Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22/01/10

Intervención del Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas Gutiérrez, durante la inauguración de la Reunión Plenaria del GPPRI:

 Compañeras y compañeros diputados;

 Saludamos la presencia siempre estimulante y solidaria de nuestra presidenta nacional de nuestro partido, el Revolucionario Institucional, a la también diputada y compañera Beatriz Paredes Rangel. Gracias Beatriz;

 Agradecemos igualmente la asistencia de Fidel Herrera Beltrán, gobernador constitucional de este hermosísimo estado de Veracruz, que hoy nos brinda su hospitalidad;

 Es muestra también de unidad partidista y comunión de objetivos que nos unen, la presencia de nuestros compañeros gobernadores del Estado de México, Enrique Peña Nieto; del gobernador de Puebla, nuestro amigo y compañero Mario Marín; nuestro compañero, amigo y también compañero de la legislatura LIX, el gobernador de Hidalgo, don Miguel Osorio Chong; y a mi amiga, también compañera de la LIX Legislatura, la gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega. Muchas gracias Ivonne;

 Saludo también a nuestro compañero Juan Nicolás Callejas, anfitrión y diputado de nuestra Legislatura. Gracias Juan Nicolás por recibirnos en Veracruz;

 A mis compañeros coordinadores de sector Cruz López Aguilar y Armando Neyra, gracias por estar aquí con nosotros;

 Al presidente del PRI del estado de Veracruz, Jorge Carvallo;

 Al señor presidente de la Junta de Coordinación Política del estado de Veracruz;

 Saludamos también con mucho cariño y deseándole mucho éxito en sus labores como diputado, recientemente presentó en Córdoba su primer informe de labores, a nuestro amigo y compañero, vicecoordinador de nuestra fracción, Javier Duarte:

 Les agradecemos en todo lo que vale su participación; a todos los representantes de los medios de comunicación, muchas gracias;

 Compañeras y compañeros, en primer lugar, quiero expresarles a todos, mis mejores deseos para que este año sea de éxito y salud, para que todos ustedes en lo personal y para sus respectivas familias.

 A todas las compañeras y compañeros de nuestro grupo, les doy la más cálida bienvenida a esta nuestra Reunión Plenaria, y les extiendo mi sincero reconocimiento a todos y cada uno, a todas y cada una, que supieron poner muy en alto el nombre de nuestro partido, y que honraron con eficacia y patriotismo durante el Primero Periodo de Sesiones, el mandato mayoritario que depositó la nación en nosotros.

 Atendimos nuestra obligación constitucional, vinculada con la aprobación de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación, además de todas las tareas que implicó el inició de la Legislatura y la organización de la fracción parlamentaria.

 Debemos prever algunas medidas que puedan eficientar procesos como los antes referidos, sobre todo en los tiempos de transición de una Legislatura a otra, para dar continuidad técnica e institucionalidad a estas tareas.

 Desmentimos a quienes por ignorancia o malintencionadamente pretenden imputar al parlamento mexicano, incapacidad para celebrar acuerdos y arribar a conclusiones.

 Tales, por ejemplo, el hecho de que las tres principales votaciones ocurridas durante el Periodo, es decir, las aprobaciones de la Ley de Ingresos y del Presupuesto de Egresos, así como la designación del titular del órgano superior de fiscalización de la federación, hayan merecido votaciones favorables superiores al 90 por ciento de los asistentes en la Cámara de Diputados.

 Todos nuestros compañeros de fracción, han tenido la oportunidad de presentar las iniciativas o las proposiciones de puntos de acuerdo, de conformidad con sus ideas o compromisos de campaña.

 Nuestro grupo parlamentario ha trabajado con las vicecoordinaciones, apoyándose en las reuniones previas y en el consejo consultivo, que integran los coordinadores de los diputados de las entidades federativas y de los sectores de nuestro partido, entre otros.

 Fue un empeño generoso el que caracterizó el trabajo de nuestro grupo, en el que se entreveraron experiencia y juventud, aspiraciones campesinas, obreras, clases medidas y de productores, que el cinco de julio pasado le dijeron categóricamente al país y al mundo, el PRI está de regreso.

 En este 2010, comienza el último año de lo que parece será una década perdida. La alternancia de los gobiernos panistas, tan celebrada por nuestros opositores, sólo ha traído consigo, estancamiento económico, el aumento de la pobreza extrema, la pérdida del rumbo político y el desprestigio de la función pública.

 Es mucho lo que debemos hacer, porque el país requiere de decisiones y respuestas pertinentes a los grandes problemas nacionales.

 El reto es inmenso, pero debemos afrontarlo con lucidez y amor a México, porque casi me atrevo a decir que lo que no vayamos a hacer nosotros en el Partido Revolucionario Institucional, no lo va a hacer ningún otro partido.

 Sin falsas modestias, cabe afirmar que el PRI en esta Legislatura, tiene una misión histórica, de enorme trascendencia y de múltiples objetivos. Debemos ser el reactor que desencadene la reactivación económica, hoy ausente, no en razón de la crisis global, sino por nueve años de gobiernos panistas erráticos.

 Tenemos que pugnar por conducir el renacimiento de la esperanza en aquellos mexicanos, hoy desilusionados al haber apostado a una quimera.

 Tenemos que contribuir al fortalecimiento y no al debilitamiento de los poderes públicos.

 Tenemos que impulsar un gobierno de calidad y de justicia; y tenemos que llevar al PRI nuevamente a la Presidencia de la República en el 2012.

 En este año, en el que los ciudadanos de 15 entidades federativas participarán en diversos procesos electorales para elegir munícipes, diputaciones locales y gubernaturas, nuestro partido va en pos de mantener la confianza de los electores a su favor y alcanzar el triunfo de todos nuestros candidatos.

 La ciudadanía podrá apreciar en algunos casos, el grotesco e incongruente espectáculo que le ofrecerán, algunas de las llamadas coaliciones, que en su lucha del poder por el poder mismo, no les importa sacrificar convicciones que incluso ha sido calificada históricamente como radicalmente antagónicos.

 Decimos que será un espectáculo porque aparecerán en escena el surrealismo político mexicano, tomados de la manita con los rivales históricos y antagonismos externos.

 Estas diferencias seguramente serán evaluadas por los votantes, quienes sin lugar a duda, sabrán que estas posiciones esencialmente irreductibles, les impedirían gobernar por muchos discursos o documentos comunes, pero superficiales seguramente que van a ser.

 No es de nervios el asunto. Es de asombro, cuando vemos al partido en el gobierno, dispuesto a empeñar la gobernabilidad del país, por simples afanes electorales.

 Nuestra preocupación no son las coaliciones por muy absurdas que sean si la Ley lo permite.

 Nuestras verdaderas preocupaciones están en torno al debilitamiento del Estado mexicano, de las instituciones, la ingobernabilidad y el creciente deterioro del tejido social y de la calidad de vida de todos los mexicanos.

 Por lo que a nosotros respecta, con plena conciencia histórica y por ser la Legislatura del Bicentenario de la Independencia Nacional y del Centenario de la Revolución Mexicana, tenemos que abrirle a México la senda del Siglo XXI, cuyo recorrido de bienestar está pendiente a partir de la superación de rezagos.

 De ese tamaño es nuestro desafío y por eso el enorme orgullo y compromiso de participar con ustedes en la coordinación de los trabajos de nuestro grupo parlamentario.

 En el curso de esta reunión, abordaremos todos los temas del fondo que conciernan al mejor rumbo del país.

 Lo haremos como siempre lo hemos procurado, con conocimiento, con pasión, con responsabilidad, y siempre con lealtad a la unidad del grupo y al partido.

 Ningún tema de pertinencia presente y futura estará excluido en nuestra deliberación.

 Entre ellos, las medidas para retomar el camino del crecimiento económico, sostenido, con justicia social, mediante una nueva vía mexicana para el desarrollo, como lo planteamos desde nuestra plataforma electoral.

 El impulso a una reforma hacendaria de largo aliento; la restructuración y reactivación de la Banca de Desarrollo; la expedición de una Ley que fomente el sector industrial, obligue a una política en la materia y aproveche eficazmente nuestras ventajas competitivas y la recuperación del mercado interno.

 La transformación y actualización de las instituciones políticas del país, a las cuales ya se ha referido abundantemente nuestra presidenta Beatriz Paredes.

 El fortalecimiento de nuestro pacto federal en todas las materias que faciliten el desarrollo regional equilibrado, incluyendo la revisión de la Ley de Coordinación Fiscal.

 La construcción de las condiciones para la recuperación de los sectores sociales más afectados por la crisis.

 El paso de una política social asistencialista a otra de cambio estructural y de universalidad de derechos exigibles.

 El restablecimiento como prioridad de la educación superior, la cultura, las artes, la ciencia y la tecnología.

 El aseguramiento de criterios generales transversales en materia de equidad de género y la formulación de una estrategia verdaderamente integral en materia de seguridad y justicia.

 Estos temas que darán pie a lo que ustedes agreguen en las mesas de trabajo, estarán inscritos en el diálogo, discusión y acuerdos a los que habremos de llegar, a partir de cinco grandes ejes temáticos de fondo y uno de carácter partidario.

 Primero, consolidar el régimen democrático y renovar el equilibrio del pacto federal.

 Segundo, reactivar la economía, fortalecer la hacienda pública y eficientar el gasto público de la federación.

 Reencauzar la política social para el desarrollo incluyente.

 Fortalecer el Estado de Derecho con una reforma integral al sistema de seguridad pública e impartición de justicia.

 Modernizar el régimen interno del Congreso para elevar su productividad, vigorizar sus facultades fiscalizadoras y de control, para asegurar su capacidad de respuesta ante los problemas nacionales.

 De esta Plenaria, obtendremos una agenda legislativa a la altura de la solución de las carencias y necesidades inaplazables del pueblo mexicano.

 De esta reunión, saldrá el grupo fortalecido, y si cabe todavía más, convencidos que somos la opción legislativa para el país y que sin duda, sabremos corresponder a esa confianza y cumpliremos nuestros compromisos con el presente y con la historia.

 No debemos olvidar que si bien somos representantes de la nación y buscamos su bienestar, también somos integrantes de un instituto político y como todo partido, aspiramos legítimamente al poder, pero no por sí mismo, sino convencidos de la pertinencia de nuestra ideología para ejercerlo y para servir a todos los mexicanos.

 Esta legislatura, la de mayor número y presencia en los últimos años, la de nosotros, 237 diputadas y diputados del PRI, tiene por cometido cumplir con los más altos intereses de la nación, mejorar la percepción pública del buen desempeño de nuestro grupo parlamentario y del Poder Legislativo.

 Y lo decimos claramente, sin medias tintas, tenemos que ayudar toda nuestra fracción parlamentaria de nuestro partido, a allanar el camino, para que, como nos lo hemos propuesto, el PRI gane en el 2012 la Presidencia de los Estados Unidos Mexicanos.

 Compañeras y compañeros, tenemos que recordar que ahora que vamos a festejar el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución, los grandes rasgos de la historia del país, durante los primeros 60 años a partir de 1810, estuvimos inmersos en guerras civiles. Los siguientes 30 años fueron de una paz opresora y de una dictadura.

 Si bien se sentaron bases y se construyó parte de la infraestructura que el país en aquella época necesitaba, después, nuevamente con la Revolución, a la guerra civil, y es hasta 1930 con la fundación, por el presidente Plutarco Elías Calles, del Partido Nacional Revolucionario, que empieza el periodo de paz de nuestro país y de la creación de las instituciones.

 En esa época, los mexicanos éramos 90 por ciento analfabetas; la esperanza de vida era apenas de 35 años; no había infraestructura; 70 años después, con los gobiernos del PRI, logramos la hazaña las mexicanas y mexicanos, de construir una de las primeras 15 economías en el mundo.

 El Siglo XX, fue de la construcción del país y fue el siglo del Partido Revolucionario Institucional.

 Es cierto, tenemos rezagos, faltantes, incumplimientos. Por ellos, debemos luchar ahora porque el Siglo XXI también sea para alcanzar los objetivos sociales que nos hemos trazado todos los priistas. El Siglo XXI también nos espera a todos los priistas.

 Muchas gracias.

BOCA DEL RIO,VER., 22 enero, 2010.-

 

Read Full Post »

22 de enero 2010:

Desmentimos a quienes por ignorancia o malintencionadamente pretenden imputar al parlamento mexicano, incapacidad para celebrar acuerdos y arribar a conclusiones.

Fue un empeño generoso el que caracterizó el trabajo de nuestro grupo, en el que se entreveraron experiencia y juventud, aspiraciones campesinas, obreras, clases medidas y de productores, que el cinco de julio pasado le dijeron categóricamente al país y al mundo, el PRI está de regreso. En este 2010, comienza el último año de lo que parece será una década perdida.

La alternancia de los gobiernos panistas, tan celebrada por nuestros opositores, sólo ha traído consigo, estancamiento económico, el aumento de la pobreza extrema, la pérdida del rumbo político y el desprestigio de la función pública.

Es mucho lo que debemos hacer, porque el país requiere de decisiones y respuestas pertinentes a los grandes problemas nacionales.

El reto es inmenso, pero debemos afrontarlo con lucidez y amor a México, porque casi me atrevo a decir que lo que no vayamos a hacer nosotros en el Partido Revolucionario Institucional, no lo va a hacer ningún otro partido.

Tenemos que impulsar un gobierno de calidad y de justicia; y tenemos que llevar al PRI nuevamente a la Presidencia de la República en el 2012.

La ciudadanía podrá apreciar en algunos casos, el grotesco e incongruente espectáculo que le ofrecerán, algunas de las llamadas coaliciones, que en su lucha del poder por el poder mismo, no les importa sacrificar convicciones que incluso ha sido calificada históricamente como radicalmente antagónicos.

Decimos que será un espectáculo porque aparecerán en escena el surrealismo político mexicano, tomados de la manita con los rivales históricos y antagonismos externos.

No es de nervios el asunto. Es de asombro, cuando vemos al partido en el gobierno, dispuesto a empeñar la gobernabilidad del país, por simples afanes electorales.

Nuestra preocupación no son las coaliciones por muy absurdas que sean si la Ley lo permite.

Nuestras verdaderas preocupaciones están en torno al debilitamiento del Estado mexicano, de las instituciones, la ingobernabilidad y el creciente deterioro del tejido social y de la calidad de vida de todos los mexicanos.

…es hasta 1930 con la fundación, por el presidente Plutarco Elías Calles, del Partido Nacional Revolucionario, que empieza el periodo de paz de nuestro país y de la creación de las instituciones.

En esa época, los mexicanos éramos 90 por ciento analfabetas; la esperanza de vida era apenas de 35 años; no había infraestructura; 70 años después, con los gobiernos del PRI, logramos la hazaña las mexicanas y mexicanos, de construir una de las primeras 15 economías en el mundo.

El Siglo XX, fue de la construcción del país y fue el siglo del Partido Revolucionario Institucional.

Liga: http://bit.ly/dcHgeS

Read Full Post »