Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Arquidiócesis’

+ La situación del país también es crítica en materia económica

+ Desde la Arquidiócesis se critica ineptitud para gobernar

+ Se difunden datos irreales que menguan la credibilidad

ESTRATEGIAS FALLIDAS

Francisco Rojas

En casi cuatro años, este gobierno no ha pasado de promesas, convocatorias, mensajes y estrategias fallidas. Es tan evidente la falta de resultados que un prelado de la Arquidiócesis de México declaró que “los panistas no saben gobernar” y que “su inexperiencia, ineptitud y arrogancia los han llevado a cometer muchos errores”.

Ahora, se reconoce que la estrategia para combatir al crimen organizado ha fallado; después de 28 mil muertos y regiones enteras del país asoladas por la violencia, se convoca a la sociedad para que aporte ideas y se haga corresponsable de una decisión que se tomó a solas y, como hoy se acepta, sin información ni preparación adecuada. A mayor abundamiento, se hizo sin evaluar la capacidad, el equipamiento ni la idoneidad de las fuerzas federales, estatales y municipales, quizá por haberse desmantelado durante el sexenio pasado el aparato de inteligencia nacional.

La violencia en el país ha alcanzado niveles sin precedentes en tiempos de paz y, como lo señala la ONU, profundiza la desigualdad, porque los pobres y clases medias no pueden mudarse a zonas seguras ni pagar servicios de protección privada, pierden acceso a los servicios médicos y educativos y la inseguridad dificulta distribuir los recursos de programas sociales.

La estrategia económica también ha fallado: sacrificó la inversión, la producción y el empleo a favor de una “disciplina hacendaria” que ni siquiera blindó la economía, como lo demuestra la caída en 2009 del 6.5% del PIB. Dislocó el mercado interno, aumentó índices de pobreza y depauperó a las clases medias.

La estrategia de impulso al empleo —cualquiera que ésta haya sido— también fracasó. La OCDE advierte que un grupo muy numeroso de mexicanos que perdieron su trabajo intentaron sin éxito obtener otro y se resignaron a vivir de su ahorro, las indemnizaciones recibidas o el apoyo de sus familiares.

Este grupo, los “desalentados”, volverá a demandar empleo cuando se agoten sus ahorros o la capacidad de sus familiares para apoyarlos, y se sumará a los desempleados, subempleados y al sector informal, haciendo visible que la mayoría de los empleos que se han creado están mal remunerados y que cada vez es más difícil el acceso a la salud y la seguridad social.

La supuesta “recuperación” de la economía que el gobierno pregona no será duradera; hay un manejo equívoco y se difunden datos que simplemente no reflejan la realidad de la gente y sólo contribuyen a mermar la credibilidad gubernamental.

Hoy, hasta los más optimistas reconocen que nuestra economía se desacelera y que los indicadores relativos al mercado interno se mueven más lentamente que los del comercio internacional; la débil reactivación ha dependido de economías foráneas, especialmente de EU, cuya recuperación empieza a decaer, como lo advierte la Reserva Federal, lo cual pone en entredicho la estrategia del gobierno basada en la exportación mercantil, sin que se vislumbren propuestas viables de política económica, como no sea volver a aumentar impuestos y mantener el equilibrio macroeconómico a como dé lugar.

Las otras respuestas del gobierno siguen la misma tónica anterior: subejercicios en el gasto público, ineficiencias y retrasos en la ejecución de los programas sociales y de inversión, abandono del campo, una banca de desarrollo ineficaz e insuficiente en sus acciones, una política industrial nula, parálisis ante una banca privada que no otorga créditos productivos, abandono del mercado interno y de la diversificación de mercados internacionales, un sistema económico incompetente, que no funciona.

La situación del país es crítica en materia económica, de seguridad y bienestar social. Tenemos diversas misiones que cumplir para salir adelante, pero la responsabilidad no es igual para todos. No es válido que después de cuatro años se quieran trastocar papeles y se pida a otros que fijen el rumbo y propongan las políticas adecuadas, tratando de corresponsabilizarlos de decisiones tomadas unilateralmente y que han fracasado.

El Legislativo le ha autorizado al Ejecutivo los presupuestos solicitados y más de 25 leyes y disposiciones sobre seguridad, y analizará con toda responsabilidad las que se presenten sobre esa materia

EL UNIVERSAL 10 agosto,2010 http://bit.ly/bNl6mn

Read Full Post »