Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3/04/11

+ Riesgosa aventura para mantener el poder político

+ El Ejecutivo no explica por qué el cambio en la Procuraduría

+ Estrategia equivocada en el combate al crimen organizado

+ En el extranjero nos ven en el umbral de ser Estado Fallido

El cambio en la Procuraduría General de la República (PGR), tiene fines políticos, porque el gobierno tratará nuevamente de judicializar la política y ganar las elecciones venideras en una riesgosa aventura para mantener el poder político.

Ya existe el antecedente,  cuando el presidente Vicente Fox intentó eliminar de la vida pública a candidatos de oposición a nivel federal y estatal. El actual mandatario ha seguido la misma táctica.

Las condiciones son distintas, en la actualidad  el país difícilmente puede soportar los efectos devastadores de la combinación de una crisis de seguridad con una crisis política, derivada de su obsesión por conservar el poder.

Muy grave es el hecho de que se desvíen las funciones de nuestra fiscalía hacia actividades políticas, cuando el país vive la mayor crisis de seguridad pública en tiempos de paz, originada por una estrategia equivocada para combatir el crimen organizado y el narcotráfico, con graves consecuencias en todos los ámbitos del desarrollo nacional y que daña severamente la imagen internacional de México.

Hasta el momento, el titular del Ejecutivo Federal no ha dado una explicación satisfactoria de las razones del cambio en la Procuraduría General de la República,  dado que la gestión del fiscal relevado se caracterizó por la responsabilidad, prudencia y sobriedad que requería el ejercicio de su delicado encargo, máxime cuando la PGR, es la instancia del poder responsable de ejercer la procuración de la justicia.

Sin duda, el crimen organizado y el narcotráfico son un cáncer social que afecta a la mayor parte de los países productores y consumidores de drogas, pero en ninguno de ellos, salvo casos aislados, se ha registrado una espiral de violencia como en México, lo cual está causando muchas muertes.

Lo anterior afecta las garantías individuales y daña la economía nacional y regional, hasta el punto en que gobiernos extranjeros manifiestan que estamos en los umbrales de un Estado fallido, en el contexto de la lucha contra el narcotráfico y ha inducido a un ambiente de crispación que polariza aún más a la sociedad con repercusiones imprevisibles.

BOLETÍN, 3 de abril, 2011.-

Read Full Post »