Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Banco de México’

+ Críticos e informados daremos nuevo rumbo al país

+ La construcción de nuestra democracia representativa

+ En esta elección no habrá vencedores ni vencidos

+ Acatemos resultados sin pretextos ni mezquindades

+ Necesaria unidad nacional para reformas estructurales

ELECCIONES

Francisco Rojas

Los próximos comicios refrendarán la democracia en la medida que sean concurridos, transcurran en paz y todos acatemos sus resultados sin pretextos ni mezquindades. Nos ha costado más de cuatro decenios construir la democracia representativa que tenemos: logramos plena libertad de expresión, los medios son numerosos, libres y críticos; el sistema de pesos y contrapesos y el federalismo real son antídotos del autoritarismo; el Banco de México, el IFAI, la SCJN, el IFE y otras instituciones actúan con plena autonomía y el ciudadano sabe que su voto es decisivo y respetado.

Mañana es el turno de los ciudadanos que, informados y críticos, daremos un nuevo rumbo al país. La voluntad mayoritaria merece respeto de los actores políticos y garantía de las autoridades. Cualquiera que sea el equilibrio de fuerzas que surja de las elecciones, no habrá vencedores ni vencidos. Nadie quedará al margen, necesitamos estar unidos en lo esencial para superar los problemas del país y salir adelante en un entorno internacional amenazante.

Necesitamos unidad nacional para emprender reformas cruciales como la hacendaria o la energética, darle plena autonomía a órganos reguladores y otras. Aun en caso de que los ciudadanos otorguen mayoría en las Cámaras al partido ganador, habrá que negociar, sobre todo en las reformas constitucionales. Por ello, se debe entender a la política como conciliación entre quienes piensan diferente pero necesitan construir acuerdos para convivir en pluralidad.

La unidad nacional debe ser un pacto social en torno a las prioridades en las que todos estemos de acuerdo: restauración de la paz, combate a la corrupción y la impunidad, crecimiento económico, generación de empleos, respeto y protección a libertades y derechos humanos, protección del medio ambiente, política internacional digna, entre otros. Debemos poner al interés nacional por encima de los intereses de personas o grupos. Nadie sobra, todos somos necesarios en la convivencia civilizada.

Las elecciones serán una fiesta cívica; no permitamos que reviva la zozobra con el fantasma del 2006.

EL UNIVERSAL, 30 junio, 2012.-

Read Full Post »

+ Por sí sola, la estabilidad marcoeconómica  no crea empleos

+ Lo que tenemos qué hacer, es fortalecer el mercado interno

+ Coincidencias en enfoques de Banxico y Diputados del PRI

PREGUNTA: ¿Qué opina sobre la declaración del Gobernador del Banco de México, Agustín de Carstens, sobre la situación tan crítica que se vivirá?

…Qué bueno que el gobernador del Banco de México ya ha hecho un análisis muy claro de cuál va a ser la situación económica del país durante los próximos cinco años.

La verdad es que el pronóstico que ha hecho el gobernador Carstens sobre los próximos cinco años, es un diagnóstico muy delicado de la economía mexicana, donde también hace un reconocimiento sobre el cual el PRI y los diputados del PRI hemos estado insistiendo desde hace muchos años; tenemos que fortalecer el mercado interno.

Es la única forma que tenemos para defendernos de los embates de la economía internacional, de otra manera estamos sujetos solamente a los vaivenes de la economía internacional.

Es por ello que tenemos que fortalecerlo.

Estamos totalmente de acuerdo en lo que ha dicho, porque coincide con lo que hemos estado sosteniendo, que lo que tenemos que hacer es tener un mercado interno muy dinámico, fuerte, que sea el que nos proteja los próximos años.

 Si no tenemos un mercado interno fuerte, no vamos a crear los empleos que se requieren.

 Creo que el Gobierno no ha tomado las medidas pertinentes, esa ha sido la gran discusión que hemos tenido con el gobierno los últimos años.

El gobierno ha preferido -y debemos decir que no le falta razón- tener una estabilidad en las finanzas públicas, nadie queremos inestabilidad en las finanzas públicas, pero la pura estabilidad no es capaz de generar los empleos que requiere el país.

Requerimos medidas adicionales, reforzar la Banca Nacional de Desarrollo, reforzar la inversión en las empresas públicas mexicanas, reforzar la inversión en infraestructura.

De otra manera esto no va a fortalecer el mercado interno.

La sola estabilidad de la finanzas públicas lo único que hace es que no tengamos un problema financiero delicado, pero eso no crea empleos. A veces sale más caro el remedio que la enfermedad.

PREGUNTA: ….Las predicciones de Carstens eran fáciles de adivinar, no había que complicarse mucho la vida para saber que iba a estar así.

 Entiendo y tenemos que entender sus responsabilidades y obligaciones; siempre hemos estado del lado de tener una economía más dinámica, una economía que le permita al país crecer, generar empleo, sin desestabilizar las finanzas públicas.

Hemos sido de los mejores alumnos del Fondo Monetario Internacional y eso nos ha permitido estar alejados de los graves problemas que existen en otros países como España, Italia, Irlanda, Grecia y algunos otros, pero tampoco nos ha sacado del problema.

El hecho de que la economía mexicana sólo crezca el 1.7 por ciento durante los últimos 10 años es un problema muy grave para nosotros, por lo menos deberíamos estar creciendo –como ahora lo reconoce Carstens- mínimo al seis por ciento para crear los empleos correspondientes.

ENTREVISTA DE MEDIOS, 9 enero 2012.-

Read Full Post »

+ Con Hacienda queremos integrar un diagnóstico común

+ Es obvio que habrá efectos en México del decrecimiento en EU

+ Ante la crisis, es necesario establecer  políticas contracíclicas

+ El de 2012, un presupuesto austero con acento en la inversión

+ ¿Se puede negociar con Cordero…? Sí, seguro que se puede

PREGUNTA: ¿Qué se tiene que hacer en estos momentos de crisis, Diputado?

   En primer lugar, me parece que fue realmente interesante que hubiéramos podido tener este primer diálogo con el secretario de Hacienda con relación a las condiciones económicas globales que se están presentando en este momento, dado que vamos a entrar a la discusión del paquete económico para el 2012, que por cierto va a traer también las implicaciones electorales del próximo año en nuestro país.

 Una primera reflexión que hice ayer mismo en la reunión con el secretario de Hacienda, fue el considerar que todos debemos poner de nuestra parte toda nuestra voluntad política, para que podamos tener un paquete económico que responda a las necesidades del país en estas circunstancias globales con las condiciones que vamos a tener el próximo año.

 Que podamos tener un acuerdo entre el Congreso y el Poder Ejecutivo que nos permita, ante la opinión pública de los mexicanos, ante los ciudadanos  y ante el mundo globalizado en el que nos movemos, dar una señal de que en México tenemos la capacidad de obtener los acuerdos correspondientes en temas tan delicados, como los aspectos económicos que habremos de abordar a partir de septiembre.    

 En segundo lugar, es obvio que si va a haber un decrecimiento –es lo que se espera – de la economía norteamericana, va a tener un efecto en nuestro país más o menos inmediato, por lo tanto habrá que restablecer el diagnóstico de crecimiento y de las variables macroeconómicas para el año que entra, cosa que quedamos de compartir con el secretario de Hacienda para tener un diagnóstico común, y de ahí partir a la elaboración de lo que puede ser el paquete económico del 2012.

 En tercer lugar, que se establecieran una serie de políticas contracíclicas a efecto de aminorar los problemas de recesión o de bajo crecimiento en nuestro país y, entonces, tener apoyos adicionales hasta donde tengamos la oportunidad de hacerlo en cuestión de infraestructura, de generación de empleo, de ayuda a gasto social que seguramente se va a requerir adicionalmente.

 …De tal manera que vayamos diseñando las políticas con las cuales hacer frente a todo este problema global que estamos enfrentando.

 … Necesariamente tendrá que ser –a mi juicio- un presupuesto austero en donde habrá que cuidar cada centavo que se destine al gasto, que no se vaya a gasto corriente, sino  a gasto de inversión.

 … El diagnóstico económico que tenemos que hacer, es en función de los ingresos propios que tengamos, del crédito razonable del que podamos disponer en función de las capacidades de pago de nuestro país, de la reducción del gasto corriente y del incremento en el gasto de inversión.

 … Por supuesto, me parece suficiente tener un paquete disponible de 200 mil millones de dólares, de los cuales hay 130 mil en las reservas del Banco de México.

 Nuestro país está atravesando en este momento, con sus variables macroeconómicas, por una gran estabilidad, también tenemos una estabilidad muy importante en inflación, así que ahora nuestro acento debemos procurarlo en el gasto público y en los ingresos propios.

 PREGUNTA: ¿Se puede negociar con alguien que quiere ser candidato  a la Presidencia de México? 

…La negociación la representa el señor secretario de Hacienda, a nombre del Poder Ejecutivo Federal y, aquí,  el Ejecutivo está representado por el Presidente de la República.

 Así que aquí la negociación es del Poder Legislativo, representado por el Congreso, con el Poder Ejecutivo, representado por el Presidente de la República, delegado en su secretario de Hacienda.

 PREGUNTA: ¿Pero se puede?

…Por supuesto que se puede, seguro que se puede.

ENTREVISTA DE MEDIOS, Senado de la República, 10 agosto, 2011.-

Read Full Post »

Representa (que haya más de 100 mil millones de dólares en las Reservas del Banco de México) que está llegando mucho dinero, que está entrando dinero del petróleo, está llegando inversión extranjera, pero hay que tener mucho cuidado, porque la inversión extranjera que puede estar llegando, no toda es para inversión fija, sino inversiones que pueden también irse de inmediato, porque son inversiones de corto plazo.

Las reservas no son propiedad del gobierno Federal, no las puede usar a su antojo, las reservas son los medios de pago que tiene el Banco de México para hacerle frente a las contingencias, así que eso, lo que constituye es una relativa seguridad en nuestra estabilidad cambiaria.

 DECLARACIONES EN CD. VICTORIA, TAMPS., 27 de junio, 2010

Read Full Post »

El ahorro interno captado por el sistema financiero se dirige a distintos propósitos. En México, la banca privada destina el crédito preferentemente al consumo y al sector hipotecario.

  • La relevancia del crédito de la banca privada en el desarrollo nacional ha disminuido: incluso, luego de la crisis del 95, el crédito de la banca privada representaba cerca de 27 por ciento del PIB. Actualmente es menor a 17 por ciento del PIB. Las empresas continúan financiándose con los proveedores (80 por ciento, según encuestas oficiales).
  • El papel de la banca de desarrollo como agente financiero ha venido disminuyendo drásticamente: en 1996 sus créditos alcanzaron el 11 por ciento del PIB; en 2003 fueron del 6.5 por ciento y para 2009 apenas del 3.6 por ciento del PIB. Actualmente, sólo el 2 por ciento de las empresas obtienen financiamiento de la banca de desarrollo (según encuesta del Banco de México).

¿La insuficiencia de créditos productivos es un medio  para vivir mejor?

¿PARA VIVIR MEJOR? Link: http://bit.ly/aPf2Zq  pag 10

Read Full Post »

+En México impera el desánimo que nos inmoviliza

+Cada día se onfirma que hay un Gobierno Fallido

+¿En verdad vivimos  mejor que hace tres o diez años?

¿VIVIR MEJOR?

Francisco Rojas

México está en vías de perder la esperanza, la tranquilidad y la cohesión social. No habíamos vivido niveles de violencia tan altos desde la etapa armada de la Revolución y la economía no se había estancado tanto desde la Gran Depresión de 1929-1932. Hemos pasado antes por periodos difíciles, pero había confianza en el rumbo y la conducción firme del país. Pero hoy, como pocas veces, impera el desánimo que nos inmoviliza.

Hoy la gente se sabe indefensa al ver que cada semana, cada día, se confirma que este es un gobierno fallido. Es inquietante que el gobierno crea que los problemas son sólo “percepciones”, pues esa lógica hace que se gobierne con discursos y campañas mediáticas que hablan de un país imaginario, y no con acciones reales y eficaces.

Pese a las complejas circunstancias electorales de 2006, los ciudadanos se sintieron aliviados por el paso de un gobierno frívolo e inepto a otro cuya campaña política lo había presentado como “el gobierno del empleo”. Pero la expectativa se esfumó cuando se vio que el mensaje era simple lema electoral y, en su lugar, se adoptaba una frase publicitaria más imprecisa: “Para vivir mejor”.

¿“Mejor”? ¿Vivimos mejor hoy que hace tres años y medio o hace 10? ¿Mejor en la inseguridad y la violencia en distintas partes del territorio nacional? ¿Vivimos mejor con una política económica recesiva y dos millones y medio de trabajadores sin trabajo? ¿Viven mejor los niños y jóvenes con una educación que ha caído en la desidia y el engaño y está desvinculada de la economía? ¿Vive mejor la mitad de la población que está en pobreza o a punto de caer en ella? ¿Mejor los hombres y mujeres que perdieron su empleo y no pueden encontrar otra colocación digna?

Entre discursos que intentan cambiar las “percepciones”, rencillas políticas y uso de los programas sociales con fines preelectorales, se ha perdido la primera mitad de otro sexenio, mientras los problemas diarios de la gente se agravan y el gobierno parece creer en el mundo ilusorio que ideó como eje de su política de persuasión colectiva. Contra las expectativas que ellos mismos generaron, en las administraciones panistas el PIB sólo ha crecido en promedio anual el 1.2%, a pesar de los cuantiosos recursos de que dispusieron antes de la fase aguda de la crisis internacional y su mal manejo interno.

Son del dominio público las estadísticas de la violencia y la inseguridad pública y los datos que cuantifican la desigualdad social y la pobreza en ascenso. No obstante, los voceros oficiosos del gobierno atribuyen a una supuesta “generación del no” la incapacidad para gobernar y la impericia para propiciar acuerdos y generar confianza en la conducción del país, cuando no existe motivación para el diálogo ni propuestas coherentes para llegar a los acuerdos que exige la sociedad.

Se entiende que el gobierno trate de generar optimismo con la versión de que estamos en el camino de la plena recuperación económica y que el empleo va en aumento, pero hay que tener cautela, como lo aconseja el gobernador del Banco de México al decir que la crisis europea ha encendido los “focos rojos” en la recuperación mundial, por lo que se prevé un menor crecimiento de la economía estadounidense para el segundo semestre de 2010.

Las voces de alerta se multiplican y no es prudente lanzar las campanas al vuelo por un crecimiento coyuntural del PIB, que al eliminar el efecto estacional se torna negativo; por una recuperación parcial de las exportaciones de la industria automotriz, que puede revertirse cuando las casas matrices reestructuren sus estados financieros, o por una elevación en el número de trabajadores registrados en el IMSS, que se contradice con las estadísticas del INEGI. Festinar estos avances parciales, nos hace perder de vista que todos los signos indican que pasará algún tiempo antes de recuperar los niveles previos a la crisis.

Para nadie pueden ser plausibles estos resultados, que atestiguan el fracaso de nueve años de gestión panista. Estamos dispuestos a trabajar conjuntamente con las autoridades con objeto de evitar descalabros futuros y propiciar que se adopten las medidas necesarias para que la recuperación sea real y duradera, pero el uso de datos aislados con fines electorales desorienta a la sociedad y no ayuda a la concordia, al entendimiento y al logro de los acuerdos necesarios.

EL UNIVERSAL, 1 de junio 2010 http://bit.ly/c4lD68

Read Full Post »

10 de diciembre 2009:

Es evidente que los perfiles de los funcionarios ahí están; han estado en el escrutinio público las biografías personales de cada uno de ellos, algunos se distinguen por sus trayectorias, otros por su cercanía.

Es una decisión política, me parece que de las más delicadas del sexenio, porque involucran a dos de las instituciones fundamentales para la economía nacional.

Las dos requieren de un gran conocimiento técnico, también de una gran presencia internacional, porque querámoslo o no, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda, son instituciones nacionales que no solamente tienen efectos fundamentales en la economía interna del país, sino que tiene que ser y estar con un gran reconocimiento de la comunidad financiera internacional, porque estamos insertos en esta economía globalizada y entre mayor y mejor sea el conocimiento en el exterior de nuestros funcionarios, será mejor recibido.

Read Full Post »

Older Posts »