Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Valores/Nación’ Category

+ Celebraciones Bicentenarias, para reflexionar lo hecho y lo que falta

+ México a través de sus Constituciones, mural de Guillermo Ceniceros

+ Con la política y las leyes podemos juntos encontrar mejor futuro

Mensaje en la ceremonia de develación

(Mensaje  durante la develación del Mural “La Historia del Pueblo Mexicano a través de su Vida Constitucional”, del artista mexicano Guillermo Ceniceros, en el vestíbulo del Edificio “E” del Palacio Legislativo de San Lázaro):

Ver video

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Compañeras Diputadas y Diputados.

La historia es el patrimonio común de todos los mexicanos. La historia, nuestra historia, resume la lucha inconclusa de los mexicanos para construir una nación justa, soberana, pletórica de valores.

Por eso, las celebraciones Bicentenarias debieran ser la mejor ocasión para reflexionar colectivamente lo que hemos hecho y lo que tendremos que hacer todavía.

Aquí en la Cámara de Diputados, como en pocos espacios, se retrata la pluralidad de la sociedad mexicana, que se expresa en ideas y opiniones de todos los estratos de la sociedad y desde todas las posiciones políticas posibles.

Es la Cámara una expresión que recoge muy bien nuestras tradiciones y las actualiza todos los días. Por eso, al iniciar esta Legislatura, advirtiendo la proximidad de la celebración en el 2010 del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución, decidimos los Diputados dejarle al pueblo de México un testimonio siempre presente de nuestro recuerdo histórico y de nuestra convocatoria para el porvenir.

Quisimos hacerlo en la muestra pictórica de nuestros héroes y de los hombres que con sus aportaciones han marcado la vida nacional. Es el talento del autor, quien al final decidió incluir a mujeres y a hombres, con la certeza de que muchos más pudieron estar aquí grabados; pero en el testimonio de los que están, debe entenderse la permanente gratitud a los ausentes.

El Mural la “Historia del Pueblo Mexicano a través de su vida Constitucional”, refleja en principio la amalgama y la lucha de estos últimos 200 años; pero también señala y ahí está nuestra definición más firme, la expresión de que solo aquello que se traduce en leyes, que impactan las normas de nuestra convivencia, que define los acuerdos y las divergencias a través de los textos constitucionales, es lo que perdura y se prolonga en el tiempo como la mejor herencia de los mexicanos de todas las épocas.

Con coordinadores de grupos parlamentarios

Por eso, el 15 de septiembre del 2010, inauguramos la primera parte de esta obra magnífica, en donde están las tres Constituciones que representan los tres movimientos definitorios de nuestro ser constitucional.

En las secciones de las cuales inauguramos hoy la última, se ve cómo todas estas luchas de nuestros padres fundadores no hubieran perdurado si no es a través de estos tres momentos estelares en la vida de la Nación.

Hoy, al inaugurar la tercera parte del mural y con ello la posibilidad de poder observar la obra en su conjunto, quiero manifestar con toda amplitud, mi más amplio reconocimiento a los integrantes de las diversas Juntas de Coordinación Política de estos últimos tres años, por su decisión de continuar con generosidad y altura de miras la conclusión de esta obra extraordinaria que hoy entregamos al pueblo de México.

Con compañeros legisladores y el Maestro Guillermo Ceniceros

Los Diputados de esta LXI Legislatura, cuando por primera vez ingresamos a la puerta oriente de nuestro recinto, advertimos que estos muros estaban desnudos con una pigmentación de cemento que exigía el testimonio del arte y la muestra de nuestra congruencia.

Le pedimos al Maestro Guillermo Ceniceros, uno de los grandes muralistas de México su opinión y su colaboración. Hoy le agradezco públicamente su entusiasmo, su dedicación, pero sobretodo su arte grande, que ha dejado aquí el mejor testimonio de su talento creativo y de su pasión de mexicano.

El Maestro Ceniceros nos ha ofrecido concluir los últimos detalles con el mismo entusiasmo con que diseñó la parte inicial.

Él nos ha dicho que comparte plenamente el interés de los legisladores de la Cámara, por dejar al pueblo de México un testimonio, un monumento, una expresión que nos haga recordar por siempre que los mexicanos nos sentimos muy orgullosos de nuestros 200 años de Independencia y de los 100 años del movimiento de la Revolución Mexicana que va a seguir por siempre, mientras haya injusticias que corregir, mientras la desigualdad siga dejando pobres que exigen mejores oportunidades de vida, mientras sigan en México habiendo mujeres y hombres de bien que estiman que en la pluralidad, por la política y las leyes, podemos encontrar todos un mejor destino.

Muchas gracias y que todos disfrutemos del mural.

MENSAJE, Palacio Legislativo de San Lázaro, 3 mayo, 2012.-

Read Full Post »

Funeral de Honor en Palacio Nacional

+ Hazaña de un Presidente que recibó el país al borde del colapso 

+ No permitiré que el país se nos deshaga en las manos, nos decía

+ 1982-88: Renovó estructuras económicas, morales y sociales

+ Entereza, visión de Estado y liderazgo profundamente humanista

Francisco Rojas

Escribo estas líneas lleno de dolor por la pérdida de uno de los hombres más rectos y uno de los amigos y maestros más generosos que he conocido. Mi primer encuentro con él fue al iniciarse el decenio de 1970. Desde el principio me manifestó una grata empatía y yo, por mi parte, me quedé impresionado por su inteligencia, asertividad y bonhomía.

 En estos días de luto se ha recordado la hazaña política de un Presidente que recibió al país a punto del colapso, y que con lenguaje sincero logró la confianza de todos los sectores para encabezar la ardua y a veces amarga tarea de devolverle la viabilidad a México.

 Yo también, en los siguientes párrafos, menciono y puntualizo sus grandes desafíos y sus logros más significativos, pero no he podido escribir sobre Miguel de la Madrid de manera impersonal y fría.

 De lo que sí estoy seguro es de que su obra en favor de México apenas ha empezado a ser reconocida y de que su figura será revalorada porque supo actuar con serenidad y visión de Estado en el momento en que la única prioridad nacional era superar una de las crisis más severas con que se haya iniciado cualquier gobierno en nuestro país.

 Si la historia coloca a sus protagonistas en el lugar que en justicia les corresponde, el presidente Miguel de la Madrid será plenamente reconocido.

Desde su campaña política y en los meses previos al cambio de gobierno, De la Madrid tuvo claro que en el siguiente período de gobierno el país tendría que renovar muchas de sus estructuras no sólo económicas, sino también sociales y morales. 

 En su toma de posesión hizo y cumplió un compromiso trascendental ante la nación: “con sacrificios, pero no permitiré que el país se nos deshaga en las manos”. Esta determinación, su austeridad republicana y su absoluta honradez fueron las guías de su mandato.

 En diciembre de 1982, cuando asume el poder, convergían los graves desarreglos de la economía mexicana y los cambios profundos del amanecer de la globalidad. Acuciado por una deuda externa de 87,500 millones de dólares y presionado por el paradigma económico que dejaba atrás al Estado benefactor para ceder la asignación de recursos al mercado, al influjo del presidente Ronald Reagan y la primera ministra Margaret Thatcher, México parecía no tener salidas.

 Con las reservas internacionales agotadas, el país tuvo dificultades para la adquisición de materias primas, partes y hasta alimentos importados; el PIB sufrió una contracción de 4.2% en 1983 y la ligera recuperación económica lograda se revirtió por el desplome  de los precios del petróleo hasta 6 dólares por barril en 1986 y los efectos financieros de la caída del Índice Dow Jones de 22.6% en octubre de 1987.

 Todos los indicadores auguraban una catástrofe. La inflación en 1982 bordeó el 100%, el déficit fiscal alcanzaba el 17% del PIB, el 10% de la población económicamente activa estaba desempleada y la moneda nacional había perdido la mitad de su valor en un solo año. El clima de los negocios se había enrarecido por la expropiación bancaria, las corrientes de capital externo se habían esfumado y el gasto público estaba desbocado.

 A los daños sociales de la debacle económica se agregaron la explosión de gas en San Juanico, el huracán Gilberto, la erupción del Chichonal  y, por si fuera poco,  los terremotos de 1985 que provocaron miles de muertes y tuvieron un costo estimado en unos cinco puntos del PIB.

 Con una clara vocación social, el Presidente emprendió una vasta tarea de recuperación, reconstrucción y construcción de viviendas afectadas por los sismos de 1985, para beneficio de más de 100 mil familias en apenas 24 meses que, además, reactivó la economía y el empleo.

 Para salir adelante se necesitaba una gran entereza del pueblo y un liderazgo firme pero profundamente humano, como el que ejerció Miguel de la Madrid. México tuvo que hacer cambios estructurales de gran calado: adoptó un proyecto económico más afín con la competencia y la globalización; se adhirió al GATT, antecedente de la Organización Mundial de Comercio y renegoció la deuda externa.

 En lo interno, propició el retorno de los capitales privados al sector financiero, desincorporó buena parte de las empresas públicas, aligeró la burocracia y restableció la confianza de los inversionistas, al tiempo que impulsó a la industria micro, pequeña y mediana y el movimiento cooperativo; para impulsar el turismo se creó el complejo  de las Bahías de Huatulco.

 Miguel de la Madrid fue un conciliador nato; mediante los Pactos Nacionales concitó voluntades para reactivar la economía. A pesar de los problemas tan delicados que vivíamos, logró que el gobierno, los trabajadores y los empresarios se reunieran alrededor de una mesa para tomar acuerdos. El gobierno redujo el gasto público;  los trabajadores moderaron sus demandas salariales y los empresarios volvieron a invertir.

 Como el gran constitucionalista que fue, Miguel de la Madrid promovió el capítulo económico de la Carta Magna con reformas a los artículos 25 y 28 en el que se definen los sectores estratégicos y prioritarios; el sistema de Planeación democrática previsto en el artículo 26; la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos; las reformas al artículo 115 para darle mayores potestades y facultades a los municipios; los cambios al artículo 89 que elevan los principios de la política exterior mexicana a rango constitucional.

 El nuevo proyecto nacional exigía instituciones también nuevas, como la Secretaría de la Contraloría General de la Federación, precursora de la transparencia y la rendición de cuentas, piezas esenciales de la democracia. Esa secretaría representó el primer esfuerzo institucional de la historia para combatir la corrupción y establecer nuevas bases sobre las responsabilidades de los servidores públicos siguiendo el pensamiento juarista. 

 Con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, México se internó en la protección al medio ambiente y el desarrollo sustentable. El gobierno sentó las bases para la descentralización de los dos ejes de la política social: la Educación y la Salud públicas a los gobiernos de los Estados, constituyó el IMER, el IMCINE, IMSS-COPLAMAR y  el Sistema Nacional de Investigadores. La creación de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal devolvió los derechos políticos a los capitalinos.

 En el ámbito internacional, México ratificó sus lealtades esenciales. Con visión latinoamericanista, junto con los gobiernos de Venezuela, Colombia y Panamá, formó el Grupo de Contadora que propugnó el desarrollo económico y social de Centroamérica como la única solución moralmente válida a los conflictos armados que asolaban la región.

Vuelvo al ámbito personal que procuré inhibir para dejar constancia, en los párrafos precedentes, del tamaño de los retos y la dimensión de la obra política de Miguel de la Madrid. Hacia mediados de los años 1970, me invitó a ser su asesor en la subsecretaría de Hacienda y allí empezó una relación de trabajo que duró 15 años y una relación de amistad que duró hasta el último día de su vida.

 Fui su asesor en la Subsecretaría de Hacienda y Coordinador de Gestión en la Secretaría de Programación y Presupuesto; en su campaña política organicé las reuniones de Prioridades Nacionales. Al asumir la Presidencia me encargó fundar la SECOGEF y luego me designó Director General de PEMEX.

 Miguel de la Madrid fue un mexicano de dimensión histórica que supo imponerse a las adversidades desde su infancia; abrevó en la sabiduría de grandes maestros del Derecho y, con bonhomía, paciencia y conocimientos formó una camada de jóvenes profesionistas que marcarían el destino de México en los años subsecuentes.

 Mi vida pública habría sido otra sin la confianza que siempre me dispensó y el gran estímulo que me dio para mi formación como servidor público con visión de Estado. Es mucho lo que le debo y no tengo más que agradecimientos por su generosidad, por haberme permitido servirle a él y al país.

A su viuda, doña Paloma Cordero, a sus hijos Margarita, Enrique, Miguel, Federico y Gerardo y, a su familia en general, les hago patente mi respeto y mis más hondas condolencias por esta pérdida irreparable.

Descanse en Paz. 

Miguel de la Madrid. Colima, 1934-Distrito Federal, 2012

Read Full Post »

+ Pobreza y desempleo, saldos de la política económica fallida

+ Además de la violencia, aumenta la corrupción y la impunidad

+ Se usan recursos públicos para comprar votos y voluntades 

+ Poder autoritario intenta judicializar  los procesos electorales

 

ESTADO Y JUSTICIA

Francisco Rojas

Ante las difíciles perspectivas de 2012 en materia económica, social, climática y de violencia, y los nubarrones en el ámbito político, el PRIen la Cámara de Diputados impulsará nuevas leyes y reformas a las ya existentes, articuladas por tres ejes: restaurar el Estado de derecho, propiciar un Estado fuerte y eficaz, y combatir la corrupción e impunidad.

El Estado de Derecho en México está erosionado por el aumento de la pobreza, la desigualdad y el desempleo, que son los saldos vergonzosos de una política económica fallida, que sacrifica el crecimiento en aras de una estabilidad macroeconómica a ultranza. Está debilitado por el deterioro de la cultura de leyes debido, entre otras causas, al clima de violencia que en el país y al aumento de la corrupción y la impunidad.

Se ha socavado el Estado de Derecho porque se confunde al gobierno con partido político y se usan recursos públicos para comprar voluntades y votos. Más aun, cuando se usan las instituciones de justicia para cerrar el paso a un partido distinto o para difamar a personajes cuyas ideas no coinciden con las del partido en el poder.

Se requiere restaurar el Estado de Derecho, y el primer requisito es garantizar las libertades y la consolidación de la democracia. Debemos robustecerlo para recuperar la viabilidad económica y social del país en un clima de paz y tranquilidad, y para construir una sólida cultura de respeto a las leyes y normas, que garantice el imperio de la ley por sobre ambiciones electoreras.

Un paso indispensable hacia la reconducción nacional es el combate eficaz a la corrupción y a la impunidad, que corroen las instituciones y alejan al ciudadano del empeño por labrar su bienestar personal y familiar a través del trabajo honesto. Nada de lo que se haga para alcanzar una sociedad más justa tendrá resultados mientras las conductas delictuosas reciban más incentivos que la capacitación, mérito y esfuerzo personal.

Pero también necesitamos un Estado fuerte, cuya vitalidad no se exprese sólo a través del monopolio de la violencia legítima ni menos en el despilfarro de recursos para mantener la pesada obesidad burocrática. La fuerza del Estado radica en su eficacia para garantizar respeto al orden jurídico, que empieza por los gobernantes.

El Estado es fuerte cuando es eficaz en la ejecución de los planes, programas y acciones concretas en beneficio de la colectividad y muy señaladamente de sus estratos más vulnerables, lo que entraña, entre otras obligaciones, la de impedir que los poderes informales tengan una injerencia indebida en la toma de decisiones que corresponden a las instituciones públicas.

Es fuerte el Estado cuando es eficaz para reducir la desigualdad ancestral que mantiene en la marginación a la mayoría de indígenas, a los campesinos pobres o los estratos marginados que sobreviven en la periferia de ciudades, donde la pobreza degrada la vida y fractura la familia.

Es fuerte el Estado cuando tiene vocación y capacidad para hacer valer la ley sin distingos, lo que significa erradicar excesos y privilegios que ofenden a la sociedad porque suponen el abuso del poder que debe servir a todos por igual. Combatir a fondo estos vicios exige llevar la procuración e impartición de justicia al grado de excelencia, para asegurar que no haya delitos sin sanción ni exista el riesgo de castigar a inocentes.

Pero no puede haber justicia cuando las instituciones que deben procurarla se apartan de la legalidad para convertirse en arietes de un poder autoritario que intenta judicializar los procesos electorales, en los que el gobierno no es parte, sino que debe ser garante de la manifestación libre de la voluntad de todos los ciudadanos.

No hay que confundirse ni confundir. Los adversarios no son enemigos porque las elecciones no son guerras, sino ejercicios democráticos que buscan mejores opciones para el país. Los diputados priístas dialogaremos con todas las fuerzas políticas porque la democracia debe ser incluyente; nos esforzaremos por construir acuerdos para cerrar ciclos legislativos en el último período de sesiones de la LXI Legislatura, aun en medio esta polarización y atentados a las instituciones, que abonan peligrosamente a la ingobernabilidad.

 EL UNIVERSAL, 7 febrero, 2012.- 

Read Full Post »

+Estamos abiertos al diálogo, con responsabilidad y respeto

+ En comisiones, reformas  Laboral,  de Seguridad y Política

+ El PRI no convalida estrategia que carece de diagnóstico serio

+Es tiempo de recuperar valores de nuestra identidad nacional

En un marco de responsabilidad y respeto mutuo, los diputados federales del PRI reiteramos nuestra apertura al diálogo, colaboración y voluntad política para alcanzar los acuerdos que permitan aprobar la Ley de Seguridad Nacional, las reformas laboral y la política, por el bien de México.

El PRI propuso un periodo extraordinario de sesiones del Congreso de la Unión, pero también hemos hecho un llamado a las Comisiones a dictaminar cuanto antes los asuntos de interés nacional que están pendientes.

No se pueden crear expectativas de supuestos trabajos parlamentarios en el pleno de las Cámaras, si las Comisiones legislativas no han hecho lo propio previo, de concluir dictámenes sólidos y consistentes, además de que hayan logrado los consensos mínimos indispensables para poder ser sometidos a la discusión y votación.

La realización de sesiones extraordinarias exige y demanda de los actores políticos la mayor responsabilidad posible, tanto en la identificación de los temas de la agenda parlamentaria que podrían inscribirse en una eventual convocatoria, como en la conducción y coordinación de los trabajos legislativos previos, que permitan concretar un llamado a sesiones del pleno de ambas Cámaras durante un receso legislativo.

En febrero y abril pasados, ambas Cámaras trabajaron intensamente en el desahogo de gran cantidad de asuntos de relevancia para la sociedad, logrando aprobar diversas disposiciones que coadyuvarán a mejorar el desarrollo del país.

Sin embargo, existen otros temas que están a punto de ser dictaminados por las Comisiones de la Cámara de Diputados y, que al igual que los anteriores, representan cambios sustanciales en la sociedad mexicana, como la Reforma Laboral que se encuentra en discusión o los cambios a la Ley de Seguridad Nacional y la Reforma Política, que están en las comisiones.

Las reformas a la Ley de Seguridad Nacional son parte de cambios indispensables al marco jurídico nacional, para dar un mayor soporte jurídico a la acción del Estado contra los grupos de la delincuencia organizada que están afectando y dañando a nuestra sociedad de una forma extremadamente grave.

México ya no marcha como cuando fue una nación de oportunidades, refugio de perseguidos, promotor de la paz y de la solidaridad. Por el contrario, ahora sufre de una expansión del crimen organizado, aumento de desempleo, mayor pobreza, desigualdad y marginación.

Hoy se requiere una gran voluntad política para contrarrestar los agravios, buscar la reconciliación nacional y recomponer el tejido social.

El país no debe ser entregado como botín de guerra al crimen organizado y, si algo puede debilitarlo, es que la economía y la escuela ofrezcan un lugar para los jóvenes que, excluidos del desarrollo económico, social y humano, son víctimas fáciles del reclutamiento de los criminales.

Los priistas no podemos convalidar una estrategia que no partió de un diagnóstico serio y completo del problema ni se basó en información de inteligencia criminológica, por lo que no basta con enfrentar a la delincuencia organizada con la fuerza pública, sino que es preciso desactivar el clima social que hace posible su permanencia.

Es tiempo de recuperar los valores que definen nuestra identidad nacional y hacen posible la convivencia civilizada. Esta generación no debe legar a nuestros hijos una cultura del miedo, el individualismo a ultranza, la desconfianza en los demás y la falta de expectativas reales de futuro.

BOLETÍN, 8 mayo, 2011.-  

Read Full Post »

+ Diputados del PRI en El Capitolio,  con legisladores de EU

+ En la agenda bilateral, respeto, apertura y diálogo

+ Tema estratégico: Seguridad y lucha vs. el crimen organizado

Con Alan Bersin, Comisionado de Aduanas y Seguridad Interior

Iniciamos hoy una serie de reuniones con parlamentarios estadounidenses, acompañado de un grupo de diputados federales priistas, en las que abordaremos temas de interés para la agenda bilateral de México-EU, en un marco de respeto, apertura y diálogo.

Los priistas buscamos abrir caminos de diálogo con el nuevo liderazgo republicano en la Cámara de Representantes y reforzar el ya existente con los demócratas en el Senado.

Las partes pusimos especial énfasis en lo que hace a la reforma migratoria y el impacto de la aprobación de las leyes estatales en la nación norteamericana, así como la situación de los migrantes y sus derechos y la cooperación para la cohesión social de las comunidades fronterizas e inversión para el desarrollo.

Los legisladores mexicanos destacaron que en la Cámara de Diputados se aprobó la nueva Ley de Migración que asegurará la protección de los migrantes que cruzan por territorio mexicano hacia otros destinos.

Asimismo, subrayamos  que es necesario que Estados Unidos también impulse la reforma migratoria que garantice el respeto y defensa de los derechos humanos de los connacionales residentes en Norteamérica, con un trato digno y decoroso.

Durante las pláticas que se celebraron en el Capitolio,  hablamos sobre uno de los temas de la mayor transcendencia, como es la seguridad y la lucha contra el crimen de organizado.

Hay puntos de coincidencia  en que es menester intensificar la cooperación entre los países vecinos, a fin de lograr mejores resultados. En cierto momento, destacamos los importantes recursos que ha aprobado el Congreso mexicano para la seguridad pública.

Asimismo, se abordaron temas relacionados con el tráfico de armas, lavado de dinero, combate a la violencia transfronteriza, Tratado de Libre Comercio, inversiones que fomenten el desarrollo sobre las fronteras eficientes y seguras, energías no renovables, entre otros tópicos de interés bilateral

Las reuniones de trabajo de este día fueron con el  Alan Bersin, Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos,  con quien intercambiamos opiniones respecto de la policía fronteriza.

Asimismo, sostuvimos  encuentros con el caucus de Asuntos Fronterizos, con los Representantes Republicanos y Demócratas, entre ellos, Howard Brian Bilbray, Connie Mack, Presidente del Subcomité de Asuntos del Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes y Kay Granger, así como Nita Lowey, Miembro de Mayor Rango del Subcomité de Operaciones en el Extranjero del Comité de Asignaciones Presupuestales de la Cámara de Representantes.

Acordamos sostener otras reuniones de trabajo el día de mañana, con el propósito de avanzar en estos temas de trascendencia para ambas naciones, así como fortalecer la cooperación en aras de un futuro de bienestar.

BOLETÍN, WASHINGTON, D.C. , 4 mayo, 2011.-

Read Full Post »

+ Falso que faculte en exceso al Ejecutivo; lo reglamenta

+ Uso de Fuerzas Armadas solo en casos verdaderamente graves

+ Impide que el Ejército realice funciones de la Policía

+ Siempre  debe garantizarse el respeto a derechos humanos

+ Debe haber una declaratoria de afectación de la seguridad

Les comparto algunos aspectos relevantes del predictamen de la minuta enviada hace un año por la Cámara de Senadores a la Cámara de Diputados, de las Reformas a la Ley de Seguridad Nacional, elaborado por el grupo especial de trabajo designado por la Junta de Coordinación Política. Estos comentarios fueron elaborados por Diputados del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados:

1.- Separa con claridad los ámbitos que comprende la Seguridad Pública y la Seguridad Nacional.

2.- Establece que la última medida que debe adoptar el Estado Mexicano es la Suspensión de Garantías. Antes de ello, debe agotar todas las medidas que la Constitución establece en el ámbito del respeto a la vigencia de los Derechos Humanos y sus Garantías.

3.- Establece un abanico gradual de niveles que pueden afectar la Seguridad Interior dejando en claro que solo se pueden usar a las fuerzas armadas en casos que atenten contra la existencia y permanencia del Estado; es decir, casos verdaderamente graves.

4.- Por ello, limita la discrecionalidad del Presidente de la República en el ejercicio del artículo 89 Fracción VI de la Constitución General de la República.

5.- Es falso por ello que faculte en exceso al Ejecutivo, por el contrario lo reglamenta.

6.- En ese sentido, la propuesta impide que las fuerzas armadas actúen en asuntos que no son de su competencia (hacer funciones de Policía).

7.- Cuando el Ejecutivo o los Estados de la Federación le pidan al Presidente hacer uso de las fuerzas armadas, se establece un procedimiento que garantice el pleno respeto a los Derechos Humanos.

8.- Este procedimiento básicamente establece:

a) La publicación en el Diario Oficial de la Federación y en tres periódicos locales de la Declaratoria de Afectación a la Seguridad Interior, donde deja clara la razón que motivó la medida, el tiempo de duración de ese evento, la autoridad responsable de atender esa afectación, la forma en que otras autoridades colaborarán en la atención del problema y las medidas que deberán adoptarse en el marco de la vigencia de Garantías Individuales.

b) Deberá notificarse a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y a los organismos defensores de Derechos Humanos Estatales para que hagan uso de sus atribuciones legales.

c) Deberá informarse a la Comisión Bicamaral del Congreso para que dé seguimiento y evalúe la medida adoptada.

d) La Suprema Corte revisará la Constitucionalidad de la declaratoria de afectación.

9.- Queda claro con ello que para utilizar al Ejército se están poniendo candados precisos y buscando respetar absolutamente los Derechos Humanos y sus Garantías.

10.- Se crea incluso un Consejo de Seguridad Nacional integrado por las instancias que tienen que ver con el tema (incluye la Secretaría de Salud y Comunicaciones y Transportes, en su caso).

Con ello, las decisiones de movilización de tropas en tiempos de paz se vuelve colegiada en la opinión, lo que demuestra que es falso que se dé un poder excesivo al Ejecutivo.

11.- Esto no inhibe que el Ejecutivo Federal pueda y deba adoptar medidas rápidas y urgentes para atender una afectación a la Seguridad Interior, sino se busca que las decisiones sean informadas y bajo una agenda de Seguridad Nacional.

12.- Se regulan las actividades de las fuerzas armadas en operativos y funciones de inteligencia,  todos los operativos bajo el mando de una autoridad civil (M.P.) y las medidas de inteligencia con control jurisdiccional.

13.- Queda claro que el fuero que rige es el civil y es falso pensar siquiera que pudiera darse el fuero militar.

14.- Se amplía el concepto de Seguridad Nacional a temas como asuntos de Salubridad General y Desastres Naturales.

Read Full Post »

+ Modelo económico, depredador y especulativo

+ Tienen el poder y no saben qué hacer con él

+ No podemos dejar que el país sea monotemático 
Compañeras y compañeros legisladores:

La pobreza y el desempleo, las dificultades evidentes de las familias por la carestía de los productos de la canasta básica y de los energéticos, los problemas de la salud pública con instituciones pobres que invierten sus reservas en las compañías privadas con problemas económicos, las dificultades en la calidad de la educación que son evidentes, no pueden ser soslayados con la explicación de que, por encima de todo, hay una terrible crisis en la seguridad pública que tiene ensangrentado al país, resentida a la población, dolidos a los deudos y desprestigiadas a las instituciones.
La inseguridad pública tiene en el fondo, una causa económica, social y de moral republicana. No podemos dejar que nuestro país sea monotemático.

 

El senador Beltrones y el diputado Rojas

 

 

También las migraciones y el deterioro del medio ambiente, problemas comunes en el mundo de hoy, tienen en la base una injusticia económica; con un modelo depredador que se orientó a la especulación financiera y que ahora tiene que replantearse urgentemente para evitar esas desigualdades tremendas entre ricos y pobres, que ya se viven en todo el mundo.

Hay un entorno político muy complicado, porque ante la necesidad económica, ante la falta de oportunidades económicas reales para la sociedad, la migración a otras regiones es una alternativa o lamentablemente, el delito que se ha convertido en otra.
Por eso insistimos que hoy, en la política, se tiene que hacer un compromiso ético y tenemos que mejorar la moral republicana.
De poco van a servir las nuevas leyes o la reiteración de la lucha por conquistar el poder público, si en su búsqueda trastocamos los valores, hacemos a un lado nuestro compromiso ético con la sociedad, para obsesivamente buscar el poder, aunque cuando ya se tiene, no sepan bien a bien qué hacer con él.

Este es un gran país, con una historia trascendente y universalmente reconocida, aunque el gobierno medroso haya querido disimularlo en sus fiestas centenarias.

Este es un país con un enorme potencial estratégico, natural y humano, que demanda un mejor gobierno, requiere instituciones fuertes, quiere valores y principios que justifiquen la lucha ahora confundida en deslealtades, mercadotecnia, componendas o plenas indignidades.

Los diputados del PRI hemos ocupado mucho tiempo en discutir estas cosas y estamos dispuestos a hacer nuestro mejor esfuerzo para poner un remedio político y fortalecer nuestra actividad, para que sea un instrumento cada día más accesible y útil al servicio de la gente.

Compañeros senadores de la República, sabemos de su esfuerzo y conocemos su vocación republicana; con solidaridad partidaria y amistad personal, queremos invitarlos hoy a que compartan nuestras reflexiones, para que alrededor de los que habrán de ser los ejes de nuestra trabajo legislativo, intensifiquemos la comunicación, el debate interno y las propuestas de acción conjunta que debemos seguir en beneficio de México.

Si podemos incentivar nuestro trabajo por el método y la forma, habremos logrado un gran avance porque no hay duda que ustedes y nosotros compartimos, suscribimos y defendemos, como lo hemos hecho siempre, el gran proyecto de la República definido en la Constitución y expresado en la época actual, por las grandes demandas de la gente, y que tiene que seguir con el liderazgo de nuestro Partido Revolucionario Institucional.

DISCURSO, Encuentro de diputados federales y senadores de la República, del PRI, Palacio de Minería, 28 enero, 2011.-  http://bit.ly/f1gZC9

Read Full Post »

+ El país atraviesa por momentos de incertidumbre y desaliento

+ El México real, ajeno al sesgado razonamiento del Gobierno

+  Gobiernos del PAN: conducción irresponsable de instituciones

Compañeras y compañeros legisladores:

Nuestro país y todos nosotros, estamos atravesando por momentos de desaliento, incertidumbre y temor.

Pero ese, compañeras y compañeros, es el país que tenemos, es el México real.

Mensaje de clausura de la 4a. sesión plenaria del GPPRI

Un México que es ajeno al que se propala desde el poder con base en cifras parciales y razonamientos sesgados, que pretenden hacer pasar por verdaderos a través de miles y miles de spots publicitarios, que son pagados con recursos públicos.

La evidente conducción irresponsable de las instituciones públicas durante los gobiernos del PAN, están desgastando los valores que le han dado identidad a la nación y que ha hecho siempre posible nuestra convivencia civilizada.

Se ha ido desvaneciendo el prestigio internacional de México, que fue paladín de la paz y la cooperación entre las naciones; que fuimos defensores del Derecho como marco para la convivencia entre los Estados y refugio generoso y seguro para los perseguidos políticos de otras partes del mundo.

Cualquiera que sea el nombre que se le dé, la verdad es que estamos sumidos en una guerra interna, con sus terribles secuelas de muerte, miedo y miseria.

Hemos ido perdiendo paso a paso la libertad de tránsito en los caminos y en las calles. Vivimos bajo la amenaza permanente de la violencia entre los grupos criminales y contra de ellos.

Se ha ido dañando la ética de los valores y de la convivencia civilizada, y no podemos aceptar que ello forme parte de nuestra vida cotidiana; que los eventos sanguinarios que ocurren en cualquier calle, se vean todos ellos con indiferencia de todos por su reiteración.

Ya se ha reconocido por el propio gobierno, más de 34 mil crímenes sin respuestas claras por parte de las autoridades, y la expectativa es que esas muertes continúen indefinidamente.

¿La sociedad qué está haciendo? Está haciendo lo que todos podemos hacer: clamamos porque no haya más sangre, ni más violencia.

Tenemos que rescatar los valores para que nuestros hijos no hereden esto como algo normal y cotidiano. Es un tema inconcluso que la sociedad demanda que se resuelva ya de manera positiva.

  MENSAJE, clausura reunión plenaria, Acapulco, 25 enero, 2011.-

Read Full Post »

+ El poder público se aferra a estrategias inoperantes

+ No es justo que los jóvenes caigan en espejismos

+ Haremos nuestra parte para volver a vivir en paz

Los mexicanos vivimos momentos difíciles en todos los órdenes, pero las políticas y acciones de gobierno sólo han propiciado el desaliento y la desesperanza.
No es justo que las familias vivan amenazadas por la violencia que se ha extendido por vastas zonas del territorio nacional.

No es justo, ni ético, que el poder público se aferre a estrategias que han demostrado su inoperancia y que tienen elevados costos humanos, económicos e institucionales.

 No es justo que millones de jóvenes y adultos, que buscan empleo en la economía formal, la que paga impuestos y respeta la ley, se vean obligados a vivir al día con lo poco que les ofrece la informalidad.

No es justo que nuestros jóvenes sean víctimas del espejismo de la emigración al extranjero o de la servidumbre a la delincuencia organizada.

No es justo que los alimentos de consumo popular, como las tortillas y los frijoles, sean cada vez más caros y los salarios compren cada vez menos.

No es justo que el gobierno sea pródigo en anuncios publicitarios pero no combata con eficacia la pobreza, la desigualdad y la violencia.

Nada de eso es justo, y los diputados priistas legislaremos para impulsar políticas, programas y acciones que incidan en el origen de los problemas de la gente, y no sólo en sus manifestaciones externas.

El Poder Legislativo tiene un papel relevante y los priistas nos esforzaremos por cumplirlo cada día mejor.

Los diputados del PRI representamos al partido de la institucionalidad, la sensatez y la responsabilidad.

Nuestros debates son intensos y a veces vehementes, pero dan como resultado acuerdos firmes que todos compartimos porque benefician a la gente, porque fortalecen nuestra unidad y porque contribuyen a restaurar el ánimo y la esperanza de los ciudadanos.

Los acuerdos adoptados son firmes y se cumplen adentro y afuera del partido. Son decisiones adoptadas con madurez sin dejarnos presionar para obtener supuestos consensos que no tienen la madurez y el respaldo social suficiente.

Estoy seguro, compañeras y compañeros diputados, de que aquí, en estas horas, definiremos las propuestas que, unidos, habremos de impulsar en la Cámara de Diputados.

Estoy seguro de que esas propuestas serán bienvenidas por el pueblo del que somos parte y con el que el PRI y los priistas tenemos un compromiso irrenunciable.

El país espera que los diputados hagamos nuestra parte para que los mexicanos volvamos a vivir en paz, con igualdad y con una sólida cohesión social.

Los priistas cumpliremos esas expectativas hasta el límite de nuestras capacidades y en el marco de las atribuciones que nos otorgan la Constitución y las leyes.

Vamos a trabajar compañeros.

DISCURSO, 4a. reunión Plenaria, Acapulco, Gro. 24 enero 2011.-

http://bit.ly/ezQnZg

Read Full Post »

+ Todos  debemos adoptar una actitud más positiva

+ Abandonémos el desánimo y retomemos el paso

… Todos los años son años políticos; en 2009, las elecciones federales para diputados federales, un año político; en 2010, 14 elecciones estatales; ahora vamos a tener siete elecciones estatales, dentro de las cuales destaca la del Estado de México y el año siguiente tendremos las elecciones federales.

Todos los años son años políticos y en todos los años tendremos que trabajar por seguir haciendo mejor las cosas en nuestro país.

En la conferencia de medios

Tenemos necesariamente que imprimir una mayor velocidad a todos los trabajos que hacemos en el Poder Legislativo. Pero también los trabajos que hace el Poder Ejecutivo, el Poder Judicial, los gobiernos de los estados, todos en nuestro país tenemos que redoblar la marcha.

                                                           En la conferencia de Medios

Todos en nuestro país tenemos que adoptar una actitud mucho más positiva; tenemos que pensar en que tenemos que abandonar ese desánimo que existe en la sociedad para que podamos realmente retomar el paso, un paso que nunca debimos haber perdido en nuestro país.

México no tiene tiempo que perder, los mexicanos esperan resultados de su gobierno y eso es en lo que vamos a estar empeñados.

… Pero es un asunto que comprende y compete no solamente al Poder Legislativo, sino al Ejecutivo, al Judicial, a los gobiernos de los estados, y a la sociedad en general.

Este es un asunto de todos los mexicanos, no podemos pensar en que está “papá gobierno” o “papá Poder Legislativo” haciendo todo lo que no estamos haciendo nosotros mismos.

Es un asunto de trabajo conjunto, de trabajo social y tenemos que hacerlo todos los mexicanos, unidos para tratar de levantar ese ánimo que debemos tener siempre muy alto.

El país merece y tiene cómo tener éxito en el corto plazo. Tenemos que empujar para que así sea.

Deseo que todos tengan un feliz año, aquí nos vamos a estar viendo afortunadamente muy seguido y estaremos pendientes de todas sus necesidades de información.

Que tengan un muy buen año, es el mejor deseo para todos. Muchas gracias.

ENTREVISTA, 6 enero 2011.-

Read Full Post »

+ La vida transcurre entre aflicción, desaliento e incertidumbre
+ Gestión poco eficiente, honesta y transparente del gobierno
+ México, lejos de la auténtica libertad, la justicia y la igualdad
+ El triunfalismo no se compagina con la realidad que vivimos
+ Inseguridad, estancamiento, desempleo y desigualdad social

 
¿DIEZ AÑOS DE LOGROS?

Francisco Rojas

El estado que guarda la Nación no es satisfactorio. En los últimos años se han agravado muchos problemas nacionales y se han creado otros. La vida cotidiana de la gente transcurre entre la aflicción, el desaliento y la incertidumbre.

Los problemas que se viven en todos los estratos de la sociedad no son atribuibles a la fatalidad; se deben principalmente a una gestión poco eficiente, honesta y transparente de los responsables de las instituciones.

La ausencia de una visión de Estado ha repercutido en el debilitamiento de las instituciones, y este es un daño sustantivo para la vida del país a corto y largo plazos.

El país no marcha como lo hizo cuando México fue país de oportunidades, refugio de perseguidos, promotor de la paz y de la solidaridad internacional.

La economía está estancada y la inversión nacional no crece porque el mercado interno es débil, ya que la mayoría de las familias no tienen recursos para satisfacer, en muchos casos, más que sus necesidades de supervivencia.

La desigualdad se ha acentuado y puede empujar al país a la inestabilidad. El 10 por ciento de la población más pobre recibe apenas el 1.4 por ciento del ingreso, mientras que en el polo opuesto, el 10 por ciento de la población más rica acapara el 41 por ciento del ingreso.

A falta de empleo no hay más opciones que la economía informal, emigración laboral o la puerta falsa de la delincuencia abierta o simulada.

De una población económicamente activa formada por 47 millones de personas, sólo 15 millones tienen empleo formal y en los dos últimos años ha aumentado la proporción de empleos eventuales, los que trabajan menos de 15 horas a la semana y los que perciben ingresos de alrededor de dos salarios mínimos.

El gobierno sigue sin poder impartir una educación de calidad y servicios dignos de salud. El desarrollo científico y tecnológico, clave para movilizar el potencial de toda sociedad, está estancado.

Los derechos humanos no están garantizados en ciertas zonas del territorio nacional, incluso en ciudades insignia del desarrollo. Los derechos constitucionales a la alimentación y la vivienda no se ejercen plenamente.

México está hoy tan lejos de la auténtica libertad, la justicia y la igualdad, como lo estuvo en momentos críticos de su historia; por ello, probablemente los daños más graves sean el deterioro de la cohesión social y el debilitamiento de las instituciones.

  Las políticas públicas no marchan satisfactoriamente; como se aprecia en este documento, los indicadores son negativos y no se pueden ocultar con campañas publicitarias.

Según datos del INEGI, en los últimos años la economía ha crecido a una tasa media anual de apenas el 1.2 por ciento, mientras que la población se ha incrementado en 0.94 por ciento anual: por eso, el producto por habitante se mantiene prácticamente igual al del año 2000. Nos estancamos una década.

En el periodo casi se ha triplicado el monto del Presupuesto de Egresos de la Federación, al pasar de un billón 195 mil millones de pesos en el año 2000, a tres billones 176 mil millones en el 2010, pero los problemas no se han resuelto. Se han despilfarrado los recursos petroleros; el gobierno ha contado con mucho dinero, pero se ha utilizado mayormente en gasto corriente.

El Congreso ha construido el marco legal para respaldar la procuración de justicia y la lucha contra el crimen organizado y ha aprobado las propuestas legislativas, y los requerimientos de recursos del Ejecutivo Federal, pero continúan las ejecuciones y nadie resulta responsable de nada, sin que se aprecien resultados favorables o tendencias positivas.

El país vive sobresaltado por una violencia que no se había visto desde las épocas más críticas de la Revolución. La inseguridad ha llegado al grado de afectar la cohesión social y la economía; su efecto ya se nota, entre otros, en el estancamiento de las inversiones privadas, la emigración de capital humano y la disminución de la Inversión Extranjera Directa y el turismo.

En diversas partes de México, el Estado no puede garantizar la integridad física de las personas. La violencia criminal ha costado más de 30 mil vidas humanas y un gasto público de decenas de miles de millones de pesos.

No se pueden seguir distorsionando los hechos con un triunfalismo que no se compagina con la realidad en la que vivimos. No es justo ni sensato que el gobierno privilegie los procesos electorales por encima de la resolución de los problemas que aquí se destacan: la inseguridad, el estancamiento económico, el desempleo y la desigualdad social.
En ¿10 años de logros?  http://bit.ly/hsGkRv     se analizan los indicadores más relevantes fundados en cifras oficiales, con el ánimo de contribuir a la discusión pública responsable y seria de los problemas nacionales. La información que aquí se ofrece pretende permitir formarnos una opinión sobre la actuación de los gobiernos de México en la primera década del siglo XXI.

¿10 AÑOS DE LOGROS? Presentación del pronunciamiento del Grupo Parlamentario del PRI, LXI Legislatura, Cámara de Diputados. 28 noviembre, 2010.-  http://bit.ly/hsGkRv

 

Read Full Post »

+ Bahamas y Namibia, mejor evaluados en Estabilidad Política

+ En vigencia del Estado de Derecho, también mal calificados

+ En su apogeo el índice de percepción de corrupción

GOBERNABILIDAD
• En el último reporte del Banco Mundial Governance Indicators México retrocedió en materia de gobernabilidad. En el rubro de Estabilidad Política y Ausencia de Violencia, en al año 2000 México obtuvo una calificación de 42 puntos sobre 100; en el año 2008 su calificación fue de 24, la más baja en los últimos 12 años, sobre todo si se compara con países como Bahamas (73) y Namibia (81) que resultaron mejor evaluados.

En el rubro Estado de Derecho, parámetro que analiza la confianza en las instituciones judiciales y la calidad de ejecución de sus acciones que tiene sobre el sistema en el país, México obtuvo 42 puntos en el año 2000; mientras que en el 2008 fue calificado con 30, por debajo de países como Bahamas (87), Chile (88), Costa Rica (63) y Kuwait (71).

Corrupción
• Según El Índice de Percepción de Corrupción en México elaborado por Transparencia Internacional, nuestro país ha pasado del lugar 51 en el año 2001 al lugar 98 en el 2010, de entre 178 países, por debajo de Barbados, Chile, Perú, Guatemala, Brasil, Costa Rica Uruguay, Botswana, Taiwán y Colombia.
• En el último reporte del Banco Mundial ya referido, en 2008 México fue calificado con 50 sobre 100 en materia de corrupción.

¿Son logros la pérdida de gobernabilidad, el deterioro del Estado de Derecho y el crecimiento explosivo de la corrupción?

¿10 AÑOS DE LOGROS? Presentación del pronunciamiento del Grupo Parlamentario del PRI, LXI Legislatura, Cámara de Diputados. 28 noviembre, 2010.- http://bit.ly/hsGkRv

Read Full Post »

+ Propuesta para crear el Fondo Nacional de Reconstrucción

+ El diálogo privilegia consensos, unidad nacional y solidaridad

+ Pasamos de la retórica a enfrentar la realidad que vivimos

  …Demandamos  la creación inmediata de un Fondo Nacional de Reconstrucción para iniciar en este mismo ejercicio presupuestal, el apoyo a las entidades federativas afectadas por los fenómenos naturales de este año. Además, asignaremos a dicho fondo, los recursos necesarios en el Presupuesto de Egresos de la Federación, para el próximo año del 2011.

 Exigimos también la flexibilización de las reglas de operación del Fondo Nacional de Desastres, para que ocurrida una contingencia, existan recursos disponibles en forma inmediata, que permitan a todos los órdenes de gobierno auxiliar oportuna y eficazmente a la población afectada, así como iniciar a la brevedad las tareas de reconstrucción de la infraestructura.

  En nuestra fracción parlamentaria estamos convencidos de que en este momento, más que nunca, es imperativo trabajar en unidad, privilegiando el diálogo y la toma de acuerdos, sólo de esa manera lograremos que prevalezcan los más altos intereses de la nación y el bienestar de sus habitantes.

 Hemos escuchado y nos hemos comprometido todos a un diálogo; nos hemos comprometido a buscar con todos nuestros esfuerzos, la unidad entre todos los mexicanos.

 Nos hemos comprometido a ese diálogo que propicie los consensos y que propicie a la solidaridad también entre los ciudadanos de este país.

 Por ello, creo que si estos llamados a la unidad pasan de la retórica a convertirse en realidad, tenemos en esta situación, de los desastres naturales, demostrar que efectivamente no sólo cuando hablamos de unidad estamos haciendo discursos.

 …Cuando hablamos de unidad estamos formando consensos y formando una unidad real entre todos los mexicanos para atender a todos los mexicanos que han sido dañados en sus patrimonios y muchos en sus vidas, lo cual lamentamos muchísimo.

 Por ello también quiero agradecer en la Cámara de Diputados, a todas las fuerzas políticas de los diversos partidos, porque han mostrado solidaridad con este planteamiento del Partido Revolucionario Institucional.

 Han signado el acuerdo el Partido Acción Nacional, por lo cual agradezco a la coordinadora Josefina Vázquez Mota, y al vicecoordinador Carlos Pérez Cuevas, que hayan aceptado firmar este pronunciamiento.

 Igual que al diputado Alejandro Encinas; al diputado Juan José Guerra; al diputado Jaime Álvarez, y al diputado Reyes Tamez, que hayan aceptado todos en esta Cámara, que el pronunciamiento sea unánime, para que éste se convierta en un hecho de unidad y solidaridad entre todos los mexicanos.

 Espero que el Gobierno Federal atienda esta petición de la Cámara de Diputados, y que podamos llevar la ayuda oportuna y suficiente a todos los mexicanos que han resultado afectados por estos fenómenos naturales.

 Esta es una ocasión propicia para demostrar que , y que sí somos capaces de actuar en unidad. pasamos de la retórica a la realidad que estamos viviendo

 CONFERENCIA DE PRENSA, 30 septiembre, 2010.- http://bit.ly/chABjd

Read Full Post »

+ Propuesta para crear el Fondo Nacional de Reconstrucción

+ El diálogo privilegia consensos, unidad nacional y solidaridad

+ Pasamos de la retórica a enfrentar la realidad que vivimos

  …Demandamos  la creación inmediata de un Fondo Nacional de Reconstrucción para iniciar en este mismo ejercicio presupuestal, el apoyo a las entidades federativas afectadas por los fenómenos naturales de este año. Además, asignaremos a dicho fondo, los recursos necesarios en el Presupuesto de Egresos de la Federación, para el próximo año del 2011.

 Exigimos también la flexibilización de las reglas de operación del Fondo Nacional de Desastres, para que ocurrida una contingencia, existan recursos disponibles en forma inmediata, que permitan a todos los órdenes de gobierno auxiliar oportuna y eficazmente a la población afectada, así como iniciar a la brevedad las tareas de reconstrucción de la infraestructura.

  En nuestra fracción parlamentaria estamos convencidos de que en este momento, más que nunca, es imperativo trabajar en unidad, privilegiando el diálogo y la toma de acuerdos, sólo de esa manera lograremos que prevalezcan los más altos intereses de la nación y el bienestar de sus habitantes.

 Hemos escuchado y nos hemos comprometido todos a un diálogo; nos hemos comprometido a buscar con todos nuestros esfuerzos, la unidad entre todos los mexicanos.

 Nos hemos comprometido a ese diálogo que propicie los consensos y que propicie a la solidaridad también entre los ciudadanos de este país.

 Por ello, creo que si estos llamados a la unidad pasan de la retórica a convertirse en realidad, tenemos en esta situación, de los desastres naturales, demostrar que efectivamente no sólo cuando hablamos de unidad estamos haciendo discursos.

 …Cuando hablamos de unidad estamos formando consensos y formando una unidad real entre todos los mexicanos para atender a todos los mexicanos que han sido dañados en sus patrimonios y muchos en sus vidas, lo cual lamentamos muchísimo.

 Por ello también quiero agradecer en la Cámara de Diputados, a todas las fuerzas políticas de los diversos partidos, porque han mostrado solidaridad con este planteamiento del Partido Revolucionario Institucional.

 Han signado el acuerdo el Partido Acción Nacional, por lo cual agradezco a la coordinadora Josefina Vázquez Mota, y al vicecoordinador Carlos Pérez Cuevas, que hayan aceptado firmar este pronunciamiento.

 Igual que al diputado Alejandro Encinas; al diputado Juan José Guerra; al diputado Jaime Álvarez, y al diputado Reyes Tamez, que hayan aceptado todos en esta Cámara, que el pronunciamiento sea unánime, para que éste se convierta en un hecho de unidad y solidaridad entre todos los mexicanos.

 Espero que el Gobierno Federal atienda esta petición de la Cámara de Diputados, y que podamos llevar la ayuda oportuna y suficiente a todos los mexicanos que han resultado afectados por estos fenómenos naturales.

 Esta es una ocasión propicia para demostrar que , y que sí somos capaces de actuar en unidad. pasamos de la retórica a la realidad que estamos viviendo

 CONFERENCIA DE PRENSA, 30 septiembre, 2010.- http://bit.ly/chABjd

Read Full Post »

+ El difícil trance demanda la solidaridad de  todos los mexicanos

+ Capacidad y determinación para enfrentar las adversidades

  Aún frente a las tragedias más profundas, nuestros pueblos han puesto en juego toda su capacidad y determinación, para no dejarse vencer por la adversidad y permanecen luchando día con día, con orgullo y con esperanza, pero también es cierto que el esfuerzo a realizar es demasiado grande y por lo mismo, superar este difícil trance, demanda el respaldo y la solidaridad de todos los mexicanos.

…Los actuales esquemas de previsión de desastres naturales y de auxilio a las poblaciones afectadas por ellos, de reconstrucción de infraestructura e incluso de coordinación entre los distintos órdenes de gobierno, resultan claramente insuficientes e ineficaces.

 Todo ello hace necesario ampliar la disponibilidad presupuestal para estos efectos, así como asegurar que las normas, procedimientos y reglas que requiere la operación, garanticen la transparencia y oportunidad necesaria para su correcto ejercicio.

 CONFERENCIA DE PRENSA, 30 septiembre, 2010.- http://bit.ly/chABjd

Read Full Post »

+ Sentencia de Juez deja a salvo derechos políticos de Godoy

 …Nosotros no estamos aquí para juzgar a los jueces. Los jueces están para eso, para juzgar los hechos, y aquí recibimos la instrucción de un juez, en donde nos decía que los derechos políticos del señor Godoy estaban a salvo. …Teníamos dos formas de resolverlo: o acatar estrictamente la orden de un juez o desacatarla.

 Aunque no nos guste o podamos opinar o no sobre la forma que adoptó el juez para tomar esa decisión, no nos queda más que acatar la orden del juez, de otra manera pudiéramos incurrir en dos cosas: seguir a lo mejor -en mi opinión- en desacuerdo con el juez y además desacatando una instrucción de un juez.

 El asunto en la Cámara de Diputados no era más que acatar la orden del juez, y punto.

 

 …Si usted lee en la sentencia del juez, deja los derechos políticos a salvo del diputado, y aquí los jueces son los que toman esas decisiones.

 A nosotros no nos toca juzgar la decisión del juez. En todo caso, habrá que preguntarle al juez en qué se basó. Pero ese no es un asunto de competencia nuestra, es un asunto del juez.

 Habría que preguntarle a los miembros del Poder Judicial, si la forma en que actuó el juez es la correcta. Para eso está el Consejo de la Judicatura.

 ENTREVISTA, 24 septiembre 2010.- Versión íntegra: http://bit.ly/9NuVJP

Read Full Post »

+ Insatisfechos exigimos hoy, como ayer,  un mejor gobierno

+ Saldremos  adelante, sin caudillismo ni autoritarismo

+ Cuando se denuesta al Congreso, se ofende a la Sociedad toda

+ No confundir fracaso de un gobierno, con fracaso del Pueblo

+ Conquistamos libertad, ahora falta  igualdad y justicia social

+ En el PRI, acuerdos, no desconfianza; civilidad, no cizaña

+ Ya una vez  construimos el Estado, lo volveremos  a hacer

+ Estemos a la altura de los Legisladores del 24, 57 y del  17

(Pronunciamiento en Sesión Solemne de Congreso General.- H. Cámara de Diputados. Palacio Legislativo de San Lázaro):

El Partido Revolucionario Institucional, saluda respetuosamente a la Patria entera en esta celebración Bicentenaria.

Doscientos años de Independencia y cien años de nuestra Revolución social, son razones de peso en la conciencia y el espíritu de esta nación generosa que arriba al siglo  XXI.

La eterna búsqueda de la igualdad;  la demanda nunca acabada por hacer valer la justicia social para los más pobres y la justicia a secas para todos, están en el espíritu insatisfecho que hoy exige, como ayer, un mejor gobierno.

Los muros del Congreso registran los nombres de algunos de los más destacados héroes nacionales, de aquellos que con razón y vehemencia, incrustaron en la historia decisiones trascendentales que aún están vigentes.

Honramos a esos héroes hoy;  honramos también a tantos héroes anónimos que han servido y sirven a la patria, porque la historia de México es la del pueblo entero. La lección que ya debió ser aprendida, es que nuestro país saldrá adelante con trabajo colectivo, sin caudillismo ni autoritarismo.

El Poder Legislativo, es el depositario de las consignas salidas de las trincheras de la Independencia, la Reforma y la Revolución.

Su responsabilidad es garantizar que el nuestro sea un país de leyes, de instituciones, de congruencia y de sensatez.

En el Congreso de la Unión tiene la gente una representación real y un foro para hacer oír su voz.

Fue en el Congreso de Chilpancingo, en la Constitución de Apatzingán, y después en la Constitución de  1824,  donde las acciones de  1810  se convirtieron en leyes.

Fue en el Legislativo, otra vez, donde se decidió la estructura federal de la República, frente a las presiones de los conservadores, que combatían a Juárez para imponer un centralismo obsesivo, al amparo de una potencia extranjera.

Y fue en el Congreso, donde la revolución plasmó sus razones en la Constitución del  17,  que definió el perfil social de la nación.

El pueblo, convertido en legislador, ha cristalizado en leyes la esencia política, histórica y moral de sus luchas;  le ha dado trascendencia a los principios, valores y objetivos sociales.

Nuestras constituciones y leyes, el Derecho mexicano, son la concreción del proyecto de nación que empezamos a construir hace doscientos años.

En los años difíciles que hemos vivido, ha sido el Congreso de la Unión la caja de resonancia de las demandas populares;  ha sido la casa donde emiten las leyes los representantes legítimos del pueblo y de la República.

Los legisladores tenemos diferencias de criterio y a veces hasta de diagnóstico, pero sabemos conciliar ideas distintas e incluso opuestas, para formar los acuerdos que exige el interés de la nación.

Por ello, cuando se denuesta al Congreso se ofende a la sociedad toda, porque es en él, donde todos nos reflejamos y estamos representados;  a nadie conviene debilitar al Poder Legislativo;  pone en riesgo la soberanía popular y el pacto federal;  hacerlo es el mejor camino para convocar al autoritarismo.

Nuestra gente padece problemas muy graves como el desempleo, la migración, el trabajo informal en aumento y el abandono a los jóvenes.

También nos preocupa y ocupa la violencia criminal.   Tenemos que impedir que el crimen organizado conculque nuestras libertades y nos convierta en rehenes de un puñado de delincuentes.

No es la primera vez que enfrentamos problemas.   Para salir de ellos requerimos recuperar las lecciones de la historia, fortalecer las instituciones y recordar la tenacidad de nuestros héroes, para poder administrar el presente y ofertar el futuro.

No hay que confundir el fracaso de un gobierno o una clase dirigente con el fracaso de un pueblo.   Si algo tiene claro México es que pese a los gobernantes, a su clase dirigente y, muchas veces, pese a nosotros mismos, siempre ha sido capaz de encontrar el camino, de articular una salida, para seguir siendo un país del que siempre nos podamos sentir orgullosos.

Tenemos una gran nación.   Ahí están los ideales, están los principios, está la República Democrática, Representativa y Federal como un sistema de vida, y no como un mero ejercicio del sufragio universal.

Contamos, y ahí está, con el principio de la división de poderes para el fortalecimiento de la República entera.

Ahí está el principio de la República Federal para reconocer la mayoría de edad de los Estados.

Ahí está el sistema representativo y popular para privilegiar el trabajo de representación de los legisladores y su compromiso con la rendición de cuentas a la nación.

Las decisiones fundamentales de la República deben ser vínculo de unión, no pretexto para la obsesiva búsqueda de supremacía de alguien frente a los demás y, menos, cuando se trata de división de poderes.

El PRI está presente en esta celebración, con orgullo por lo que hemos hecho todos los mexicanos;  con serenidad porque seguimos conviviendo en armonía, a pesar de los despropósitos que nos dividen e incluso nos polarizan.

Los Poderes de la Unión debemos de servir al pueblo, sin que las diferencias partidarias se conviertan en obstáculo y lleven a la frustración a quienes debemos de servir.

Pero no puede el país adormecerse en sus fastos y sólo recordar lo que otros hicieron; o tratar de justificar en el pasado los errores del presente; debemos reconocer lo mucho que tenemos que hacer todos, hoy, para servir a México y servirle bien.

 

Los grandes postulados que explican la mexicanidad y las gestas libertarias, se sintetizan en libertad, igualdad y justicia social.

Hemos conquistado la libertad, pero aún debemos conquistar la igualdad y la justicia social.

Aquí, empeñamos la palabra del PRI en que seguiremos trabajando con denuedo y firmeza;  aquí, empeñamos nuestro compromiso con la sensatez y la prudencia.   Y nuestra convicción de que la política es debate, pero también acuerdo lícito y claro;  es acuerdo que resuelve problemas, no que los exacerba.

Los priistas nos empeñamos en construir acuerdos, no desconfianza;  en sembrar civilidad, no cizaña.

Compañeras y compañeros legisladores:

La Independencia de México fue el primer capítulo de una historia que aún no termina.

Hidalgo, Allende y Morelos, y miles y miles de mexicanos anónimos nos dieron una nación.

Juárez, los liberales de su generación  y millares de compatriotas, nos dieron la Reforma.

Zapata, Villa, Carranza, Obregón, Calles y Cárdenas, nos dieron el Estado de la Revolución y las instituciones que dan firmeza a la nación;  el Estado de bienestar que rescató de la pobreza a millones de familias, industrializó al país y prestigió a México en el mundo.

Celebremos el Bicentenario de la Independencia, el Sesquicentenario de la Reforma y el Centenario de la Revolución, con júbilo genuino, pero también con trabajo.

Encaremos los desafíos que hoy nos presenta la historia y dejemos a las futuras generaciones un legado de patriotismo, que esté a la altura del que nosotros recibimos de nuestros padres.

Hagámoslo con la profunda vocación democrática que los constituyentes de  1917  conceptuaron como un sistema de vida, basado en el constante mejoramiento económico, social y cultural de los mexicanos, mucho más allá que el mero ejercicio del voto.

El gran compromiso que plantea el PRI, sabiendo que somos capaces de asumirlo, es que ya una vez construimos el Estado y que somos capaces de volver a hacerlo, de encabezar, ilusionar y resolver el problema de la movilidad social.

Aquí empeñamos el compromiso con el pueblo de México, para que por la Ley, por el proceso parlamentario, podamos aportar más al país, pensando en que algún día aspiraremos a tener la altura de los legisladores del  24  o del  57  o del  17.

Pensando en eso, saludamos con todo afecto y emoción al gran pueblo de México.

¡Que viva México!

DISCURSO. 15 septiembre, 2010. En representación del Grupo Parlamentario del PRI, en Sesión solemne de Congreso de la Unión. H. Cámara de Diputados. Palacio Legislativo de San Lázaro.

http://bit.ly/a2vYdz

Read Full Post »

+ Tropiezos y triunfos en el tránsito al presente

+ Retroceso actual no eclipsa los logros históricos

+ Hay quienes olvidan los 150 años de la Reforma

CELEBREMOS

Francisco Rojas

Las gestas decisivas para la vida de México son propicias para reflexionar en lo que hemos sido, somos y lo que podemos ser. Hemos escrito la historia y formamos, a la vez, parte de ella. Desde 1810 hemos vivido en medio de vicisitudes. Tropiezos y triunfos nutrieron el tránsito hacia el presente. No somos la excepción; así se ha escrito, en circunstancias distintas, la historia de los Estados modernos.

La proeza independentista nos dio libertad y soberanía. La hazaña revolucionaria impulsó la justicia social y reivindicó el derecho de la población a mejores condiciones de vida y mayores oportunidades de ascenso económico y social. Fueron tan sólidos los logros de quienes nos antecedieron, que no han podido ser eclipsados por el retroceso de los últimos años. Somos un pueblo que ha sabido vencer la adversidad y superar las tragedias que ha padecido.

Independencia y Revolución están unidas por propósitos y valores comunes: libertad, soberanía, progreso y equidad. Hemos caminado mucho en busca de esos objetivos, a pesar de que algunos quieran ignorar el pasado y menosprecien el esfuerzo de los mexicanos para llegar a ser lo que hoy somos. Esas actitudes ocultan quizás su incapacidad para encarar los graves problemas nacionales que nos agobian. Para el pueblo mexicano la esperanza sigue viva. Estamos orgullosos de nuestra identidad que se nutre de la pluralidad étnica, cultural, ideológica y religiosa. Hemos unido lo diverso para construir una gran nación.

Algunos olvidan celebrar los 150 años del inicio de la Reforma. Es explicable para quienes creen que la obra y figura de Juárez y los liberales de su generación fueron perversas. En pleno siglo XXI, los prejuicios quieren imponerse a la razón y al derecho. Ante los embates al Estado laico, defendamos la laicidad plasmada en la Constitución de 1857, que retomaron y profundizaron los constituyentes de 1917.

Los mexicanos nos reconocemos en las tres grandes gestas fundacionales de la nación, aquilatamos su significado, ponderamos los aciertos y reflexionamos sobre las equivocaciones con serenidad, humildad republicana y optimismo, ajenos a la pirotecnia discursiva y la simulación demagógica.

Nada deshumaniza más que la expresión bajuna que esconde la realidad. Registremos el heroísmo de un pueblo que es superior a los desafíos y quiere reencontrar el camino de la estabilidad, la paz, la seguridad, la capilaridad social que antaño nos distinguió. Vivamos los anunciados espectáculos con alegría, pero sin deslumbramiento, seguros de que no vamos a permitir que el país se nos deshaga ni vamos a distraernos con el oropel de la verbena.

Celebremos con entusiasmo lo que hemos logrado, reafirmemos lo que queremos ser y hagamos lo necesario para lograrlo. Nos impulsa una enorme energía social que puede y debe ser aprovechada para no caer en el derrotismo y desaliento. No perdamos de vista las virtudes del pueblo mexicano, ni nos confiemos ante los embates a los valores de la laicidad que nos condujeron a la modernidad y desarrollo.

En unos días más festejaremos el inicio de la Independencia, y el 20 de Noviembre, el de la Revolución. En estos grandes movimientos sociales, lo mismo que en la Reforma, el pueblo mexicano venció obstáculos que parecían insalvables, se sobrepuso a las peores amenazas y avanzó hacia la conquista de su destino común.

Aclamemos el Centenario de la Revolución, que fue un hito en la historia y nos permitió ser, durante varias décadas, el país libre, próspero y generoso que fue modelo para nuestros hermanos latinoamericanos. Renovemos la confianza en que pronto podremos abrir caminos para generar riqueza, abatir la pobreza y disminuir la grosera desigualdad que nos agobia.

A lo largo de la historia, el pueblo ha confiado en sí mismo y ha salido fortalecido de las adversidades. Ante los graves problemas actuales, el Estado debe reasumir sus responsabilidades con la nación y su gente. No hay enemigos que vencer, sino problemas que resolver y para eso hace falta patriotismo y determinación. Hace falta confiar en el pueblo y no maquillar la realidad para cambiar las “percepciones”.

El ánimo debe ser festivo pese a la violencia y la inseguridad que padecemos, pues el pueblo tiene aliento para superar los obstáculos y legar a las futuras generaciones un país mejor que el que tenemos. Sinteticemos celebración y reflexión sobre lo que fuimos, lo que somos y lo que queremos y podemos ser.

EL UNIVERSAL. 7 de septiembre 2010. http://bit.ly/9I5s99

Read Full Post »

…Nuestro país y todos los mexicanos, tenemos que sentirnos enormemente orgullosos del país que tenemos; del país que han construido las generaciones que nos han antecedido y el país que nos corresponde dejar a nosotros a nuestros hijos y nietos.

Este país se ha construido con el esfuerzo de millones y millones de mexicanos, por ello, la esperanza de que este país siga siendo fuerte, más equitativo, mejor en términos económicos y sociales, dándole vida digna a todos sus ciudadanos, debe ser y debe seguir siendo nuestro objetivo a perseguir.

No importa cuántos problemas nos encontremos en el camino, siempre tendremos la fortaleza y el espíritu de pelea para salir adelante.

…Tenemos que aspirar a cumplirlos (los principios de la Guerra de Independencia y de la Revolución Mexicana). Creo que se han logrado muchísimas cosas, y digo hemos porque todos diariamente hacemos algo por el país.

Vemos porque es evidente y nadie puede negarlo, las condiciones que teníamos en 1810, las condiciones que teníamos en 1910 y las condiciones que hay en 2010.

Independientemente de los problemas que ahora tenemos como el de la inseguridad y el desánimo social, tenemos un país enorme; tenemos una de las economías más grandes del mundo, que se ha construido en estos últimos 100 años.

Hagamos la comparación, veamos cómo éramos y cómo somos ahora. No perdamos por ningún motivo el espíritu de pelea.

 ENTREVISTA .- Versión íntegra: http://bit.ly/cQFkUg

Read Full Post »

+ Finanzas estables y crecimiento con empleo y equidad social

+ El Presupuesto debe tener reglas claras y no de uso electorero

+ Una legislación seria no acepta supuestos falsos o erróneos

+ Acuerdo y compromiso: Reducir el IVA de 16 a 15 por ciento

+ Debe haber un manejo responsable y equilibrado de las finanzas

+ Esperamos apertura y colaboración de parte del Ejecutivo

CARTA ABIERTA AL C. PRESIDENTE  CONSTITUCIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

LIC. FELIPE CALDERÓN HINOJOSA:

El 8 de septiembre de 2010 vence el plazo constitucional para que envíe a la Cámara de Diputados, como Cámara de Origen del Congreso de la Unión, la propuesta de Paquete Económico para el ejercicio fiscal de 2011, el cual será revisado con seriedad y objetividad por los diputados federales del Partido Revolucionario Institucional.

En ese sentido, consideramos que la próxima propuesta económica debe asegurar la estabilidad de las finanzas públicas, fomentar el crecimiento económico, la generación de empleos y la equidad social. Por ello, esperamos una Iniciativa de Ley de Ingresos y un Proyecto de Presupuesto de Egresos apegados a los siguientes principios:

1.- PRESUPUESTO PARA CRECER

El proyecto de Presupuesto de Egresos para 2011 debe ser un detonador del crecimiento económico con sentido social, que tenga como prioridades la inversión en infraestructura, seguridad pública, educación y salud. Asimismo, debe contener las debidas previsiones para el campo, el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, la atención a grupos vulnerables, así como para la equidad de género, la ciencia y tecnología y la protección del medio ambiente, entre otros.

2.- PRESUPUESTO SIN SIMULACIONES

 Demandamos reglas para el ejercicio del gasto público federal sencillas, claras y eficaces, que impidan el uso electoral de los programas sociales y garanticen que los recursos se inviertan con oportunidad y en el objeto para el que hayan sido aprobados por la Cámara de Diputados. En un país que requiere impulso económico y servicios básicos para la población que no los tiene, los constantes subejercicios en que el gobierno federal ha incurrido son inaceptables.

3.- CIFRAS REALISTAS

 Esperamos que los criterios generales de política económica sean objetivos, serios y debidamente fundados, ya que la propuesta económica no puede soportarse en cifras equivocadas o subestimadas, que conduzcan, como lamentablemente ha ocurrido en el pasado, a errores importantes en la estimación de los ingresos, afectando a todo el país.

4.- NO MÁS IMPUESTOS Y REDUCCIÓN DEL IVA

No aprobaremos ningún incremento de impuestos o alza de tasas en los ya existentes. Por el contrario, con el objetivo de impulsar el mercado interno y el bienestar de la población, los diputados del PRI hemos acordado reducir la tasa del IVA por lo menos del 16% al 15% y del 11% al 10% en la frontera. Lo anterior, considerando la mejora en las variables económicas, ampliamente difundida por Usted y los miembros de su gabinete, por lo que esperamos que se sume a esta propuesta, la cual cuenta con el respaldo de la mayoría de los mexicanos.

5.- AUSTERIDAD 

Convencidos de que el manejo de la hacienda pública debe ser responsable y equilibrado, consideramos que la reducción en ingresos, producto de la disminución del IVA, debe ser compensada por un recorte importante del gasto corriente del gobierno federal, que de 2000 a 2010 creció significativamente y sin justificación alguna.

Los diputados federales del PRI estamos convencidos de que el respeto a la división de poderes es fundamental para el fortalecimiento democrático, por lo que esperamos una actitud de apertura, cooperación y colaboración por parte del Ejecutivo Federal, para que proporcione, de manera oportuna, toda la información que le sea solicitada. En ese sentido, en un marco de responsabilidad y respeto mutuo, reiteramos nuestra apertura al diálogo, colaboración y voluntad política para alcanzar los acuerdos que permitan aprobar una propuesta económica para el bien de México.

ATENTAMENTE

Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional

(Documento leído en el Palacio Legislativo de San Lázaro, acompañado de los Diputados del equipo económico de la fracción parlamentaria, Sebastián Lerdo de Tejada, Oscar Levín Copel, Luis Videgaray Caso y Baltazar Hinojosa)

Texto íntegro: http://bit.ly/8XkKu4

 

Read Full Post »

Older Posts »