Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘FMI’

+ Por sí sola, la estabilidad marcoeconómica  no crea empleos

+ Lo que tenemos qué hacer, es fortalecer el mercado interno

+ Coincidencias en enfoques de Banxico y Diputados del PRI

PREGUNTA: ¿Qué opina sobre la declaración del Gobernador del Banco de México, Agustín de Carstens, sobre la situación tan crítica que se vivirá?

…Qué bueno que el gobernador del Banco de México ya ha hecho un análisis muy claro de cuál va a ser la situación económica del país durante los próximos cinco años.

La verdad es que el pronóstico que ha hecho el gobernador Carstens sobre los próximos cinco años, es un diagnóstico muy delicado de la economía mexicana, donde también hace un reconocimiento sobre el cual el PRI y los diputados del PRI hemos estado insistiendo desde hace muchos años; tenemos que fortalecer el mercado interno.

Es la única forma que tenemos para defendernos de los embates de la economía internacional, de otra manera estamos sujetos solamente a los vaivenes de la economía internacional.

Es por ello que tenemos que fortalecerlo.

Estamos totalmente de acuerdo en lo que ha dicho, porque coincide con lo que hemos estado sosteniendo, que lo que tenemos que hacer es tener un mercado interno muy dinámico, fuerte, que sea el que nos proteja los próximos años.

 Si no tenemos un mercado interno fuerte, no vamos a crear los empleos que se requieren.

 Creo que el Gobierno no ha tomado las medidas pertinentes, esa ha sido la gran discusión que hemos tenido con el gobierno los últimos años.

El gobierno ha preferido -y debemos decir que no le falta razón- tener una estabilidad en las finanzas públicas, nadie queremos inestabilidad en las finanzas públicas, pero la pura estabilidad no es capaz de generar los empleos que requiere el país.

Requerimos medidas adicionales, reforzar la Banca Nacional de Desarrollo, reforzar la inversión en las empresas públicas mexicanas, reforzar la inversión en infraestructura.

De otra manera esto no va a fortalecer el mercado interno.

La sola estabilidad de la finanzas públicas lo único que hace es que no tengamos un problema financiero delicado, pero eso no crea empleos. A veces sale más caro el remedio que la enfermedad.

PREGUNTA: ….Las predicciones de Carstens eran fáciles de adivinar, no había que complicarse mucho la vida para saber que iba a estar así.

 Entiendo y tenemos que entender sus responsabilidades y obligaciones; siempre hemos estado del lado de tener una economía más dinámica, una economía que le permita al país crecer, generar empleo, sin desestabilizar las finanzas públicas.

Hemos sido de los mejores alumnos del Fondo Monetario Internacional y eso nos ha permitido estar alejados de los graves problemas que existen en otros países como España, Italia, Irlanda, Grecia y algunos otros, pero tampoco nos ha sacado del problema.

El hecho de que la economía mexicana sólo crezca el 1.7 por ciento durante los últimos 10 años es un problema muy grave para nosotros, por lo menos deberíamos estar creciendo –como ahora lo reconoce Carstens- mínimo al seis por ciento para crear los empleos correspondientes.

ENTREVISTA DE MEDIOS, 9 enero 2012.-

Read Full Post »

+ Interdependencia y repercusiones del fenómeno recesivo

+ El mercado interno llamado a ser  recurso compensatorio

+ Partidos: a sumar voluntades contra  pobreza y desigualdad

HACIA 2012

Francisco Rojas

 En vísperas de 2012, el mundo vive tiempos de incertidumbre. Las debilidades del esquema monetario en que se asienta la zona euro, los excesos de algunos gobiernos y las operaciones indebidas de los bancos privados generaron severas crisis financieras, de producción, empleo y consumo en países como Grecia, Portugal y España, e incluso en Italia, y aún no se tiene la certeza de que las medidas acordadas la semana pasada permitan corregir un diseño económico regional que, hoy lo sabemos, estuvo mal concebido desde su origen.

 En el mundo globalizado, las economías están más propensas a contagiarse, y el riesgo es aun mayor debido a las presiones políticas que forzarían al presidente Obama a hacer fuertes recortes a los programas sociales.

 Las perspectivas no son alentadoras. Si los remedios acordados por Alemania y Francia no fueran suficientes, las exportaciones de Estados Unidos y los países asiáticos a Europa se desplomarían, lo que ocasionaría serios perjuicios a sus economías y elevaría las tasas de desempleo y pobreza que afectan en particular a la sociedad estadounidense, lo que a su vez irradiaría hacia el resto del continente.

  En cualquier escenario, la aguda interdependencia internacional extenderá la carga de los problemas económicos de Europa y Estados Unidos hacia el mundo entero a través del comercio exterior y de los movimientos internacionales de capitales. México, que destina al vecino país del norte 85% de sus exportaciones, sería muy vulnerable en un proceso de recesión internacional como ése; por ello nuestro país tiene que aprovechar todo su potencial para preservar en lo posible su economía de las tendencias adversas en el orden global.

 Como lo subrayó en días pasados la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, la estabilidad macroeconómica de nuestro país es una fortaleza apreciable en medio del desconcierto que priva en otras partes del mundo.

 Es muy positivo, pero insuficiente, que hasta ahora no hayamos sufrido un proceso inflacionario galopante o que la devaluación del peso frente al dólar no haya sido ni profunda; la verdadera importancia de estas fortalezas está en saber aprovecharlas para acelerar el crecimiento económico en el entorno internacional adverso que prevalecerá en 2012 cuando menos.

  A partir de la estabilidad, debemos propulsar el crecimiento de la producción, el empleo, el ingreso de las familias y el mercado interno, a fin de enfrentar el fenómeno recesivo mundial. Por ello, para darle certidumbre y tranquilidad al país, en las discusiones de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos para 2012, los diputados del PRI hicimos ajustes a la propuesta del Ejecutivo federal para asegurar el equilibrio entre ingresos y gastos y, a la vez, fortalecer la inversión pública para que se convierta en un propulsor eficaz de nuevas inversiones privadas, en especial de las pequeñas y medianas industrias, que son las principales generadoras de empleo en la economía formal.

  Más allá de sus legítimas diferencias, los partidos políticos deben sumar voluntades y esfuerzos para enfrentar problemas como la generación de empleo de baja calidad, la pobreza, que afecta a 52% de la población, y la desigualdad que cada día se agudiza. Además de proteger a los trabajadores, debemos también preservar a las clases medias que fueron el gran logro de la industrialización del siglo XX y que ahora, en su estrato popular, están cada vez más cerca de la línea de pobreza urbana, para no agudizar la debilidad de nuestro mercado interno, que debería ser nuestro recurso compensatorio.

 Tenemos problemas que resolver además del crimen organizado, cuyo combate todos acuerpamos, ya que no se puede permitir que la delincuencia subvierta el orden jurídico y afecte a la sociedad, pero tampoco podemos admitir que esa lucha se convierta en el único problema del país y se utilice como pretexto para atacar a fuerzas políticas opuestas y poner en peligro no solo el proceso electoral sino la gobernabilidad, en momentos en que se debe procurar conjuntar esfuerzos y unir voluntades, con visión de Estado, frente a los nubarrones que nos acechan.

EL UNIVERSAL, 13 diciembre, 2011.-

Read Full Post »

+ Debemos romper inercias que impiden  el crecimiento

+ Ante la amenaza de recesión, asumir actitud proactiva 

+ Características de las Asociaciones Público-Privadas 

( En el Foro de Asociaciones Público Privadas ,  en Monterrey, N.L.,  con la presencia del licenciado Rodrigo Medina Cruz,   Gobernador constitucional del estado de Nuevo León y del licenciado  Gerardo Rodríguez Regordosa, subsecretario de Hacienda y Crédito Público):

  Los desafíos que México ha venido enfrentando en las últimas décadas, han cobrado aún mayor relieve en el contexto de la crisis financiera y económica internacional del 2008  y de la presente desaceleración de las economías de los Estados Unidos y otros países.

Una desaceleración estructuralmente vinculada a la recesión de aquel año, cuyos prolongados efectos pueden convertirse en una segunda y aún más grave recesión, a decir de no pocos analistas.

Frente a ello es preciso asumir una actitud y una conducta proactivas y conducirnos de manera responsable, jerarquizando nuestras prioridades y echando mano de lo mejor de nosotros mismos como país.

En el Congreso, ha sido nuestra preocupación permanente impulsar medidas que relancen la economía nacional, para enfrentar de manera eficaz las necesidades y demandas de las grandes mayorías.

Para afrontar la crisis y los rezagos estructurales del país, hemos insistido en forma recurrente que es fundamental estimular y consolidar el mercado interno;  crear y fortalecer las condiciones que permitan recuperar los empleos perdidos y crear nuevos y mejor remunerados; apoyar y fortalecer a las PyMES de menor tamaño que son las que generan el mayor volumen de empleos;  invertir en infraestructura para impulsar la diversificación económica del país, expandir el comercio, e impulsar la vocación productiva de las regiones, los estados y los municipios.

Precisamente la celebración de este foro debe responder a tamaño desafío, en la comprensión de que es preciso impulsar el crecimiento y el desarrollo del país, sobre todo en un contexto de desaceleración económica y de posible recesión.

El antecedente de este Foro fue uno realizado en la Ciudad de México, en marzo de este mismo año, en el que se reunieron empresarios, académicos, expertos, funcionarios, ex funcionarios y legisladores en la Cámara de Diputados.

Ello con el fin de que, en un clima de evidente pluralidad de valiosas opiniones y en virtud del intenso intercambio de puntos de vista, se enriqueciera el análisis y la discusión que habrían de sostener en aquel momento los miembros de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, para analizar la minuta recibida del Senado.

Todo este rico intercambio de ideas, previsiblemente culminará con una nueva discusión y análisis y, en su caso, con la aprobación y promulgación de la Ley de Asociaciones Público-Privadas.

Los proyectos de Asociación Público-Privadas son una tendencia mundial promovida por Banco Mundial, la  OECD  y el  FMI,  ya que ofrecen ciertas ventajas entre las que destacan, la posibilidad de solventar restricciones presupuestales o financieras temporales;  adelantar la oferta de servicios indispensables y la utilización de capacidades y experiencia de muchos participantes privados, movilizando fuerzas productivas que, de otra manera, continuarían inertes.

Dichas asociaciones son una realidad en el país desde hace muchos años y, por medio de ellas, se han impulsado grandes proyectos de infraestructura.

De hecho en algunos estados existen leyes que regulan este tipo de asociaciones y en los que, al igual que en el Distrito Federal, se han emprendido proyectos de infraestructura impulsados por medio de esta figura.

Con esta Ley se pretende dar certeza jurídica, a nivel federal, a los empresarios que participen en dichas asociaciones, realizando las adecuaciones jurídicas que permitan su cabal funcionamiento.

El Artículo  25  de la Constitucional, establece que, en el marco de la rectoría del Estado, concurrirán al desarrollo económico el sector público, el sector social y el sector privado, sin menoscabo de otras formas de actividad económica que contribuyan al desarrollo de la nación.

Las áreas estratégicas reservadas al Estado mexicano por la Constitución, se mantienen resguardadas en este proyecto de ley.

Asistentes al Foro

EQUILIBRAR LOS RIESGOS ENTRE LAS PARTES

Uno de los objetivos que plantea la iniciativa de la Ley de Asociaciones Público Privadas radica en equilibrar los riesgos entre las partes asociadas, es decir, entre el Estado y los agentes económicos privados.

Asimismo, se garantiza que las obras de infraestructura realizadas bajo este esquema de asociación, se mantengan en el sector público, en beneficio de la sociedad, en beneficio de las comunidades del país.

Entre las conclusiones derivadas del primer foro, se encuentran:

Primero, para salvaguardar el sentido estratégico que en última instancia deben atender este tipo de asociaciones y las inversiones comprometidas, los proyectos deberán responder a una priorización clara y transparente en correspondencia directa con los lineamientos, las estrategias y los programas consignados en el Plan Nacional de Desarrollo.

Segundo, el Congreso de la Unión debe imponer un límite a los compromisos adquiridos, con el fin de no comprometer irresponsablemente los niveles de gasto y los ingresos futuros del gobierno.

Tercero, la Cámara de Diputados, al autorizar el Presupuesto de Egresos de la Federación, debe cuidar que los proyectos que se incluyan en el mismo, en un renglón especial, tengan asegurada su fuente futura de pago para evitar que se repita lo sucedido con los PIDIREGAS.

Cuarto, que la Auditoría Superior de la Federación tenga el mandato pleno para fiscalizar el ejercicio de los recursos federales y evaluar los resultados obtenidos de los proyectos que se contraten.

Señoras y señores, amigos todos:

En la última década el país ha perdido competitividad y no ha podido superar tasas mediocres de crecimiento, en un contexto de intensa competencia entre países.

Es preciso romper con las inercias que impiden que México responda a sus crecientes desafíos.

Como parte de una visión integral de las estrategias, los recursos y las acciones con que debemos enfrentar nuestros retos, los legisladores hemos impulsado reformas a la Ley Federal de Competencia Económica, la Ley de Acciones Colectivas y otras que están en proceso, como la Ley General de la Economía Social y Solidaria.

Así, la Ley de Asociaciones Público Privadas debe redundar en el desarrollo del país, estableciendo la posibilidad de impulsar grandes obras de infraestructura y de servicios.

Más allá de quien gobierne, el Estado mexicano estará obligado a impulsar obras y servicios que verdaderamente contribuyan al desarrollo nacional, mediante el uso eficaz, eficiente y transparente de los recursos públicos.

Sólo de tal manera será posible que México de nueva cuenta imprima un impulso vigoroso al crecimiento que haga posible un desarrollo que garantice niveles dignos de vida a los mexicanos.

Muchas gracias.

(En el Foro también estuvieron en el presidium: licenciado Eugenio Garza Herrera, presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios; Contador Público Mario Sánchez Ruiz, presidente del Consejo Coordinador Empresarial;  Senador Eloy Cantú Segovia, presidente de la Comisión de Comercio y Fomento Industrial del Senado de la República y,  Diputado Ildefonso Guajardo Villarreal, presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados).

DISCURSO, Monterrey, N.L., 27 septiembre, 2011.- 

Read Full Post »

17 de enero 2010:

La creación de empleos es ínfima frente a la desocupación y el poder de compra de las familias sigue a la baja por el aumento de precios de la canasta básica, el abuso de los comerciantes y el encarecimiento de otros satisfactores básicos, en abierta violación a pactos y compromisos explícitos.

…en la primera década de este siglo, según datos del FMI y el INEGI, el crecimiento medio anual del PIB fue de 1.6 por ciento, la cifra más baja en los últimos noventa años; menor incluso al 2.6 por ciento de los años treinta, al 2.2 por ciento de los ochenta e incomparablemente más baja al promedio de 6.5 por ciento de los años 40 a 70, y esto no es una casualidad.

Read Full Post »

LA HIDRA
Francisco Rojas
Los líderes que asistieron al pasado cónclave en Davós atestiguaron la debacle de la supremacía del libre mercado y su capacidad de autoregulación.

Preocupados porque el sistema financiero internacional no caiga en una crisis sistémica, acordar nuevas reglas del juego y adoptar políticas anticíclicas para preservar el empleo y reactivar la economía mundial, exhumaron las teorías de Keynes y sacaron del desván los principios de la intervención del Estado para resolver estos problemas.

Lo anterior no ha sido fácil de asimilar por aquellos formados durante los últimos 25 años conforme a los principios del Consenso de Washington en prestigiadas “madrasas” de occidente.

Estos influyentes y poderosos fundamentalistas del libre mercado, se asemejan a una hidra de mil cabezas, incrustados en puestos claves de gobiernos, instituciones financieras nacionales e internacionales, centros de enseñanza, empresas, medios de comunicación, partidos políticos, círculos de intelectuales y hasta organizaciones religiosas.

Por naturaleza son resistentes a los cambios históricos, se oponen a que la intervención del Estado vaya más allá de lo necesario para salvar a los negocios, se resisten aceptar otros paradigmas y son incapaces de vislumbrar las acciones necesarias para impulsar el desarrollo económico.

A Davós asistieron sólo dos presidentes latinoamericanos: el de Colombia y el de México, ambos de derecha. El Presidente Calderón reconoció por fin que nuestro país se enfrentará a una pulmonía y presumió que su equipo está bien calificado para sacar al país de la crisis.

Su fraternal encuentro con Zedillo, le permitió a éste presumir la autoría del rescate bancario más caro de la historia, 20% del PIB, que todavía estamos pagando los contribuyentes.

Lo que no se mencionó fue el rescate de bancos que no lo necesitaban y los negocios que se hicieron al amparo del Fobaproa. Tampoco se aclaró que el préstamo por 50 mmdd que nos hicieron en 1995 para el rescate bancario y su secuela del acuerdo con el FMI de 1999, implicó dar de garantía la exportación del petróleo y compromisos para privatizar la generación eléctrica, la petroquímica, la distribución y transporte del gas natural, los ferrocarriles, los aeropuertos y la banca.

Por su parte Fox continuó cumpliendo los compromisos de privatización y eliminó las restricciones para la entrada de capital extranjero; es así como ahora el 80% de la banca comercial está extranjerizada, insólito en la mayoría de los países, preocupada únicamente por obtener utilidades para apoyar las ganancias de sus casas matrices.

El financiamiento de la banca comercial a los sectores productivos disminuyó del 31% del PIB en 1994 al 9% en 2007; la banca de desarrollo fue prácticamente desmantelada disminuyendo su financiamiento productivo del 4% al 0.6% del PIB en el mismo período; y todavía nos preguntamos por qué no crecemos y somos competitivos.

Por ello, una de las medidas indispensables es rescatar la orientación del ahorro interno y utilizar los instrumentos gubernamentales para hacer accesible el financiamiento a los productores, disminuyendo además las tasas de interés y las abusivas comisiones para hacer más competitiva a la planta productiva nacional.

EL UNIVERSAL, 10 de febrero, 2009 http://bit.ly/bn8obn

Read Full Post »