Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 enero 2011

+ Diputados examinarán propuestas fiscales del Senado

+ Lo que hace falta es una verdadera reforma fiscal integral

+ Estatutos del PRI prohiben IVA en alimentos y medicinas

…El viernes pasado, cuando hicimos la reunión entre senadores y diputados priistas para ver nuestras respectivas agendas legislativas, el grupo del Senado propuso una serie de modificaciones de tipo fiscal. Ellos han venido trabajando durante los últimos meses, y dado que la Cámara de origen para cualquier modificación de tipo fiscal es la Cámara de Diputados, nos la querían presentar a nosotros.

 

En entrevista de medios

No cabe duda que seguramente habrá estudios de fondo que hayan efectuado en el Senado, y hemos decidido crear un grupo de trabajo -de senadores y diputados priistas- que analice la propuesta del Senado.

Evidentemente en la Cámara de Diputaos, muchos de nuestros compañeros tienen un gran conocimiento sobre estas materias y habrán de someterse en las próximas semanas a los análisis que correspondan.

Nosotros pensamos que los requerimientos del país son de una reforma hacendaria integral.

Una reforma hacendaria integral tiene que empezar con la revisión de fondo del gasto público, no solamente de su legalidad, sino de su productividad, que es fundamental para poder después plantearle a los ciudadanos modificaciones de tipo fiscal.

Tenemos también que revisar las relaciones de la federación con los estados en términos fiscales, que es un asunto extraordinariamente delicado, y muy complejo.

Hay que verificar también cuestiones de financiamiento público y cuestiones de patrimonio público.

Así que este es un asunto de una verdadera reforma hacendaria integral, que tiene que ser estudiada verdaderamente a fondo y técnicamente.

Pero por otro lado, no podemos desconocer -creo que nadie lo debiera hacer- que las circunstancias por las que está pasando nuestro país, también tienen que ser evaluadas en términos políticos, no solamente técnicos, dado que las circunstancias políticas también tienen efectos muy sensibles en los ciudadanos.

Los ciudadanos mexicanos además de que estamos atravesando por la incertidumbre que causa el tema de la inseguridad, por el temor que causa el tema de la seguridad, han estado sufriendo por incrementos de precios públicos importantes, de electricidad, de petrolíferos; han estado atravesando por esta serie de aumentos en los precios de los insumos para los alimentos, que se han ido incrementando en esta época de manera muy importante.

Así que también las condiciones políticas son fundamentales, diría, tan o más fundamentales que las cuestiones técnicas, para buscar la oportunidad de que en su momento hubiera una reforma hacendaria integral.

Por último, también tenemos temas estatutarios, en donde el programa de acción de nuestro partido prohíbe la aplicación del Impuesto al Valor Agregado en alimentos y medicinas.

Por tal motivo, el análisis que realicemos diputados y senadores, una vez que sea concluido, tendrá que ser sometido al partido, al órgano correspondiente, que en este caso es la Asamblea Nacional, la que tendría que tomar una decisión sobre esta materia.

Quiero expresar que el Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, por el momento no está dispuesto a imponerle a las clases más desprotegidas de nuestro país, el impuesto al Valor Agregado en alimentos o en medicinas.

Nosotros cumpliremos así nuestro Programa de Acción, ya que creemos que las circunstancias económicas y políticas que atraviesa nuestro país en este momento, y sobre todo las circunstancias sociales, incluyendo el desempleo que tenemos en la actualidad, hacen que no se presten para una cuestión de esta naturaleza.

… Vamos a tener la primera reunión muy pronto, y no sabemos todavía quién vaya a presidir el grupo de trabajo.

… No creo que en este momento existan las condiciones para tomar una decisión de esa naturaleza (imponer el IVA en alimentos y medicinas) y no vamos a permitir agravar más la situación económica de las clases más desprotegidas de nuestro país.

Creo que no va a haber ningún enfrentamiento dentro del Partido Revolucionario Institucional, porque precisamente para eso estamos buscando la creación de este grupo de trabajo que nos va a permitir explorar todas las alternativas, todos los fundamentos en los que se han basado estos estudios que nos van a presentar.

Estoy seguro que dialogando, como es lo usual, llegaremos a las decisiones correspondientes, y luego tendrá su participación, fundamental, el Partido Revolucionario Institucional, ya que es ahí donde finalmente tendrá que estar la decisión de si estamos o no dispuestos a un cambio en el Programa de Acción.

ENTREVISTA DE MEDIOS, 31 enero, 2011.- 

Read Full Post »

 + Esperamos ser convocados por la Junta de Coordinación

+ En cuanto a Guerrero, veremos qué dice el PRI estatal

… Esperamos tener una decisión muy pronto (con relación a la designación de Consejeros Electorales).  Espero que ya la Junta de Coordinación Política y la presidencia de la misma, nos convoquen a una sesión para tomar las decisiones correspondientes. Espero que muy pronto lo podamos hacer.

En la entrevista de Medios

…Me parece el análisis que habría que hacer de las elecciones de ayer en Guerrero, es de ver cuál es el resultado real de una elección que todos hemos visto la forma en que se ha desarrollado; las cuestiones y los elementos de juicio que se han expresado por parte de nuestro partido, en el sentido de que hubo irregularidades importantes.

Vamos a esperar los resultados y las acciones que defina tomar el Partido Revolucionario Institucional en Guerrero.

ENTREVISTA DE MEDIOS, 31 enero, 2011.-  

Read Full Post »

Intervención del coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas Gutiérrez, durante el encuentro de diputados federales y senadores de la República, del Partido Revolucionario Institucional, para hablar de la agenda legislativa, celebrado en el Palacio de Minería:

 Buenas tardes a todas y todos ustedes;

 Compañeras y compañeros legisladores;

 Quiero en primer lugar, darle la bienvenida a nuestra presidenta Beatriz Paredes Rangel, y a nuestro compañero secretario general, el senador Jesús Murillo Karam;

 Saludo también a nuestro amigo y compañero presidente electo del Comité Ejecutivo Nacional, al profesor Humberto Moreira Valdés, y a mi compañera diputada Cristina Díaz, compañera de fórmula electa como secretaria general;

Saludo también a nuestro compañero Joel Ayala Almeida y a nuestros compañeros Jorge Carlos Ramírez Marín, José Ramón Martel y Fernando Castro Trenti:

 El Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, saluda a los senadores de esta Legislatura y a su coordinador, el senador Manlio Fabio Beltrones Rivera, bienvenido.

 La fraternidad política y el respeto mutuo que hemos observado en la convivencia legislativa que se da frente a los ojos de la nación, es la muestra más evidente de nuestro compromiso con la República y del sentido responsable que protestamos cumplir ante la nación, en la más estricta observancia de la Constitución de nuestro país.

 La eficacia que ha resultado de la comunicación entre ambas Cámaras, destaca la sensatez y el afán común de adecuar el marco legal de la nación, para que pueda responder a los desafíos de una sociedad cada vez más grande y más compleja; pero también para equilibrar el desempeño del Poder Ejecutivo, que –como hemos visto- en su errático comportamiento institucional, ha motivado el descrédito y el desprestigio de las instituciones, y causa ya un profundo desaliento en la población.

 Hay, y todos los hemos sentido, una sensación de incertidumbre en la gente y una desconfianza que cada día se expresa en los reclamos enérgicos que la sociedad manifiesta en múltiples y variadas formas.

 Por ello, hemos discutido largas horas en la Cámara, de qué manera podemos los legisladores contribuir a enfrentar ese desánimo, evitar el descrédito institucional y la desconfianza, que puede ser preludio de una crisis política que nadie desea en nuestro país.

 Si ya experimentamos una crisis en la seguridad pública y por el desempleo, la carestía en los alimentos y en los energéticos, que causan la pérdida del poder adquisitivo del salario, avizoramos una crisis en la economía familiar, no podemos tampoco permitir ahora que la polarización política divida a la nación y cauce desesperación entre nuestros conciudadanos.

 Hemos trabajado con intensidad para proponer medidas legislativas y para acompañar las promociones del Ejecutivo, quien no podrá quejarse porque hemos satisfecho sin dilación, tanto sus demandas presupuestales como sus promociones legislativas, exceptuando, claro está, aquellas en las que aún dentro del propio gobierno hay opiniones contradictorias.

 Responder a los requerimientos de la sociedad y al fortalecimiento de las instituciones, ha sido la vertiente inicial que trasciende a todo nuestro trabajo legislativo.

 Independientemente de las ventajas publicitarias o electorales que nuestro comportamiento pudiera producir, decidimos privilegiar la eficacia y la congruencia y poner a un lado esa vertiente de publicidad del Ejecutivo, que pretende mostrar una realidad que no existe y un constante reclamo al Poder Legislativo, como excusa o justificación a sus fracasos.

 Más allá del eslogan publicitario y de los esquemas de supuestas reformas estructurales, hemos construido cuatro ejes por los que pretendemos se integre nuestro trabajo y nuestro esfuerzo, y que hoy, a la mitad del camino, queremos compartir con ustedes para que de nuestra discusión, surjan las vías para hacer más eficaz nuestra mutua labor.

 Es cierto que el Estado mexicano requiere definiciones profundas para adecuarlo a los nuevos tiempos y a las nuevas exigencias sociales.

 Es cierto también que hay necesidad de este debate; pero nosotros queremos compartirles que nuestra preocupación todavía es aún mayor porque de nada puede servir que modifiquemos la estructura del Estado y perfeccionemos la legislación política administrativa de la nación, si antes no logramos la restauración de los valores, el resurgimiento de una ética republicana y el valor de la moral pública como elementos de la convivencia política civilizada.

 No podemos dejar como lección a las generaciones futuras, aquella que afirma que los políticos de este tiempo hicimos caso omiso de la honradez política, de la lealtad política y de la dignidad individual.

 No puede ser este el legado que en palabras coloquiales se expresa afirmando que en la búsqueda del poder se vale todo, a cualquier costo y a toda costa.

 El espectáculo público de los excesos, de la soberbia y el desplante en el poder, de la falta de rendición de cuentas, de los enriquecimientos subrepticios no puede ser ya, nunca debió haber sido, una característica del poder público.

 Tampoco debemos aceptar ya el desfile de las deslealtades, en donde un día amanece un político en un partido, en la tarde milita en otro, para que al día siguiente aparezca como exitoso adalid de un tercero, apoyado sólo en las despensas, los bultos de cemento, los programas públicos, apoyados por los delegados federales, o peor aún, con la nueva moda, de las filtraciones policiacas de última hora para vulnerar campañas exitosas.

 Con esta preocupación, hemos decidido primero, trabajar en un eje político, para construir el Estado imprescindible: aquel Estado que primero garantiza que se cumpla puntualmente con la Constitución, antes que pretender su modificación por fallas en los encargados de aplicarla; aquel Estado que no evita los grandes cambios, siempre y cuando privilegien el fortalecimiento de la República y la solución de los problemas de la gente.

 Vamos a plantear pronto nuestra iniciativa de adecuaciones al régimen laboral de este país. No propondremos reformas constitucionales, porque el Artículo 123 y su espíritu, ha sido exitoso, tanto que ha mantenido las relaciones obrero-patronales con plena estabilidad.

 Promoveremos consensos entre los factores de la producción para mejorar el marco regulatorio a fin de aumentar la productividad y la competitividad con pleno respeto a los derechos de los trabajadores.

 Vamos a continuar la modernización de la reglamentación interna de la Cámara de Diputados y ahí propondremos cambios a la Ley Orgánica del Congreso, para que sea más evidente la eficacia de las medidas que toma el Poder Legislativo.

 Estas propuestas que discutiremos ampliamente con ustedes, señores senadores, para garantizar en pleno acuerdo, mejoremos todos aquellos asuntos que impiden la ejecución de nuestro trabajo legislativo.

 Por la vía legal obligaremos a las instituciones del Estado a cumplir con su cometido esencial y su razón de ser.

 Petróleos Mexicanos tiene que volver a ser promotor del desarrollo y garante de nuestro patrimonio energético. No podemos tener a Petróleos Mexicanos en el estado lamentable en que se encuentra, no solamente en sus aspectos técnicos y administrativos o en su ineficacia para instaurar la reforma energética, sino la descomposición a través de la corrupción que se da en las filas de nuestra gran empresa.

 Y en la Comisión Federal de Electricidad, también se tiene que entender que su diseño monopólico, apoyado en las finanzas del Estado, es para que preste un servicio público y no para la realización de negocios empresariales.

 Tenemos –como decía el senador Beltrones, tener muy claro, el Instituto Mexicano del Seguro Social, una de las grandes instituciones sociales de nuestro país, en el cual todos los días amenazan con la quiebra del instituto, pero no hay absolutamente ninguna propuesta presentada.

 Por ello, cuidaremos que las finanzas y la vida del instituto sea larga, duradera y de servicio como ha sido siempre para nuestro país.

 Tenemos que incidir en las tarifas y en la forma de cobrar los servicios públicos derivados de los energéticos, para que no sólo garanticen el pulcro manejo de los dineros, sino también garanticen el responsable cumplimiento de su vocación de servicio público.

 Nuestras comisiones que con toda responsabilidad han trabajado en los temas político-electorales, requieren un nuevo acercamiento de manera inmediata, para que con sentido práctico se adopten medidas que eviten el trasfuguismo, las intervenciones abusivas del Ejecutivo y por supuesto, eficienten el trabajo electoral de las instituciones frente a los próximos procesos electorales.

 Asimismo, para que redefinan la rendición del Informe Presidencial con reglas claras de respeto republicano entre los Poderes de la Unión.

 Vamos a revisar inmediatamente la legislación que tiene que ver con los flujos migratorios; queremos hacer pronto una propuesta que atienda el tema de manera comprensiva y que no solamente vaya a sus efectos más evidentes, sino que también señale causas y razones del fenómeno para poderlo atender con eficacia.

 Entendemos que nuestros compañeros senadores tienen ya un proyecto que acompañaremos para que haya uno solo en el Congreso, de parte de las filas del Partido Revolucionario Institucional.

 En materia económica la idea central de este periodo, para nosotros es completar puntualmente el procedimiento de rendición y dictaminación de las Cuentas Públicas.

 Venimos de tres años en que éstas no se revisaron, siendo responsabilidad exclusiva de la Cámara, dificultando la discusión de los impuestos y el proceso de presupuestación, ya que los legisladores y la sociedad carecen de información oportuna de los resultados del ejercicio fiscal anterior.

 Por ello, dictaminaremos prontamente la Cuenta Pública de 2008 y abatiremos el rezago existente.

 La rendición de cuentas es el complemento de la democracia en su expresión de sufragio efectivo y libertad electoral; con la rendición de cuentas, tenemos que responder a la sociedad de aquello que el poder público hizo de la confianza ciudadana depositada en él.

 Tenemos que impulsar reformas que aumenten la eficacia y oportunidad de la Auditoria Superior de la Federación, para que sus resultados permitan que la Cámara exija al Ejecutivo el pleno cumplimiento de sus tareas.

 En estrecha comunicación con ustedes, compañeros senadores, revisaremos conjuntamente y responderemos a esta invitación que hace el senador Beltrones, para que analicemos los temas que conjuntamente hacen lo que puede llamarse la reforma hacendaria integral.

 Evidentemente tenemos que iniciar con la revisión del gasto público, es imposible pedirle a los ciudadanos mayores aportaciones impositivas, si antes no hay una absoluta rendición de cuentas, pero no solamente una rendición de cuentas en donde existan las facturas de los insumos comprados o de los servicios que se haya adquirido, sino que haya habido productividad en el gasto público, y ahí hay un gran trabajo que tiene que hacer el Ejecutivo.

 Le hemos exigido en los últimos dos decretos aprobatorios del Presupuesto, que hayan los ahorros correspondientes en el gasto corriente y hasta ahora los resultados han sido prácticamente inexistentes.

 Seguiremos insistiendo para que el gasto público efectivamente tenga la productividad que merece tener el dinero que todos los mexicanos aportamos.

 Habrá que revisar también el sistema de gastos fiscales, en donde todos sabemos, hay alrededor de 580 mil millones de pesos que se van en regímenes especiales y que habrá que analizar conjuntamente con nuestros compañeros senadores, para ver cuáles de ellos podemos dejar que ya no estén gravitando sobre el resto de los contribuyentes.

 Tenemos que ver la deuda pública, el patrimonio, y aceptamos que además de la colaboración que han ya tenido en el Senado a través de los estudios que se han realizado, la experiencia de muchos de nuestros compañeros diputados, es una experiencia de muchos años, una experiencia que ha habido y que podrá seguramente en conjunto, llegar en este grupo de trabajo, aportarle al país lo que requiere para mantener sus finanzas públicas sanas y que pueda satisfacer las necesidades de la población.

 Impulsaremos reformas legislativas que propicien una nueva política industrial para fomentar el crecimiento económico. Apoyaremos una nueva legislación para una Banca de Desarrollo y al mismo tiempo apoyaremos reformas que promuevan la competencia económica, que efectivamente ya hemos avanzado muchísimo en ello.

 Estaremos pendientes de los dictámenes de las minutas que tenemos del Senado en acciones colectivas y en los órganos reguladores.

 La seguridad pública es el tercer eje de nuestro trabajo en este Periodo; tenemos lista una estrategia alternativa en esta materia que parte de un marco de referencia integral, que evite ocurrencias generadas por lo inusitado, lo grave o reiterativo de hechos delictivos impensables hace unos años.

 Esta estrategia comprende, entre otros cambios jurídicos para otorgar autonomía plena al Ministerio Público, convertir la Procuraduría General en una fiscalía general especializada en el crimen organizado y otra, autónoma, que atienda los otros delitos federales.

 Tendremos especial cuidado y atención y coordinación en las minutas que en algún momento, del Senado llegarán, acerca del mando único, del fuero militar y de la especialmente difícil iniciativa de lavado de dinero.

 También comprende medidas de política social, como la atención a grupos vulnerables, empleo temporal, el rescate de espacios públicos, y promoveremos estímulos a empresarios que generen empleos.

 Abordaremos con toda responsabilidad los temas pendientes de la Ley de Seguridad Nacional y evaluaremos todas las ideas, algunas ya convertidas en propuestas legales, que requieren discutirse de manera integral, entre ellas, la estructura y funcionamiento del Consejo de Seguridad Pública.

 En el cuarto eje, se promoverá por la vía de la Ley, la creación del Fondo de Cohesión Social para institucionalizar la lucha contra la pobreza, aprovechando la energía social, sin programas clientelares o asistencialistas que han probado ser absolutamente ineficaces.

 Es necesario extender la red de protección social a los grupos más vulnerables, y ha llegado el momento de establecer la pensión universal por vejez o incapacidad permanente para quienes no tienen seguridad social.

 Los aumentos de los precios internacionales de los alimentos tienden a continuar y pueden generar una crisis alimentaria mundial, que hacen aún más apremiantes las medidas eficaces para garantizar la seguridad alimentaria de los mexicanos.

 Con esa preocupación, redoblaremos nuestros esfuerzos para impulsar una reforma rural estructural, con presupuestos y programas suficientes que se ejerzan con puntualidad y eficacia.

 Vamos a revisar el marco normativo para que el campo mexicano vuelva a ser una fuente de oportunidades y generador de riqueza. Pondremos todo nuestro empeño en recuperar los techos presupuestales históricos para los programas prioritarios del campo.

 Aseguramos a los campesinos mexicanos que tienen todo el respaldo del PRI para salir adelante, a pesar del abandono en que los han tenido los gobiernos panistas.

 Mientras la economía formal y los sistemas educativos continúen sin brindarles oportunidades a millones de jóvenes, el país seguirá sin futuro.

 Los priistas no podemos seguir permitiendo la caída en picada de la calidad e incluso de la oferta de espacios en el sistema educativo.

 Daremos todo nuestro apoyo a la educación que es la reproductora de los valores de la vida en sociedad, la cultura de la legalidad como antídoto del abuso, la corrupción y la violencia.

 Insistiremos en completar los cambios jurídicos para hacer obligatoria la educación media superior.

 Compañeras y compañeros legisladores:

 La pobreza y el desempleo, las dificultades evidentes de las familias por la carestía de los productos de la canasta básica y de los energéticos, los problemas de la salud pública con instituciones pobres que invierten sus reservas en las compañías privadas con problemas económicos, las dificultades en la calidad de la educación que son evidentes, no pueden ser soslayados con la explicación de que, por encima de todo, hay una terrible crisis en la seguridad pública que tiene ensangrentado al país, resentida a la población, dolidos a los deudos y desprestigiadas a las instituciones.

 La inseguridad pública tiene en el fondo, una causa económica, social y de moral republicana. No podemos dejar que nuestro país sea monotemático.

 También las migraciones y el deterioro del medio ambiente, problemas comunes en el mundo de hoy, tienen en la base una injusticia económica; con un modelo depredador que se orientó a la especulación financiera y que ahora tiene que replantearse urgentemente para evitar esas desigualdades tremendas entre ricos y pobres, que ya se viven en todo el mundo.

 Hay un entorno político muy complicado, porque ante la necesidad económica, ante la falta de oportunidades económicas reales para la sociedad, la migración a otras regiones es una alternativa o lamentablemente, el delito que se ha convertido en otra.

 Por eso insistimos que hoy, en la política, se tiene que hacer un compromiso ético y tenemos que mejorar la moral republicana.

 De poco van a servir las nuevas leyes o la reiteración de la lucha por conquistar el poder público, si en su búsqueda trastocamos los valores, hacemos a un lado nuestro compromiso ético con la sociedad, para obsesivamente buscar el poder, aunque cuando ya se tiene, no sepan bien a bien qué hacer con él.

 Este es un gran país, con una historia trascendente y universalmente reconocida, aunque el gobierno medroso haya querido disimularlo en sus fiestas centenarias.

 Este es un país con un enorme potencial estratégico, natural y humano, que demanda un mejor gobierno, requiere instituciones fuertes, quiere valores y principios que justifiquen la lucha ahora confundida en deslealtades, mercadotecnia, componendas o plenas indignidades.

 Los diputados del PRI hemos ocupado mucho tiempo en discutir estas cosas y estamos dispuestos a hacer nuestro mejor esfuerzo para poner un remedio político y fortalecer nuestra actividad, para que sea un instrumento cada día más accesible y útil al servicio de la gente.

 Compañeros senadores de la República, sabemos de su esfuerzo y conocemos su vocación republicana; con solidaridad partidaria y amistad personal, queremos invitarlos hoy a que compartan nuestras reflexiones, para que alrededor de los que habrán de ser los ejes de nuestra trabajo legislativo, intensifiquemos la comunicación, el debate interno y las propuestas de acción conjunta que debemos seguir en beneficio de México.

 Si podemos incentivar nuestro trabajo por el método y la forma, habremos logrado un gran avance porque no hay duda que ustedes y nosotros compartimos, suscribimos y defendemos, como lo hemos hecho siempre, el gran proyecto de la República definido en la Constitución y expresado en la época actual, por las grandes demandas de la gente, y que tiene que seguir con el liderazgo de nuestro Partido Revolucionario Institucional.

 Muchas gracias.

Palacio de Minería, 28 enero, 2011.-

Read Full Post »

+ No permitamos que la polarización  divida al país
+ Gobierno  sin resultados  desalienta a la población
+ Desconfianza, preludio de una crisis que nadie desea
+ Incertidumbre  por  inseguridad, desempleo y carestía

Compañeras y compañeros legisladores, quiero en primer lugar, darle la bienvenida a nuestra presidenta Beatriz Paredes Rangel, y a nuestro compañero secretario general, el senador Jesús Murillo Karam;
Saludo también a nuestro amigo y compañero presidente electo del Comité Ejecutivo Nacional, al profesor Humberto Moreira Valdés, y a mi compañera diputada Cristina Díaz, compañera de fórmula electa como secretaria general;

Paredes y Rojas en el Palacio de Minería

Saludo también a nuestro compañero Joel Ayala Almeida y a nuestros compañeros Jorge Carlos Ramírez Marín, José Ramón Martel y Fernando Castro Trenti:

El Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, saluda a los senadores de esta Legislatura y a su coordinador, el senador Manlio Fabio Beltrones Rivera, bienvenido.

La fraternidad política y el respeto mutuo que hemos observado en la convivencia legislativa que se da frente a los ojos de la nación, es la muestra más evidente de nuestro compromiso con la República y del sentido responsable que protestamos cumplir ante la nación, en la más estricta observancia de la Constitución de nuestro país.

La eficacia que ha resultado de la comunicación entre ambas Cámaras, destaca la sensatez y el afán común de adecuar el marco legal de la nación, para que pueda responder a los desafíos de una sociedad cada vez más grande y más compleja; pero también para equilibrar el desempeño del Poder Ejecutivo, que –como hemos visto- en su errático comportamiento institucional, ha motivado el descrédito y el desprestigio de las instituciones, y causa ya un profundo desaliento en la población.

Hay, y todos los hemos sentido, una sensación de incertidumbre en la gente y una desconfianza que cada día se expresa en los reclamos enérgicos que la sociedad manifiesta en múltiples y variadas formas.

Por ello, hemos discutido largas horas en la Cámara, de qué manera podemos los legisladores contribuir a enfrentar ese desánimo, evitar el descrédito institucional y la desconfianza, que puede ser preludio de una crisis política que nadie desea en nuestro país.

Si ya experimentamos una crisis en la seguridad pública y por el desempleo, la carestía en los alimentos y en los energéticos, que causan la pérdida del poder adquisitivo del salario, avizoramos una crisis en la economía familiar, no podemos tampoco permitir ahora que la polarización política divida a la nación y cauce desesperación entre nuestros conciudadanos.

Hemos trabajado con intensidad para proponer medidas legislativas y para acompañar las promociones del Ejecutivo, quien no podrá quejarse porque hemos satisfecho sin dilación, tanto sus demandas presupuestales como sus promociones legislativas, exceptuando, claro está, aquellas en las que aún dentro del propio gobierno hay opiniones contradictorias.

Responder a los requerimientos de la sociedad y al fortalecimiento de las instituciones, ha sido la vertiente inicial que trasciende a todo nuestro trabajo legislativo.

  DISCURSO, Encuentro de diputados federales y senadores de la República, del PRI, Palacio de Minería, 28 enero, 2011.-  http://bit.ly/f1gZC9

Read Full Post »

+ Propaganda del Ejecutivo sobre una  realidad inexistente

+ Ante nuevos retos,   Estado requiere redefiniciones profundas

+ Soberbia y desplantes no deben ser características del Poder

Independientemente de las ventajas publicitarias o electorales que nuestro comportamiento pudiera producir, decidimos privilegiar la eficacia y la congruencia y poner a un lado esa vertiente de publicidad del Ejecutivo, que pretende mostrar una realidad que no existe y un constante reclamo al Poder Legislativo, como excusa o justificación a sus fracasos.

Reunión de diputados y senadores del PRI

Más allá del eslogan publicitario y de los esquemas de supuestas reformas estructurales, hemos construido cuatro ejes por los que pretendemos se integre nuestro trabajo y nuestro esfuerzo, y que hoy, a la mitad del camino, queremos compartir con ustedes para que de nuestra discusión, surjan las vías para hacer más eficaz nuestra mutua labor.

Es cierto que el Estado mexicano requiere definiciones profundas para adecuarlo a los nuevos tiempos y a las nuevas exigencias sociales.

Es cierto también que hay necesidad de este debate; pero nosotros queremos compartirles que nuestra preocupación todavía es aún mayor porque de nada puede servir que modifiquemos la estructura del Estado y perfeccionemos la legislación política administrativa de la nación, si antes no logramos la restauración de los valores, el resurgimiento de una ética republicana y el valor de la moral pública como elementos de la convivencia política civilizada.

No podemos dejar como lección a las generaciones futuras, aquella que afirma que los políticos de este tiempo hicimos caso omiso de la honradez política, de la lealtad política y de la dignidad individual.

No puede ser este el legado que en palabras coloquiales se expresa afirmando que en la búsqueda del poder se vale todo, a cualquier costo y a toda costa.

El espectáculo público de los excesos, de la soberbia y el desplante en el poder, de la falta de rendición de cuentas, de los enriquecimientos subrepticios no puede ser ya, nunca debió haber sido, una característica del poder público.

Tampoco debemos aceptar ya el desfile de las deslealtades, en donde un día amanece un político en un partido, en la tarde milita en otro, para que al día siguiente aparezca como exitoso adalid de un tercero, apoyado sólo en las despensas, los bultos de cemento, los programas públicos, apoyados por los delegados federales, o peor aún, con la nueva moda, de las filtraciones policiacas de última hora para vulnerar campañas exitosas.

Con esta preocupación, hemos decidido primero, trabajar en un eje político, para construir el Estado imprescindible: aquel Estado que primero garantiza que se cumpla puntualmente con la Constitución, antes que pretender su modificación por fallas en los encargados de aplicarla; aquel Estado que no evita los grandes cambios, siempre y cuando privilegien el fortalecimiento de la República y la solución de los problemas de la gente.

+ Ley laboral para la productividad y competitividad
+ Artículo 123:pilar de la estabilidad obrero-patronal

Vamos a plantear pronto nuestra iniciativa de adecuaciones al régimen laboral de este país. No propondremos reformas constitucionales, porque el Artículo 123 y su espíritu, ha sido exitoso, tanto que ha mantenido las relaciones obrero-patronales con plena estabilidad.

Promoveremos consensos entre los factores de la producción para mejorar el marco regulatorio a fin de aumentar la productividad y la competitividad con pleno respeto a los derechos de los trabajadores.

  DISCURSO, Encuentro de diputados federales y senadores de la República, del PRI, Palacio de Minería, 28 enero, 2011.-  http://bit.ly/f1gZC9

Read Full Post »

+ Pemex no puede seguir en estado tan lamentable

+ CFE es para servir y no para negocios empresariales

+ IMSS, se habla de quiebra y no presentan soluciones

Vamos a continuar la modernización de la reglamentación interna de la Cámara de Diputados y ahí propondremos cambios a la Ley Orgánica del Congreso, para que sea más evidente la eficacia de las medidas que toma el Poder Legislativo.

Estas propuestas que discutiremos ampliamente con ustedes, señores senadores, para garantizar en pleno acuerdo, mejoremos todos aquellos asuntos que impiden la ejecución de nuestro trabajo legislativo.

En la reunión de Senadores y Diputados del PRI

Por la vía legal obligaremos a las instituciones del Estado a cumplir con su cometido esencial y su razón de ser.

Petróleos Mexicanos tiene que volver a ser promotor del desarrollo y garante de nuestro patrimonio energético. No podemos tener a Petróleos Mexicanos en el estado lamentable en que se encuentra, no solamente en sus aspectos técnicos y administrativos o en su ineficacia para instaurar la reforma energética, sino la descomposición a través de la corrupción que se da en las filas de nuestra gran empresa.

Y en la Comisión Federal de Electricidad, también se tiene que entender que su diseño monopólico, apoyado en las finanzas del Estado, es para que preste un servicio público y no para la realización de negocios empresariales.

Tenemos –como decía el senador Beltrones, tener muy claro, el Instituto Mexicano del Seguro Social, una de las grandes instituciones sociales de nuestro país, en el cual todos los días amenazan con la quiebra del instituto, pero no hay absolutamente ninguna propuesta presentada.

Por ello, cuidaremos que las finanzas y la vida del instituto sea larga, duradera y de servicio como ha sido siempre para nuestro país.

Tenemos que incidir en las tarifas y en la forma de cobrar los servicios públicos derivados de los energéticos, para que no sólo garanticen el pulcro manejo de los dineros, sino también garanticen el responsable cumplimiento de su vocación de servicio público.

 Nuestras comisiones que con toda responsabilidad han trabajado en los temas político-electorales, requieren un nuevo acercamiento de manera inmediata, para que con sentido práctico se adopten medidas que eviten el trasfuguismo, las intervenciones abusivas del Ejecutivo y por supuesto, eficienten el trabajo electoral de las instituciones frente a los próximos procesos electorales.

Asimismo, para que redefinan la rendición del Informe Presidencial con reglas claras de respeto republicano entre los Poderes de la Unión.
Vamos a revisar inmediatamente la legislación que tiene que ver con los flujos migratorios; queremos hacer pronto una propuesta que atienda el tema de manera comprensiva y que no solamente vaya a sus efectos más evidentes, sino que también señale causas y razones del fenómeno para poderlo atender con eficacia.

Entendemos que nuestros compañeros senadores tienen ya un proyecto que acompañaremos para que haya uno solo en el Congreso, de parte de las filas del Partido Revolucionario Institucional.

En materia económica la idea central de este periodo, para nosotros es completar puntualmente el procedimiento de rendición y dictaminación de las Cuentas Públicas.

Venimos de tres años en que éstas no se revisaron, siendo responsabilidad exclusiva de la Cámara, dificultando la discusión de los impuestos y el proceso de presupuestación, ya que los legisladores y la sociedad carecen de información oportuna de los resultados del ejercicio fiscal anterior.

Por ello, dictaminaremos prontamente la Cuenta Pública de 2008 y abatiremos el rezago existente.

  DISCURSO, Encuentro de diputados federales y senadores de la República, del PRI, Palacio de Minería, 28 enero, 2011.-  http://bit.ly/f1gZC9

Read Full Post »

+ Inviable  más impuestos si no hay rendición de cuentas

+ Más que revisión de facturas, productividad del gasto

+ Otros temas: gastos fiscales , patrimonio y deuda externa

+ Reformas para establecer una  nueva política industrial

La rendición de cuentas es el complemento de la democracia en su expresión de sufragio efectivo y libertad electoral; con la rendición de cuentas, tenemos que responder a la sociedad de aquello que el poder público hizo de la confianza ciudadana depositada en él.

En el Palacio de Minería

Tenemos que impulsar reformas que aumenten la eficacia y oportunidad de la Auditoria Superior de la Federación, para que sus resultados permitan que la Cámara exija al Ejecutivo el pleno cumplimiento de sus tareas.

En estrecha comunicación con ustedes, compañeros senadores, revisaremos conjuntamente y responderemos a esta invitación que hace el senador Beltrones, para que analicemos los temas que conjuntamente hacen lo que puede llamarse la reforma hacendaria integral.

Evidentemente tenemos que iniciar con la revisión del gasto público, es imposible pedirle a los ciudadanos mayores aportaciones impositivas, si antes no hay una absoluta rendición de cuentas, pero no solamente una rendición de cuentas en donde existan las facturas de los insumos comprados o de los servicios que se haya adquirido, sino que haya habido productividad en el gasto público, y ahí hay un gran trabajo que tiene que hacer el Ejecutivo.

Le hemos exigido en los últimos dos decretos aprobatorios del Presupuesto, que hayan los ahorros correspondientes en el gasto corriente y hasta ahora los resultados han sido prácticamente inexistentes.

Seguiremos insistiendo para que el gasto público efectivamente tenga la productividad que merece tener el dinero que todos los mexicanos aportamos.

Habrá que revisar también el sistema de gastos fiscales, en donde todos sabemos, hay alrededor de 580 mil millones de pesos que se van en regímenes especiales y que habrá que analizar conjuntamente con nuestros compañeros senadores, para ver cuáles de ellos podemos dejar que ya no estén gravitando sobre el resto de los contribuyentes.

Tenemos que ver la deuda pública, el patrimonio, y aceptamos que además de la colaboración que han ya tenido en el Senado a través de los estudios que se han realizado, la experiencia de muchos de nuestros compañeros diputados, es una experiencia de muchos años, una experiencia que ha habido y que podrá seguramente en conjunto, llegar en este grupo de trabajo, aportarle al país lo que requiere para mantener sus finanzas públicas sanas y que pueda satisfacer las necesidades de la población.

Impulsaremos reformas legislativas que propicien una nueva política industrial para fomentar el crecimiento económico. Apoyaremos una nueva legislación para una Banca de Desarrollo y al mismo tiempo apoyaremos reformas que promuevan la competencia económica, que efectivamente ya hemos avanzado muchísimo en ello.

Estaremos pendientes de los dictámenes de las minutas que tenemos del Senado en acciones colectivas y en los órganos reguladores.

  DISCURSO, Encuentro de diputados federales y senadores de la República, del PRI, Palacio de Minería, 28 enero, 2011.-  http://bit.ly/f1gZC9

Read Full Post »

Older Posts »