Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 enero 2010

31 de enero 2010:

…un llamado a los diputados de todas las fuerzas políticas, a que trabajen por el país y como lo exige la sociedad para dar resultados tangibles, sin egoísmo y sin afanes publicitarios que pretendan réditos electorales.

Read Full Post »

31 de enero 2010:

…el Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados acordó una agenda legislativa dirigida a tomar las medidas que se requieren para retomar el camino del crecimiento económico, sostenido, con justicia social, mediante una nueva vía mexicana para el desarrollo como lo planteamos desde nuestra plataforma electoral.

 

Read Full Post »

29 de enero 2010:

Lo que queremos es que se expliquen ellos mismos cuáles son sus prioridades.

El Presidente nos dice que la prioridad es la economía, en uno de sus discursos, el empleo y el crecimiento.

El secretario de Hacienda nos dice que esa no es la prioridad, que la prioridad es la reforma política, porque esa sí da empleos.

Read Full Post »

29 de enero 2010:

…acordamos ayer con nuestros compañeros senadores, es que le demos prioridad a la parte económica y social, y analizar con todo detenimiento, las iniciativas de reforma política que enviaron al Senado.

Me desconcierta mucho la posición expresada por el secretario de Hacienda, no solamente en Davos, sino la que expresó en Nueva York la semana pasada, en donde afirma que la prioridad del gobierno es la reforma política y no la reforma económica, porque dice que ha sido suficiente para la economía las modificaciones fiscales que se hicieron en la Ley de Ingresos para 2010, y suponiendo que se va a contar con una plataforma de producción de dos millones y medio de barriles de petróleo.

Es decir, volvemos a cifrar las esperanzas financieras y económicas del país, en la producción de petróleo crudo.

liga:http://bit.ly/bUn30H

Read Full Post »

29 de enero 2010:

…el interés de nuestra fracción parlamentaria en la Cámara de Diputados, son las prioridades de los ciudadanos, de la gente.

Nos parece, porque así lo hemos consultado, que las prioridades de los ciudadanos son el empleo, tener alimentos tres veces al día en sus casas y que tengan una manera digna de vivir.

liga:http://bit.ly/bUn30H

Read Full Post »

27 de  enero 2010:

Creo que toda Iniciativa de Ley que entre al Congreso debe ser revisada y no necesariamente debe ser aceptada.

Se acepta en sus propios méritos y lo que se considere por el Congreso, seguramente será para beneficio de todos los ciudadanos mexicanos, y será aprobada, y si se considera en el Congreso que no tiene los méritos suficientes para ser aprobada, se rechazará.

Aquí nadie ha rechazado, ni aprobado nada a priori. Es un asunto que debe ser discutido, y el presidente Calderón sabe muy bien, porque fue legislador, que ese es el proceso legislativo.

Él, (Presidente) insisto, como legislador que fue, sabe perfectamente cuál es el proceso legislativo, y seguramente cuando fue legislador tuvo que hacer lo que estamos haciendo ahora.

Habrá que preguntarle al Presidente qué clase de delito estamos cometiendo al discutir las iniciativas y al dar nuestros puntos de vista.

Me parece que expresar puntos de vista contrarios a sus iniciativas, no representa ninguna estafa.

También debemos estar alertas cuando vemos que el agua y aceite se quieren unir, posiblemente con el objeto de descarrilar al Partido Revolucionario Institucional, que ha recibido ahora la confianza ciudadana.

Entonces, si ellos unen el agua y el aceite para descarrilar al Partido Revolucionario Institucional, nosotros debemos estar muy alertas para no permitirlo.

…tendremos que seguir dialogando, que es la única forma en que se puede hacer política.

liga: http://bit.ly/cRCJl1

Read Full Post »

 

 

 

Compañeras y compañeros:

El problema del gobierno es su falta de eficacia, que ha pretendido paliar con esquemas mediáticos y acciones publicitarias.

Es muy poco lo que gana la gente con el manejo de cifras no del todo acertadas, que siempre nos quieren sugerir ventajas en los indicadores económicos, pero que no se compadecen con la realidad que se vive en el desempleo, la marginación, la pobreza, la desigualdad, el vicio y la falta de cohesión social.

Por eso, en el diseño de nuestra Reunión Plenaria, preferimos establecer prioridades que atiendan directamente los problemas de la gente y en los que el Congreso puede tener una decisión fundamental.

No aceptamos la idea del Gobierno Federal de reducir al Congreso a una esfera limitada, que actualiza una crítica contumaz por su desempeño.

Pensamos que el Congreso históricamente ha sido un contrapeso formidable a los excesos del Ejecutivo.

En la historia, hay múltiples ejemplos de cómo el Congreso en días difíciles ha cumplido con su misión de equilibrio y que lo ha ubicado siempre de lado de la gente.

Por eso hoy hemos discutido los temas de la gente, sin incurrir en los distractores que pretenden enajenar a la sociedad para que no piense en la profundidad de los asuntos que le afectan cotidianamente.

Hablamos, en seis mesas, de seis temas cruciales para la vida del país en los momentos de esta crisis múltiple que afecta nuestra realidad.

En la mesa de asuntos políticos, logramos un acuerdo para impulsar la reforma que otorgue rango constitucional a la definición del Estado Laico.

No se trata de atacar a una religión como tampoco de favorecer a alguna otra en particular. Se trata de evitar que los prejuicios impidan discusiones nacionales propias de la sociedad de este tiempo, que exige un debate libre y constructivo alrededor de los temas polémicos, pero de indispensable discusión para construir la constitucionalidad moderna.

También decidimos constituir un grupo de trabajo para estudiar con todos los diputados que voluntariamente deseen sumarse, la iniciativa presidencial que toca diversos temas políticos, recientemente enviada al Senado de la República.

Se trata de estudiarlos con amplitud, pero también de construir nuestra propuesta y las aportaciones que estando omisas, bien podrían sumarse a lograr una reforma política que supere el pragmatismo de lo mediático e incida en una reforma política de trascendencia.

Las conclusiones las haremos llegar pronto a la colegisladora, para que ingresen al debate en marcha.

Pero no solamente nos interesa garantizar la eficacia del Poder Ejecutivo. Está en marcha la propuesta para presentar una reforma integral al desempeño de la Cámara de Diputados, en la lógica de agilizar el procedimiento de dictamen de las iniciativas de todos los diputados y con la exigencia de clarificar y darle certeza a las decisiones de la Cámara.

Así, estamos considerando la propuesta de revisar adecuadamente el procedimiento de instalación del Congreso de la Unión, al inicio del Periodo de Sesiones, que ha quedado inconcluso después de la última reforma que eliminó el Informe Presidencial, que ahora pensamos reinstalar.

Todo ello, como un elemental ejercicio de rendición de cuentas del Jefe del Estado, para que cumpla con su obligación de informar, primero a la soberanía de la nación, con la correspondiente obligación de sus integrantes, de corresponder pulcramente a esta exigencia republicana.

Recordemos lo que pasó en el inicio de labores de nuestra Legislatura, en donde se pretendía ni siquiera tomar en cuenta al Congreso, sino después de haberlo informado a sus amigos en Palacio Nacional.

La agenda económica y la agenda de la seguridad pública, ahora en riesgo, han dominado las discusiones de nuestro grupo parlamentario.

Hemos decidido acometer acciones concretas que no solamente sirvan para resolver cuestiones de la coyuntura, sino que al mismo tiempo vayan perfilando los cambios indispensables que la sociedad exige a la normatividad vigente y hasta en los modos y estilos de gobernar.

Acordamos la exigencia que queremos llevar a la Cámara de Diputados, para que de inmediato se dictaminen las cuentas públicas del Gobierno Federal que desde el año 2002 están rezagadas.

Discutimos el paquete fiscal el año pasado, sin haber conocido con amplitud  los resultados de la cuenta pública.

No podemos, ni debemos repetir esa práctica. Es urgente saber cómo se gastó el dinero y qué destino han tenido las múltiples observaciones a la Cuenta Pública expresadas por el Órgano de Fiscalización Superior.

De igual manera hemos acordado la necesidad de darle eficacia al programa que obliga al Ejecutivo a la reducción del gasto corriente, que sigue siendo una altísima prioridad para sanear las finanzas públicas.

Parece incongruente que el Presidente proponga reducir simbólicamente esferas del poder público para obtener un beneficio mediático, sin que reconozca el escandaloso gasto corriente de su gobierno y las innumerables transferencias de fondos públicos que se realizan a asociaciones privadas, sin conocimiento previo del Congreso, que es el único que tiene la potestad legal para autorizar los gastos presupuestales.

El tema de los subejercicios presupuestales abrió la posibilidad de discutir también las llamadas disponibilidades de recursos del Gobierno Federal.

 

Por eso hemos acordado revisar, para clarificar el régimen de responsabilidades para cualquier tipo de subejercicio de recursos públicos. Más aún, en la misma Ley, propondremos el destino público que debe darse a esas famosas disponibilidades que resultaren para la Secretaría de Hacienda, prohibiendo expresamente el establecimiento de cuentas diversas en la Tesorería de la Federación para disimular las disponibilidades y tenerlas ahí para poder ser ejercidas sin ningún control del Congreso de la Unión.

A propuesta de nuestro partido, se creó la Comisión de Gastos Fiscales, que ha rendido sus primeros frutos con el examen exhaustivo de los regímenes especiales y las propuestas legislativas que ya elabora, no solamente para atender este asunto de manera especial, sino para contribuir con las comisiones correspondientes, a la revisión integral de la política fiscal en vigor.

No se trata de parchar con ocurrencias el régimen fiscal, que da muestras indudables de agotamiento. Se trata de concebir un modelo y un sistema integral nuevos, que aprovechen la experiencia de lo realizado con éxito y construya desde la base de la equidad y la justicia tributaria, un nuevo modelo que actualice los principios constitucionales de equidad y proporcionalidad para todos.

Hemos tenido una gran discusión que nos ha llevado a la propuesta de una serie de iniciativas para mejorar la Ley de Coordinación Fiscal. Se trata de acabar con este régimen ventajoso y centralista, para hacer realidad un federalismo fiscal que quite el sentido patrimonialista, ahora en boga, que parece autorizar al Ejecutivo para ejercer los recursos públicos en un constante regateo con las entidades federativas.

Con la información puntual acerca de los regímenes fiscales especiales que mostrará la inequidad del modelo tributario, vamos a proponer las medidas legislativas necesarias para hacer explícitos los subsidios y demás gastos fiscales.

Los gobiernos del PAN han desmantelado la banca de desarrollo, convirtiéndola en una actividad de segundo piso para apoyar prioritariamente a la banca comercial y a los grandes consorcios.

Por tal motivo, modificaremos la legislación que la rige, para que vuelva a tener objetivos claros de fomento al empleo y a la inversión productiva; que tenga nuevamente su rol promotor y detonador de sectores prioritarios;  realice operaciones de primer piso y acuda a los mercados financieros; que atienda eficazmente a las Pymes y sea un elemento fundamental de su eficiencia.

Que pueda promover el desarrollo de las regiones y fomente nuestras ventajas comparativas en el comercio exterior; que impulse la inversión en infraestructura, y fortalezca la soberanía alimentaria, promueva la agroindustria y consolide el sistema financiero rural, entre otros aspectos.

Los gobiernos panistas han llevado al extremo la ausencia de una política industrial y han permitido que se desmantele la pequeña y mediana industria por la falta de financiamiento privado y de la banca de desarrollo, y por una política arancelaria que ha seguido al pie de la letra las recetas ortodoxas, que ya han estado rebasadas en aras de mantener objetivos de inflación.

Por ello, vamos a proponer una nueva ley para impulsar una política industrial moderna, que aproveche las ventajas comparativas del país que impulse a sectores estratégicos para los nuevos requerimientos económicos a nivel internacional y que integre las cadenas productivas, y desarrolle y proteja el mercado interno.

Queremos pronto regularizar el hecho de que en diversas entidades federativas, el Gobierno Federal y sus dependencias no han pagado un centavo de impuestos prediales, y esta exención abarca no sólo a las dependencias, sino también a las entidades del Gobierno Federal, y en muchos casos a las empresas públicas.

No vamos a permitir la reedición de un Fobaproa, ahora alrededor de las SOFOMES; el rescate multimillonario de alguna de ellas, nos pone en alerta sobre lo que puede pasar con esas instituciones.

Pronto haremos un requerimiento formal de información que cancele la posibilidad de un nuevo episodio en el rescate de organismos privados.

En materia de desarrollo social, que se muestra en condiciones lamentables, a pesar de haber contado con importantes volúmenes de recursos públicos, estamos proponiendo realizar de inmediato una iniciativa legal para dar autonomía al CONEVAL, a efecto de que rinda cuentas de la política social directamente al Congreso de la Unión, y éste, a semejanza de los estudios que entrega el órgano de fiscalización superior, pueda emitir un dictamen al Pleno de la Cámara, que evalúe la eficacia de los programas sociales, ya que pareciera que sólo importa al gobierno la eficacia electoral de los mismos.

Para responder a un reclamo generalizado de las entidades federativas, estamos proponiendo reformas inmediatas para acotar el desempeño de las delegaciones en las entidades federativas, con la idea de eliminar la discrecionalidad y el abuso en el uso de los programas asistenciales del gobierno, el manejo de los registros de beneficiarios y las campañas soterradas con evidentes propósitos  electorales, que sólo aprovechan la necesidad de la gente y la disponibilidad de recursos que el gobierno ha tenido para su gasto social.

Concretamente, estamos listos para proponer reformas al Artículo Quinto de la Ley de Coordinación Fiscal, para liberar el Ramo 33, de burocratismo, centralismo y opacidad en el gasto social, dando a los estados la auténtica soberanía para ejercer recursos que provienen de estas áreas.

En la congruencia de nuestro apoyo y alianza al campo mexicano, vamos a insistir por la vía legal en el reconocimiento a que los problemas del campo deben tener una solución consecuente con su valor estratégico.

Para ello, es indispensable la revisión de la Ley de Desarrollo Social con el objetivo de combatir la manipulación de las reglas de operación y subterfugios similares que entorpecen la disposición del Congreso para asignar recursos suficientes para solventar los problemas de ese sector.

De igual manera, no aceptaremos el desmantelamiento del movimiento obrero de nuestro país, por lo que hacemos la expresión de compromiso y lo reiteramos, a efecto de que todas las modificaciones que se propongan a la legislación laboral y social, que incidan sobre los trabajadores, deben ser previamente consultadas con nuestras organizaciones obreras y campesinas.

No queremos tampoco quedar en este periodo, al margen de dos problemas sentidos de la sociedad. El primero tiene que ver con el régimen de subrogaciones de las instituciones de seguridad social, cuya improvisación y falta de responsabilidad han acarreado ya incidentes fatales y han provocado la denuncia ante posibles problemas mayúsculos con otras extensiones al programa de subrogación, que elimina la seriedad y responsabilidad en la prestación de los servicios y así, los confieren improvisadamente a entes privados, sin la calidad suficiente para garantizar la pulcritud del servicio.

Vamos a proponer una disposición legal urgente, para garantizar una certificación a las decisiones de cualquier subrogación. Debe ser un ente independiente que certifique, que en efecto, las entidades subrogadas cumplen con todos los requisitos para ello o en caso de falsedad o de ineficacia, la responsabilidad será inmediata para quien haya dado la autorización que corresponda.

Estamos proponiendo la definición del marco jurídico necesario para clarificar cómo se nombra y destituye a quienes manejan recursos públicos como en la Lotería Nacional y Pronósticos Deportivos.

Pensamos que es urgente que la asistencia pública de estos organismos se dé en forma institucional y no como una caja chica al servicio de acuerdos políticos o intereses que nada tienen que ver con la noble función de acudir a la satisfacción de las necesidades sociales.

La seguridad pública es un tema que ha ocupado las discusiones más intensas de nuestra jornada. No podemos aceptar un papel marginal cuando vemos que la estrategia para enfrentar el flagelo de la inseguridad y la violencia, sólo ha dejado saldos negativos.

La última comparecencia del secretario, que habló de grandes decomisos y grandes capturas, también reconoció el pavoroso aumento de la drogadicción en la sociedad mexicana, el narcomenudeo y la violencia social que presagian una ruptura de la cohesión social y de la vida armónica de las familias.

Tenemos que insistir en las obligaciones del gobierno, de rendir cuentas puntuales en este rubro. El gobierno ha dispuesto en el tema, del mayor volumen de recursos económicos de que se tenga memoria.  Ha contado con el apoyo legal derivado de todas las leyes que ha propuesto. Se ha beneficiado de la solidaridad de todos en esta guerra sin declaración que asuela a nuestra patria.

Por eso queremos y estamos listos para proponer: que el sistema de seguridad rinda un informe trimestralmente a la Cámara de Diputados de sus requerimientos de apoyo, pero también que rinda cuenta de los resultados.

Basta de que su consejo sólo informe en reuniones palaciegas que no concretan, ni explican cómo disponiendo de todo el apoyo y la solidaridad expresada en recursos económicos y legales, la situación cada vez empeora más.

Con urgencia propondremos la creación de un grupo interinstitucional del más alto nivel, para dar paso a un Plan Nacional de Emergencia de verdadero combate a las adicciones, que informe trimestralmente a la Cámara de Diputados de sus avances y desempeño, sumando a esta labor, a la Auditoría Superior de la Federación.

También estamos proponiendo que para contribuir a que disminuya sustancialmente la entrada a nuestro país de esos volúmenes de armas, drogas, dinero ilegal, precursores químicos, etcétera, y todo lo que después tienen que decomisar las instituciones de seguridad pública, una reforma legal que permita que el sistema de aduanas deje de considerarse únicamente con criterios recaudatorios y formen parte de un sistema nacional de seguridad.

Igualmente tenemos lista la propuesta del dictamen para la ley de asistencia de víctimas de delitos, que presentó nuestro grupo parlamentario en el pasado Periodo de Sesiones.

Queremos invitar a los otros grupos parlamentarios, para que acudamos pronto en apoyo institucional a quienes han sido víctimas de todo el entramado delictivo y su combate, que se está viviendo en nuestro país.

Finalmente, acordamos instalar un grupo de trabajo para presentar pronto, un proyecto de dictamen a la iniciativa de la ley de prevención social de la delincuencia, que creemos es la posibilidad para obligar a que la estrategia contra la delincuencia, incluya por Ley, todas las herramientas que tiene el Estado de manera armónica, sistemática y con respeto a los diversos ordenes de gobierno y su participación efectiva.

Compañeras y compañeros:

Estamos conscientes y recojo la preocupación de todos ustedes, para esta ardua tarea que exige trabajo de detalle y capacidad para generar acuerdos.

Por eso, sin egoísmo y sin afanes publicitarios que pretendan réditos electorales, nuestro grupo ha considerado a esta plataforma de trabajo, como una convocatoria a los diputados de otras fuerzas políticas que piensan en su país y exigen, como nosotros lo hacemos, eficacia al gobierno y resultados tangibles.

Queremos invitarles a nuestras propuestas, para que las discutamos con libertad y de manera perentoria, para mostrarle a la sociedad, una vez más, el valor de  la política y la necesidad urgente de restablecer la trascendencia y la ejemplaridad de lo público.

Compañeras y compañeros:

Nos espera un periodo de mucho trabajo. Nos espera un periodo de muchas dificultades con el gobierno de la República y con los partidos políticos representados en la Cámara de Diputados.

Pero tengo la convicción, por los resultados que aquí hemos alcanzado y por conocerlos prácticamente a todos ustedes, de que su convicción, su priismo, su capacidad es más que suficiente para afrontar los retos a los que nos vamos a enfrentar en este periodo.

Vamos a tener éxito, todos juntos. Y vamos a demostrar por qué el PRI va a regresar el 2012 a la Presidencia de la República.

BOCA DEL RIO, Ver., Clausura de la Sesión Plenaria del Grupo Parlamentario del PRI, LXI Legislatura, Cámara de Diputados.- 23 enero, 2010

 

 

Read Full Post »

Older Posts »