Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Argentina’

+ Entrevista con Oscar Mario Beteta en Radio Fórmula

+ En ese contexto, resalta la mala administración de Pemex

+ Bajó la producción en  800 mil barriles diarios de crudo

+ ¿Dónde están los excedentes por 1.5 billones de pesos?

(Entrevista concedida  al periodista Oscar Mario Beteta  conductor de EN LOS TIEMPOS DE LA RADIO del Grupo Fórmula):

PREGUNTA: En este espacio consideramos muy válida la opinión que pueda dar don Francisco Rojas Gutiérrez,  en relación a la expropiación de esta empresa YPF, donde Repsol tiene actualmente el 57 por ciento de las acciones, por la presidenta argentina Cristina Fernández que anuncia el día de ayer.  quien entre otras muchas responsabilidades en el sector público, ha sido director de la paraestatal. Don Francisco  –quien entre otras muchas responsabilidades en el sector público, ha sido director de la paraestatal–, siempre lo saludo con mucho gusto.

Igualmente Oscar Mario, es un placer estar contigo y el auditorio.

PREGUNTA: Como dicen allá, la mayoría de los periódicos que no comulgan con esta decisión de la señora Kirchner, que la tenía bien guardadita, y con la que acude en su mente, pero muy calladita, allá en Cartagena de Indias, una arbitrariedad que exigen muchas respuestas don Francisco.

Sí, efectivamente. Creo que la primera consideración que debemos hacer Oscar Mario, en este caso, es que la señora Cristina Fernández de Kirchner, es la presidenta de un país democrático, y por lo cual tiene la legitimidad y legalidad absoluta para las toma de decisiones, como la que está tomando, es un país soberano.

Ha mandado esa iniciativa de Ley al Congreso, el Congreso veremos qué es lo que opina, pero es una decisión soberana, de un país democrático; una decisión que están tomando según ella en estricto sentido de responsabilidad en cuanto al abastecimiento y la soberanía energética de su país.

PREGUNTA: Lo anterior ¿qué precedente sienta sobre todo? Y esto lo platicábamos ayer con su colega en el Congreso de la Unión, el senador Francisco Labastida, quien fue secretario de Energía en este país. Le decíamos ¿esto no puede sembrar un precedente para quienes conformen la nueva legislatura, y seguir impidiendo cambios tan importantes que requiere México para avanzar en una mejor administración, eficiencia y productividad en Petróleos Mexicanos?

EN PEMEX,FALTA DIAGNÓSTICO DE LA MALA ADMINISTRACIÓN

De ninguna manera esto sienta un precedente para lo que tenga que hacer el próximo gobierno en México, en relación con Petróleos Mexicanos.

Lo primero que haría en Petróleos Mexicanos es hacer un diagnóstico sobre –a mi juicio- la mala administración que ha tenido Petróleos Mexicanos durante 12 años.

Es realmente grave la situación en que se encuentra nuestra paraestatal; ha perdido más de 800 mil barriles de producción diaria, 800 mil barriles de producción diaria; la petroquímica está hecha un desastre; la refinación, después de más de 12 años que se están rehabilitando las refinerías para tener combustibles de mejor calidad, no termina de hacerse; la refinería que se prometió no se ha empezado, apenas creo que llevan la barda, en fin.

Lo primero que tendríamos que hacer en el próximo gobierno es un diagnóstico muy claro,  en qué condiciones se encuentra la empresa, amén de las cuestiones que tanto se ha hablado de corrupción.

Yéndonos más, en términos jurídicos, sí efectivamente faltan muchas modificaciones que entre otras cosas, le den la oportunidad a Petróleos Mexicanos, de en verdad su autonomía, porque la reforma que se hizo en el 2008, cuyo objetivo era darle autonomía a Petróleos Mexicanos para que fuera administrada más como una empresa y menos como una secretaría, lo único que hizo fue meterle más controles y más controles a Petróleos Mexicanos, dejando atado al director general de PEMEX para manejar la empresa como tal.

PREGUNTA: Pero desgraciadamente durante la actual legislatura, don Francisco Rojas, no se llega a una reforma energética integral o profunda como requiere este país, y bueno, los del PAN les echan la culpa a los del PRI, y los del PRI a los del PAN; los del PRD al PRI y al PAN, y como ciudadanos nos quedamos como el chinito.

No, Oscar Mario, aquí no es un problema de echar o no culpas, es un problema de resultados.

Los resultados en una empresa son los que hablan, y los resultados son esos, 800 mil barriles menos de producción, la petroquímica hecha un desastre, la refinación sin terminar de rehabilitarse, una sangría enorme de dinero de Petróleos Mexicanos.

Creo que el gobierno debe haber tenido en estos años más de un billón 500 mil millones de excedentes petroleros, que ni están invertidos en Petróleos Mexicanos, ni están en infraestructura en donde lo podamos ver.

Queremos ver ¿en dónde está ese dinero, qué se hizo, se fue al gasto corriente? En fin, hay muchísimas cosas, que no es un asunto de echarnos culpas. Aquí es un asunto de resultados.

PREGUNTA: Si se analiza, don Francisco, el desempeño de la paraestatal desde el decreto expropiatorio allá en el año de 1938, por el expresidente Lázaro Cárdenas, ha sido siempre más de lo mismo, como dicen, la misma bruja pero con distinto disfraz, pero en los resultados ni se ha logrado, bueno, sí se ha avanzado, pero no como se debiera en una mayor autonomía de gestión, eficiencia administrativa y cambio de régimen fiscal.

Difiero de esta parte, y discúlpame que hable de cuando estuve ahí, porque a mí sí me consta lo que sucedió.

EN 1994 PEMEX ERA EL CUARTO PRODUCTOR MUNDIAL

PREGUNTA: Sí, usted estuvo, para recordarle al auditorio, fue nombrado director de PEMEX de 87 hasta 94.

Hasta 94, ocho años. Cuando salí, Petróleos Mexicanos era la cuarta empresa mundial en producción de petróleo.

Hicimos una renovación total del contrato colectivo de trabajo; se incluyeron nuevos combustibles, mucho más limpios, en toda la empresa; se iniciaron todos los sistemas de costos y productividad, efectivamente, había rezagos importantes.

Se evitaron una bola de desperdicios que efectivamente también los hubo allá en los años, finales de los 70 y principio de los 80. No niego errores y culpas que hayamos cometido en los años del 38 al 2000, pero también hubo muchísimos aciertos, y llegar a tener en 1938 una empresa en donde ni siquiera había suficientes técnicos mexicanos para manejarla, a tener la cuarta empresa mundial de hidrocarburos y la primera empresa offshore del mundo, me parece que no son logros poco estimables.

PREGUNTA: Entonces usted, con base en su experiencia cree, como lo ha dicho el candidato del PRI a la Presidencia de la República y que obviamente va muy arriba en las encuestas, el licenciado Enrique Peña Nieto, él invitaría al Congreso a luchar por una transformación total de Petróleos Mexicanos, qué diría.

Me parece que en estos momentos y dada la situación actual de Petróleos Mexicanos, es evidente que hay una necesidad enorme de entrarle a cuestiones mucho más delicadas que las que se han intentado en ocasiones anteriores.

Hay cuestiones en donde ni siquiera tenemos la oportunidad de un buen manejo de tecnología, en donde nos hemos rezagado, por ejemplo el gas shale, el famoso gas de lutitas o … es una reserva que tenemos enorme en el norte del país, que colinda con el campo Eagle Ford en Texas, que tiene también una de las grandes reservas importantes de gas shale en el mundo, pues es una técnica y una tecnología que no desconocemos.

Yo mismo estoy reconociendo en un artículo de opinión que se publica en El Universal, la necesidad que probablemente tendríamos, el tener un régimen jurídico diferente para una cuestión de esta naturaleza.

La explotación en aguas profundas y los tratados de yacimientos transfronterizos son otras cuestiones que habrá que ver y que van a implicar cambios de tipo jurídico, probablemente.

Entonces efectivamente lo que hay que hacer, es ver para el futuro y no estar esperando que regrese el pasado, que jamás lo va a hacer.

PREGUNTA. ¿Cuál sería su opinión en relación a esta decisión de la presidenta Argentina, de expropiar o nacionalizar la parte que la española Repsol mantiene en Yacimientos Petrolíferos Fiscales, donde decíamos, el Estado repartido entre el propio Poder Ejecutivo, junto con cinco provincias, se hacen del control de la operación?

También hay que recordar que parte de las acciones están en poder de empresas argentinas y no tengo claro qué va a suceder con las empresas argentinas que tienen ahora acciones.

Entiendo que se va a conservar como sociedad anónimas Yacimientos Petrolíferos Fiscales.

Pero diría dos cosas: primero, Argentina es un país democrático, soberano y libre de tomar sus decisiones, las cuales habrá que respetar, y son ellos los que habrán de sufrir las consecuencias o los beneficios de las decisiones que tomen.

Recordemos simplemente que cuando PEMEX, junto con la empresa … que resultó ser un fiasco, quisieron tomar parte del control de Repsol en España, entonces los españoles dijeron que de ninguna manera iban a permitir que PEMEX asumiera ese rol allá en España, porque Repsol, la empresa insignia petrolera de España perdería su españolidad.

Entonces parece ser que hay varias varas de medir para tomar estas decisiones.

PREGUNTA: ¿Retroceso o avance? don Francisco

Será una cuestión que tendremos que evaluar en el futuro, y como decía la señora Clinton en una declaración que hizo: son los argentinos los que van a tener que vivir con la decisión que tomaron. Y allá ellos y sus resultados.

PREGUNTA: Bien don Francisco Rojas ¿pero sí está a favor de estos cambios profundos que propone el licenciado Enrique Peña Nieto para la paraestatal?

Por supuesto, yo los abanderaré y haré seguramente mis propuestas, y veremos qué dice tanto el Presidente, en su caso quien gane, y después qué dice el Congreso.

Muchas gracias.

ENTREVISTA con el periodista Oscar Mario Beteta, director y conductor de EN LOS TIEMPOS DE LA RADIO, en Grup Fórmula. 16 abril, 2012.-

Read Full Post »

+ El Uso del agua, asunto de Seguridad Nacional 

+ México, un país con pocas reservas

+ Recursos hídricos, requieren política de Estado

AGUA

Francisco Rojas

Hace 18 años, la Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo, reunida en Mar del Plata, Argentina, propuso que el 2 de marzo fuera el Día Mundial del Agua, iniciativa que fue aprobada por la Asamblea General en 1993. La comunidad internacional se dijo convencida del inminente riesgo de escasez del agua dulce y la necesidad de usarla eficientemente, conservarla y proteger los recursos hídricos, indispensables para el consumo humano, la producción de alimentosla actividad industrial y para la preservación de cualquier forma de vida.

Las existencias de agua se ven cada día más presionadas por el aumento de la población mundial, cuyo volumen será de 8 mil 100 millones de personas en 2030; las sequías, tormentas e inundaciones que se atribuyen al cambio climático, la contaminación, el desperdicio y la desertificación de los bosques. Se teme que la disputa por el agua sea motivo de tensiones, conflictos e incluso guerras regionales en el siglo XXI.

México es un país con pocas reservas acuíferas en sus lagos, ríos, arroyos y depósitos subterráneos: apenas 409 mil millones de metros cúbicos, un sexto de las reservas de EU. Pero, el manejo de los recursos hídricos es deficiente, en gran parte por el régimen jurídico centralizado que ha prevalecido desde la promulgación de la Ley sobre Vías de Comunicación en 1888 y se ha acentuado pese los cambios administrativos: de la Comisión de Irrigación a la Secretaría de Recursos Hidráulicos, su integración a la SARH y la creación de la Comisión Nacional del Agua.

La Federación excluye de la administración y beneficios del agua a los gobiernos de estados y municipios que cuentan con las grandes cuencas hidrográficas, como Durango, Chiapas y Tabasco, y margina a las instancias locales del cuidado y aprovechamiento de los recursos hídricos y la preservación del ambiente; las aguas de una cuenca son trasvasadas a otra sin consultar a los estados que la generan, y propicia conflictos entre entidades vecinas y contradice el pacto federal.

El centralismo, ineficiencia e inequidad en la administración de este recurso, sumados a su escasez, lo han convertido en un asunto de supervivencia y seguridad nacional, que sólo podrá resolverse con el manejo integral del agua en México, desde el origen hasta la utilización y tratamiento. Para ello deberá crearse un ente autónomo que armonice la visión nacional e integral del agua, con los criterios regionales y los intereses de los estados y municipios y tenga atribuciones legales e instrumentos operativos para impulsar políticas públicas en materia de impuestos, derechos, obras de infraestructura, canales de conducción y riego, uso agrícola eficiente, plantas de tratamiento de aguas negras, entre otros.

A juicio de los diputados del PRI, el tema del agua tiene la máxima importancia estratégica para el país y, para hacerle frente, acordó promover una modificación al artículo 127 constitucional, para que las entidades federativas tengan derecho a participar de los beneficios de explotación, uso y aprovechamiento de las aguas nacionales que se generen en sus territorios y destinen los recursos provenientes de esa participación a programas de infraestructura hidráulica, tratamiento de aguas, protección de las cuencas hidrológicas, ríos y lagos, conservación del suelo, reforestación, control de incendios y plagas forestales, así como a programas relacionados con otros trabajos vinculados al cuidado de bosques y selvas.

El propósito es elevar al más alto rango jurídico el derecho y la obligación de los tres órdenes de gobierno de cuidar las cuencas hidrológicas, ya que desde hace algunos años se tiene conciencia de la escasez del agua, pero el gobierno parece no advertir la necesidad de racionalizar su uso desde su captación hasta su destino final.

Es hora de la descentralización y la vigencia efectiva del pacto federal, pero con una estrategia integral y visión de largo plazo para conjuntar esfuerzos a fin de optimizar el uso de un recurso cada vez más escaso y que, como dijimos, es un tema de seguridad nacional que requiere de una política de Estado que trascienda diferencias políticas y términos sexenales. Elevemos la mira; cuidemos el destino y la calidad de vida; dejemos de lado las divergencias y unamos esfuerzos.

EL UNIVERSAL, 6 de abril, 2010 http://bit.ly/90XHAf

Read Full Post »

+ Desde 2008 empezaron a declinar todos los indicadores

+ La advertencia de Banxico, desatendida por motivos electorales

+ Efectos de la recesión impactan en  el ánmo de los mexicanos

RECUPERAR EL ANIMO

Francisco Rojas

Es explicable –y lamentable– el desánimo social que, con fundadas razones, ha cundido entre los mexicanos. Desde mediados del 2008 empezó la declinación de los principales indicadores económicos, al tiempo que el gobierno promovía reformas regresivas en áreas esenciales, como la energética. El modelo exportador se tambaleó.

La caída se inició con la desaceleración de Estados Unidos, de la que dependen más de cuatro quintas partes de nuestro comercio exterior y el grueso del flujo de capitales y tecnología. La reacción en cadena frenó la economía real y, al principio, parecía no afectar al sector financiero, al que se creía “blindado” e invulnerable a las calamidades del entorno mundial.

El “boquete fiscal” fue advertido por el Banco de México desde abril de 2009 y en el primer Informe Trimestral de las Finanzas Públicas, pero se decidió ignorarlo por motivos electorales. El problema, sin embargo, era real y tuvo efectos demoledores sobre el conjunto de la economía: contracción de los créditos a la producción, en especial a las pequeñas y medianas empresas, cierre de empresas, despidos, morosidad en el pago de créditos, desaceleración del consumo y demás fenómenos conocidos.

El ánimo social empezó a declinar a medida que la recesión afectaba la vida misma de la gente. No fue para menos: cientos de miles de hombres y mujeres jefes de familia han perdido su empleo y millones de mexicanos cayeron en la pobreza alimentaria y de otras modalidades. Lo anterior, sumado a otras viscitudes provocó que el presidente Felipe Calderón comentara con alivio en una reciente reunión social que “lo mejor de 2009 es que ya va a terminar”.

Pero en las sociedades como en las personas, el desaliento socava las capacidades, ahonda la aflicción e incapacita para la acción. México tiene salidas y los mexicanos también, a condición de que no nos derrotemos a nosotros mismos como país ni como sociedad. Hay razones para recuperar el ánimo; el reporte de The Economist sobre las proyecciones económicas para 2010, por ejemplo, prevé que el PIB mexicano crecerá en un 3% en 2010 y la capacidad de compra del país será de 14,380 dólares por habitante, cifra similar a las de Argentina (14,630), Chile (15,010) y Rusia (15,330), y superior a la de Brasil, que se situará en los 10,740 dólares por persona.

Lo anterior abre grandes posibilidades para apoyarnos en nuestro mercado interno, a condición de que cambiemos de paradigmas para disminuir nuestra dependencia del mercado externo, sin perder las ventajas de la globalización, y retomemos las verdaderas prioridades de la sociedad: el impulso efectivo a las empresas pequeñas y medianas, la disminución de los índices escandalosos de desempleo y el abatimiento de la pobreza con políticas que articulen la capacitación con la apertura de fuentes de trabajo permanentes y no atenidos a los programas asistencialistas. Hay soluciones, como las empresas familiares que conviven con las modernas compañías de la India, no como “changarros” sino como micro-negocios productivos, para cuyo financiamiento se creó un banco que proporciona créditos a tasas de interés y plazos accesibles.

Los legisladores del PRI estamos comprometidos a promover medidas eficaces para frenar los efectos devastadores de la crisis sobre la población y reactivar la economía, no sólo a través de políticas hacendarias progresivas que alienten la inversión y el empleo y otras medidas. Sino también mediante una asignación más eficiente de los recursos públicos y una mejor vigilancia de su administración y ejecución, transparente y con rendición de cuentas.

El trabajo permanente en las Comisiones y la acción más escrupulosa de la Auditoría Superior de la Federación son factores importantes para una tarea que no sólo es de los legisladores o el gobierno, sino de todos, sin desaliento por los tiempos malos y con fundada confianza en nosotros mismos.

México no está al borde de la catástrofe y tiene potencial para recuperar su crecimiento económico con verdadero desarrollo social. Depende de nosotros; de que no bajemos la guardia; de que hagamos las reformas que realmente requiere el país y no nos contentemos sólo con paliativos para volver a más de lo mismo; depende de que recobremos el ánimo y la esperanza. La Independencia y la Revolución centenarias nos enseñan que el pueblo mexicano es capaz de grandes hazañas cuando tienen líderes reales que saben lo que quieren y se rodean de los mejores hombres.

EL UNIVERSAL 15 diciembre, 2009 http://bit.ly/dx4CBg

Read Full Post »