Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘China’

+ Desde el PAN,  sólo grisura, vaguedades y frases efectistas

+ Fiscalización de la izquierda ¿nuevos Guardias Rojos chinos?

+ Con Franco y Mussolini, el Estado invadió la esfera personal

+ Ante problemas agudizados, el país demanda propuestas claras

REPUBLICA AMOROSA

Francisco Rojas

Ante la concurrencia de problemas agudizados, como la pobreza y la desigualdad, y otros creados o agravados por los gobiernos de la alternancia, como la violencia y el marasmo económico, las campañas deberían servir para discutir las tribulaciones que han marcado lo que va del siglo y las propuestas de partidos y candidatos para superarlas.

 El cambio de gobierno a finales del año será diferente a los anteriores porque coincidirán las emergencias internas —como el encarecimiento de la canasta básica originado en la sequía y en la ausencia de un programa de seguridad alimentaria— con un entorno externo incierto, por la incertidumbre de que la Unión Europea logre detener el derrumbe del euro y del mercado común, y logre, en próximos meses, dar permanencia a los acuerdos sobre límites al déficit y al endeudamiento.

 ¿Cuáles son las ideas de los virtuales candidatos de derecha y izquierda? La ganadora del proceso interno del PAN sólo ha dicho vaguedades y frases efectistas, sea porque así lo aconsejan sus estrategas o porque esa es su real dimensión, como lo apuntara uno de sus contendientes al acusarla de grisura o nulidad en su gestión frente a la diputación panista. Las ideas del candidato de las “izquierdas” están en el libro Nuevo proyecto de nación, escrito por más de 30 autores.

 La “república amorosa”, que aún desconcierta a los propios partidarios de López Obrador, parece emparentada con el capítulo 1 del libro, que propone crear instituciones en las que la “comunidad de ciudadanos participativos tiene real poder político y constituye un poder social” y los ejerce a través de una acción “fiscalizadora (que) vigila y corrige a legisladores y gobernantes cuando éstas (sic) no observan las propuestas (…) de la comunidad participativa”. Estas instituciones operarían “en todos los niveles del orden político (y su función sería) vigilar y castigar a los representantes cuando no cumplen (sic) con sus obligaciones”. Les correspondería, insiste, “escuchar las demandas de los ciudadanos y vigilar a las autoridades públicas con objeto de corregir las desviaciones”.

 El libro no explica las “instituciones participativas”, pero la insistencia en la vigilancia y castigo del pueblo a los representantes y gobernantes recuerda a los Guardias Rojos que en la Revolución Cultural china, iniciada en 1966, fueron facultados para algo parecido: vigilar y castigar a intelectuales y funcionarios del partido, gobierno y ejército que se desviaran hacia las ideas capitalistas.

 La propuesta de la “república amorosa” ha sido objeto de otras interpretaciones. La más frecuente es que es una simulación para maquillar la imagen pendenciera que adquirió López Obrador desde que tomó y amenazó con volar pozos petroleros en Macuspana, Tabasco, y movilizó a centenares de barrenderos de ese estado al Zócalo capitalino, hasta el conflicto poselectoral de 2006 y 2007.

 Otros advierten que la honestidad y la justicia son valores no asimilables al amor, que es un sentimiento profundamente íntimo, ni éste se puede atar a la República, ente social y político por excelencia. Y que cuando se vincularon estos conceptos, el Estado invadió la esfera personal, como en las tiranías de Franco y Mussolini. Preocupa que un candidato prohíje algo parecido para México.

 La imagen camorrista de quien hoy predica el amor es indeleble porque los agravios que lastiman la honra y vituperan a seres queridos “quedan allí siempre”, como dijo el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en entrevista con Joaquín López-Dóriga tras su reencuentro con López Obrador.

 Y es que, ¿cómo creer a quien ha ofendido y enjuiciado con dedo flamígero a los que ahora busca como aliados? ¿Cómo creer que quien mandó al diablo las instituciones ahora sí respetaría a árbitros que siempre ha descalificado? ¿Cómo entender el amor al prójimo de quien lesionó por meses a miles con el secuestro de la avenida Reforma?

 López Obrador aún debe explicar, entre otros, por qué como jefe de Gobierno se rodeó de personajes impresentables, así como el aumento de la delincuencia y la falta de transparencia y rendición de cuentas de muchos de sus actos. Es bueno predicar, pero es mejor hacerlo con el ejemplo.

EL UNIVERSAL, 21 de febrero, 2012.-

Read Full Post »

+ Industrias del acero, juguete y bicicleta ante grave crisis

+ Manufactureros exponen sus problemas por deslealtad china

+ El gobierno incumplió con crear condiciones para competir

En la reunión con el sector manufacturero

En esta reunión  con los dirigentes de la industria manufacturera del país,  afirmamos que el Partido Revolucionario Institucional impulsará políticas públicas que reintegren las cadenas productivas, fomenten la competitividad, la exportación, consoliden el mercado interno y que de manera preponderante defiendan a las empresas de las prácticas desleales de comercio, y que se generen los empleos con salarios dignos que se demandan.

Hemos escuchado a los industriales que se manifestaron en contra de que bajen los aranceles y se acaben las medidas de transición y, les hemos dicho  que el caso de China es el más dramático, porque no hay forma de competir con aquella nación cuando las condiciones laborales, impositivas y de seguridad, entre otras, son absolutamente diferentes a las que tenemos en México.

Manifestamos a los industriales el apoyo del priismo representado en San Lázaro y nos pronunciamos porque el gobierno federal adopte las medidas que sean necesarias para salvaguardar a la industria nacional y el empleo, así como para que la clase trabajadora cuente con ingresos dignos que les permita desarrollar sus capacidad y no estar en riesgo de ir a formar parte de la economía informal o del crimen organizado.

Por su parte, Melchor Sánchez de la Fuente, Presidente del Grupo de Trabajo de la Industria Siderúrgica Nacional de la Cámara de Diputados y promotor de este encuentro, acusó que hubo un bloqueo muy grande por parte de la secretaría de Economía para evitar la realización de esta reunión, lo que evidencia que México es traicionado por el Ejecutivo Federal, mismo que deja a la deriva a los empresarios que se tienen que enfrentar a una competencia desleal en específico con China.

Incluso, destacó que representantes de algunos sectores le llamaron para decirle que les había pedido la Secretaría de Economía no asistir, y puntualizó que si esa es la democracia que tenemos, si esa es la forma de escuchar a los industriales, si esa es la manera en que ellos pueden darle la apertura a los empresarios para expresarse libremente cual es su sentir, pues acabo de comprobar que es un Ejecutivo Federal que toma sus decisiones de manera unilateral.

El diputado Sánchez de la Fuente felicitó a los representantes de los sectores manufactureros que sí asistieron paras expresarse libremente y continuar el esfuerzo por salvar los empleos, por planear a futuro; sin embargo, el próximo 11 de diciembre llega el plazo fatal donde las tasas de aranceles llegarán a cero en su mayoría, cuando las industrias de la Canacero, del juguete y la bicicleta, entre otras, enfrentan graves problemas.

Raúl Gutiérrez, Presidente de la Cámara Nacional del Acero; Miguel Ángel Martín, Presidente la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete y Gunter Maerker, Presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Bicicletas, expusieron que el gobierno federal ha incumplido el compromiso suscrito en diciembre de 2008, mediante el cual se suponía que se generarían las condiciones de competitividad para la industria, y la realidad, indicaron, es que los aranceles que pagan los productos importados con los países con los que no tenemos tratados comerciales, como es caso de China, han disminuido dramáticamente.

Así, la industria manufacturera trabaja en condiciones de desventaja, por lo que los empresarios pidieron el apoyo de los legisladores priistas para impulsar acciones que permitan definir y ejecutar una nueva política industrial basada en el fomento de la innovación y la productividad para detonar el crecimiento, competitividad, desarrollo y los empleos bien remunerados.

Los diputados priistas Tereso Medina, Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, e Isaías Cuevas, líder de la CROC, manifestaron su respaldo a los industriales y a los trabajadores manufactureros y destacaron que en todo momento defenderán los empleos y los salarios de la fuerza productiva del país.

Por su parte, el diputado Jorge Humberto López Portillo puntualizó que si no se alza la voz y no se tiene una actitud firme, entonces seremos cómplices silenciosos del asesinato de nuestra planta laboral y lamentablemente de los despidos masivos que seguramente habrá.

El diputado Roberto Silva estuvo de acuerdo en que se deben dar tarifas eléctricas a costos accesibles para que las empresas puedan estar en condiciones de competitividad y como ejemplo dijo que en Estados Unidos la electricidad es la más barata.

A su vez, el diputado Alberto Cano Vélez se pronunció por un nuevo modelo económico y desarrollo, por lo que se manifestó por hacer las modificaciones constitucionales que se requieran para así acabar con los problemas que tanto daño han causado a la industria nacional.

En su oportunidad, Ildefonso Guajardo, Presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, afirmó que por culpa de las políticas equivocadas el país ha perdido el rumbo y ha desmantelado al sector manufacturero, ya que tan solo en un año se perdieron un millón de empleos.

BOLETÍN, 8 diciembre, 2011.-

Read Full Post »

+ Exito diplomático pese a  las ausencias y los malos augurios

+ La ONU recobra el protagonismo climático, por los acuerdos

+ Debe bajar  60% emisión de gases de efecto invernadero

COP 16

Francisco Rojas

Dos asuntos destacan de la reciente Conferencia de Naciones Unidas contra el Cambio Climático (COP16): primero, que fue un éxito diplomático de la canciller Patricia Espinosa y su equipo y, segundo, que no fracasó pese al pesimismo imperante después de la frustración con que terminó la COP15 hace un año en Copenhague y a la ausencia de los jefes de Estado o de gobierno de Estados Unidos, China, India y Brasil, principalmente.

Los acuerdos de Cancún difieren por un año las decisiones sobre el segundo periodo de cumplimiento del Protocolo de Kioto, pero devuelven a la ONU el protagonismo climático y refuerzan el multilateralismo. Es poco probable que se renueve el Protocolo, hay nuevos desarrollos, como la REDD+ para preservar los bosques y los compromisos unilaterales de los países, así como nuevas bases para calcular el precio de los bonos de carbón.

Con excepción de Bolivia, los otros 193 países representados en Cancún reafirmaron la necesidad de que el alza de la temperatura del planeta sea menor a dos grados centígrados al final del siglo XXI. Para que esto suceda, el mundo deberá reducir las emisiones de gas de efecto invernadero en 60%, de acuerdo con un reciente estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Aunque el gobierno de EU firmó el Protocolo de Kioto en 1997 y se comprometió en Copenhague a reducir sus emisiones en 17% en 2020 respecto a 2005, el Senado no ha ratificado el Protocolo ni aprobado la Ley de Cambio Climático, y ahora es más difícil que lo haga debido al triunfo de los republicanos —renuentes a reducir el uso de combustibles fósiles— en las elecciones de noviembre pasado.

Otro escollo en Copenhague fue China por su negativa a la certificación internacional de sus emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. En Cancún accedió a una revisión “no intrusiva, no punitiva y respetuosa de la soberanía nacional”, lo que es un avance, pero la comunidad internacional sólo podrá verificar la reducción de emisiones que se haga con recursos de procedencia internacional.

Un paso importante, pero no suficiente, fue el compromiso de los países desarrollados de financiar con 30 mil millones de dólares a las economías en desarrollo para que disminuyan las emisiones y se adapten al cambio climático, que se elevará hasta llegar a los cien mil millones de dólares en el año 2020, aunque no será fácil llevar estos acuerdos a la práctica.

La conferencia de Cancún decidió la creación del Fondo Verde, que será administrado por el Banco Mundial, pero cuyas decisiones serán tomadas por un comité de países desarrollados y en desarrollo. Estos recursos se destinarán a la protección de las selvas tropicales, la transferencia de tecnologías limpias y el apoyo a los países en desarrollo. Para apreciar la importancia del Fondo Verde hay que considerar que cerca de la quinta parte de las emisiones provienen de la deforestación provocada tanto por la tala excesiva de bosques como por el uso de zonas boscosas para la producción agrícola y ganadera.

El problema de fondo, sin embargo, es que el desarrollo industrial de las actuales potencias se fundó en la quema de combustibles fósiles, principalmente carbón y petróleo, Estas prácticas aumentaron la concentración de CO2 y otros gases tóxicos en la atmósfera, lo que provocó un “efecto invernadero”, es decir, aumentos excesivos y rápidos en la temperatura del planeta. Y mientras el mundo toma conciencia del riesgo de una catástrofe global, las potencias continúan descargando gases a la atmósfera.

El calentamiento global es responsable de que se hayan intensificado el calor, las lluvias torrenciales, los ciclones tropicales y los huracanes como los que afectaron a un tercio de la población mexicana en el año que termina. Paradójicamente, también se han extendido la sequía, la pérdida de tierras para el cultivo y la escasez de agua potable, que se torna tema de seguridad nacional.

Si el costo del desarrollo de las potencias ha sido el calentamiento global, dichos países deberían revertir la tendencia, lo que requeriría entre dos y tres puntos del producto bruto mundial. Aún es tiempo de salvar al planeta y liberar a la humanidad de una catástrofe ambiental en la que no habría ganadores; y en Cancún se avanzó hacia esa meta gracias a la habilidad y paciencia desplegada por la diplomacia mexicana, que se anotó un éxito que hacía mucho tiempo no veíamos. Honor a quien honor merece.

EL UNIVERSAL , 28 DICIEMBRE, 2010.-  http://bit.ly/i874FP

Read Full Post »

+ En 10 años, México cayó 24 lugares en el WEF

+ Mala posición en la capacidad para innovar

Competitividad

 

• En el año 2000 el Foro Económico Mundial ubicó a México en el lugar 42 en competitividad. En su “Reporte Global de Competitividad 2010-2011”, nuestro país perdió 24 posiciones al quedar en 2010 en el lugar 66 entre 139 países, por debajo de otros de la región como Chile, Barbados, Panamá y Costa Rica.

Según este mismo reporte, México se ubica en el lugar 86 en cuanto a su capacidad para innovar, posición muy por debajo de China (21), Brasil (29), India (33), Rusia (38) o Chile (59). Esto no sorprende, ya que en los últimos años nuestro país se ha rezagado en los rubros que mayor impacto tienen en la capacidad creativa de una nación. En intensidad de competencia económica, por ejemplo, ocupamos el lugar 98 de 139 países, en patentes de utilidad el 60 y en cobertura de educación superior este año descendimos al lugar 80.

• Según el Instituto Suizo International Institute for Management Development (IMD) en su reporte anual World Competitiveness Yearbook 2010, México acumula una pérdida de 14 posiciones en la última década, al pasar del lugar 33 en el año 2000 al lugar 47 en el 2010, de entre 58 países.

Negocios
• Según el informe Doing Business que elabora el Banco Mundial, en el año 2000 México ocupaba el lugar 42 entre 183 países como un país atractivo para hacer negocios; para 2011 se sitúa a México en el lugar 35, por debajo de países como Singapur, Canadá, Tailandia, Portugal,  Taiwán y Sudáfrica.

A pesar de que en dicho informe México avanza 6 posiciones, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados señala que ello no le da al país mejores expectativas de crecimiento económico respecto a otras economías emergentes, como es el caso de Brasil, Rusia, India o China, con un porcentaje de crecimiento del 4.1, 4.3, 8.4 y 9.6, respectivamente, mientras que para México se estima un crecimiento de 3.9 por ciento para 2011.

¿Son logros el estancamiento en la formación de capital fijo, la disminución de la actividad industrial, el decaimiento del sector manufacturero, el retraimiento de la de inversión extranjera directa y del turismo, así como la pérdida de competitividad?

¿10 AÑOS DE LOGROS? Presentación del pronunciamiento del Grupo Parlamentario del PRI, LXI Legislatura, Cámara de Diputados. 28 noviembre, 2010.-  http://bit.ly/hsGkRv

Read Full Post »

+ Del Protocolo de Kioto a la Conferencia de Copenhage

+ Es más rentable el cambio hacia tecnologías limpias

+ Encuentro de presidentes de EU y China, signo alentador

ENERGIAS LIMPIAS

Francisco Rojas

Con toda razón, Yvo Boer, secretario ejecutivo de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, calificó a la Conferencia de Copenhague como la más importante y concurrida de la historia. Doce años después de firmado el Protocolo de Kioto, la tasa de emisiones de gases a la atmósfera se ha triplicado, la temperatura del planeta sigue en ascenso, los desastres naturales son más frecuentes y nocivos.

No será fácil, barato ni rápido disminuir la emanación de CO2 que estuvo en la base de la industrialización del mundo desde mediados del siglo XIX, pero el costo de una reorientación programada y gradual hacia el uso de tecnologías limpias y el desarrollo de fuentes alternas a los hidrocarburos es muy inferior a las pérdidas económicas, ecológicas y humanas que encararía el mundo en caso de no hacer nada.

Pese a que los acuerdos de Copenhague no fueron óptimos y aún falta su cumplimiento, las perspectivas son mejores que las de Kioto. El encuentro de los presidentes de EU y China, previo a la reunión, y los compromisos asumidos por ambos, que son los principales emisores de CO2, son signos alentadores.

Es preciso reconocer que esos y los demás gobiernos deberán hacer un trabajo político mayor para poner en práctica los acuerdos. Importantes grupos económicos y políticos en Norteamérica y Europa, cuyo crecimiento acarreó la emisión masiva y permanente de carbono, se oponen a las transferencias de recursos al mundo en desarrollo. Al mismo tiempo, en las economías emergentes, se argumenta que el cambio climático es una deuda de las potencias con el resto del mundo y que restringir ahora las emisiones sería condenar a sus pueblos al subdesarrollo.

Pero el problema es global, ninguna nación está a salvo y los países en desarrollo son los más vulnerables debido a la precariedad de sus recursos y la incapacidad para reconstruir su infraestructura, reedificar las instalaciones industriales perdidas o restaurar los campos agrícolas y ganaderos que son arrasados por fenómenos naturales incontrolables.

El camino es largo y plagado de obstáculos y riesgos, pues por una parte, no se cuenta con tecnologías que hagan económicamente viable la generación de energía eólica, solar y geotérmica a escala industrial, y por la otra, los bioenergéticos no sustituyen a los combustibles fósiles, los complementan en proporciones de 10 a 20%, como en Brasil, que hace 30 años produce etanol a partir de la caña de azúcar. Además, los procesos más comunes de producción de bioenergéticos requieren hidrocarburos y generan contaminantes no carbónicos que, sin embargo, son nocivos para la tierra, el agua y el entorno.

Pero el riesgo principal es el desplazamiento de cultivos y la reducción de la oferta de alimentos con sus efectos sobre los precios internacionales de los granos básicos. Esta no es una opción pertinente cuando la mitad de la población mundial padece hambre, mal endémico en vastas regiones de África y América Latina. Pero hay alternativas promisorias, como la producción de segunda y tercera generación, que no compiten con el sector agropecuario por el uso de tierras cultivables, no utilizan agroquímicos ni pesticidas y reciclan el agua que se utiliza en el proceso.

México está en la franja de países que más sufrirán sequías prolongadas, inundaciones, huracanes, hundimiento de tierras y otras calamidades con el cambio climático. De allí nuestro interés y compromiso con el tema.

Hasta ahora se han anunciado algunos proyectos para producir biocombustibles; uno, a base de maíz blanco, en Sinaloa; otro, para derivarlo de jatropa, en Yucatán; y el último, a partir de algas cultivadas utilizando las emisiones de bióxido de carbono en una central termoeléctrica de la CFE.

Con todas sus posibilidades, los proyectos aislados no son la solución para México ni representan aportaciones significativas a los compromisos con el cambio climático. A pesar de disponerse de los instrumentos legales, no se nota una política integral y a largo plazo de desarrollo energético que proteja la seguridad alimentaria, promueva efectivamente energías limpias que no degraden el ambiente y comprenda la modernización de Pemex como organismo fundamental del Estado mexicano, la reactivación de la petroquímica básica y la refinación. La agenda legislativa del PRI cuidará que se aplique una política de Estado apropiada y vigilará por el cumplimiento de estos propósitos.

 EL UNIVERSAL 29 diciembre, 2009 http://bit.ly/c3tjwi

Read Full Post »

+Defensores del libre mercado pregonan el fin de la crisis

+Reflexiones un año despues de la quiebra de Lehman Brothers

+En México, dos crisis superpuestas sin las respuestas adecuadas

DOS TESIS

Francisco Rojas

La semana pasada se cumplió un año del desplome del gigante financiero Lehman Brothers, que desencadenó una sucesión de quiebras de bancos en todo el mundo, abatió los índices de las bolsas de valores, provocó cierres de empresas y despidos masivos de personal, provocando la convulsión más grave de la economía internacional en 80 años.

La crisis financiera ocasionó la destrucción de infraestructura, el abandono de instalaciones industriales y comerciales, el hambre y la miseria de millones de familias. Gobiernos como los de Estados Unidos, Gran Bretaña, China y algunos países emergentes reaccionaron con medidas anticíclicas para salvar a bancos e industrias claves y generar empleos urgentes en reparaciones, mantenimiento, infraestructura ligera y otros.

Esa situación no se ha revertido; al contrario, Paul Krugman, premio Nobel de Economía, advierte que, de no hacerse cambios profundos en las finanzas mundiales, en cinco años más puede presentarse un fenómeno similar. Existen coincidencias de que la recuperación será lenta, sobre todo para economías como la de México que dependen grandemente de la exportación, el turismo y las remesas. Y también, que no es el momento de atenuar las medidas anti cíclicas de emergencia; el éxito de China así lo demuestra.

Lo que queda claro es la inoperancia del Consenso de Washington y la incapacidad del mercado para autorregularse. El destino de la humanidad —y de los mexicanos— se está dirimiendo en la lucha entre dos tesis: la que busca mantener el statu quo con mínimos cambios pese al agotamiento del modelo y su saldo de pobreza y exclusión; y la que impulsa el crecimiento económico con desarrollo social, restaurando el papel del Estado para regular el mercado y atender los reclamos de la sociedad.

Los defensores del libre mercado, con influencia en todos los ámbitos de poder, pregonan el final de la crisis y pretenden, con pequeños ajustes, la vuelta a más de lo mismo. Debido a las incipientes regulaciones, Wall Street ya maneja nuevos instrumentos de deuda, más corrosivos que los derivados anteriores, ahora basados en los seguros de vida, como lo informó The New York Times.

México sufre dos crisis superpuestas: la externa, que disminuye las exportaciones, el turismo y las remesas de trabajadores migratorios; y la interna, estructural, que ha disparado los índices de pobreza al punto más alto desde que se lleva este registro, maximizado el desempleo, hundido al PIB y el ingreso por habitante.

Durante la reciente bonanza petrolera se dilapidó casi un billón de pesos de ingresos excedentes en gasto corriente improductivo, en el pago anticipado de deuda externa, en disminuir la carga fiscal a empresas cuya tributación real es irrisoria, en subsidiar los combustibles, y no se invirtió en la infraestructura necesaria.

Ahora hay lamentos por la insuficiencia de recursos fiscales, debido principalmente a la caída de la producción petrolera y la declinación de las reservas, producto de haber frenado la exploración, sobreexplotado Cantarell, retrasado la reconfiguración y el mantenimiento de las refinerías y descuidado el mantenimiento de ductos, tanques de almacenamiento y otras obras.

Estamos pagando el deliberado debilitamiento de Pemex. Aunque la más reciente reforma energética se ha aplicado a medias, el gobierno pretende nuevas reformas tendientes a privatizar áreas de Pemex, en contraste con países como Brasil, que en vez de ceder a Petrobras la explotación de los recientemente descubiertos yacimientos en aguas profundas, está planteando crear una empresa totalmente estatal, llamada Petrosalt, que tendrá a su cargo esa tarea.

¿Cómo enfrentar la doble crisis? Aquí aparecen las dos tesis: la de siempre, procíclica, que derrocha cuando abundan recursos y, cuando no los hay, retrae la economía con más impuestos y recortes cosméticos al gasto corriente; y la tesis del PRI, que propone una política fiscal anticíclica para reactivar la economía, el empleo y el mercado interno, con el criterio de que contribuyan los que más tienen y no se grave el consumo de alimentos y medicinas, racionalizando programas y estructuras administrativas ineficientes.

La fracción parlamentaria del PRI ha propuesto una serie de medidas concretas e inmediatas para enfrentar la emergencia económica e iniciar cambios estructurales tendientes a lograr el crecimiento económico con desarrollo social, para el bienestar de los mexicanos.

EL UNIVERSAL, 22 de septiembre, 2009 http://bit.ly/9pN6d7

 

Read Full Post »

+No existe liderazgo ni se ven medidas conexas

+Cuatro conjuntos de propuestas para mitigar daños

+Indispensable regulación y transparencia financiera

EL EMPLEO
Francisco Rojas

En la primera campaña presidencial de Bill Clinton un asesor acuñó la frase: “es la economía, estúpido”, para resaltar la principal preocupación del electorado. Ahora, en el mundo, la palabra clave es “empleo”. Los índices de desocupación crecen a pasos agigantados; los despidos se incrementan y los gobiernos desempolvan políticas anticíclicas para generar empleo sin descuidar, en algunos casos, las perspectivas de largo plazo a través de la educación y las innovaciones tecnológicas.

En México, parece que la tónica es el silencio, posiblemente para no alarmar a una sociedad a la que consideran ignorante de lo que sucede. No existe liderazgo ni se ven medidas conexas que respondan a un plan integral; en vez de cuidar a pequeños y medianos productores, que son los que generan el mayor empleo, a los que no apoya la banca comercial ni la de desarrollo y que ven cerrase el financiamiento de proveedores, proponen bajar aranceles dizque para proteger al consumidor. Jamás podremos competir con una China que está depreciando su moneda y bajando el precio de sus productos y fletes marítimos para proteger sus mercados.

Si se logran abandonar paradigmas, resabios ideológicos y actuar con pragmatismo, que aún no se aprecia en los dirigentes políticos, empresariales y sindicales, se podría convocar a un gran acuerdo nacional en torno a cuatro vertientes:

1. Utilizar la política fiscal para reactivar la economía, generar empleos y mantener el consumo, partiendo de la base que es más importante el monto, destino y eficiencia del gasto público que el origen de los recursos; financiar de manera adecuada el rescate de empresas, las funciones ampliadas de la banca de desarrollo y el combate a la pobreza; revisar la política de subsidios agrícolas reorientándolos a infraestructura y a los apoyos directos y no al ingreso de los que más tienen, como hasta ahora; federalizar los avalúos catastrales, a través del INEGI, para eliminar presiones locales y aumentar los ingresos de los municipios; evaluar la incidencia del IETU sobre las empresas en época de crisis.

2. Financiar a los productores, incluyendo el sector agrícola, mediante cambios regulatorios para ampliar y abaratar el crédito de la banca comercial y la de desarrollo a la que hay que fortalecer; alinear y reorientar todos los programas oficiales de apoyo, exigiendo a la banca comercial canalizar recursos a este fin.

3. Cuidar el mercado interno, protegiéndolo de competencias desleales; revisar tratados con países con los que somos deficitarios; financiar a productores orientados al mercado interno, tal como se hace con los exportadores; rescatar a deudores con incapacidad temporal de pago.

4. Fortalecer la supervisión, regulación y transparencia del sistema financiero, para cuidar el manejo de riesgos y el flujo de información; abaratar las operaciones bancarias; obligar a los bancos extranjeros a cotizar en Bolsa, para igualar condiciones y ejercer una mayor supervisión; etc.

Son muchas las tareas pendientes y habrá que evaluar la factibilidad y el cronograma de las medidas sugeridas. El problema es mundial y durante mucho tiempo no podremos esperar auxilios externos. Tendremos que hacerlo nosotros con inteligencia, prudencia y patriotismo. El esfuerzo es de todos.

EL UNIVERSAL, 16 de diciembre, 2008  http://bit.ly/bv7FrM

Read Full Post »