Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14/06/11

+ Leyes y acciones para tener  una frontera segura y eficiente

+ Quien gane en 2012, tendrá que cambiar estrategia anticrimen

+ México  eliminó legalmente la criminalización de la migración

L Reunión Interparlamentaria México-EU

…Cualquier partido que llegue al poder en el 2012 en México, tendrá que evaluar la lucha contra el crimen organizado, su funcionamiento, para llevar a cabo cambios estratégicos que permitan disminuir el lamentable costo en vidas de ciudadanos, combatirlo con mayor eficiencia y entregar mejores resultados a la sociedad. Tiene que haber menos muertos, mayor eficacia.

(Durante la recepción que tuvieron los legisladores mexicanos en El Capitolio, en el marco de la 50 Reunión Interparlamentaria México-Estados Unidos): Los foros interparlamentarios han sido a lo largo de la historia, los espacios idóneos para intercambiar puntos de vista e ideas que han enriquecido la agenda legislativa de ambos países y resultado de ellos es, por ejemplo, el financiamiento de la Iniciativa Mérida. Resaltó que debe existir mayor cooperación en el tema de la seguridad, dado que es un problema bilateral.

Como parte de lo que hemos dialogado y acordado en la Cámara de Diputados,  está la aprobación de leyes como la Extinción de Dominio, Trata y Tráfico de Personas y Ley Antisecuestro, entre otras.

Con David Dreier

Ante Ustedes señores congresistas demócratas y republicanos, encabezados por David Dreier, presidente del Comité de Reglas y Formas del Congreso, hago una breve descripción  del apoyo que los legisladores han brindado al Ejecutivo en su lucha contra el crimen organizado. En los últimos cinco años, la Cámara de Diputados ha incrementado 4 veces el presupuesto de la Secretaria de Seguridad Pública de alrededor de 8 mil millones en 2006, a más de 35 mil millones en 2011.

El problema contra la inseguridad es de todos y debe existir un compromiso mutuo. Por nuestra parte,   ya aprobamos la Ley que crea la Policía Fronteriza, la cual significa un paso más para alcanzar una frontera segura y eficiente.

Estas reuniones con los parlamentarios estadounidenses,  han sido escenario de diálogos relativos a la comprensión de las diversas visiones que existen sobre el fenómeno migratorio entre México y Estados Unidos, por eso hoy damos a conocer que en México aprobamos la Ley de Migración que, entre otros objetivos, persigue la defensa de los derechos humanos de los migrantes y transmigrantes y elimina la criminalización de la migración.

Les extiendp una invitación  a que  los legisladores de ambas naciones busquemos los medios que permitan que México y EU tengan un flujo migratorio legal y ordenado, que en todo momento observe el respeto a los derechos de los migrantes y que responda a la realidad de los mercados laborales de nuestros países.

El PRI en el Congreso mantiene el compromiso de impulsar iniciativas relacionadas con la lucha contra el lavado de dinero, así como la ley de seguridad nacional, para fortalecer la protección de los derechos humanos y que regule las funciones de nuestras fuerzas armadas en la lucha contra la delincuencia organizada.

Sin duda,  la lucha contra el crimen organizado trasnacional y sus delitos conexos, requieren una estrecha cooperación con Estados Unidos, y en ese sentido, reiteramos nuestro compromiso de fortalecer la cooperación y coordinación con las autoridades estadounidenses.

BOLETÍN, 14 JUNIO 2011.-  Washington, D.C., L Reunión Interparlamentaria México-EU. El Capitolio.-

Read Full Post »

+ Los gobiernos panistas carecen de una visión de Estado

+ Atendido en tiempo y forma,  90% de las iniciativas del Ejecutivo

+  En las Reformas, no daremos pie a oportunismos electorales

+ El trabajo legislativo no está para atender obsesiones personales

RESPONSABILIDAD
Francisco Rojas

 Aunque se trate de ocultar la realidad con campañas mediáticas y datos optimistas de coyuntura, la situación del país no es satisfactoria; en vez de resolver los problemas, en muchos casos los gobiernos del PAN los han agravado. Por no tener una visión de Estado, han debilitado las instituciones y revertido los avances económicos y sociales que se habían logrado al final del siglo XX. México, antaño país de oportunidades y refugio para los perseguidos, promotor de la paz y la solidaridad, vive hoy en la incertidumbre, el temor y la desesperanza.

Existe un enfoque erróneo de la función de gobernar; se le entiende como conflicto y se pretende ejercerla mediante una publicidad triunfalista ajena a la realidad, privilegiando afanes electorales sobre la solución de los problemas del país, buscando eludir responsabilidades.

Pero las tragedias nacionales no se superan culpando al resto del mundo o al pasado, sino practicando el diálogo, el debate plural, la construcción de acuerdos y consensos, así como trabajando con eficacia.

Son falsos los argumentos de las campañas sobre una supuesta parálisis legislativa. En esta Legislatura hemos recibido del Ejecutivo 109 iniciativas, y de ellas se han enviado para su promulgación 79, otras 10 ya tienen minuta y están por aprobarse; 19 más están en proceso en las comisiones correspondientes, y sólo una ha sido desechada. Esto demuestra que prácticamente el 90 por ciento de las propuestas ha sido atendidas en tiempo y forma, pero inexplicablemente el Ejecutivo no ha promulgado 45 decretos aprobados por el Congreso, lo que sí constituye un freno real a la actividad legislativa.

Los diputados estamos analizando con seriedad las minutas del Senado sobre los cambios constitucionales y legales agrupados bajo el rubro de Reforma Política y la de la Ley de Seguridad Nacional.

Seamos claros. El gobierno envió a los Senadores la iniciativa de Reforma Política hasta Diciembre de 2009; el Senado, donde el PAN es mayoritario, la aprobó hasta Abril de 2011, remitiéndola a los Diputados 2 días antes de la clausura del período de sesiones. La minuta replantea el sistema de partidos y disminuye facultades constitucionales exclusivas de la Cámara de Diputados, entre otros, por lo que no son simples trámites que puedan desahogarse en pocas horas, a capricho de agendas mediáticas particulares.

En el debate de la Reforma Laboral no existen verdades absolutas y no daremos lugar a los oportunismos electorales. Existen en la Cámara tres iniciativas completas en la materia y cerca de 100 puntos de acuerdo que modifican diversos aspectos de la Ley Federal del Trabajo. Estamos ocupados en procesarlas, no en atender obsesiones personales y menos aún de quienes creen que no hay nada que discutir más allá de sus propuestas.

Habrá reformas política, laboral y de seguridad nacional, pero las procesaremos en profundidad, sin improvisaciones ni prisas irresponsables. Para ello, consideraremos las iniciativas presentadas por diversos partidos y escucharemos a todos los que puedan aportar ideas nuevas, pues aunque tenemos una posición al respecto no pretendemos ser dueños de toda la verdad.

A  la Cámara de Diputados acuden mexicanos de todos los estratos, creencias y filiaciones políticas para exponer sus problemas, reclamos y propuestas. Todas las voces encuentran eco en los diputados de uno o todos los grupos parlamentarios, porque la Cámara es un reflejo del mosaico nacional. El interés superior exige una reflexión madura, sobre todo en los asuntos trascendentes en los que nuestro deber supremo es dejar a salvo los derechos humanos y las libertades que la Constitución otorga a todos.

Es injusta, falaz e irresponsable la campaña persistente contra el Poder Legislativo y contra el Estado como un todo. No podemos aceptar que desde los círculos oficiales se filtren rumores y se practique la política como una batalla entre buenos y malos. Es hora de rectificar. Los regímenes totalitarios empiezan minando la imagen del Poder Legislativo y terminan anulándolo; es así como se gesta el autoritarismo.

Por encima de diferencias ideológicas y políticas, debemos asumir nuestras responsabilidades y entender que las reyertas políticas no resuelven ningún problema. Ni siquiera son eficaces como recursos electorales en una sociedad cansada de tanta violencia, que quiere superar el subdesarrollo, atenuar la desigualdad y desterrar la pobreza para que se recupere la viabilidad del Estado nacional y no se desgarre el tejido social.

EL UNIVERSAL 14 junio, 2011.-

Read Full Post »