Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Elecciones 2012’

+ Críticos e informados daremos nuevo rumbo al país

+ La construcción de nuestra democracia representativa

+ En esta elección no habrá vencedores ni vencidos

+ Acatemos resultados sin pretextos ni mezquindades

+ Necesaria unidad nacional para reformas estructurales

ELECCIONES

Francisco Rojas

Los próximos comicios refrendarán la democracia en la medida que sean concurridos, transcurran en paz y todos acatemos sus resultados sin pretextos ni mezquindades. Nos ha costado más de cuatro decenios construir la democracia representativa que tenemos: logramos plena libertad de expresión, los medios son numerosos, libres y críticos; el sistema de pesos y contrapesos y el federalismo real son antídotos del autoritarismo; el Banco de México, el IFAI, la SCJN, el IFE y otras instituciones actúan con plena autonomía y el ciudadano sabe que su voto es decisivo y respetado.

Mañana es el turno de los ciudadanos que, informados y críticos, daremos un nuevo rumbo al país. La voluntad mayoritaria merece respeto de los actores políticos y garantía de las autoridades. Cualquiera que sea el equilibrio de fuerzas que surja de las elecciones, no habrá vencedores ni vencidos. Nadie quedará al margen, necesitamos estar unidos en lo esencial para superar los problemas del país y salir adelante en un entorno internacional amenazante.

Necesitamos unidad nacional para emprender reformas cruciales como la hacendaria o la energética, darle plena autonomía a órganos reguladores y otras. Aun en caso de que los ciudadanos otorguen mayoría en las Cámaras al partido ganador, habrá que negociar, sobre todo en las reformas constitucionales. Por ello, se debe entender a la política como conciliación entre quienes piensan diferente pero necesitan construir acuerdos para convivir en pluralidad.

La unidad nacional debe ser un pacto social en torno a las prioridades en las que todos estemos de acuerdo: restauración de la paz, combate a la corrupción y la impunidad, crecimiento económico, generación de empleos, respeto y protección a libertades y derechos humanos, protección del medio ambiente, política internacional digna, entre otros. Debemos poner al interés nacional por encima de los intereses de personas o grupos. Nadie sobra, todos somos necesarios en la convivencia civilizada.

Las elecciones serán una fiesta cívica; no permitamos que reviva la zozobra con el fantasma del 2006.

EL UNIVERSAL, 30 junio, 2012.-

Read Full Post »

+ ¿Acaso alguien busca invalidar las elecciones 2012?

+ Si ataca, es información; si lo critican, es guerra sucia

+  No se compromete a respetar resultados si le son adversos

+ AMLO: Estrategia igual a la de 2006, pero más virulenta

+ Ahora algunos ricos generosos le creen, o fingen creerle

+ Intolerante, irresponsable, no tiene derecho a jugar con fuego

+ Ilusoria propuesta económica,  basada en principios neoliberales

GENIO Y FIGURA

Francisco Rojas

Vivimos en un clima de encono que está empujando al proceso electoral a un terreno minado, lleno de celadas. A la violencia verbal y a la crispación en el ámbito electoral, han seguido algunas agresiones físicas a los candidatos; éste es el escenario más peligroso e irresponsable para movilizar a la gente en busca de invalidar las elecciones, y conlleva riesgos descomunales para el país.

Andrés Manuel López Obrador es transparente: si él ataca es “información al pueblo, que no sabe”, pero si lo critican entonces es guerra sucia, antesala del fraude. Es un experto en el arte de hacerse la víctima. El miércoles pasado, en una reunión con intelectuales, evadió comprometerse a aceptar un resultado adverso aduciendo que las elecciones estarían “viciadas” por grupos de poder, por la imposición del “candidato de los medios” y por la permisividad del IFE para investigar los gastos de sus adversarios; asimismo, dijo que es preferible borrar los avances democráticos de los últimos 25 años porque se requiere una renovación, “un cambio verdadero” y que habría que empezar de nuevo.

La estrategia es similar a la de 2006, sólo que ahora empezó antes de las elecciones, con mayor preparación y virulencia, y con grupos de descontentos movilizados, entre ellos muchos jóvenes. López Obrador ya descalificó al árbitro y sus representantes en el IFE impugnaron el conteo rápido para prolongar la incertidumbre sobre los resultados y hacer creíble la “denuncia” de fraude.

AMLO ya no pregona “por el bien de todos, primero los pobres”, promete el bien a “ricos y pobres”. Y algunos ricos le creen o fingen creerle, como los que asistieron a la famosa cena de los 6 millones de dólares. Esta vez no manda al diablo las instituciones para no asustar a sus generosos donantes, pero las desacredita.

Lo que menos le importa son la ley y la congruencia. Si larepública amorosa” buscaba corregir su imagen rijosa, en unos cuantos días López Obrador ha recaído. Desde sus tiempos de invasor de los campos petroleros de Tabasco, conoce el valor de repetir la misma frase, sembrar la misma imagen en una población a la que cree educada por “la caja idiota”. Mientras más desconfiables haga al IFE y el Trife, más creíble será lo que él llama el “fraude electoral”.

El intolerante candidato denunciaba a las encuestas como partes del “compló” de la mafia. Pero cuando un medio de comunicación, sólo uno, disminuyó radicalmente su diferencia con el puntero, habló de un “empate técnico” y ahora dice que va ganando. Mañana alegará que los medios de comunicación, “los de arriba”, “la mafia” y hasta el IFE le “robaron” la elección, aunque las principales figuras de su partido hayan declarado que ellos sí reconocerán los resultados.

Lo último que necesita el país es un conflicto electoral. El trasfondo nacional es sombrío: el desempleo, la desigualdad, la pobreza expansiva, la violencia más feroz que en muchos países en guerra, la violación a los derechos humanos y el uso de la justicia como ariete contra los opositores electorales, son problemas muy graves para todos, no sólo para quienes directamente los padecen. Además, México no es inmune a los acontecimientos externos: los problemas financieros de Europa y el próximo ajuste fiscal obligatorio en los Estados Unidos, nos auguran años de bajo crecimiento económico, desempleo y mayor pobreza y desigualdad.

Si se sale de control el contexto político, podemos entrar a un torbellino económico, social y de violencia, que pondría en riesgo la gobernabilidad de México. Andrés Manuel López Obrador no tiene derecho a jugar con fuego, pues la yerba está seca y es irresponsable encender la chispa.

Dice la historia que a Nerón le bastó una noche para incendiar Roma; ojalá que no sea así la noche del 1 de julio.

 EL UNIVERSAL, 12 junio, 2012.-

Read Full Post »

+ Desde el PAN,  sólo grisura, vaguedades y frases efectistas

+ Fiscalización de la izquierda ¿nuevos Guardias Rojos chinos?

+ Con Franco y Mussolini, el Estado invadió la esfera personal

+ Ante problemas agudizados, el país demanda propuestas claras

REPUBLICA AMOROSA

Francisco Rojas

Ante la concurrencia de problemas agudizados, como la pobreza y la desigualdad, y otros creados o agravados por los gobiernos de la alternancia, como la violencia y el marasmo económico, las campañas deberían servir para discutir las tribulaciones que han marcado lo que va del siglo y las propuestas de partidos y candidatos para superarlas.

 El cambio de gobierno a finales del año será diferente a los anteriores porque coincidirán las emergencias internas —como el encarecimiento de la canasta básica originado en la sequía y en la ausencia de un programa de seguridad alimentaria— con un entorno externo incierto, por la incertidumbre de que la Unión Europea logre detener el derrumbe del euro y del mercado común, y logre, en próximos meses, dar permanencia a los acuerdos sobre límites al déficit y al endeudamiento.

 ¿Cuáles son las ideas de los virtuales candidatos de derecha y izquierda? La ganadora del proceso interno del PAN sólo ha dicho vaguedades y frases efectistas, sea porque así lo aconsejan sus estrategas o porque esa es su real dimensión, como lo apuntara uno de sus contendientes al acusarla de grisura o nulidad en su gestión frente a la diputación panista. Las ideas del candidato de las “izquierdas” están en el libro Nuevo proyecto de nación, escrito por más de 30 autores.

 La “república amorosa”, que aún desconcierta a los propios partidarios de López Obrador, parece emparentada con el capítulo 1 del libro, que propone crear instituciones en las que la “comunidad de ciudadanos participativos tiene real poder político y constituye un poder social” y los ejerce a través de una acción “fiscalizadora (que) vigila y corrige a legisladores y gobernantes cuando éstas (sic) no observan las propuestas (…) de la comunidad participativa”. Estas instituciones operarían “en todos los niveles del orden político (y su función sería) vigilar y castigar a los representantes cuando no cumplen (sic) con sus obligaciones”. Les correspondería, insiste, “escuchar las demandas de los ciudadanos y vigilar a las autoridades públicas con objeto de corregir las desviaciones”.

 El libro no explica las “instituciones participativas”, pero la insistencia en la vigilancia y castigo del pueblo a los representantes y gobernantes recuerda a los Guardias Rojos que en la Revolución Cultural china, iniciada en 1966, fueron facultados para algo parecido: vigilar y castigar a intelectuales y funcionarios del partido, gobierno y ejército que se desviaran hacia las ideas capitalistas.

 La propuesta de la “república amorosa” ha sido objeto de otras interpretaciones. La más frecuente es que es una simulación para maquillar la imagen pendenciera que adquirió López Obrador desde que tomó y amenazó con volar pozos petroleros en Macuspana, Tabasco, y movilizó a centenares de barrenderos de ese estado al Zócalo capitalino, hasta el conflicto poselectoral de 2006 y 2007.

 Otros advierten que la honestidad y la justicia son valores no asimilables al amor, que es un sentimiento profundamente íntimo, ni éste se puede atar a la República, ente social y político por excelencia. Y que cuando se vincularon estos conceptos, el Estado invadió la esfera personal, como en las tiranías de Franco y Mussolini. Preocupa que un candidato prohíje algo parecido para México.

 La imagen camorrista de quien hoy predica el amor es indeleble porque los agravios que lastiman la honra y vituperan a seres queridos “quedan allí siempre”, como dijo el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en entrevista con Joaquín López-Dóriga tras su reencuentro con López Obrador.

 Y es que, ¿cómo creer a quien ha ofendido y enjuiciado con dedo flamígero a los que ahora busca como aliados? ¿Cómo creer que quien mandó al diablo las instituciones ahora sí respetaría a árbitros que siempre ha descalificado? ¿Cómo entender el amor al prójimo de quien lesionó por meses a miles con el secuestro de la avenida Reforma?

 López Obrador aún debe explicar, entre otros, por qué como jefe de Gobierno se rodeó de personajes impresentables, así como el aumento de la delincuencia y la falta de transparencia y rendición de cuentas de muchos de sus actos. Es bueno predicar, pero es mejor hacerlo con el ejemplo.

EL UNIVERSAL, 21 de febrero, 2012.-

Read Full Post »

+ Hay propuestas electorales que suenan a Economía Milagro

+ AMLO sustenta plan económico en principios neoliberales

+ ¿Acaso es la reedición de la multiplicación de panes y peces?

ECONOMIA MILAGRO

Francisco Rojas

 La propuesta económica que predica Andrés Manuel López Obrador podría parecer atractiva en algunos objetivos, pero es al parecer insuficiente y contradictoria en su instrumentación. En un ejemplo de que prometer no empobrece, se pronuncia por generar 7 millones de empleos, fortalecer el mercado interno y estimular la inversión privada, uno de cuyos motores sería la inversión pública, pero al mismo tiempo propone una política fiscal sin déficit, sin endeudamiento ni más impuestos, la supresión del IETU y los privilegios fiscales.

 El “nuevo equilibrio macroeconómico” sería excelente si fuera posible, pero sus objetivos son contradictorios. Para que no haya déficit fiscal —propuesta central del neoliberalismo— los gastos deben ser iguales o inferiores a los ingresos. Lograrlo sin más impuestos requiere férrea disciplina en el gasto público, lo que parece buscarse con un “gobierno austero y honesto”, que combatiría la corrupción y reduciría “gastos superfluos”, procurando ahorros por 600 mil millones de pesos, sin aclarar cuáles serían, ni cómo los lograrían; disminuir sueldos y prestaciones a los altos funcionarios no daría semejante monto.

 Para que la economía crezca 6% anual, se generen un millón 200 mil empleos cada año, baje la pobreza en 13 millones de personas y se elimine la pobreza alimentaria, propone que la inversión pública y privada crezcan a tasa anual del 16%, cuando su crecimiento medio anual en este sexenio ha sido de 4.3% y el del sexenio anterior de 3.6%, y fortalecer el mercado interno aumentando salarios; suponemos, pues no lo dice, que todo esto se alcanzaría sin alzas de inflación ni desequilibrios en la balanza de pagos.

 Estos crecimientos anuales de la inversión se han dado en China e India en circunstancias diferentes; aquí se pretende lograrlos con varias medidas inmediatistas como: reducción de precios de insumos clave como la energía y la infraestructura y con grandes proyectos públicos, que implicarían mayor gasto público vía subsidios o inversiones de un fisco que sólo recauda alrededor de 9% del PIB, pese al incremento en las tasas impositivas y la implantación de nuevos gravámenes, principalmente en este sexenio.

 La propuesta incluye eliminar “privilegios fiscales” y eso suena muy bien, pues a cualquier causante le incomoda saber que hay privilegiados; pero si por privilegios se entienden los llamados Gastos Fiscales, la mayor parte de estos, 300 mil millones de pesos, se refieren a: no gravar con IVA alimentos y medicinas, exentar a los trabajadores de bajos salarios y subsidiar la gasolina. Eliminar estos rubros afectaría el ingreso de la población y el mercado interno y elevaría los precios, lo que se contradice con la propuesta.

 Si no hay aumento de impuestos y se deja de sangrar a Pemex para permitirle mayor inversión con recursos propios, no se entiende cómo se financiaría la inversión cuando la banca privada —de la que no se menciona cambio alguno— hace su principal negocio con los créditos al gobierno, al consumo y las comisiones. Tampoco se explicita el papel de la banca de desarrollo ni se menciona su reorganización y reactivación.

 En resumen, aumentar el gasto público para lograr las descomunales tasas de inversión requeridas para crecer a 6% anual y crear los millones de empleos prometidos, disminuir la pobreza, subir salarios, no aumentar impuestos, no endeudarse, no causar inflación ni generar déficits en la balanza de pagos suena a “Economía Milagro”; ¿estaríamos ante una reedición de la multiplicación de los panes y los peces?

 Ciertos objetivos de López Obrador son compartidos por algunas personas, pero no se debe tratar estos temas a la ligera y hacer promesas irresponsables e imposibles de cumplir; recordemos las que se hicieron en este sexenio sobre el empleo y otras áreas, y los resultados logrados. Además, no deben hacerse propuestas serias para la economía haciendo abstracción del incierto panorama internacional, ya que no somos una “isla blindada” inmune a lo que suceda en el resto del mundo. Las propuestas electorales deben ser constructivas, serias y responsables.

EL UNIVERSAL, 24 enero, 2012.-

Read Full Post »

 + Que no haya Juanitos ni aquí ni en ninguna otra parte

+ Tiene que haber una fórmula para candidatos únicos

+ Construyamos la credibilidad de las elecciones de 2012

+ Mich: Silvano y la señora Calderón perdieron; ganó Fausto

Entrevista en San Lázaro

PREGUNTA:  Su opinión sobre esto   que se dice, que no va a haber “juanitos”  en el PRI, ustedes en esta Legislatura se enfrentaron a ese fenómeno…

…Ustedes vieron cuál fue la reacción y, además, cuál fue el compromiso que tuvimos todas las diputadas y diputados, de evitar que volviera a darse esa situación, con lo cual estoy absolutamente de acuerdo.

Es algo que no debe repetirse, y la verdad es que estamos atrasados en lo que habíamos dicho, que se prohibirían jurídicamente esas situaciones.

Pero de cualquier forma, políticamente, estoy absolutamente de acuerdo en que no haya “juanitos”, ni aquí, ni en otros lados.

… Es una simulación que no debemos permitir nunca más.

PREGUNTA: ¿No se corre el riesgo de que en el PRI haya un solo candidato?

…  El próximo domingo, vamos a ver si se inscribe alguien más.

Pero el mismo caso es en el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, es lo mismo, vamos a esperar a ver si se inscribe alguien más o no.

Por lo pronto, nosotros — y ya lo dijo el precandidato Peña Nieto — esperamos no tener “juanitos”, creo que todos esperaríamos lo mismo.

UNA REALIDAD QUE REBASA LAS CIRCUNSTANCIAS

PREGUNTA:  El IFE dijo que no van a tener derecho a spots publicitarios para promoción del voto y todo ¿cómo van a salvar esta situación? 

 … La verdad no sé cómo vaya a manejarse esta situación.

Pero lo que es un hecho, es que estamos enfrentándonos ante una realidad que rebasa con mucho las circunstancias.

¿Cómo se van a calificar por ejemplo, las entrevistas de López Obrador, en Televisa, o la que ayer mismo tuvo Enrique Peña Nieto, en FORO TV, y las que tienen todos los días Cordero, Creel o Josefina?

Es decir ¿cómo se van a calificar? ¿Es una precampaña, no es una precampaña? ¿En qué va a consistir el hilo tan delgado que va a definir esto, es acto anticipado de campaña y esto no es acto anticipado de campaña? ¿Cuáles son las palabras mágicas que se van a tener que utilizar?

Eso sí será necesario que se defina claramente, porque tampoco puede evitarse que haya interés de los medios por los están en la lucha por la Presidencia de la República, y eso de pasar meses sin que nadie salga, me parece por lo menos extraño.

Entonces, considero que sí va a tener que existir alguna fórmula, algún método que permita saber razonablemente bien, cuándo sí y cuándo no, porque si no, vamos a estar judicializando esto de antemano, cosa que me parecería verdaderamente mal, que empecemos judicializando las elecciones antes de que haya candidatos.

Ahí habrá que tener mucha claridad en cómo vamos a manejar este asunto.

PREGUNTA: Hablando de judicializar, en Michoacán, Silvano insiste en que se anule el proceso ¿patadas de ahogado o de qué se trata?

… No sé “patadas” de qué serán. Pero lo que es un hecho es que ya ganó Fausto, y que ya se ganó en Morelia.

Podrán apelar a todo lo que la Ley les permita, pero en Morelia hasta voto por voto, casilla por casilla hubo. Curiosamente el PAN pidiendo voto por voto, casilla por casilla, y no solamente perdieron, sino perdieron con más votos.

Luego, Silvano diciendo lo que se dice en la grabación, sólo la falta que afecta al PRI es la creíble; la otra, la que lo menciona a él, esa no es creíble. Esa es una mentira y lo que es del PRI esa sí es una verdad.

Francamente creo que debemos ser más serios en estas cuestiones, y si hay algo que tenga que investigar la Procuraduría General de la República, que lo vea, y que vaya adelante con las investigaciones que sean necesarias.

Pero lo único que estamos haciendo es confundir a la opinión pública, y ya debemos ponerle un alto a la confusión a la opinión pública. Cuando se gana, se gana; cuando se pierde, se pierde, punto, y Silvano perdió, y la señora Calderón perdió. Ganó Fausto Vallejo.

Creo que ya hay que aceptar las derrotas. En ese sentido nosotros hemos sido mucho más claros, cuando hemos perdido, de inmediato aceptamos y no tratamos de ver cómo arrebatamos las elecciones, no en las urnas, sino judicializando otra vez las elecciones.

Ya debemos poner un alto a todo eso, y ser serios todos, para darle también entre todos los que estamos participando credibilidad a las elecciones de julio del año que entra, si no, vamos a acabar en un lío que no le va a venir bien al país, ni a los ciudadanos mexicanos.

PREGUNTA: Este ambiente en el PRI, de división, que algunos senadores han expresado ¿podría pegarle al candidato Peña?

… No veo ningún ambiente de división en el PRI. Que tengamos diferentes opiniones entre nosotros, eso es lo normal, lo natural en un partido plural y diverso como el nuestro.

Pero entre eso y tener división, hay un trecho muy largo. Así que no veo ninguna división, y cualquier viso que hubiera de división, estaremos atentos a atajarla todos los priistas.

ENTREVISTA DE MEDIOS, Palacio Legislativo de San Lázaro, 24 noviembre, 2011.-    

Read Full Post »