Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Educación’

+ Fue un gran mexicano con serenidad y visión de Estado

+ Austeridad republicana y honestidad acrisolada, su ejemplo

+ Enfrentó Deuda, baja del petróleo, terremoto, crack bursátil

PREGUNTA.-  Usted fue un cercano colaborador y gran amigo del ex Presidente de México, Miguel de la Madrid y le tocó a usted implementar lo que él había planteado como uno de los ejes de lo que sería su gobierno, la renovación moral de a sociedad, creando la secretaria de la contraloría, de la usted fue el primer secretario…

 Así es, hoy es para mí –y creo que para todos los mexicanos que lo conocimos–   un día muy triste, porque hoy México pierde a un gran hombre de Estado con el deceso de don Miguel de la Madrid.

Lo primero que quiero decir y externar, es mi agradecimiento por haberme permitido trabajar durante 15 años bajo su dirección. Para mi fue la primer oportunidad en el servicio público,  porque fue quien me formó con la visión de Estado que tenía y que me pudo transmitir y, eso, es de una gran valía.

En segundo lugar,  quiero decir que el Presidente Miguel de la Madrid fue un hombre con una visión de Estado y no permitió que el país se nos deshiciera en las manos.

Cuando el Presidente De la Madrid asume el poder en 1982, el país atravesaba una de las crisis más difíciles de su historia económica, teníamos  la nacionalización bancaria, el sector privado estaba francamente en contra el gobierno, el déficit público estaba crecidísimo, había un déficit enorme, la finanzas públicas estaban muy mal, la deuda publica nos había más que rebasado, había que renegociarla, en fin estábamos ante una situación enorme, difícil y el presidente De la Madrid supo con esa gran serenidad y con esa visión de Estado que lo caracterizaba pudo evitar que el país no se nos deshiciera entre las manos.

PREGUNTA.- ¿Ese era el tamaño de la crisis, evitar  que el país  se nos deshiciera en las manos…?

Efectivamente. Por otro lado,  quiero destacar su austeridad republicana, su honestidad acrisolada, que realmente fue un ejemplo para todos los mexicanos.

Durante su mandato hubo crisis enorme, el precio del petróleo se derrumbo, el terremoto de 1985, la crisis de la Bolsa de Valores del 87, la verdad fueron años muy difíciles.

PPREGUNTA.- Usted también estuvo en Petróleos Mexicanos, por cierto.

 Así es, en esa época también me distinguió al nombrarme director de Petróleos Mexicanos en 87 y, bueno, creo que independientemente de las dificultades por las que atravesó, el Presidente de la Madrid  tuvo la oportunidad de hacer modificaciones fundamentales para la vida pública de México.

El empieza, en primer lugar, a cambiar todo el sistema económico que nos había regido hasta 1982, al iniciar  a entrar al comercio internacional, al GATT, abrir al país al mercado externo, a cambiar el tamaño del sector público, a cambiar las finanzas públicas, en fin, se renegoció toda la deuda externa.

También se crearon las bases para la descentralización de la educación y la salud a los estados de la República, modificó, para mejorar,  las atribuciones de los municipios. En fin, creo en el Distrito Federal la Primer Asamblea Legislativa, para que los capitalinos tuvieran la oportunidad de ejercer más derechos políticos.

PREGUNTA:  En materia de combate a la corrupción, prácticamente le tocó a usted crear por instrucciones de De la Madrid la Secretaría de la contraloría.

 Efectivamente, ahí hay una modificación incluso a la Constitución General de la República, en todo el capítulo de responsabilidades de los servidores públicos, en donde después administrativamente con la Contraloría General de la Federación se puede atacar el problema que teníamos de corrupción en aquella época y, en ese tiempo funcionó, a mi juicio, toda la intención política para manejar el problema de la corrupción y establecer nuevas bases sobre las responsabilidades de los servidores públicos.

Reitero fue un gran hombre, un gran hombre, austero, republicano y un ejemplo para todos nosotros. Con profundo pesar expreso en nombre de mi  familia y el mio propio, nuestras  condolencias a su apreciable familia: a doña Paloma Cordero de De la Madrid y a Margarita, Miguel, Enrique, Federico y Gerardo de la Madrid Cordero.

¡Descanse en paz!

ENTREVISTA DE MEDIOS, 1 abril, 2012.-

Read Full Post »

+ En México hay riesgo de ruptura del tejido social

+ En 2012, difícil entorno nacional e internacional

 Anticipamos un clima electoral complejo y desgastante

+ En el PRI allanaremos el camino para logar acuerdos

En la ceremonia de apertura

(Mensaje en la apertura de la sesión plenaria del GPPRI, dirigiéndose a: senador Pedro Joaquín Coldwell, presidente del CEN del PRI;  diputada Cristina Díaz Salazar, secretaria general; Aristóteles Sandoval Díaz, candidato del PRI a gobernador de Jalisco;  diputada federal Beatriz Paredes Rangel,  quien seguramente gana el gobierno del Distrito Federal y, Rolando Zapata Bello, que seguramente será también el próximo gobernador de Yucatán):

Compañeras y compañeros diputados:

Primero que nada, quiero transmitir una disculpa de nuestro candidato Enrique Peña Nieto, por no poder estar con nosotros y acompañarnos en estas tareas, que era su voluntad. Él se encuentra en estos momentos en el Foro Económico Mundial, en la ciudad de Davos, en Suiza y nos desea, por mi intermedio, la mejor de las suertes y éxitos en las tareas que vamos a emprender el día de hoy.

Con el presidente del CEN del PRI, Pedro Joaquín Coldwell

Desde acá, le reiteramos a nuestro candidato, nuestro deseo por su éxito en ese importante Foro.

Arribamos a esta Reunión Plenaria con el espíritu constructivo de quienes sabemos que la política es más eficaz cuando concilia, que cuando enfrenta; cuando promueve y logra acuerdos, que cuando pretende beneficiarse de los disensos o la diatriba.

Estamos próximos a concluir nuestro encargo y dar cuenta de la responsabilidad que asumimos frente a la nación, por el mandato ciudadano que nos fue conferido.

 MODIFICACIONES LEGISLATIVAS PUNTUALES

Ante los profundos problemas y riesgos que enfrenta la nación y nuestra responsabilidad en la construcción del equilibrio de poderes de la República, tenemos un Periodo más, para abordar modificaciones legislativas puntuales.

Con realismo y con plena conciencia de los tiempos, requerimos consolidar y cumplir las metas y los compromisos adquiridos como fracción parlamentaria.

En los trabajos que hoy iniciamos, las diputadas y los diputados del PRI fundaremos nuestros acuerdos en la comprensión cabal de la difícil circunstancia nacional e internacional de 2012, y refrendaremos lo mucho que nos une y allanaremos el camino para ponernos de acuerdo cuando surjan opiniones divergentes.

Este año será difícil por el entorno económico y social, por la violencia desbordada, por la falta de seguridad, el desempleo y la posible ruptura del tejido social.

SALDOS VERGONZOSOS DE POLITICA ECONOMICA FALLIDA

Ese es el estado en que nos encontramos con estos gobiernos panistas durante los últimos 11 años, y a ello se suma un clima electoral que anticipamos complejo y desgastante, pues hay quienes están apostando todo a los ataques, más que a las ideas y proyectos que México necesita para superar la profunda crisis en que vivimos, la falta de rumbo y de resultados.

Una de las grandes prioridades nacionales es rescatar el Estado de Derecho, erosionado con el aumento de la pobreza, la desigualdad y el desempleo, que son los saldos vergonzosos de una política económica fallida, que sacrifica el crecimiento en aras de una estabilidad macroeconómica a ultranza.

Fortalecer el Estado de Derecho es el primer requisito para garantizar el ejercicio de las libertades y la consolidación de la democracia.

Durante los trabajos de la Plenaria

Es la condición indispensable para darle viabilidad económica y social al país, en un clima de paz y tranquilidad, y para la formación de una sólida cultura de respeto a las leyes y normas, a fin de acabar con la impunidad y la corrupción que nos rodea.

Por ello, pugnamos por un Estado fuerte, no obeso, ni autoritario, para marcar el rumbo del desarrollo nacional y someter al imperio de la ley a los poderes informales que tienen creciente injerencia en la toma de decisiones que corresponden a las instituciones públicas.

Pero también es menester que el Estado sea eficaz, que traduzca sus planes y programas en acciones concretas de beneficio colectivo.

El Estado debe retomar su responsabilidad política, económica y social, y volver a ser el rector que concilia y organiza a todas las fuerzas de la sociedad para reencontrar la senda de una prosperidad que alcance para todos, con el concurso de la iniciativa privada y la participación activa del sector social.

CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD CORROEN INSTITUCIONES

El primer paso de la reconducción nacional es el combate eficaz a la corrupción y a la impunidad, que corroen las instituciones y alejan al ciudadano del empeño por superar carencias y lograr su bienestar personal y familiar a través del trabajo honesto y dedicado.

Nada de lo que se haga para alcanzar una sociedad más justa y equitativa, tendrá consecuencias favorables si la conducta delictuosa tiene más incentivos que la capacitación y el mérito.

De nada sirve que mejoremos las leyes, si falta eficacia para aplicarlas y, por lo tanto, traducir la letra en acción eficiente.

Desterrar la impunidad exige una excelente procuración e impartición de justicia para que no haya delitos sin sanción y se conjure el riesgo de castigar a inocentes.

Compañeras y compañeros diputados:

Los priistas no confundimos firmeza con obstinación, ni flexibilidad con docilidad.

Sabemos construir caminos con tolerancia y ductilidad, con inclusión y coordinación de esfuerzos; respetando las ideas de nuestros compañeros y adversarios, siempre en la búsqueda de acuerdos, sin que nos arredre el cotidiano ataque de que somos objeto por parte de otras fuerzas políticas.

Foto oficial en Zapopan, Jal.

Lo hemos hecho con tesón desde la Cámara de Diputados y lo seguiremos haciendo en todos los frentes en que actuemos, como diputados, representantes constitucionales de la nación; como partícipes del equilibrio entre los tres Poderes; y como priistas, aportando nuestra experiencia, relaciones y conocimientos.

La LXI Legislatura de la Cámara de Diputados ha realizado tareas de gran importancia para México y los mexicanos.

Aunque es mucho lo que se ha logrado, y allí están los informes que se les distribuyeron, que lo atestiguan, nos aguardan importantes tareas en el último Período Ordinario de Sesiones de esta Legislatura.

Tenemos que abordar con claridad el trabajo legislativo que nos compete, e impulsar los cambios para que contemos con las herramientas necesarias para la transformación del país.

En lo inmediato, deberemos dar prioridad a la discusión y, en su caso, aprobación de los dictámenes pendientes y acelerar el trabajo de las comisiones para que puedan elaborar los dictámenes que están en proceso.

SEGURIDAD,ECONOMIA Y LABORAL, EN LA AGENDA

Hay temas muy importantes en los que el debate no está concluido. En asuntos como el combate a la delincuencia, la sustentabilidad de un modelo económico o la reforma laboral, tenemos que ser extremadamente responsables y legislar sobre estos temas cuando haya la convicción plena de que los resultados serán positivos y se hayan vencido obstáculos puestos, por cierto, por representantes del mismo gobierno de la República.

Un ejemplo claro de esto último lo constituye la Ley de Seguridad Nacional, a la que se han opuesto sistemáticamente los miembros del propio gobierno.

Pondremos todo nuestro esfuerzo para que se resuelvan asuntos pendientes en materia de justicia y seguridad, tales como las leyes contra el lavado de dinero, la extinción de dominio, la trata de personas, el amparo, las responsabilidades de los servidores públicos, entre otros.

En materia de política interior legislaremos para recobrar el sentido republicano y el equilibrio de poderes, y que el Presidente de la República vuelva a rendir, como debe ser, cuentas en un Informe de labores ante el Congreso de la Unión.

Abordaremos nuevamente la propuesta de Reforma Política que nos ha sido regresada por la Colegisladora, reiterando nuestra tesis de que la primera consulta ciudadana -en caso que lo aprobemos en la Cámara de Diputados– sea sobre la reelección continua o no, de los legisladores. Esa ha sido nuestra propuesta que hemos hecho ante la Cámara de Diputados y ante la nación.

Asimismo, pugnaremos porque el Plan Nacional de Desarrollo sea aprobado también por el Congreso de la Unión.

Atenderemos las iniciativas para el combate a la corrupción y a la impunidad, para propiciar una mejor rendición de cuentas; dotaremos a la Auditoría Superior de la Federación de las facultades que le permitan un trabajo más oportuno y eficaz; dictaminaremos también dos cuentas públicas, que por cierto, la que aprobamos hace un año no ha sido publicada aún por el gobierno, porque prácticamente no fue aprobada por la Cámara de Diputados.

Pondremos especial empeño en impedir el desvío de recursos públicos a las campañas electorales.

En lo económico, vamos a ir adelante con nuestro proyecto de Ley de Banca de Desarrollo; seguiremos demandando claridad en los propósitos y registro de los gastos fiscales, y vamos a insistir en que se dictamine la eliminación del Impuesto Sobre la Renta a las pensiones, que es por demás un acto de justicia.

En lo social, culminaremos el proceso legislativo para contar con el Fondo de Cohesión Social.

Dictaminaremos las leyes necesarias para que los jóvenes presten un servicio social remunerado, se reconozca el voto pasivo de los mismos y apoyaremos la creación de la Procuraduría de la Juventud.

Impulsaremos también reformas a la Ley General de Educación, para complementar la modificación constitucional que tornó obligatoria la educación media superior. Abrirles oportunidades a los jóvenes, es uno de los grandes logros de esta Legislatura, y uno de los grandes retos que tiene en lo social nuestro país.

En cuanto al tema del campo, debo, primero, formular el reconocimiento a nuestra fracción política, pues nos empeñamos en defender no sólo a los productores del país, sino también a los grupos más pobres, que a raíz de la crisis del campo sufren hambre y desnutrición, que no sólo los lastima físicamente, sino que también cancela sus oportunidades a futuro de una vida mejor.

Finalmente fuimos escuchados por el Ejecutivo, y éste suscribió el Acuerdo para Mitigar los Efectos de la Sequía, reconociendo por fin la urgencia productiva y social que por ética política y compromiso con los mexicanos nos empeñamos en hacer pública.

Esperamos que dichos apoyos se concreten en realidad, a la brevedad y que los recursos lleguen efectivamente a quienes lo necesitan.

Compañeras y compañeros de partido:

El verdadero sentido de agruparnos en un instituto político es resultado de compartir una ideología y una visión del país que queremos, que se enriquece por nuestras diferencias, se perfecciona en los debates, a veces fuertes pero productivos, que nos permiten construir un proyecto centrado en el desarrollo del país y en el bienestar con justicia social.

Es por ello que legítimamente tenemos la obligación de aspirar al poder, con este compromiso que nos permita concretar nuestra agenda política, que no es otra más que la que nos dictan los propios mexicanos, con los que compartimos este propósito.

Por ello, quiero hacer un pleno reconocimiento a las compañeras y compañeros que desde los escenarios electorales del presente año, representarán el esfuerzo, el trabajo y el compromiso de todos nosotros.

A las y los compañeros diputados que participarán en elecciones federales y locales de este año, les comprometemos nuestro apoyo, reconociendo su gran calidad humana, su entrega y participación.

Por ello, les deseamos nuestros mejores deseos y un gran éxito a nuestros compañeros Isaías González Cuevas; Oscar Román Rosas González; Roberto Albores Gleason; Julián Nazar Morales; Claudia Ruiz Massieu Salinas; David Penchyna Grub; Omar Fayad Meneses; Francisco Alejandro Moreno Merino; Manuel Humberto Cota Jiménez; Arturo Zamora Jiménez; Olivia Guillén Padilla; Clara Gómez Caro; Jorge Arana Arana; Salvador Caro Cabrera; Ana Estela Durán Rico; Joel González Díaz; Marcela Guerra Castillo; Eviel Pérez Magaña; Sofía Castro Ríos; Fernando Morales Martínez; Aarón Irizar López; José Francisco Yunes Zorrilla, Felipe Cervera Hernández, y nuestra compañera que nos abandonó hace un rato, ex alcalde Mérida, Angélica Araujo.

Quiero hacer mención especial a nuestros compañeros Beatriz Paredes Rangel y Rolando Zapata Bello, que nos representarán, y no dudo que con los mejores resultados, como candidatos a los gobiernos del Distrito Federal y de Yucatán.

Y por supuesto, nuestra felicitación a Aristóteles Sandoval, que con el apoyo de otros de nuestros compañeros y de todos los jaliscienses, ganarán la gubernatura y las alcaldías de este hermoso estado.

Y no quiero dejar de mencionar a quienes se han sumado a la campaña de nuestro candidato Enrique Peña Nieto y a la dirección de nuestro partido en esta importante etapa.

Es así que ratifico una tesis central de nuestro grupo parlamentario y de nuestro instituto político, con la claridad de la tarea que nos toca emprender, con fortaleza y decisión, para lograr el regreso del Partido Revolucionario Institucional, a través de nuestro candidato Enrique Peña Nieto, al poder político en el país.

Nuestro compromiso es aportar nuestra experiencia, los proyectos y las capacidades que como legisladores hemos construido y que como priistas hemos acumulado durante muchos años, siempre con nuestro partido y cumpliendo con nuestros principios básicos.

Lo afirmo enfáticamente: somos priistas por convicción, no son nuestros propósitos y compromisos, temporales ni fugaces.

Todos los integrantes de la LXI Legislatura, tienen los méritos suficientes para ocupar cualquier cargo público o encomienda del partido; su experiencia y resultados así lo han demostrado.

Pero también compañeras y compañeros, todo instituto político establece las reglas que más conviene, y cuando estas nos favorecen, honramos la confianza con el trabajo y la dedicación más profunda. Cuando no es así, seguimos desde cada una de nuestras trincheras, cumpliendo las tareas que el partido, y en nuestro caso la ciudadanía, nos han encomendado.

Compañeras y compañeros:

No debemos perder la brújula, ni el tiempo.

Sabemos las tareas a realizar, reconocemos nuestros compromisos y nuestra capacidad de acción, y todo nuestro esfuerzo lo aplicaremos en ese sentido.

La construcción del regreso de nuestro partido a la Presidencia de la República encabezada por nuestro candidato Enrique Peña Nieto, es una tarea de todos nosotros y de todos los priistas.

La victoria para transformar a la nación desde el gobierno, requiere de nuestro trabajo no tan sólo en el ámbito legislativo, sino en el territorio por el que fuimos electos.

Enrique Peña Nieto es el hombre que el país necesita para sacar a los más pobres de su postración.

Enrique Peña Nieto es el hombre que México necesita para elevar la calidad educativa y dar empleo a los jóvenes.

Enrique Peña Nieto en el poder, es el hombre que sabrá escuchar y que estamos seguros generará mejores ideas para brindar una mejor y mayor seguridad pública a los ciudadanos.

Enrique Peña Nieto es el hombre que ha probado que sabe dar resultados y desde aquí le decimos a nuestro amigo y candidato, que cuenta con este grupo de mujeres y hombres militantes leales, para lograr el más noble de los propósitos de un hombre con vocación política, que es gobernar, y gobernar bien, desde la Presidencia de la República.

Compañeras y compañeros, esta es la mejor manera de cumplir con México y apoyar a nuestro candidato, a Enrique Peña Nieto.

Vamos todos los priistas por más; vamos por México.

ZAPOPAN,JAL., 26 enero, 2012

Read Full Post »

 + Nada indica mejoría en la lucha contra el crimen organizado

+ Una desgracia lo sucedido en Michoacán; prevalece la violencia

+ En el PEF 2012, vamos a resarcir las deficiencias del Ejecutivo

  Espero que todo regrese a la normalidad. Es una desgracia lo que ha pasado en Michoacán. Es un síntoma más de la violencia y la inseguridad que estamos viviendo en algunas partes del país.

Todos tenemos que hacer un gran esfuerzo y, desde aquí, desde la Cámara, exhorto a que los michoacanos acudan a las urnas, y no vayamos a quedarnos sin elecciones, eso sería un asunto extraordinariamente grave.

Creo que se puede lograr con buena voluntad y con ánimo de los michoacanos, de alguna manera tal como se logró en Tamaulipas, cuando desgraciadamente asesinaron salvajemente a nuestro candidato el doctor Rodolfo Torre Cantú, a seis días de las elecciones… Las elecciones fueron hechas en absoluta calma y tranquilidad en esa entidad.

Aspiro a que en Michoacán suceda lo mismo y que los michoacanos puedan elegir en paz a quien los ha de gobernar los próximos años.

 No sabemos de quién son señales, sería una especulación mía advertir qué pasó. Necesitamos que las autoridades nos lo aclaren.

PREGUNTA: Hace un año, como decía usted, les mataron a su candidato, sin embargo al parecer no sucede nada en el país, nada mejora.

Efectivamente los indicadores no parecen mostrar mejoría en la lucha contra el crimen organizado, los números de asesinatos que se llevan estadísticamente siguen creciendo; se siguen haciendo adiciones a los presupuestos de seguridad; se siguen dando mayores piezas legislativas para luchar contra el crimen.

Estamos haciendo todo lo que el Ejecutivo ha sugerido para implementar esta lucha contra el crimen organizado, en la cual evidentemente todos estamos comprometidos.

… Me parece un asunto absolutamente malintencionado eso de señalar a delincuentes poderosos, porque francamente es incuantificable lo que puede o no tener un señor, como el señor Guzmán.

EL PRESUPUESTO 2012

PREGUNTA: El Presupuesto comienza su última fase de negociación ¿ustedes como la bancada más importante de esta Cámara sobre qué temas van a abogar o van a trabajar para que se reoriente el gasto?

… Uno de los primeros objetivos es resarcir las deficiencias con las que nos mandó el Ejecutivo el Presupuesto.

Hay muchos rubros que son fundamentales y que vienen absolutamente subestimados, como carreteras, agua, grupos vulnerables, salud y campo, en fin. Los sectores fundamentales de infraestructura del país que se requieren para invertir y crear empleo, vienen subestimados.

Por ello, nuestro primer objetivo será resarcir todos los rubros que vengan subestimados, y después, empezar a darle alguna orientación de tipo social y de infraestructura adicional al Presupuesto.

PREGUNTA: Precisamente sobre los temas de educación y pobreza ¿cómo van ustedes a trabajar en esos temas?

 Evidentemente son las partes de grupos vulnerables que tenemos que atender, como educación y todos los demás rubros que mencione, que son fundamentales para que el país vaya por el rumbo adecuado, más aún, ahora que ha sido aprobado por ambas cámaras y está en proceso de votación en las cámaras locales la aprobación de la educación media superior gratuita y obligatoria.

PREGUNTA: Como se dice coloquialmente ¿alcanzará la cobija?

 La cobija es demasiado estrecha para las necesidades que tenemos. Los gobernadores simplemente han señalado que requieren más de 600 mil millones para las necesidades que ellos ven, cosa que es absolutamente imposible de resarcir; no solamente los gobernadores sino muchas entidades públicas también han solicitado aumentos de presupuesto que difícilmente podrán satisfacerse.

ENTREVISTA DE MEDIOS, 3 noviembre 2011.-

Read Full Post »

+ A debate en el pleno, minuta del Senado sobre Reforma Política

+ ¿Reelección? Proponemos que sea tema de Consulta Popular

+ Ley de Ingresos 2011 : consenso entre Ejecutivo y Legislativo

Entrevista concedida  al término de la reunión con el Consejo Coordinador Empresarial y el candidato a gobernador del estado de Michoacán, Fausto Vallejo, a los medios de comunicación.

 PREGUNTA: Gustavo Madero le exige al PRI que ya aprueben la Reforma Política completita, él dijo, incluida la reelección¿Qué opina?

 … Él tiene las ganas de que así sea. Mañana vamos a tener en la Cámara de Diputados la discusión sobre este tema y vamos a apoyar una Reforma Política que les dé mayor participación a los ciudadanos.

 Sin lugar a dudas, va a ser una Reforma Política de enorme calado en donde vamos a impulsar que haya consulta ciudadana, iniciativa ciudadana, candidaturas ciudadanas, candidaturas independientes. Así que vamos apoyar prácticamente toda la Reforma Política que se ha estado discutiendo en nuestro país.

 En cuanto a la reelección, estamos proponiendo -y creo que así debe ser- que sea la ciudadanía, a través de una consulta popular, que todos los ciudadanos mexicanos decidamos si queremos o no la reelección. Eso es lo que vamos a proponer mañana.

 PREGUNTA: ¿También estarían tomando en cuenta las propuestas que Enrique Peña Nieto está lanzando?

 … No. Mañana se discutirá exclusivamente la minuta que nos mandó el Senado de la República.

… No se puede porque sólo se puede discutir en términos de la minuta los asuntos que trae la minuta, por ello, mañana solamente haremos eso y lo que haremos después será proponer las iniciativas correspondientes a otros muchos temas que nos interesan a todos los mexicanos.

 Incluso hay iniciativas del propio Partido Revolucionario Institucional en donde estamos pidiendo se modifiquen una serie de leyes, entre otras cosas, que el Presidente asista el primero de septiembre a entregar cuentas al Congreso de la Unión. El Presidente tiene cinco años que no se ha parado en el Congreso de la Unión y queremos dar las reglas y normas consecuentes para que haya el respeto debido a la investidura del Poder Ejecutivo y que tenga la oportunidad de rendir cuentas ante el Congreso de la Unión.

 También queremos, por ejemplo, que el Plan Nacional de Desarrollo sea aprobado por la Cámara de Diputados y no solamente por el Poder Ejecutivo, para que tengamos la intervención correspondiente en un equilibrio adecuado de Poderes.

 Así les podría decir muchas más que no entrarán mañana a discusión porque mañana –reitero- sólo se discute la minuta que mandó la Cámara de Senadores.

 PREGUNTA: ¿O sea que de plano Gustavo Madero se puede sentar a esperar esta aprobación?

…  Es también parte de su libertad,  hacer lo que él desee.

LEY DE INGRESOS 2011: NO HAY NUEVOS IMPUESTOS

 PREGUNTA: Sobre la Ley de Ingresos, están planteando que haya una recaudación de siete mil millones de pesos más ¿cómo se va a hacer esto, se crearán nuevos gravámenes?

  No hay absolutamente ningún nuevo gravamen en la Ley de Ingresos. Lo que estamos proponiendo y exigiéndole al gobierno es que haya una mayor eficiencia recaudatoria, no es posible que no avancemos en la productividad de la recaudación de impuestos en nuestro país.

 Eso es lo que estamos haciendo y no sólo eso, estamos reconociendo la posibilidad de que haya un descenso en la actividad económica que había planteado el Ejecutivo que era de 3.5 por ciento, lo hemos reducido al 3.2 por ciento, pero hemos exigido que haya una mayor capacidad de recaudación.

 Esto lo hemos negociado entre todos, lo que ha ido a la Ley de Ingresos es de un gran consenso, lo hemos negociado entre partidos y gobierno, así que lo que va en la Ley de Ingresos es de un gran consenso entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo.

 … Las prioridades del PRI para 2012 es que haya mayor inversión, mayor empleo y que podamos sostener el crecimiento a pesar de las circunstancias tan desfavorables que hay en el entorno internacional.

 También vamos a cuidar que el Presupuesto de Egresos esté blindado para cualquier tentación en términos electorales.

 PREGUNTA: ¿Cuáles son los sectores que impulsarían para dar mayor empleo y crecimiento?

 Está obviamente, la parte de Infraestructura. Precisamente aquí estamos oyendo que es el detonador número uno de empleo, la infraestructura hidráulica, carreteras, desarrollo social para dar equilibrio, la parte de salud con la construcción y equipamiento de hospitales.

 Aquí también lo están solicitando, hay problemas en Ciudad Hidalgo de un hospital para enfermedades renales muy delicadas que tenemos que apoyar, en fin. Tenemos que hacer una selección y reasignación de recursos que le dé al país inversión y empleo.

 ENTREVISTA DE MEDIOS, Morelia, Mich., 24 octubre  2011.-

Read Full Post »

+ Los aumentos en ingresos, insuficientes para las necesidades

+ Haremos reasignaciones para corregir defiencias del Presupuesto

… Me parece que la Ley de Ingresos está estableciendo un programa económico para el país, que evidentemente tiene como objetivo, preparar al país para la condición internacional que estamos viviendo en términos económicos y financieros.

No es este el momento más adecuado para que se establezcan metas que pudieran desestabilizar las finanzas públicas de nuestro país.

En este momento se ha convertido en un activo muy importante para nuestro país, en términos de prestigio internacional, el tener finanzas públicas sanas y estables.

Así que hemos procurado todos los grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados, junto con el gobierno, establecer un programa económico que preserve la estabilidad y exista la confianza adecuada en el medio internacional sobre las finanzas públicas de nuestro país. Creo que estas cifras que están apareciendo hoy, así lo corroboran.

PREGUNTA:  ¿Se logra tapar los hoyos que el Ejecutivo había hecho en el Presupuesto …?

… No. Por supuesto que los recursos que están destinados en el Presupuesto, en la Ley de Ingresos, no son suficientes para las necesidades del país. Eso tiene que quedar muy claro, lo hemos sostenido y lo seguiremos sosteniendo.

El Presupuesto trae deficiencias muy notables en varios de los rubros fundamentales, que trataremos de subsanar al menos en sus partes medulares, con estos ingresos adicionales, y las reasignaciones de gasto que podamos realizar de aquí a que aprobemos el Presupuesto de Egresos.

PREGUNTA: ¿Cuáles son los sectores que están subatendidos?

 Todos, y empiezo por educación, salud, fondos metropolitanos, agua, transportes, etcétera. Es decir, básicamente en todos los rubros está deficitario.

Obviamente los estados también, y corre la suerte del principal.

Es decir, si hay deficiencias en ingresos, también hay deficiencias en las participaciones, y por supuesto también para los estados.

Estamos esperando aprobar el día de hoy la Ley de Ingresos, y nos dedicaremos entonces a ver el Presupuesto de Egresos.

ENTREVISTA DE MEDIOS, I,  20 octubre, 2011.-

Read Full Post »

+ Padecemos corrupción, opacidad y ductibilidad de la justicia

+ Son omisos o tuercen las leyes,  los encargados de aplicarlas

+ En realidad son delincuentes investidos de autoridad temporal

+ Caso Polanco: Excesos de los menos y sumisión de los más

IMPUNIDAD

Francisco Rojas 

 Los problemas que se han creado y crecido en el país durante los últimos años —violencia, mayor desigualdad y pobreza, desempleo, letargo económico, degradación educativa— han propiciado un preocupante deterioro tanto en la administración pública como en la propia sociedad, que se manifiesta en la agudización de la impunidad y los vicios inherentes: corrupción, opacidad, ausencia de rendición de cuentas, influyentismo y ductilidad del sistema de justicia.

Emitir nuevas leyes y reformar algunas vigentes,  cobra relevancia porque necesitamos que el marco jurídico refuerce el respeto a derechos humanos y garantías individuales, proteja instituciones y servidores públicos y fortalezca el Estado de derecho. No podemos permitir que el mundo nos catalogue como un pueblo de corruptos y delincuentes. En el ser nacional debe arraigarse la ley como uno de los valores esenciales de la convivencia. Antes lo hemos hecho: en cada salto de nuestra historia convertimos en leyes los nuevos consensos nacionales, confiados en que un orden jurídico renovado sería el primer paso hacia un orden social más justo.

 El respeto al derecho fue un pilar de la política exterior mexicana del siglo XX, que prestigió al país y le dio un firme liderazgo moral en el mundo. Pero por justas y avanzadas que sean las leyes, son inútiles cuando los encargados de aplicarlas son omisos o las tuercen en beneficio propio o de afines. La impunidad y corrupción deterioran la vida nacional, y no lo debemos permitir.

 La impunidad y la corrupción —que no son privativas de nuestro país y tienen sus orígenes en las prácticas patrimonialistas del régimen colonial— se han agravado y extendido en lo que va del siglo XXI, y si no logramos contenerlas seguirán envileciendo la vida pública.

La impunidad ha permeado la conciencia de algunos estratos de la sociedad, como lo ilustra el ejemplo grotesco de las dos mujeres que atacaron y ofendieron a unos policías en Polanco. Cuando estas lacras éticas se generalizan y convierten en reglas no escritas de convivencia social, el orden jurídico pierde eficacia y, peor, se convierten en un instrumento más de excesos de los menos y sumisión de los más, lo que puede fracturar a la sociedad y poner en crisis al Estado de derecho.

 La impunidad se ha convertido en práctica corriente en todas las escalas del poder: desde las irregularidades toleradas en las grandes licitaciones, como parece haber ocurrido en una o varias etapas de la inconclusa Estela de Luz, hasta el allanamiento de domicilios sin orden judicial.

 La falta de transparencia y rendición de cuentas en el servicio público solapa los más variados actos de corrupción y favorece la impunidad de delincuentes investidos de autoridad temporal.

 Esta es una de las razones más ostensibles de la pérdida de confianza social en sus autoridades. Más cuando la administración pública no produce resultados perceptibles pese a los gastos desmesurados del gobierno en publicitar lo que no ha logrado o ha conseguido marginalmente.

 La sociedad y las instituciones del Estado deberían leer bien el bajo índice de denuncias de las víctimas del delito y el porcentaje aun menor de la consignación de los presuntos delincuentes, muchos de los cuales son exonerados y que, cuando entran en prisión, disfrutan de privilegios y continúan delinquiendo desde su cautiverio.

 La falta de un castigo merecido inhibe a los ciudadanos denunciar ilícitos porque lo ven inútil y hasta peligroso. Paralelamente, estimula a los delincuentes que saben que la posibilidad de ser castigados por sus actos criminales es muy baja.

 La lucha frontal en contra de la impunidad y sus vicios colaterales puede ser la última oportunidad para rescatar el respaldo de la sociedad a las instituciones y a una clase política tan sistemáticamente desprestigiada; ésa tendría que ser una de las políticas públicas de largo plazo del próximo gobierno.

 Urge la promoción activa de una cultura de respeto a las personas y a las leyes. Urge la formación de una nueva mística del servicio público para que los ciudadanos recuperen la confianza en las instituciones y en las autoridades. Urge una gran revolución de las conciencias que revalore la ley y su respeto irrestricto como requisito de toda convivencia civilizada.

EL UNIVERSAL, 4 octubre, 2011.-

Read Full Post »

+ Compromiso de los Diputados del PRI con ejecutivos estatales

+ Evitar subejercicios y asegurar recursos suficientes en el PEF

+ En San Lázaro, los gobernadores de Coahuila, Hidalgo y SLP

Con el gobernador Olvera y diputados de Hidalgo

… Hoy reiteramos el compromiso de los diputados del PRI de apoyar a los estados de la República para que en el Presupuesto de Egresos de la Federación correspondiente al 2012 cuenten con suficientes recursos para atender las principales demandas poblaciones e impulsar el desarrollo de las regiones.

 

Con el gobernador Toranzo

Nos hemos reunido con los gobernadores constitucionales y electo por Coahuila, Jorge Torres y Rubén Moreira Valdés, respectivamente, así como con Fernando Toranzo, de San Luis Potosí y,  Francisco Olvera Ruiz, de Hidalgo, a quienes hemos comprometido que se hará el mayor esfuerzo para mejorar las reglas de operación y agilizar la distribución de recursos.

 Estaremos en contacto permanente con los legisladores que trabajan en las distintas comisiones legislativas, que ayudarán a tener el mayor éxito posible para que el apoyo se convierta en realidad y para que los gobiernos que apenas comenzarán, como es el caso de Coahuila, arranquen adecuadamente y puedan impulsar las acciones que los lleven a consolidar el desarrollo y atender los problemas más importantes que enfrenta la población.

Se trabajará duro en las comisiones correspondientes,  para y así lograr los recursos que cada una de las entidades requiere para hacerle frente a su problemática.

En la reunión con el gobernador Jorge Torres

 Hemos escuchado con interés  las exposiciones de los gobernadores de Coahuila, San Luis Potosí e Hidalgo, quienes coincidieron en el imperativo de evitar los subejercicios, que en el caso de la entidad coahuilense, en el rubro de carreteras, es de más del 80 por ciento, por lo que es algo que se tiene que resolver de inmediato.

 Los mandatarios estatales subrayaron que es necesario contar con mayores recursos para ampliar y fortalecer la infraestructura carretera, así como para combatir la pobreza y la desigualdad, y dar atención a la población en materia de educación, salud y seguridad, entre otros puntos que requieren de atención prioritaria.

 A su vez,  el Presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Navarrete Prida, refirió que se hará todo lo que resulte menester para evitar los subejercicios y para que el flujo de recursos se haga en tiempo y forma.

 En las reuniones, además del diputado Navarrete Prida,  participaron tambiénpor el Vicecoordinador de la bancada, José Ramón Martel; Francisco Saracho y Jorge Rojo García de Alba, coordinadores de la diputación coahuilense e hidalguense, respectivamente, así como por Alberto Cano Vélez y Salomón Rosas, entre otros legisladores.

BOLETÍN, 3 octubre, 2011.-

Read Full Post »

+ Con mezquindades no crecerá el país; con engaños  no se negocia

+ Posicionamiento del PRI ante el Paquete Económico 2012

+ Hay que decirlo claro, el PAN pide  cinco puntos más de IVA

El diputado Navarrete Prida expone el posicionamiento del GPPRI

El Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, que me honro en coordinar, tiene una posición clara y definida ante la propuesta del paquete económico para 2012 que propone el Ejecutivo Federal. Esta posición es producto de nuestro compromiso histórico y social con los mexicanos y, a la vez, atiende a nuestra declaración de principios y programa de acción.

Les comparto este posicionamiento, que expuso hoy en la tribuna de la Cámara de Diputados, en nombre del GPPRI, el diputado y presidente de la Comisión de Presupuesto, Alfonso Navarrete Prida, durante la comparecencia del secretario de Hacienda y Crédito Público, doctor José Antonio Meade Kuribreña:

Señor licenciado José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público.

Un pilar básico de la nación mexicana es el régimen republicano y federal. Cuando un gobierno olvida lo que es la República y lo que es la federación, las cosas no pueden marchar bien.

Señor secretario, sea usted bienvenido a la casa de los representantes del pueblo de México, esperemos que su gestión atienda la alta responsabilidad que le fue conferida y deje atrás la politización de las finanzas públicas, que fue el signo distintivo de su antecesor.

En este reciento, para mi partido es la mejor ocasión de hacer un balance de los gobiernos emanados del PAN, un año antes que el pueblo de México rinda su severo veredicto en las urnas.

El PAN recibió en el año 2000 una economía con una tasa de crecimiento del seis por ciento anual, 10 años después la desplomó al 1.7 por ciento. El incremento del ingreso per cápita fue de sólo el 0.6 por ciento, una de las tasas más bajas del mundo. El déficit de empleo suma más de seis millones.

Los gobiernos del PAN en 11 años contaron con los mayores excedentes presupuestales de la historia, incluyendo los del petróleo, ventaja no traducida en crecimiento económico y desarrollo humano, pero sí en deuda pública y gasto corriente, que creció 100 mil millones de pesos por año, en eso utilizaron el IETU y el punto del IVA. Por eso mi partido ha sostenido que los gobiernos del PAN son caros y malos.

Hoy en México tenemos más pobres que hace 10 años. Según la última medición del CONEVAL entre 2008 y 2010 se sumaron a la pobreza 3.2 millones de mexicanos, lo que significa que hoy tenemos 52 millones de compatriotas en situación de pobreza patrimonial.

La única política social que conoce el gobierno que usted representa consiste en que los pobres no se mueran de hambre, pero que no cambie su situación de vida. Los pobres que ha producido este gobierno en cinco años equivalen a la población total de 10 entidades del país. Ese es el balance económico de los gobiernos del PAN.

Navarrete Prida, en la Tribuna

En el PRI seremos muy cuidadosos en la revisión de la Ley de Ingresos para definir con claridad el Presupuesto de Gastos Fiscales y el impacto que significan los beneficios fiscales que se confieren; revisaremos también las atribuciones del Presidente para otorgar dichos beneficios.

Analizaremos con mucho cuidado la propuesta del gobierno federal para que los estados apliquen un impuesto al consumo del cinco por ciento. Esto no sólo es injusto sino inmoral, las familias no distinguen entre impuestos locales y federales pero la gente lo resiente igual. Hay que decirlo claro, el PAN propone que las familias mexicanas paguen cinco puntos más de IVA.

¿Ante qué nos enfrentamos los mexicanos el próximo año? El presagio está escrito en su proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, que es el más importante instrumento de política económica y social con que cuenta el Ejecutivo federal.

PROYECTO DEL PAN, CON IDEAS DEL SIGLO XIX

El proyecto que hemos recibido tiene cuatro características: es recesivo, es centralista, genera pobreza y tiene un tinte eminentemente electoral.

Es recesivo porque no fomenta el crecimiento económico ni el empleo, porque el año entrante marcado por una posible crisis económica mundial, no impulsa una economía proactiva que estimule el mercado interno como lo demuestra la disminución de 20 mil millones de pesos en comunicaciones y transportes, o los más de 30 mil millones que reduce a las actividades agropecuarias.

Es centralista, como todas las definiciones ideológicas de este gobierno con criterios concebidos y formulados propios de inicios del Siglo XIX, como lo demuestra el recorte en más de 60 programas destinados a apoyos a entidades federativas, como en educación, que elimina todos los programas de cultura de los estados, todos los apoyos al deporte, los fondos compensatorios a entidades, los fondos metropolitanos con reducciones superiores al 87 por ciento o la disminución en un 50 por ciento a los fondos contra desastres naturales.

Ése es el verdadero proyecto del PAN y su gobierno.

Genera pobreza porque promueve la inequidad social con programas que no llegan siquiera a ser remediales y no revierten las condiciones de miseria en que viven millones de mexicanos. Esto lo demuestra la reducción en 70 por ciento del fondo regional para apoyar a los 10 estados más pobres del país o la reducción neta al Ramo de ganadería, agricultura y pesca por 12 mil millones de pesos, o el 84 por ciento de recorte al programa de infraestructura de riego, o la reducción en 58 por ciento para los programas de agua potable y alcantarillado y las reducciones en programas como la vivienda rural, la equidad de género en salud o el apoyo a discapacitados en transporte.

El proyecto que presenta es eminentemente electorero, estimula claramente el clientelismo electoral al proponer aumentos a todos los programas clientelares-asistenciales que opera directamente el gobierno federal en materia de vivienda, salud y desarrollo social que tienen aumentos hasta de un 60 por ciento.

No sólo eso, con mucha suspicacia se observa el resurgimiento del programa Enciclomedia disfrazado con otro nombre con más de cinco mil millones de pesos. Le pregunto secretario ¿interés de quién fue este programa, quizá del mismo que operó el monumento emblemático del PAN llamado Estela de Luz?

Del mismo modo, llama la atención los recortes en 90 por ciento del Fondo de Reparaciones, Indemnizaciones y Atención a Víctimas, Periodistas y Defensores de Derechos Humanos. Esto es así de grave como es: no son dichos, son hechos.

México tiene un proyecto de nación que desde hace 200 años señala los principios constitucionales de nuestro país y requiere de un gobierno comprometido.

Señor secretario, en el PRI con respeto decimos al gobierno que usted representa: no es con mezquindades como crecerá el país, no es con arrogancia como se consensa y no es con engaños como se negocia.

Desde el 2001 los presupuestos de egresos se han aprobado con el 75 por ciento de votos de las y los diputados, pero el gobierno federal se ha empeñado en romper consensos dañando enormemente los mejores intereses de la población, que son los que afanosamente defendemos.

Cuando no hay disposición de llegar a acuerdos, por consensar y articular lo diverso, el único camino que da la vía parlamentaria es el voto de las mayorías. Se lo recuerdo secretario, no ha quedado por el PRI llegar a consensos y no hacer uso de su mayoría.

México requiere un Presupuesto que fomente el crecimiento económico, el empleo y la equidad social. No permitiremos que los estados pierdan su capacidad para responder a la sociedad en educación, salud, infraestructura y seguridad pública y refrendamos nuestro compromiso con los campesinos mexicanos, un sector prioritario para el país; blindaremos los programas sociales para evitar su uso con fines electorales como pretende la propuesta del Ejecutivo.

Estas severas fallas dan clara idea a la sociedad de la concepción de Estado que tiene el gobierno de Acción Nacional, explican su fracaso en la construcción de nuevas instituciones sociales, su ignorancia de la realidad nacional y su soberbia para intentar cambiar, a través de una propuesta de decreto, 200 años de historia independiente.

Muchas gracias por su atención.

 Dip. Alfonso Navarrete Prida.-  Posicionamiento en nombre del GPPRI, en la comparecencia del Secretario de Hacienda, doctor José Antonio Meade Kuribreña, ante el pleno de la Cámara de Diputados, LXI Legislatura. Palacio Legislativo de San Lázaro, 21 septiembre, 2011.- 

Read Full Post »


+ Practiquemos la Política que busca sinergias en la pluralidad

+ Además de barbarie criminal, pobreza, desigualdad y desempleo

+ Estados y Municipios necesitan nueva ley de Coordinación Fiscal

+ Diálogo sin exclusiones para los acuerdos que necesita el país

PRESUPUESTO 2012

Francisco Rojas 

El clima social de México es de honda preocupación, no sólo por la barbarie criminal, sino por la desigualdad, el aumento de la pobreza y del desempleo y el estancamiento de la economía, que va a resentir los efectos de la posible contracción económica, por nuestra marcada dependencia de EU. La gran prioridad nacional es evitar que estos problemas deriven en la tormenta perfecta que nos lastimaría a todos y pondría en peligro la democracia.

Tenemos soluciones, pero debemos practicar la Política con mayúsculas: la que busca y logra acuerdos entre personas y grupos heterogéneos, la que no pretende sustituir la realidad por la ficción de la publicidad, la que asume sus propias responsabilidades en vez de repartir culpas, la que establece compromisos y los cumple, la política, en fin, que busca las sinergias en la pluralidad.

Este es el marco en el que desarrollaremos los trabajos de la actual Legislatura del Congreso. Por eso los diputados del PRI decidimos concentrar nuestros esfuerzos en los grandes problemas que afligen a la sociedad. Aprobaremos nuevas leyes y reformas a las existentes para desactivar los problemas que están en vías de complicarse.

El Presupuesto de Egresos deberá aumentar la inversión pública, promover el financiamiento a pequeñas y medianas empresas y a productores rurales, y fijar normas claras y precisas para abatir los subejercicios, evitar que las reglas y criterios de operación obstruyan los programas y ejercer los recursos con oportunidad y eficiencia.

Se trata de reactivar la economía, impulsar el mercado interno, revertir la caída del ingreso de los hogares, generar empleos formales para que los jóvenes puedan labrarse un futuro con su esfuerzo, en vez de tomar caminos que los destruyen y desangran al país; para ellos gestionaremos la ley sobre educación media superior obligatoria y la implantación del telebachillerato. A fin de crear empleos aumentaremos la inversión en carreteras, caminos rurales, presas, escuelas, hospitales, y otras obras de impacto económico y social.

El presupuesto debe respaldar a los más vulnerables y marginados. Cuidaremos que los recursos para salud, educación, combate a la pobreza, vivienda, sector agropecuario no sean menores al presupuesto actual. Combatir la pobreza exige abandonar el enfoque asistencialista en favor de programas que fortalezcan el potencial productivo de la gente y tengan una visión federalista.

Es deleznable valerse de los programas sociales para captar votos. Por eso legislaremos para blindar esos recursos y crear el Fondo de Cohesión Social e Impulso Productivo, que destinará recursos federalizados a municipios de alta y muy alta marginación y a polígonos urbanos en pobreza.

El combate al crimen organizado requiere recursos para reclutamiento, capacitación, equipamiento. Vamos a respaldar a ese sector y a revisar con detalle la estructura presupuestaria y administrativa de los programas y fondos para hacerlos más eficientes y descentralizar funciones.

La Ley de Seguridad Nacional será consistente con la Constitución y los tratados internacionales que nos obligan. Es un compromiso del grupo parlamentario del PRI asegurarse de que esa ley garantice respeto absoluto a los derechos humanos, dé certeza jurídica a los intérpretes de la norma y propicie el retorno de las fuerzas armadas a sus actividades naturales. Exhortaremos al Senado para la aprobación de la policía fronteriza.

El país no se reduce a su capital ni se agota en los poderes federales. México está en los estados y municipios, y el presupuesto tiene que ser promotor del desarrollo regional. Los gobiernos locales, cada vez con mayores demandas sociales, no cuentan con recursos suficientes para enfrentarlas; es necesario revisar el sistema de coordinación fiscal y asignar recursos presupuestales que compensen los desequilibrios y hagan efectivo el respaldo federal a estados y municipios.

Tenemos problemas, pero podemos enfrentarlos cumpliendo todos con nuestra parte. Los diputados del PRI honraremos los compromisos con los ciudadanos y promoveremos la concordia política. Confío en que los demás partidos reconozcan que es hora del diálogo sin exclusiones ni imposiciones, en busca de los acuerdos que tanto necesita el país en estos momentos difíciles.

 EL UNIVERSAL, 6 septiembre, 2011.- 

Read Full Post »

+ Diez años de estancamiento y ahora desesperanza social

+ “Para vivir mejor” eslogan publicitario para ocultar fracasos

+ Voz popular: vivimos peor que hace  cuatro o diez años

+ Concentración persistente: muy pocos ricos y muchos pobres

+ Diputados del PRI: Necesaria una nueva política social de Estado

El diputado Carlos Flores Rico, vice coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, presentó en nombre de la fracción el fascículo DETERIORO DE LA CALIDAD DE VIDA, dentro del análisis “10 Años de panismo. Resultados” y dijo que el eslogan de los gobiernos panistas “Para Vivir Mejor” es solo un recurso publicitario para ocultar el fracaso que se ha tenido en política social, que ha logrado acentuar la desigualdad en el país.

 Los siete pecados capitales de la política social del Presidente Calderón son: Asistencialismo (demagogia), Centralismo (burocracia e injusticia), Ineficiente (tarda, duplica, sub-ejerce), Clientelar (manipulación electoral), Excluyente (discrimina organizaciones sociales), No transparente (discrecional) y Cuantiosa (onerosa e insuficiente).

 Ello,  tiene a México con más de 60 millones de mexicanos inmersos en la pobreza, con una cada vez más acentuada desigualdad, con un poder adquisitivo precario y un encarecimiento de los precios que tanto castiga a los salarios. Los rubros que contiene el documento son: Introducción, Pobreza e ingresos de las familias, Remesas, Desarrrollo humano, Educación, Ciencia y Tecnología, Salud, Seguridad Social, Medio ambiente y, Administración del agua.

1.-

V. Deterioro de la Calidad de Vida

La pobreza ha sido el mal endémico de nuestra Nación desde sus más remotos orígenes, y los grandes logros de la política de desarrollo económico y social de los gobiernos de la Revolución se han revertido especialmente en el decenio del panismo.

La definición, los procedimientos y los fines de la política social de los gobiernos del PAN tienen claros sesgos corporativos, clientelares, asistencialistas y electoreros. Es una política errática, que se conjuga con el estancamiento de la economía, la falta de empleo, la creciente inseguridad, la incertidumbre y la desesperanza social.

El eslogan “Para Vivir Mejor” no pasa de ser un recurso publicitario para ocultar el fracaso. Con base en los resultados, el veredicto popular es contundente: no vivimos mejor, vivimos peor que hace cuatro años y que hace diez, como lo demuestran los datos y estadísticas de fuentes oficiales mexicanas e internacionales que aquí se presentan.

En diez años de gobiernos del PAN, el poder adquisitivo de la población ha empeorado; y la calidad de vida de muchos mexicanos se ha deteriorado. Mientras que los precios de los productos de la canasta básica, la gasolina, el gas LP, la  luz y el agua han amentado desmedidamente, el salario de los trabajadores es duramente castigado año con año. Para la gran mayoría de las familias mexicanas no hay dinero que alcance para satisfacer las necesidades primordiales de alimentación, vestido, vivienda, educación y salud.

Los hombres y mujeres que se han ido a Estados Unidos en busca de un mejor nivel de vida, han perdido su ocupación o no la han encontrado a causa del impacto de la crisis económica mundial y de las duras políticas contra los migrantes. Por ello las remesas provenientes de ese país, que dan sustento a cientos de miles de familias en México, disminuyeron en los últimos años y no han tenido una recuperación que alcance, cuando menos, los niveles mostrados al inicio del presente gobierno.

La alta concentración del ingreso es persistente: muy pocos son los ricos y muchos los pobres. La nuestra es una de las sociedades más desiguales del mundo y no hemos logrado avanzar en materia de desarrollo humano en los últimos 10 años.

 El sistema educativo es deficiente: somos de los países con más bajos resultados según las evaluaciones de ENLACE y PISA; muchos de nuestros estudiantes y profesores no cuentan con las competencias y los conocimientos necesarios para su desarrollo; son constantes la deserción y el rezago educativos; y se ha cancelado el impulso a la ciencia y la tecnología.

El sistema de salud es mediocre e insuficiente para atender las necesidades de la gente; las instituciones de seguridad social están presionadas por el envejecimiento de la población y el incremento de los adultos mayores con riesgos de salud, hechos que aumentarán la demanda de servicios médicos más complejos y de mayor costo, al tiempo que las pensiones requerirán mayor financiamiento; y las guarderías y estancias infantiles no reúnen condiciones de seguridad y calidad aceptables, por lo que no garantizan la integridad física de los niños.

Las políticas para el cuidado del medio ambiente y la conservación de los recursos naturales han sido ineficaces; la deforestación continúa, se sigue alterando el equilibrio ecológico y sobreexplotando las cuencas hidrológicas.

Por todo lo anterior, no es de sorprender  que de 2006 a 2010 se hayan sumado a la pobreza 10.1 millones de  mexicanos y que en promedio, se empobrecieran 7 mil cada día: 292 cada hora y 5 cada minuto.

Tal  como está diseñada, la política social no combate la pobreza, no reduce la desigualdad, no eleva el desarrollo humano y no reduce los contrastes regionales. No se está cumpliendo con el mandato constitucional de garantizar y hacer efectivos los derechos sociales de los mexicanos, porque la política económica se ha orientado a mantener los  equilibrios macroeconómicos y ha dejado de lado las políticas de crecimiento, empleo y distribución del ingreso, que son indispensables para elevar el bienestar de la población y reducir los índices de pobreza y desigualdad.

Por mandato constitucional, las obligaciones del Estado son sustantivas, definitorias. No son dádivas, no deben ser pretexto publicitario ni mucho menos contraprestaciones electorales. Lo que se requiere es replantear el modelo y revolucionar las instituciones sociales.

En el PRI creemos firmemente que es necesario impulsar una nueva política social de Estado que coadyuve a erradicar eficazmente las causas de la desigualdad y la pobreza y refrende el compromiso de fortalecer los derechos constitucionales a la educación, salud, trabajo, desarrollo rural, equidad de género, justicia para los indígenas y grupos vulnerables. Una política que proteja los derechos humanos de tercera generación.

Es imprescindible crear vínculos eficientes entre las políticas económica y social para establecer círculos virtuosos que ofrezcan oportunidades de desarrollo para todos. Es preciso cambiar el sentido de las políticas públicas y transformar los programas sociales para que ofrezcan verdaderas oportunidades de movilidad social y den respuesta a las legítimas demandas de bienestar de los mexicanos.

Es pertinente analizar la conveniencia de un nuevo marco legal para que las políticas de desarrollo social se diseñen y operen de manera diferenciada, atendiendo a las características regionales y poblacionales del país, dadas la irregular distribución poblacional y la diversidad de recursos naturales disponibles.

El primer paso para el combate a la pobreza es focalizar los apoyos compensatorios en las Zonas de Atención Prioritaria (ZAP), para que alcancen en el mediano plazo los niveles de bienestar e ingreso de la media nacional. Se requiere también redistribuir los recursos para darles un destino preciso y efectividad para una mayor igualdad de oportunidades, fomentando la equidad federalista. Un programa de inversiones conjuntas entre estados y municipios, articuladas por objetivos comunes contribuiría al desarrollo regional, al aumento de la competitividad y al crecimiento económico. Paralelamente habría que estimular las economías de escala y los acuerdos intermunicipales y alentar el diseño de proyectos plurianuales que permitan solucionar la problemática de raíz.

La educación es un factor estratégico para el conocimiento, que es la mayor riqueza de las sociedades contemporáneas; se debe ampliar su cobertura y elevar su calidad para que el sistema educativo sea una palanca estratégica para el progreso y el bienestar.

Es preciso dar la más alta prioridad a la educación permanente, de calidad y pertinencia, estableciendo condiciones para el acceso universal a una educación para toda la vida. Se trata de que todos puedan capacitarse y adquirir habilidades y competencias para el trabajo y para su desarrollo individual.

Asimismo, es vital reforzar al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y promover que quienes han tenido la oportunidad de acceder a estudios de alto nivel contribuyan con sus conocimientos y talentos al desarrollo nacional, para impulsar el desarrollo científico y tecnológico del país y romper la enorme dependencia en esta área fundamental.

En materia de salud se deberá trabajar con base en el criterio de la prevención y establecer una política integral y eficaz para atender el incremento de la demanda de los servicios de salud en todo el país, tomando en cuenta la transición demográfica que implicará que en 30 años por cada 160 adultos mayores habrá 100 niños en México; ampliar la cobertura y elevar la calidad de los servicios y la infraestructura; y fortalecer la formación de médicos, enfermeras e investigadores capacitados y bien remunerados.

Finalmente, para preservar el medio ambiente, es necesario impulsar políticas públicas y programas de gobierno para el aprovechamiento sustentable y el cuidado del agua, bosques, suelos, mares, flora, fauna y el patrimonio natural en su conjunto, considerando las recomendaciones y declaraciones de los organismos multilaterales con apego a nuestro marco jurídico.

DOCUMENTO INTEGRO   V. DETERIORO DE LA CALIDAD DE VIDA

 

 

Read Full Post »

+ En Desarrollo Humano, según la ONU, ocupamos el lugar 56

+ WEF: Lugar mundial 115 de 133 en calidad de la educación

+ Uno de  los países con menos alumnos en educacíón superior

+ Mala atención a la cuarta parte de educandos de primaria

+ 80 de cada 100 maestros dan clases sin estar actualizados

+ En el primer decenio del s XXI hay seis millones de analfabetas

 

El diputado Carlos Flores Rico, vice coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, presentó el fascículo DETERIORO DE LA CALIDAD DE VIDA, dentro del análisis “10 Años de panismo. Resultados” y dijo que el eslogan de los gobiernos panistas “Para Vivir Mejor” es solo un recurso publicitario para ocultar el fracaso que se ha tenido en política social, que ha logrado acentuar la desigualdad en el país.

 Los siete pecados capitales de la política social del Presidente Calderón son: Asistencialismo (demagogia), Centralismo (burocracia e injusticia), Ineficiente (tarda, duplica, sub-ejerce), Clientelar (manipulación electoral), Excluyente (discrimina organizaciones sociales), No transparente (discrecional) y Cuantiosa (onerosa e insuficiente).

 Ello,  tiene a México con más de 60 millones de mexicanos inmersos en la pobreza, con una cada vez más acentuada desigualdad, con un poder adquisitivo precario y un encarecimiento de los precios que tanto castiga a los salarios. Los rubros que contiene el documento son: Introducción, Pobreza e ingresos de las familias, Remesas, Desarrrollo humano, Educación, Ciencia y Tecnología, Salud, Seguridad Social, Medio ambiente y, Administración del agua.

3.-

Desarrollo Humano

  • Según el Índice de Desarrollo Humano medido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el año 2000 México ocupaba el lugar 54 de entre 173 naciones. A pesar de las políticas asistencialistas y los recursos económicos canalizados a ellas, en el año 2010 México ocupa el lugar 56, por debajo de Chile, Argentina, Uruguay y Panamá. En los últimos10 años no hemos logrado avanzar en este importante aspecto.

Educación

  • Según la ASF, en la última década el gasto programable en educación registró una tasa media anual de crecimiento de 10.4 por ciento; el gasto nacional destinado al sector educativo pasó del 6.5 por ciento al 6.9 por ciento del PIB entre 2005 y 2009, superior al de otros países latinoamericanos como  Brasil (5.3 por ciento) y Chile (6.4 por ciento).

Sin embargo, ello no ha subsanado la baja calidad de la educación, factor que el Foro Económico Mundial considera como una de las principales desventajas del país en el componente educativo del Índice de Competitividad Global, ya que México fue ubicado en el lugar 115 de 133 países en materia de calidad.

El bajo nivel educativo también se percibe en la lenta mejoría de los principales indicadores escolares, como el Índice de Absorción, que para el ciclo escolar 2009-2010, muestra que de cada 100 niños egresados de primaria 4 no se inscriben en el siguiente ciclo, en tanto que 13 de cada 100 alumnos egresados de secundaria no lo hacen para nivel de bachillerato.

En secundaria, de cada 100 alumnos 19 no concluyen su educación básica en los 12 años reglamentarios, mientras que en bachillerato 38 no concluyen sus estudios en los tres años estipulados.

  • En el documento “Panorama de la Educación, Indicadores de la OCDE 2010”,  la OCDE sitúa a México entre los cuatro países con menor número de estudiantes de educación superior, y de éstos sólo el 58.0 por ciento se titulan.
  • Según el Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública de 2008 de la ASF, de cada 100 alumnos que ingresan a primaria, solamente 13 lograrán ingresar a un posgrado.
  • De acuerdo con la OCDE, la población mayor a 24 años con bachillerato terminado es del 30 por ciento; mientras que el promedio en los países miembros es del 70 por ciento.

Sólo el 43 por ciento  de los estudiantes que terminan la secundaria ingresan al bachillerato y sólo el 40 por ciento de los inscritos lo concluye, índice muy inferior al promedio de la OCDE que es del 80 por ciento. La cobertura de México en este nivel educativo es de las más bajas de la región, por debajo de países como Colombia, Panamá, Chile, Cuba, y Argentina.

  • Según la ASF, el alto porcentaje de reprobación, sobre todo en los niveles de bachillerato y secundaria, se asocia a la falta de atención, malos hábitos de estudio y a la situación económica que se vive en los hogares.

En cuanto a la deserción, la SEP señala que, según cifras disponibles para 2008, de cada 27 alumnos que ingresan, 14 no continúan sus estudios debido a la situación económica que enfrentan las familias, a la distracción de los alumnos o a la falta de motivación.

  • El Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública de 2009 de la ASF, indica que en 2009, había 41.6 millones de personas en edad escolar en México, de las cuales 32.5 millones recibieron servicios educativos: 25.6 millones de estudiantes en educación básica; 4.1 en nivel medio superior; y 2.8 millones en educación superior.

En general, la demanda de educación no atendida en 2009 ascendió a 21.9 por ciento de los mexicanos en edad de estudiar.

  • Para el ciclo escolar 2009-2010, se registró una matrícula a nivel básico de 25.6 millones de alumnos, 2.0 millones más que en 2001.De ellos, 3.73 millones (14.6 por ciento) estaban en escuelas con aulas multigrado y 2.4 millones (9.4 por ciento) en escuelas de organización incompleta, lo que significa que casi la cuarta parte de los educandos del país fueron atendidos en condiciones desfavorables.
  • De acuerdo con estimaciones de la OCDE en su documento “Panorama de la Educación, Indicadores de la OCDE 2010”, el gasto por alumno en primaria es muy inferior al promedio de los países miembros: 954.8 dólares frente a 6 mil 741, mientras que en secundaria, a 2009, este gasto fue de 19.9 miles de pesos (1,473.0 dólares), monto que se compara desfavorablemente con los 2 mil 236 dólares del promedio de los países miembros.
  • En los países de la OCDE, el promedio de la relación de alumnos por profesor es de 16 en educación primaria. Los países con mayor cantidad de alumnos, aparte de México, son Turquía, Brasil y Corea; todos ellos con un promedio superior o igual a 25 alumnos por profesor, en tanto que en Hungría e Italia el promedio es inferior a 11 estudiantes.

Según la ASF, estas cifras sugieren que México no cuenta con un número suficiente de profesores, en detrimento del aprovechamiento, toda vez que la atención que puede prestar un profesor a los alumnos de un grupo numeroso es menor, lo que repercute en la calidad de la educación.

  • De los 1.2 millones de docentes de educación básica, sólo el 19.5 por ciento (226.7 miles) acreditó los Exámenes Nacionales de Actualización para Maestros en Servicio, lo que significó que aproximadamente 80 de cada 100 docentes impartieron clases sin acreditar que estaban actualizados.
  • La matrícula de educación media superior creció a una tasa media anual de 3.3 por ciento en el periodo 2001-2010; en el ciclo escolar 2009-2010 se registró una matrícula de 4.1 millones de alumnos, es decir, 934 mil más que en 2001. Esta matrícula representa el 64 por ciento de los 6.3 millones de personas que se encontraban en edad de cursar ese nivel (16 a 18 años), por lo que 2.2 millones no tuvieron acceso al servicio educativo.

La relación alumnos-profesores en 2009 fue de 15 alumnos, y en el periodo 2001-2009 se mantuvo entre 14 y 15 alumnos por profesor, cifra similar a la reportada por la OCDE en 2008 para Brasil (15.9), Finlandia (15.8) y Estados Unidos (15.0). Por lo tanto, se puede inferir que la relación alumnos-profesor es comparable con el estándar internacional, lo que debería reflejarse en la calidad del sistema educativo y en la permanencia de los alumnos en los planteles.

Sin embargo, de acuerdo con la OCDE, de cada 100 alumnos que ingresan a la primaria, sólo 87 se inscriben en secundaria, 60 de ellos en la educación media superior y 27 en superior, y de ellos sólo 13 tendrán la oportunidad de ingresar a un posgrado, lo que podría significar que el menor número de educandos por profesor se deba a docentes con funciones diferentes a la impartición de clases.

  • Las cifras del INEGI muestran que de los 27 millones de jóvenes, sólo una cuarta parte asiste a las escuelas de educación media y superior, y de ellos, apenas el 24 por ciento completa el ciclo, sin que eso sea garantía laboral ya que el 67 por ciento de los egresados desempeñan actividades ajenas a su profesión.
  • Para el ciclo escolar 2009-2010, la educación superior atendió a 2.85 millones de alumnos, con una cobertura del 29.1 por ciento del grupo de edad correspondiente y un déficit de atención de 70.9 por ciento del mismo.

El gasto por estudiante matriculado en escuelas públicas de este nivel educativo fue de 54.8 mil pesos, equivalente a 4 mil 056 dólares anuales, una tercera parte del gasto por alumno que destinan en promedio los países miembros de la OCDE (12 mil 907 dólares).

  • Lo anterior se confirma con los resultados de las evaluaciones a profesores y alumnos (PISA y prueba ENLACE), que evidenciaron que la solución no estriba en aumentar indefinida e ineficientemente el gasto en educación.
  • Según el documento “Perspectivas OCDE: México políticas Clave para un Desarrollo Sustentable, 2010”, los resultados del Programa Internacional de Evaluación de Alumnos (PISA) de la OCDE, muestra que un número excesivo de estudiantes no cuenta con las competencias y los conocimientos necesarios. Uno de cada dos alumnos de 15 años de edad no alcanzó el nivel de capacidades básicas de PISA, mientras que el promedio de la OCDE fue de 19 por ciento.
  • Después de una década de evaluaciones de la calidad de la educación, México sigue ocupando el último lugar de desempeño entre los países de la OCDE. De acuerdo con los resultados recientes (diciembre de 2010) del “Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA) 2009” dados a conocer por la OCDE, México ocupó el lugar 48 de entre 65 naciones en las áreas de lectura, matemáticas y ciencias.

Se advierte que 46 por ciento de los jóvenes tienen resultados insuficientes de aprendizaje al llegar a los 15 años. Para la OCDE esto significa que al concluir la secundaria o cursar el primer año del bachillerato los estudiantes apenas reconocen ideas sencillas en un texto.

  • Según estimaciones recientes de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en México, cuatro de cada 10 personas mayores de 15 años están en situación de “rezago educativo”: son analfabetas, no terminaron la primaria o la secundaria y esa situación los hace enfrentarse en condiciones de desventaja en el mercado laboral, con ingresos promedios de entre seis y ocho pesos por hora laborada, mientras que una persona que alcanza estudios universitarios logra ingresos de 56 pesos la hora.

Según el Instituto Nacional de educación para los Adultos (INEA), el número de mexicanos con capacidades mínimas de educación se incrementó más de 3.6 millones de personas en las últimas dos décadas, al pasar de 29.7 millones a 33.4 millones. De este universo de personas con rezago educativo, el 44 por ciento tiene entre 15 y 39 años de edad.

Actualmente, existen seis millones de mexicanos en condición de analfabetismo, 10 millones más que no concluyeron la primaria y otros 17 millones de jóvenes y adultos que truncaron sus estudios en la secundaria.

  • En el periodo 2001 a 2009, de conformidad con cifras de la SEP, los recursos financieros destinados a la cultura y al arte mostraron una tasa media de crecimiento anual de 10.2 por ciento. Como porcentaje del PIB, solamente representaron el 0.1 por ciento, cuando de conformidad con cifras de la UNESCO citadas en el documento “Industrias y Patrimonio Cultural en el Desarrollo Económico de México” del Instituto Tecnológico Autónomo de México, cualquier país debería destinar por lo menos el 1 por ciento de su PIB a estas actividades.

Ciencia y tecnología

  • México sólo destina el 0.4 por ciento del PIB a tareas de investigación y desarrollo, tiene la proporción más baja de personal ocupado en el área y registra el menor número de patentes, por lo que en este ámbito nos ubicamos en el último lugar entre los países de la OCDE. La falta de conexión del sistema educativo con el aparato productivo, es evidente.
  • Los gobiernos del PAN han fracasado en el impulso a la investigación. Según el Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública de 2009 de la ASF, en un estudio comparativo internacional sobre 35 países de la OCDE, se constató que en el caso de México el número de investigadores por cada mil habitantes de la PEA fue de 1.2, con lo cual se ubicó en el penúltimo lugar, después de Brasil.

En cuanto a la productividad de los investigadores del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), de los siete diferentes tipos de productos que se deben generar, el 99.1 por ciento se dirigió a la publicación de libros, capítulos de libros y artículos, y el 0.9 por ciento a patentes, sin que existieran productos relacionados con desarrollos tecnológicos, innovaciones y transferencias tecnológicas, los cuales deben ser promovidos por el sistema.

DOCUMENTO INTEGRO   V. DETERIORO DE LA CALIDAD DE VIDA

Read Full Post »

+ Requerimos un nuevo liderazgo que reencauce el rumbo

+ La  política económica del Gobierno  sacrifica el crecimiento

+ Programas sociales asistencialistas, electoreros y clientelares

+ En 10 años del PAN, se han degradado los niveles de vida

+  No alcanza para  alimentación, vestido, vivienda y salud.

POBREZA Y DESIGUALDAD
Francisco Rojas

La calidad de vida de las personas se ha deteriorado drásticamente en los últimos años debido a la conjugación de la pobreza expansiva, la violencia y la falta de oportunidades principalmente para los jóvenes, precisamente en los años del llamado bono demográfico que se empezará a agotar en un decenio más.

La precariedad social en la que hemos caído no se debe a factores externos ni es herencia del pasado, como quiere la voz oficial; es resultado de una política económica que sacrifica el crecimiento en aras de la estabilidad, inhibe las inversiones privadas, especialmente en las industrias pequeña y mediana, desalienta la creación de empleos en la economía formal y reduce el mercado interno.

Los del PRI fomentaron el desarrollo económico y aplicaron una política social integral, entendida como obligación constitucional del Estado, que hizo posible la permeabilidad social y el surgimiento de amplias y diversificadas clases medias en el siglo XX.

La escuela pública se expandió como nunca en la historia, se constituyeron las instituciones de seguridad social y salud pública, se garantizó el abasto de alimentos a precios accesibles y se fomentó la vivienda. La estabilidad social y política estimuló el flujo de inversiones y el país estaba en paz.

Infortunadamente, esas tendencias se revirtieron en el primer decenio del siglo XXI. En los últimos cuatro años, 10.1 millones de personas empobrecieron entre otros por el estancamiento económico y por que se aplican programas sociales asistencialistas, corporativos, clientelares y electoreros que no combaten realmente la pobreza, no elevan el desarrollo humano, ni reducen los contrastes regionales.

En una década de gobiernos panistas, el poder adquisitivo de la población se ha reducido y los niveles de vida se han degradado. No hay suficientes empleos y los que hay son muy mal pagados, pero los precios de la canasta básica, la gasolina, el gas LP, la luz y el agua se han ido a las nubes. El ingreso de la gran mayoría de las familias mexicanas no alcanza para su alimentación, vestido, vivienda y salud.

Excluidos de la economía formal, los jóvenes no tienen más remedio que ocuparse en actividades informales; los más arrojados son cooptados por el crimen organizado o emigran a Estados Unidos, pese a que allá la ocupación ha caído a consecuencia de la crisis y se han endurecido las leyes y políticas contra los migrantes. Las remesas han disminuido y las familias están al borde de la desesperación.

La calidad de la educación ha caído sobre todo en el nivel básico, como lo demuestran los resultados de la prueba oficial ENLACE. En el examen PISA sobre habilidades de comprensión de lectura, los alumnos mexicanos quedaron 68 puntos abajo del promedio de la OCDE de 493. La reprobación y la deserción escolares frustran a los estudiantes y provocan desperdicios de recursos; según la OCDE, sólo el 34% de los adultos mexicanos cursó el bachillerato, mientras el promedio es de 73%.

El sistema de salud está burocratizado, no dispone de recursos para el abasto de medicamentos y es insuficiente; las perspectivas de envejecimiento de la población pone en jaque a los sistemas de pensiones y el aumento de las enfermedades degenerativas presiona a las instituciones de seguridad social. Pese a las tragedias ocurridas, las guarderías y estancias infantiles siguen siendo inseguras y sus servicios de baja calidad.

En la era del conocimiento es indispensable aumentar la cobertura y la calidad escolares y dar acceso universal a una educación para toda la vida, orientarla a la formación de ciudadanía y a la capacitación para formar los recursos humanos calificados que requiere el desarrollo moderno.

La política de salud debe ser integral, privilegiar la prevención y fortalecer la formación de médicos, enfermeras e investigadores capacitados y bien remunerados. Es preciso ampliar la cobertura y elevar la calidad de los servicios de salud para satisfacer el incremento de la demanda: en 30 años por cada 160 adultos mayores habrá 100 niños.

El manido recurso de culpar al pasado para ocultar los errores del presente y la falta de visión futura, no debe desviarnos de la necesidad de vincular la política social del Estado con la política económica. Es tiempo de rechazar mitos y transparentar las causas verdaderas de la desigualdad y la injusticia social. Requerimos de un nuevo liderazgo que reencauce el rumbo.

EL UNIVERSAL, 31 mayo, 2011.-

Read Full Post »

+ Cuestionables “logros” oficiales en la lucha contra el crimen

+ El Estado debe asumir a plenitud su compromiso con la gente

+ Claro que hay propuestas alternas para recuperar la paz

CLAMOR

Francisco Rojas
La sociedad está indignada y atemorizada por el riesgo en el que vivimos todos; por la magnitud de la violencia que no tiene precedentes en tiempos de paz. La población exige con razón que las Instituciones del Estado asuman realmente su responsabilidad en el ámbito de sus competencias. Hay un clamor generalizado porque acaben las matanzas y recobremos la paz y la tranquilidad.

Recientemente, el presidente Felipe Calderón sentenció que “los que asesinan son ellos, son los criminales”; y que “el ‘ya basta’ debe dirigirse a los que matan jóvenes inocentes, a los que secuestran y asesinan migrantes, a los que tienen asoladas grandes partes de nuestra sociedad o de nuestro territorio”.

El “ya basta” que se ha regado como pólvora por todo el país está dirigido preponderantemente a la delincuencia. Pero hay un “ya basta” destinado a las instituciones del Estado, en especial al gobierno federal; es la protesta de la sociedad contra una estrategia que ha exacerbado el problema, enlutado a decenas de miles de hogares y tenido costos desmesurados para el erario. Y, además, nos anuncia la autoridad que tendrán que pasar otros siete años antes de que la violencia empiece a disminuir.

En carta dirigida al presidente Calderón, el ex procurador general de la República, Ignacio Morales Lechuga, sostiene que con un 20 % de lo erogado en los últimos cuatro años, sin una Policía Federal, sin 30 mil hombres dedicados a combatir a los cárteles de la droga y con el Ejército circunscrito a la erradicación de cultivos ilícitos, la PGR aseguró entre 1990 y 1994, más del doble de la cocaína base decomisada entre 2007 y 2010. Que además, sin derramamiento de sangre, se desintegró el cártel de Juan García Ábrego, aprehendieron a Ángel Félix Gallardo y a Francisco Javier Arellano Félix y encarcelado al Chapo Guzmán.

Ante el clamor generalizado, el presidente dijo estar dispuesto a considerar propuestas alternas. Y las hay. Lo esencial para restaurar la paz y debilitar a las organizaciones criminales es erradicar los factores sociales y económicos que favorecen el arraigo y fortalecimiento del crimen organizado. Aprovechando la pobreza, en Colombia se usaron como sicarios para sembrar el terror a adolescentes de 14 a 16 años que no tenían cabida en la educación ni en el empleo; y Pablo Escobar se ganó el apoyo de algunas poblaciones gracias a que mandó construir e hizo funcionar clínicas, viviendas y otras obras de servicio social en áreas deprimidas.

Hay que aprender de la historia. Los jóvenes mexicanos que se alistan con el narco, lo hacen porque no tienen opción; crecieron en la calle, en medio del abuso, el alcoholismo, la drogadicción, la violencia intrafamiliar, síntomas todos ellos de descomposición social. No se han creado suficientes empleos permanentes y dignamente pagados y en muchas regiones del país imperan la miseria y la desesperanza.
El origen del problema es económico y social y la solución requiere, entre otras medidas, una política de crecimiento que impulse la inversión en pequeñas y medianas industrias dedicadas a abastecer de insumos a las empresas exportadoras, y una política social que erradique la pobreza y detenga la disolución de las clases medias, con los dos ingredientes que lo lograron en el siglo XX: la educación pública y el empleo.

México vive en una grave emergencia social ocasionada por la violencia. La persecución de los criminales es sólo una de las tareas que debe realizar el gobierno. La otra, es la desactivación de los factores económicos, sociales y culturales que empujan a los jóvenes excluidos a refugiarse en el crimen organizado, y eso exige que el Estado reasuma su deber de rector de la economía y garante de la paz interior.

Por nuestra parte, los diputados hemos triplicado los presupuestos para la seguridad, aprobado leyes y estamos analizando otras medidas para dotar al Ejecutivo de facultades para combatir el secuestro, proteger testigos, reforzar la coordinación policiaca, castigar a los desertores militares que se incorporen al crimen organizado, combatir el robo de hidrocarburos, reformar la Ley de Seguridad Nacional para dar certeza jurídica a la intervención de las fuerzas armadas, una nueva Ley Orgánica a la Procuraduría General, entre las más relevantes. El apoyo a los otros Poderes y órdenes de Gobierno continuará; pero esperamos la congruencia y efectiva aplicación de políticas públicas que logren la seguridad pública anhelada, por el bien y la tranquilidad de México.

EL UNIVERSAL, 19 abril, 2011.-

Read Full Post »

+ Ideas, proyectos e impulsos  de varias generaciones

+ Tenemos oficio de Gobierno y vocación de servicio

+ Desde el año 2000, en México se gobierna sin brújula

+ Sabemos cómo retomar el crecimiento, con paz y justicia

HACIA EL SIGLO XXI

Francisco Rojas

La semana pasada el PRI celebró su 82 aniversario y efectuó el cambio de su dirigencia; saludo cordialmente a mis amigos Beatriz Paredes y Jesús Murillo y le deseo a Humberto Moreira y a Cristina Díaz una gestión exitosa y llena de buenos resultados. A lo largo de más de ocho décadas, el PRI se volvió un pilar fundamental del sistema político mexicano, impulsó la transformación del país y se transformó con él. Arribamos a nuestro aniversario con una renovada visión del presente y el futuro de la nación. Somos el PRI del siglo XXI.

Aprendimos de los aciertos y los errores; nos fraguamos en los éxitos y las frustraciones. Varias generaciones aportaron al partido ideas, proyectos, impulsos nuevos. Tenemos oficio de gobierno y vocación de servicio; no actuamos por ocurrencias ni banalidades; sabemos usar los instrumentos de la política y estamos por encima de oportunismos y frivolidades. Estamos listos para reactivar una economía que ha caído estrepitosamente en los últimos diez años, profundizando pobreza y desigualdad; desde el año 2000, se gobierna sin brújula y el país da tumbos que amenazan la estabilidad y la paz social. Sabemos cómo retomar el crecimiento con tranquilidad, equidad y justicia social.

Para los priístas, el crecimiento económico no es un fin en sí mismo, es el medio para alcanzar más y mejor educación, un sistema de salud universal de alta calidad, vivienda decorosa para los estratos populares. Sólo con planeación y acciones concertadas podemos traducir los esfuerzos nacionales en progreso y bienestar. Sabemos que no se gobierna con discursos ni con la presentación sistemática de una inexistente realidad. La sociedad sufre carencias cada vez más agudas y ya no admite falacias repetitivas.

En mi partido se entiende la imperiosa necesidad de generar empleos detonando la obra pública y propiciando condiciones adecuadas para una considerable inversión privada. Necesitamos ampliar las vías de comunicación, expandir y mejorar carreteras, puertos, aeropuertos, telecomunicaciones, hospitales, escuelas y servicios públicos en general; el país tiene los recursos para hacerlo y los priístas sabemos cómo lograrlo. Requerimos una política industrial que genere millones de empleos bien remunerados y construya cadenas productivas para sustituir importaciones de insumos y evitar el desperdicio del talento y la fuerza de trabajo que flagela al país. Mientras se carezca de oficio político y visión de Estado seguiremos rezagados ante las demandas de una población que aspira a vivir con dignidad y tranquilidad.

Hemos caído en una peligrosa dependencia alimentaria. El abandono del campo en los últimos diez años ha empobrecido más a los campesinos y abatido la producción agrícola y ganadera. Importamos cerca del 45% de los alimentos que consumimos a precios cada vez más altos por la creciente demanda en Asia, la especulación en los mercados y los desastres generados por el cambio climático. Inundaciones y sequías asuelan las principales regiones productivas, propician escasez y arrasan con el poder adquisitivo de individuos y naciones. En mi partido tenemos un compromiso con los campesinos y los consumidores; estamos dispuestos a apoyar al campo con lo que los panistas le han negado a la gran mayoría: créditos oportunos, tecnología, fertilizantes, transporte y distribución para aumentar la rentabilidad de los cultivos.

Por otro lado, es urgente acabar con el desorden, la mala administración, el entreguismo y la corrupción en el sector energético. Pemex y la CFE deben volver al servicio de los intereses nacionales, con patriotismo y compromiso con los mexicanos de hoy y de mañana; sólo así podemos garantizar nuestra seguridad energética disminuida en los últimos diez años.

En el PRI sabemos cómo darle rumbo al país y encauzar la enorme capacidad de los mexicanos que se ha desperdiciado. Sólo creciendo a altas tasas con equidad y buenos sistemas de procuración e impartición de justicia podemos acabar con la delincuencia y la violencia que azotan gran parte del territorio; ellas son consecuencia del atraso y marginación de millones de jóvenes sin oportunidades. Decenas de miles de muertos y varias más de huérfanos y viudas, han polarizado a la sociedad mexicana. Los gobiernos panistas no han sabido combatir la delincuencia porque han ignorado sus causas.

En el PRI del siglo XXI haremos frente eficazmente a los retos actuales y venideros. Con patriotismo y visión de Estado lo lograremos.

EL UNIVERSAL, 8 marzo, 2011.- http://bit.ly/h9yFFG

Read Full Post »

+ Ahora resulta que se “legisla” con base en un Decreto

+ Muchos  sufren las inclemencias de una escuela mal equipada

+ Todos sabemos las condiciones de las escuelas públicas

+ Hay niños que no tienen para comprar  útiles ni uniformes

… La reunión plenaria de hoy fue básicamente dedicada al asunto de educación, y hoy en la tarde habrá una primera reunión de un  grupo de trabajo que se estableció desde hace 10 días con los senadores.

En la entrevista de medios

 ¿Qué vieron, vieron la propuesta del decreto del Ejecutivo?

… No hay propuesta, ya es un hecho. Es un hecho que está legislado con base en un decreto.

Estas decisiones que no tienen un carácter de urgencia económica fundamental, debieran ser legisladas a través de los métodos usuales, a través del Congreso.

Pero no cabe duda que cualquier acción que se tome para beneficiar a las familias mexicanas, es buena.

Ahora, lo que nos debemos preguntar es ¿cómo queda esta justicia distributiva que debe haber con el gasto público y con los estímulos fiscales?

Se está beneficiando aquí al orden de casi tres millones de alumnos que están en escuelas particulares, privadas, y no se hace ningún estímulo fiscal para los otros 20 y tantos millones de alumnos de las escuelas públicas, que todos sabemos en qué condiciones están las escuelas públicas.

Se hicieron preguntas en la Plenaria (de los Diputados del PRI) que considero son pertinentes. Escuelas públicas en donde los niños no tienen para comprar útiles, que no tienen para comprar uniformes, cuyas escuelas están mal mantenidas, no tienen baños.

Sí, la educación pública es una prioridad nacional, y no solamente prioridad nacional, es una responsabilidad del Estado que tiene como base la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en donde la educación pública debe ser pública, gratuita y laica.

Por ello, la primera prioridad debe ser la mayoría del pueblo mexicano, la mayoría de los alumnos mexicanos, que son los que están en las escuelas públicas.

En la medida en que dejamos de beneficiar a la mayor parte de la población estudiantil, en esa medida abrimos la brecha de la justicia distributiva que el Estado mexicano debiera estar dando a los mexicanos más desposeídos de este país.

Entonces, vean que se aplica esto para el 20 por ciento de la población, que evidentemente es un beneficio que es bienvenido. Pero nos falta el 80 por ciento de la población que sigue sufriendo falta de calidad en la educación; que sigue sufriendo las inclemencias de una escuela mal equipada.

Que siguen sufriendo los padres de familia los problemas económicos cada julio y agosto –ustedes lo habrán visto- y pedir prestado para poder comprar los útiles escolares y uniformes, y ver cómo se puede mantener una escuela se está cayendo a pedazos.

 ¿… Que son ahorros de la Presidencia de la República, del Gobierno Federal, para … esta deducibilidad ¿son auditables estos ahorros…?

…  Francamente leí –no sé si los documentos adecuados- pero,  por un lado, se decía que era por ahorros que se van a obtener este año… Ahorros que por ningún lado los pudimos ver cuando hicimos el Presupuesto, y que nos dijeron que ya no había ni un peso más que pudiera ahorrarse en el gasto público.

Pero finalmente, en otra parte de los documentos que leí, decía que no hay problema, porque este dinero, este estímulo fiscal, será con cargo al año que entra, cosa que es absolutamente lógico porque las declaraciones se presentan en abril del año que entra y es ahí en donde se van a hacer efectivas las deducciones por las colegiaturas. Así que será con cargo al Presupuesto 2012.

¿ Lo tiene que aprobar la Cámara?

… Lo tendremos que aprobar aquí, y necesariamente el decreto tendrá que ser refrendado en la Cámara o tendrá que ser suspendido o habrá que hacer una iniciativa de Ley que lo ponga con los requisitos que requiere una iniciativa de Ley.

 ¿Que les “pirateó” la iniciativa?

… No. Estas son propuestas que han estado aquí en la Cámara de Diputados hace muchos años, conozco varias, hemos tenido discusiones importante en la propia Cámara sobre este asunto. El asunto es ideológico.

¿Qué debemos privilegiar como prioridad, la educación pública como lo establece el Artículo Tercero o la educación privada? Pero en fin, esa es una discusión ideológica.

Lo único que quisiera ahora es que si ya se beneficia a este número importante de alumnos que están en las escuelas privadas, que no ahondemos la brecha con las escuelas públicas que tienen todas esas carencias y en los cuales hay más del 80 por ciento de la población estudiantil en nuestro país.

ENTREVISTA DE MEDIOS, 15 febrero 2011.- 

Read Full Post »

+ Areas estratégicas quedaron a merced de rutinas u ocurrencias

+ No debemos legar a nuestros hijos la cultura del miedo

+ Pondremos  un alto a las decisiones que siembran insatisfacción

+ Llegó la hora de repensarlo todo y poner las cosas en su lugar

RELANZAR AL PAÍS

Francisco Rojas

Desde el primer día de su gestión, el gobierno puso sobre la mesa el tema de la guerra contra el narcotráfico e ignoró todo lo demás. Esta concepción monotemática de la tarea de gobernar ha dejado a muchas áreas estratégicas a merced de la rutina y las ocurrencias y ha provocado problemas descomunales.

En el PRI estamos convencidos de que el país no debe ser entregado como botín de guerra al crimen organizado, pero precisamente por eso no podemos convalidar una estrategia que no partió de un diagnóstico serio y completo del problema ni se basó en información de inteligencia criminológica.

Es cierto que la delincuencia organizada se enfrenta con la fuerza pública, pero eso no basta; es preciso desactivar el clima social que hace posible su permanencia y propicia la mimetización de los delincuentes con las comunidades pacíficas.

Si algo puede debilitar al crimen organizado es que la economía y la escuela ofrezcan un lugar para los jóvenes que, excluidos del desarrollo económico, social y humano, son víctimas fáciles del reclutamiento de los criminales. Es igualmente estratégico un tema que no se ha abordado correctamente: la clausura de las vías por las que fluye el dinero sucio para integrarse a las corrientes financieras legales.

El crimen organizado es un problema muy grave, pero no el único que debe encarar el Estado. Por eso los priístas vamos a integrar otros temas de gran importancia a la agenda nacional. No hacerlo ha dejado aspectos críticos —como la educación, el crecimiento económico, la política social, la política energética y la regulación de las comunicaciones— a merced de la improvisación e inercia, cuando no de corrupción.

Lo que al principio pareció un desacierto: lanzar al país a una guerra sin la preparación adecuada ni medios suficientes, pero cuatro años después, el mantenerse obstinadamente en esa línea de combate, sin hacer caso de otros puntos de vista o sugerencias, se acerca más a una estrategia electoral que a un firme convencimiento de que se es dueño de la verdad.

Parecería que creen que puede ser redituable revivir la bandera de “el peligro para México”, sólo que esta vez sería un partido político la amenaza, argumentando que no garantizaría la continuación de la guerra contra el narcotráfico, como supuestamente lo haría el PAN. No es coincidencia que en las elecciones de Jalisco, Colima, Quintana Roo y Guerrero se haya recurrido a filtraciones y acusaciones no probadas de que los candidatos priístas estaban involucrados con el crimen organizado.

Cuidado, el país no vive la misma situación que en 2006. La polarización política asociada con los desaciertos en la conducción del gobierno y a fenómenos adversos que escapan a nuestro control como país han deteriorado el clima social y aumentado la irritación colectiva. Estamos perdiendo la fe en nosotros mismos; se está desgastando la solidaridad que nos fortaleció en las horas más difíciles de nuestra historia; se está debilitando la cohesión social y languideciendo el espíritu de lucha colectiva.

Para que la sociedad no caiga en el desánimo como manera de ser y vivir, los priístas pondremos un alto a las decisiones del poder que han sembrado insatisfacción, temor y desconfianza entre nosotros mismos. Es tiempo de recuperar los valores que definen nuestra identidad nacional y hacen posible la convivencia civilizada. Esta generación no debe legar a nuestros hijos una cultura del miedo, el individualismo a ultranza, la desconfianza en los demás y la falta de expectativas reales de futuro.

Llegó la hora de repensarlo todo y poner las cosas en su lugar. El Estado debe retomar sus funciones rectora y promotora. Una de las grandes claves es devolver a los jóvenes su porvenir, probarles que la sociedad, sus leyes e instituciones tienen un espacio para ellos en la economía formal y la educación media y superior. Convencerlos, con hechos, de que su país no los rechaza ni los empuja a emigrar a un mundo de humillaciones pero con empleo, de que México no los condena a vivir en la informalidad y menos aún a que sigan siendo enrolados por el crimen organizado.

Si el gobierno y su partido no quieren o no pueden devolver la certidumbre a México, nosotros haremos nuestra parte desde el Congreso. Si no quieren o no pueden ver la realidad social, económica, política y moral del país, nosotros restauraremos la cohesión social y daremos respuestas eficaces a las exigencias de la gente.

EL UNIVERSAL, 8 febrero, 2011.- goo.gl/SVxQP

Read Full Post »

+ Diputados del PRI crearán el Fondo de Cohesión Social

+ También, impulsarán reforma rural estructural

+ Educación y valores, antídoto vs.  la corrupción y violencia

+ Apremiante garantizar la seguridad alimentaria en el país

En el cuarto eje, se promoverá por la vía de la Ley, la creación del Fondo de Cohesión Social para institucionalizar la lucha contra la pobreza, aprovechando la energía social, sin programas clientelares o asistencialistas que han probado ser absolutamente ineficaces.

En el Palacio de Minería

Es necesario extender la red de protección social a los grupos más vulnerables, y ha llegado el momento de establecer la pensión universal por vejez o incapacidad permanente para quienes no tienen seguridad social.

Los aumentos de los precios internacionales de los alimentos tienden a continuar y pueden generar una crisis alimentaria mundial, que hacen aún más apremiantes las medidas eficaces para garantizar la seguridad alimentaria de los mexicanos.

Con esa preocupación, redoblaremos nuestros esfuerzos para impulsar una reforma rural estructural, con presupuestos y programas suficientes que se ejerzan con puntualidad y eficacia.

Vamos a revisar el marco normativo para que el campo mexicano vuelva a ser una fuente de oportunidades y generador de riqueza. Pondremos todo nuestro empeño en recuperar los techos presupuestales históricos para los programas prioritarios del campo.

Aseguramos a los campesinos mexicanos que tienen todo el respaldo del PRI para salir adelante, a pesar del abandono en que los han tenido los gobiernos panistas.

Mientras la economía formal y los sistemas educativos continúen sin brindarles oportunidades a millones de jóvenes, el país seguirá sin futuro.

Los priistas no podemos seguir permitiendo la caída en picada de la calidad e incluso de la oferta de espacios en el sistema educativo.

Daremos todo nuestro apoyo a la educación que es la reproductora de los valores de la vida en sociedad, la cultura de la legalidad como antídoto del abuso, la corrupción y la violencia.

Insistiremos en completar los cambios jurídicos para hacer obligatoria la educación media superior.

  DISCURSO, Encuentro de diputados federales y senadores de la República, del PRI, Palacio de Minería, 28 enero, 2011.-  http://bit.ly/f1gZC9

Read Full Post »

+ 53 % de menores de 18 años,  en pobreza multidimensional

+ Al parecer, sólo encuentran empleo en el crimen organizado

+ La OCDE identifica a 7 millones de los llamados “ninis”

+ Diputados : será obligatoria la educación media superior

¿Y EL TEJIDO SOCIAL?

Francisco Rojas

La mediática captura de El Ponchis es una bofetada en el rostro de la sociedad y de los responsables de políticas públicas tendientes a evitar o aminorar las desigualdades sociales y la falta de oportunidades que empujan a más jóvenes a actividades criminales, pues, al parecer, sólo encuentran empleo en el crimen organizado; la captura de las hermanas de El Ponchis confirma que el crimen organizado se está volviendo actividad familiar.

De acuerdo con el Coneval y la UNICEF, en México, el 53% de los menores de 18 años vive en pobreza multidimensional, es decir, en hogares con bajo ingreso, sin acceso adecuado a la alimentación, la educación, la seguridad social, los servicios de salud, una vivienda digna y los servicios básicos.

Según la OCDE, de los jóvenes entre 15 y 29 años hay 20 millones que no han estudiado, abandonaron la escuela o tienen un rezago educativo que les impide incorporarse al mercado de trabajo en condiciones aceptables. En ese grupo, la OCDE identifica a cerca de 7 millones de jóvenes de la llamada generación de “ninis”, lo que los hace vulnerables para ser reclutados por la economía informal, el subempleo o convertirse en otros Ponchis. Para ofrecer alternativas a estos jóvenes, la Cámara de Diputados aprobó en días pasados, por unanimidad, reformas constitucionales que harán obligatoria la educación media superior.

A pesar de todo el dinero destinado para la educación, los resultados no son aceptables; la mala calidad educativa se evidencia en todas las mediciones nacionales e internacionales; la evaluación del programa PISA 2009 nos coloca en el lugar 48 de 65 países, y en el último de los miembros de la OCDE. Igual sucede con el empleo; no obstante las alegres cifras oficiales, la Tasa de Ocupación Parcial y Desocupación, que refleja con mayor precisión la situación del mercado laboral al incluir a los abiertamente desempleados y a los que trabajan menos de 15 horas a la semana, es del 12% de la población económicamente activa. Pero lo más grave es la calidad del empleo: buena proporción de los empleos creados son eventuales y el grueso de las remuneraciones es inferior a tres salarios mínimos, lo que incide en la debilidad del mercado interno y el estancamiento económico.

Por estas y otras razones, en estos 10 años nos hemos estancado en el Índice de Desarrollo Humano medido por la ONU; en el año 2000, ocupábamos el lugar 54 entre 173 naciones; en 2010 somos el número 56 entre 169 naciones.

Cabe preguntarse por qué hemos llegado a este deterioro social en donde nada parece marchar bien: ni la seguridad, ni la procuración de justicia, ni la economía, ni las pautas básicas de la convivencia que permitan preservar el tejido social.

En los últimos 10 años, el país captó más de 220 mil millones de dólares de inversión extranjera directa, recibió cerca de 188 mil millones de dólares de remesas, y por el turismo registró ingresos por 109 mil millones de dólares. Lo anterior contribuyó a que el gobierno contara con cerca de 130 mil millones de dólares de excedentes presupuestales, 60 mil millones de ellos provenientes del petróleo; asimismo, disminuyó el servicio de la deuda porque las tasas internacionales de interés bajaron.

Lejos de canalizar los recursos mayormente a inversiones productivas y a efectivos programas de bienestar social, los responsables de las políticas públicas aumentaron el gasto corriente, pagaron anticipadamente miles de millones de dólares de deuda externa cuando había condiciones favorables para renegociarla, aumentaron las reservas internacionales y privilegiaron el equilibrio macroeconómico en detrimento del desarrollo y la generación de empleos.

El tejido social se ha deteriorado; se ha diluido la capilaridad social que tuvimos durante varias décadas, y deteriorado la calidad de la educación pública, que fueron motores de sólidas clases medias que hoy están pauperizándose. Sin catastrofismos debemos reconocer que cunde el desaliento, que la economía no crece y las desigualdades se agravan. No podemos esperar más tiempo para impulsar el desarrollo, generar empleos permanentes, aplicar una política social no asistencialista, elevar la calidad educativa y garantizar la seguridad y la tranquilidad social para procurar a nuestros hijos un país viable, en paz y con la cohesión social recuperada.

EL UNIVERSAL, 14 diciembre, 2010.-  http://bit.ly/ek51JL

Read Full Post »

+ De cada 100 que inician primaria, solo 13 terminan universidad

+ Solo la cuarta parte de los jóvenes tiene educación superior

+ En peligro, viabilidad de sistemas de  seguridad social

DESARROLLO HUMANO
• Según el Índice de Desarrollo Humano medido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el año 2000 México ocupaba el lugar 54 de entre 173 naciones. A pesar de las políticas asistencialistas y los recursos económicos canalizados a ellas, México en el año 2010 ocupa el lugar 56 de entre 169 países, por debajo de Chile, Argentina, Uruguay y Panamá. En los últimos10 años no hemos logrado avanzar en este importante aspecto.

Educación
• Según el informe de resultados de la revisión de la cuenta pública de 2008 de la ASF, de cada 100 alumnos que ingresan a primaria, solamente 13 logran terminar la educación superior. La demanda en educación no atendida en 2008 ascendió al 10.6 por ciento de los mexicanos en edad de estudiar. De los 14.8 millones de alumnos de primaria, el 16 por ciento está en escuelas con aulas multigrado.
• En el nivel primario la deserción escolar es de 22 por ciento, en la secundaria del 32 por ciento y sólo uno de cada dos alumnos completa la educación básica.
• Según datos de la OCDE, la población mayor a 24 años con bachillerato terminado es del 30 por ciento; mientras que el promedio en los países miembros es del 70 por ciento.
Sólo el 43 por ciento de los estudiantes que terminan la secundaria ingresan al bachillerato y sólo el 40 por ciento lo concluye, muy por debajo del promedio de la OCDE que es del 80 por ciento. La cobertura de México en este nivel educativo es de las más bajas de la región, por debajo de países como Colombia, Panamá, Chile, Cuba, y Argentina.
• Las cifras del INEGI muestran que de los 27 millones de jóvenes, sólo una cuarta parte asiste a las escuelas de educación media y superior, y de ellos, apenas el 24 por ciento completa el ciclo, sin que eso sea garantía laboral ya que el 67 por ciento de los egresados desempeñan actividades ajenas a su profesión.

• Según el informe de la ASF de 2008, México se ubicó en la lista de naciones con “más bajo desempeño en el sector educativo” junto a países como el Congo, ocupando el lugar 31 de 134 en el gasto de educación y el lugar 127 en calidad educativa.
• Lo anterior se confirma con los resultados de las evaluaciones a profesores y alumnos (evaluaciones PISA y prueba ENLACE), evidenciando que la solución no estriba solamente en aumentar indefinida e ineficientemente el gasto en educación.
• Por otro lado, México sólo destina el 0.4 por ciento del PIB a tareas de investigación y desarrollo, tiene la proporción más baja de personal ocupado en el área y registra el menor número de patentes, por lo que en este ámbito nos ubicamos en el último lugar entre los países de la OCDE. La falta de conexión del sistema educativo con el aparato productivo, es evidente.

Salud
• De acuerdo al reporte de la OCDE Health at a Glance 2003, en el año 2001, México invertía en salud el 6.6 por ciento del PIB; para 2009 dicha proporción fue de 5.9 por ciento.
• Según información de la Secretaría de Salud, la tasa de mortalidad general del país ha pasado de 4.42 en el año 2001 a 5.05 en el 2008, debido al incremento de enfermedades crónico degenerativas propias de las mayores expectativas de vida.
• Lo anterior junto a insuficiencias en la creación de fondos de previsión social, ponen en peligro el funcionamiento y la viabilidad de los sistemas nacionales de seguridad social y de salud.

Seguridad Social
• Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), que elabora el INEGI, el 64.3 por ciento de los que aseguraron tener alguna clase de empleo al primer trimestre de 2010, no tuvo acceso a las instituciones de salud.
• Según la ASF, entre 2004 y 2008 la mortalidad materna aumentó de 2.6 a 6.1 decesos por cada 10 mil nacidos vivos.

¿Son logros el que uno de cada dos mexicanos se mantenga en la pobreza, el encarecimiento de la canasta básica, el estancamiento en el índice desarrollo humano, el deterioro de la calidad educativa, de la atención en salud y de la seguridad social?

¿10 AÑOS DE LOGROS? Presentación del pronunciamiento del Grupo Parlamentario del PRI, LXI Legislatura, Cámara de Diputados. 28 noviembre, 2010.-  http://bit.ly/hsGkRv

Read Full Post »

+  En lugar de contradicciones hay complementariedad

+ Madero, Zapata, Villa, Carranza, Obregón, Calles y Cárdenas

+ Sin Justicia social, la libertad es una ficción

+ México herido por la violencia, miseria, injusticia y desaliento

FRANCISCO ROJAS

 A 100 años del llamado de Madero al pueblo mexicano para hacer valer la democracia, la Revolución se reafirma como el gran movimiento incluyente en el que confluyeron la lucha agraria de Zapata, las demandas populares de Villa, el constitucionalismo de Carranza, la visión modernizadora de Obregón, la edificación institucional de Calles y el patriotismo de Cárdenas.

 La nuestra no es una Revolución dogmática ni propugna la aniquilación de una parte de la sociedad por otra; es un proceso histórico abarcador, una concepción moral y política en la que cabemos todos, sin discriminaciones por motivos étnicos, religiosos, ideológicos, sociales, económicos o de cualquier otra índole.

La Revolución ha armonizado principios, valores y demandas que en la superficie, sólo en la superficie, podrían parecer antagónicos pero que están en la raíz diversa de nuestro pueblo y fueron el germen del México moderno. La Revolución es la gran reserva doctrinaria y política para enfrentar las adversidades de nuestro tiempo y salir más fuertes, más justos y más unidos. Sólo la superficialidad irresponsable o el carcamón perezoso ven contradicciones donde hay complementariedad y probada racionalidad histórica.

 Somos un pueblo diverso por la geografía, las costumbres y la cultura. En la nación coexistimos indios, negros, criollos y mestizos, pero finalmente todos somos mexicanos.

 Cuando estalla la revolución se abrían paso en el norte las pequeñas y medianas empresas agrícolas y surgían las primeras industrias impulsadas por la red ferroviaria. En el centro, sur y sureste, inspirados en la fuerza de las tradiciones, los campesinos exigían la restitución de las tierras que habían sido arrebatadas a sus comunidades.

 Las comunidades indígenas reclamaban su inserción en la modernidad, sin renunciar a su cosmovisión y a sus costumbres.

 La Revolución mexicana estalló como reclamo general de justicia y democracia y fue modulando y decantando sus ideas esenciales sobre la marcha.

 El método fue sencillo y sabio: escuchar al pueblo, entenderlo y respetarlo, identificar sus necesidades y usar los recursos del Estado para mejorar sus condiciones de vida y abrir oportunidades a las nuevas generaciones.

 La estructura institucional de la revolución ha sido capaz de procesar todas las parcialidades. Por eso, en el año 2000 llegó pacíficamente a la presidencia de la república un partido creado como antípoda de los gobiernos revolucionarios. Así es la democracia.

 La Constitución sintetiza los ideales nacidos de la voluntad popular. Es programa y propósito y se cristaliza en dos valores inseparables: democracia y justicia social. Democracia como ejercicio de todas las libertades: de pensamiento y expresión, de reunión y crítica. Democracia que es sufragio efectivo, pero también participación de todos en la toma de decisiones. Libertad que sólo es posible con seguridad, con una economía sólida y con una distribución justa del ingreso.

 Debemos entenderlo bien de una vez por todas: sin justicia social la libertad es una ficción, es palabra hueca, es adorno para el discurso, pero sin el ejercicio pleno de las libertades tampoco es viable la justicia social.

 Transcurrida la fase armada, la revolución se convirtió en proceso creador y se renovó en cada estación histórica del mundo cambiante del siglo XX. Su doctrina es la base para comprender el país que somos, para identificar sus potencialidades, para dar sentido de actualidad y perspectiva de futuro a nuestros valores.

 La Revolución hizo de México uno de los países con mayor movilidad social y política en el siglo XX, confió al Estado la rectoría del desarrollo, reivindicó el dominio de la nación sobre la riqueza del subsuelo, consumó la reforma agraria y creó una amplia planta industrial mexicana. El desarrollo agrícola industrial aumentó las tasas de crecimiento a mediano y largo plazos, y generó empleos.

 El sistema educativo formó capital humano con distintos rasgos de calificación y los sistemas de salud pública, seguridad social, vivienda y otros, duplicaron la esperanza de vida y elevaron el bienestar de las familias mexicanas.

 La defensa del derecho internacional, la promoción activa de la paz y la cooperación internacional para el desarrollo fueron los pilares del prestigio mundial de México.

 La escuela pública y los proyectos culturales fomentaron el desarrollo político entre los jóvenes que emergían del campo y de las áreas urbanas marginadas para convertirlos en profesionistas y trabajadores calificados.

 Por eso afirmo que ahí, en la Revolución Mexicana y su programa está el germen de la transición democrática que transformaría la sociedad y acreditaría la naturaleza incluyente de la nación y su sistema político.

 Los constituyentes del 17 ratificaron las garantías individuales clásicas y elevaron a rango constitucional las garantías sociales. Con espíritu revolucionario Cárdenas convirtió al petróleo en columna vertebral de la modernización; y López Mateos rescató para la nación la energía eléctrica.

 México, confiado en su potencialidad y dueño de su destino constituyó un amplio y generoso sistema de seguridad social para amparar no sólo a los trabajadores sino también a sus familias. Construimos un país que llegó a ser la décima economía del mundo, con tranquilidad y paz social, pero sobre todo, porque teníamos fe en nuestro destino.

 En el Partido Revolucionario Institucional nos consideramos y asumimos herederos y custodios del ideario, el programa y las aspiraciones de la Revolución. Con ellos podemos retomar el camino hacia la justicia social, hoy más que nunca, cuando 6 millones de mexicanos más se han sumado a la pobreza en sólo dos años, y la economía apenas crece, y la violencia criminal secuestra áreas de la geografía nacional.

 El PRI hace suyo el justo reclamo de los jóvenes del siglo XXI por el derecho a construir su porvenir, con su esfuerzo personal como lo hicieron sus padres y sus abuelos. No es justo que los profesionistas mexicanos no encuentren espacio en los mercados de trabajo del país. No es justo ni aceptable que otros, los que ni siquiera tienen lugar en la educación superior sean arrastrados a la informalidad, la emigración o la delincuencia.

 Nuestro país está herido por la violencia, por la miseria, por la injusticia y el desaliento, acentuados en los últimos 10 años. Estas heridas no van a sanar con parches, necesitamos ir a las causas, definir los objetivos y los métodos y actuar en consecuencia. Es inaplazable reforzar la unidad nacional, pero no en torno a una persona, o a una quimera vacía de contenido social, sino a partir de propósitos comunes, tales como la tranquilidad y la paz social y con oportunidades reales de desarrollo.

 Es verdaderamente inaceptable, que en este año del centenario tengamos que defender el patrimonio nacional todavía con controversias constitucionales, en la corte y comisiones especiales en la Cámara de Diputados, para evitar la pérdida de soberanía o la mengua de la rectoría del Estado o la privatización soterrada de los recursos naturales propiedad de la nación.

 No debemos imponer las ideas propias a los otros y menos aún para destruir a quienes piensan distinto, sino para convocar, discutir, acordar y resolver. Es la hora de la política entendida como debate informado y libre entre todos los mexicanos.

 Señoras y señores diputados, en el amanecer del siglo XXI, la Revolución Mexicana exige resolver de manera seria, eficaz y permanente la pobreza, superar para siempre la desigualdad social en sus orígenes, restablecer el estado de derecho en todo el territorio nacional, combatir al crimen organizado en sus causas y cerrar los mecanismos que legitiman las ganancias mal habidas de los delincuentes.

 La Revolución debe ser crecimiento sustentable de la economía con el concurso de los trabajadores y empresarios mexicanos, debe ser defensa inquebrantable de la soberanía que, como lo dice la Constitución, reside en el pueblo.

 La Revolución debe ser oportunidad de progreso para todos y sigue siendo, como en su inicio y desarrollo, la síntesis magnífica de democracia con justicia social.

 La Revolución debe ser apasionada defensa de la libertad frente a los dogmas y prejuicios que intentan anquilosar conciencias y atarnos al pasado.

 La Revolución debe ser defensa de la soberanía, del patrimonio nacional y de la rectoría del Estado en beneficio de los mexicanos de hoy y de mañana.

 La Revolución debe ser esfuerzo constructivo de los mexicanos que creen en el talento de sus hombres y mujeres para convertir en realidad los ideales de la gesta centenaria que hoy conmemoramos.

 Para lograr ser lo que queremos ser, la nación contará con todos nosotros, los mexicanos con ideales de democracia y justicia social. Muchas gracias.

 DISCURSO, 18 noviembre, 2010. H. Cámara de  Diputados, sesión solemne.- http://bit.ly/96VTEJ

Read Full Post »

Older Posts »