de Estados Unidos, ha promovido con Pemex sobre información técnica y de intercambio de datos de los posibles yacimientos compartidos, cuya existencia no ha sido debidamente comprobada.

      Los diplomáticos deben proponer alternativas para extender dicha moratoria o encontrar la forma de explotar conjuntamente dichos yacimientos, en caso de existir, mediante convenios apropiados que no abran posibilidades de extender el trato especial a otros situados plenamente en el lado mexicano.

    • Para aumentar de inmediato la capacidad de refinación se puede recurrir a proyectos llave en mano y acelerar las reconfiguraciones, habilitar parte de trenes petroquímicos y mejorar la calidad del crudo que se le entrega a Refinación.

     Podemos lograr una Reforma Energética integral con visión de futuro, seguridad energética y el disfrute de la renta petrolera para los mexicanos.

    EL UNIVERSAL, agosto 12, 2008 http://bit.ly/cma4Vp

    Read Full Post »