Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Bicentenario’

+ Analiza el PRI el informe de la ASF sobre la Cuenta Pública 2010

+ Bicentenario de la Independencia: La gran fiesta de la corrupción

+ Por subejercicios, madres lactantes quedaron sin apoyo oficial

+ Negligencia en la  supervisión de guarderías y casas de apuestas

(Les comparto el boletín 061 del CEN  del PRI, sobre el reporte que hizo el GPPRI de la Cámara de Diputados, al Informe de la ASF sobre la Cuenta Pública 2010 del Gobierno Federal):

Ayer,  la Auditoría Superior de la Federación presentó el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública de 2010. Los hallazgos son preocupantes y desalentadores.

 El año del Bicentenario, que debió haber pasado a la historia como una celebración de orgullo nacional, hoy, a la vista del Informe, seguramente quedará en la memoria del país como el año de la ineficacia, el despilfarro y la deshonestidad del Gobierno Federal.

 Las principales conclusiones de la Auditoría demuestran que los costos para el país trascienden el mal uso de los impuestos de todos los mexicanos: las acciones y omisiones en el ejercicio de los recursos públicos no sólo mermaron la calidad de vida de amplios segmentos de la población, sino que en algunos casos tuvieron consecuencias fatales.

 Al Partido Revolucionario Institucional le alarman e indignan temas como los siguientes:

EN GUARDERIAS, LOS NIÑOS CONTINÚAN EN RIESGO

 1.- Los hijos de las madres trabajadoras continúan en riesgo. No obstante la tragedia del incendio en la Guardería ABC en junio de 2009, durante 2010 la totalidad de guarderías auditadas incumplió con la normatividad de seguridad y Protección Civil así como con la respectiva Norma Oficial Mexicana.

GOBERNACIÓN NO SUPERVISÓ AL CASINO ROYALE

 2.- Hubo negligencia en la supervisión de casas de juego, entre ellas el Casino Royale; donde lamentablemente se perdieron vidas. La Auditoría concluye que la Secretaría de Gobernación no supervisó adecuadamente a éste ni otros permisionarios de casas de juego, al no contar con mecanismos de verificación para tal efecto.

INADMISIBLE SUBEJERCICIO EN PROGRAMA ALIMENTARIO

 3.- Quedó patente la falta de compromiso del Gobierno Federal con los mexicanos más vulnerables. Sólo ejerció 69.4 por ciento del presupuesto del Programa de Apoyo Alimentario.

 Este subejercicio tuvo consecuencias inadmisibles e inmorales. A lo largo de 10 meses, la Secretaría de Desarrollo Social no entregó los complementos nutricionales y la leche fortificada a niños en situación alimentaria crítica y en todo el año nunca se les entregó a mujeres embarazadas y en lactancia, lo que seguramente tendrá efectos negativos en su desarrollo y salud en el largo plazo.

BICENTENARIO:FIESTA DE LA CORRUPCIÓN

 4.- Todo indica que los festejos del Bicentenario se convirtieron en una fiesta de corrupción e ineficacia. El despilfarro en este rubro asciende, cuando menos, a 3 mil 751 millones de pesos. Entre las tantas irregularidades detectadas por la Auditoría sobre este tema, destaca que las adjudicaciones se efectuaron de manera directa y sin sustento en su justificación. Se transfirieron millonarios recursos a TURISSSTE, sin que éste tuviera la capacidad ni las facultades para realizar los servicios.

 Todo esto demuestra que el Gobierno Federal tiene perdida la brújula, pues gasta mucho en lo superfluo y poco en lo indispensable.

ESCONDEN RECURSOS PARA NO RENDIR CUENTAS

 5.- Para no rendir cuentas, se escondieron recursos en fideicomisos. Se transfirieron 16 mil 172 millones de pesos a Fideicomisos y Mandatos. Este monto, equivalente a 6 veces los recursos del Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras,  será ejercido sin tener que dar explicación a la sociedad.

 Lo anterior, no obstante que el entonces candidato Felipe Calderón Hinojosa, hace 6 años, durante un debate, había sido tajante al señalar que iba a “manejar en caja de cristal el dinero del pueblo”, que en su gobierno no iba a “haber ni fideicomisos ocultos, ni cajas misteriosas”.

 En conclusión, ante éstos y otros hechos revelados en el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública de 2010, el Partido Revolucionario Institucional, a través de su bancada en la Cámara de Diputados, promoverá una minuciosa revisión de estos hallazgos a fin de dictaminar, en los próximos meses y con estricto apego a derecho, la citada Cuenta Pública.

BOLETÍN, 16 febrero, 2012.-

Read Full Post »

+ Aniversarios: Independencia, Revolución, Universidad e IFE

+ Profesionalismo de los integrantes del sistema electoral

+ La Democracia, sistema de vida, no exterminio de adversarios

POLÍTICAS DE ESTADO Y ALTERNANCIA

Francisco Rojas

En el curso de dos meses, celebramos el Bicentenario de la guerra de Independencia, el Centenario de la Revolución y de la fundación de la Universidad Nacional, y los primeros 20 años del IFE, cuyo papel ha sido determinante para el desarrollo democrático del país.

En poco tiempo, el sistema electoral se ganó la confianza social en el voto y en su escrutinio y llevó a buen puerto los procesos electorales, a veces en circunstancias sombrías, como la violencia política de 2006. Aunque los resultados de las dos últimas elecciones presidenciales fueron adversos al PRI, los priístas siempre hemos apoyado el profesionalismo y honradez de los integrantes del sistema electoral.

La alternancia, pese a su importancia, es apenas una expresión de la transición democrática. En cada proceso electoral se pone a prueba la eficacia de los gobiernos, la capacidad de los partidos para hacer suyas las demandas populares y la aptitud de los legisladores para transformar las soluciones en leyes.

Pero la alternancia no debe suponer rupturas o implicar la refundación periódica del régimen político ni convertir a los adversarios políticos en enemigos que deban denostarse o destruirse mutuamente. En México, la democracia es un sistema de vida, no un mecanismo de exterminio de una parte de la sociedad por otra. La democracia reconoce pluralidad social y política, en tanto que la intolerancia las ahoga.

En la diversidad, los mexicanos tenemos necesidades y objetivos comunes cuya solución exige estructurar políticas de Estado de largo plazo, en áreas esenciales: economía, educación, combate a la pobreza, seguridad pública y justicia, protección al ambiente y desarrollo de las cuencas hidrológicas, de tal forma que el cambio de estafeta que supone la alternancia permita la continuidad de las mismas, con independencia de colores políticos o plazos electorales.

Una política esencial de Estado es lograr un crecimiento económico sostenido que integre cadenas productivas, atenúe las desigualdades regionales, genere empleos formales y jerarquice las obras de infraestructura. No hay dilema entre estabilidad y crecimiento; al contrario, se complementan cuando la economía está al servicio de la sociedad y no incurre en excesos que rompan los equilibrios básicos.

Otra sería la educación, la investigación y la tecnología como palancas del desarrollo que confluyan en la formación de capital humano con diversos grados de calificación y en distintas áreas del conocimiento, dando así solidez, estabilidad y suficiencia a la generación de empleos modernos y bien remunerados. Otra sería la de cohesión social, que con compensaciones focalizadas atendería a comunidades con alta marginación, sin el enfoque asistencialista que no abate la pobreza, sino la reproduce, siguiendo experiencias de probada eficacia en la Unión Europea.

Una de las demandas más angustiosas de la sociedad es la seguridad pública y el mejoramiento de la procuración e impartición de justicia. Es urgente restituir la tranquilidad social perdida, reforzar el Estado de Derecho y garantizar la justa aplicación de las leyes. Una política de Estado en estas materias debería empezar por abatir dos vicios que han calado en el cuerpo social: la corrupción y la impunidad.

Paralelamente, el país debe emprender esfuerzos sostenidos para proteger el medio ambiente, mediante el desarrollo de energías alternas, el control de emisiones contaminantes y el transporte limpio. No hacerlo ha contribuido al calentamiento global y magnificado huracanes y otros fenómenos meteorológicos cuyas secuelas han sido devastadoras. Estos fenómenos naturales constituyen una razón más para la integración, promoción y desarrollo de cuencas hidrológicas en los principales ríos, con objeto de aprovechar racionalmente los recursos hidráulicos del país y proteger a las poblaciones más expuestas.

La adopción de políticas de Estado fundadas en el diálogo democrático, incluyente y serio entre todos los actores políticos y en todos los ámbitos del poder es el factor que hará posible que la alternancia, que es una manifestación de la transición democrática, no se convierta en obstáculo para la solución de problemas viejos y nuevos, que continuarán agravándose si no adoptamos políticas de largo plazo para no pretender reinventar al país cada seis años.

EL UNIVERSAL, 19 octubre, 2010.- http://bit.ly/dbuXJ7

Read Full Post »

…Iniciamos hoy esta reflexión colectiva cuando nuestro país está inmerso en graves preocupaciones.

Debimos todos habernos esforzado para llegar a estos 200 años de vida independiente, como una nación plena, cohesionada, libre, optimista, segura de un destino promisorio.

Debimos habernos esforzado para que este país de todos, consolidara en sus 200 años un horizonte, un lugar de respeto y autoridad moral en el exterior y una convivencia de armonía y bienestar en lo interno, que lamentablemente no tenemos.

Nuestro país desde 1929, confió su destino a la política: en la posibilidad racional de que al debatir las corrientes ideológicas y las razones de nuestro país, se fuera construyendo un rumbo firme y una posibilidad que le diera certeza.

El PRI, nuestro partido, aportó con solidez, abrió los espacios de la libertad, construyó la democracia, reconoció la pluralidad y creó las grandes instituciones.

Un trabajo consistente y productivo que sólo ha tenido un bache histórico: permitir que Acción Nacional gobierne este país.

Hoy, en este escenario natural de la política que es la Cámara de Diputados, es imperativo reflexionar en lo que ha pasado y es imprescindible establecer el programa y la razón que vuelva a hacer de México, el país reconocido como ese espacio plural, amplio y generoso, destino de los perseguidos políticos, visión común y esperanza de nuestros hermanos indígenas y lugar aspiracional de la grandeza latinoamericana

No es justo para México arribar al Bicentenario de la Independencia, sumidos en un pragmatismo que menosprecia la historia, que celebra la impunidad, que destruye las instituciones, que agravia a la sociedad y que sólo da alternativas publicitarias para esconder el estrepitoso fracaso por la ausencia de soluciones por parte de la derecha. No es justo para México y menos para los nuevos mexicanos.

¿Qué vamos a entregarles a ellos? Un país en donde millones de jóvenes no tienen empleo, ni posibilidades reales de tenerlo; un país con más de la mitad de su población en la pobreza y muchos millones en la pobreza extrema.

Un país que postula un capitalismo sin capital y una democracia de la condescendencia y de las componendas sin rumbo.

¿Qué vamos a legar realmente a nuestros hijos? ¿Un país que ha desaprovechado la fuerza del campo y de nuestra tradición agrícola; que no ha entendido el potencial de las clases medias y que como bandera de este siglo, muestra la persecución de los obreros, el menosprecio a sus conquistas y la inseguridad de los trabajadores?

¿Vamos a legar un país donde nadie es responsable de nada? donde todo se resuelve en proclamas huecas que pronto se convierten en lugares comunes, ante la reiteración machacona de la propaganda gubernamental.

¿Vamos a legar acaso un país que en lo económico no puede despetrolizar sus finanzas públicas, ni buscar alternativas a la dependencia exagerada de la economía americana, que por cierto, ya no vive sus mejores días? O peor aún ¿vamos a legar el saldo de una población atemorizada por el desfile cotidiano de la violencia, de la sangre, del dominio delincuencial, del horror que produce la rutina de homicidios proditorios y de espacios de contienda, prácticamente en todo el territorio nacional?

¿Vamos a continuar con un país que vive cotidianamente con el Ejército en las calles, con retenes en las carreteras, con atropellos en los domicilios, con espionaje telefónico y arraigos inusitados; a dejar la inseguridad, la violencia, la pobreza, el desempleo, el abandono, el crimen, como único legado del Bicentenario?

¿O tendremos la fortaleza, la inteligencia, la humildad, la voluntad de cambiar las cosas para bien? ¿de volver como en el 29, a crear un nuevo modelo sobre la esencia de lo mexicano que principie ahora, desde ahora, con nuestro esfuerzo para revertir este espacio de desaliento?

ASAMBLEA PLENARIA, Tonatico, EdoMex.- Versión íntegra: : http://bit.ly/dmG4ih

Read Full Post »