Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Gobernabilidad’

+ El proyecto de reformas de Ley,  presentado a la CTM

+ Derechos  para trabajadoras domésticas y jornaleros agrícolas

+ Ni daño a los trabajadores ni perjuicio  a los empleadores

+ Seguiremos en la lucha para fortalecer al IMSS e Infonavit

…El proyecto de reformas a la Ley Federal del Trabajo de la bancada priista en San Lázaro, demuestra una gran sensibilidad para dejar a un lado prejuicios, anatemas o lugares comunes e ir al fondo de lo que los factores de la producción demandan hoy en la ruta de aumentar la productividad del país y la generación de empleos.

En la CTM

 En mi carácter de  coordinador de la fracción parlamentaria priista en San Lázaro, vengo a presentar a  don Joaquín Gamboa Pascoe, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y presidente del Congreso del Trabajo, la iniciativa de Ley laboral, la cual profundiza los derechos colectivos de los trabajadores; insiste en la organización y da muestra de sensatez y de respeto a México.

La propuesta avanza en los derechos individuales de los trabajadores, en sus reivindicaciones y en sus luchas; por ejemplo, la de los jornaleros agrícolas y las trabajadoras domésticas y se propone un esquema moderno que no dañe al trabajador ni perjudique a los empleadores.
Se trata de un trabajo que viene de largas jornadas en varios años, en el que el sector obrero priista ha ido conduciendo un proceso de discusión y encuentros en mesas y foros de propuestas, que ahora han derivado en un excelente resultado.

Han sabido soportar la crítica y no han caído en la provocación de la urgencia causada por iniciativas con dedicatoria. La Comisión del Trabajo en la Cámara de Diputados tiene la obligación de discutir pronto esta iniciativa, para que con su aprobación le demos aliento al país, que está urgido de buenas noticias.

La vamos a discutir para convencer a nuestros adversarios y encontrar el mayor consenso, lo vamos a hacer pronto, con tareas proselitistas que convenzan a todos de la necesidad de actuar en la línea que ustedes, con toda responsabilidad, están proponiendo hoy a todos los mexicanos.

Continuaremos en la lucha para fortalecer la legislación laboral, así como en la defensa de instituciones como el Seguro Social y el Infonavit, que representan el esfuerzo común y justifican la vigencia del PRI, como partido imprescindible para sacar al país del estado en el que lo han sumido las administraciones panistas.

Nuestra la sociedad vive horas de desaliento y, frente a las carencias que se viven todos los días, la propaganda gubernamental quiera disimularlas con desplantes o con ilusiones machaconas de un país que no existe más que en la mente de sus publicistas.

Hay un problema real con la falta de millones de puestos de trabajo formal; hay un problema real en el alza incontrolable en los precios de la canasta básica; hay un problema real en el aumento constante de los precios de la gasolina y en las altas tarifas de la energía eléctrica, que causan un grave deterioro al poder adquisitivo del salario; hay un problema real con la inflación, con la angustia de las familias para sufragar las necesidades de su vida cotidiana.

A lo anterior se agrega la inseguridad pública, la violencia, los altos costos humanos y económicos de una lucha del gobierno que ha ensangrentado al país.

En cada crisis, en cada problema de nuestra economía, han sido los trabajadores de México los que han sabido siempre ser solidarios y leales en la consecución de la estabilidad y la superación de los problemas de cada época.

Estamos aquí en la CTM para  ratificar la alianza de siempre con el sector obrero, con sus preocupaciones, con sus luchas, con su sentido de responsabilidad para garantizar la gobernabilidad y la paz interna en nuestro país, ya  que en la vida del PRI, ustedes ha sido garantes y referente insustituible para que el partido no pierda jamás su vocación y orientación social

(En su intervención, el dirigente de la Confederación de Trabajadores de México, Joaquín Gamboa Pascoe, recalcó que la máxima central obrera defenderá los derechos de los trabajadores como la contratación colectiva, la autonomía sindical y el derecho de huelga, y reiteró que la iniciativa del grupo parlamentario priista para la reforma laboral contiene los principios para que estas conquistas se mantengan. Se trata de una reforma del bien de México y de todos los trabajadores).

BOLETÍN, 8 marzo 2011.- http://bit.ly/ffpXlS

LA PROPUESTA DEL PAN,SIN FUTURO

(En entrevista de medios, el 3 de marzo de 2011):

PREGUNTA: ¿…  l PRI presentará una ley laboral consensada?

Sí, eso también es cierto. Volvemos otra vez al mismo asunto ¿por qué no tuvo futuro la ley que presentaron, la iniciativa que presentó aquí el PAN por orden e instrucción del secretario Lozano? Porque no tenía consenso ni con los trabajadores, ni con los empresarios.

Eso es a lo que nos hemos dedicado aquí, en la fracción parlamentaria del PRI, a armar un gran consenso entre los trabajadores y los empresarios, entre los factores de la producción, de tal manera que esta sea una iniciativa que traiga el consenso de todos los factores de la producción, y entonces sí tenga oportunidad de discutirse en la Cámara y de aprobarse la reforma laboral que México necesita.

Read Full Post »

+ Mensajes oficiales deterioran credibildad y gobernabilidad

+ Desde  el Gobierno, manejo sesgado y parcial de cifras

+ Intenta refutar a las amas de casa a quienes no rinde el gasto

LA TERCA REALIDAD
Francisco Rojas

El discurso oficial se aferra a versiones optimistas de la vida nacional, creadas y quizá creídas por el gobierno, aunque estén en abierta contradicción con la realidad que vive y padece la mayoría de las personas. Discursos, declaraciones y anuncios publicitarios insisten en que el empleo formal crece con celeridad, la inflación está controlada y hasta la violencia “tiende” a disminuir.

Cuando los mensajes oficiales no corresponden a la verdad y chocan con la diaria experiencia de las personas y familias, se deterioran la credibilidad de las autoridades y la gobernabilidad. En la sociedad, las tribulaciones reales afectan las relaciones familiares y la convivencia armónica de las poblaciones.

Esto es lo que está sucediendo en México. Con un manejo sesgado y parcial de cifras, el gobierno quiere refutar a las amas de casa que se quejan de que no les alcanza el gasto, a millones de personas que no encuentran un trabajo mínimamente digno y a la mayoría que vive en la zozobra.

Dice el Ejecutivo que el 31 de diciembre pasado había poco más de 14.6 millones de trabajadores registrados en el IMSS, y eso es verdad. Lo que no es válido es su deducción de que el gobierno está cumpliendo su papel satisfactoriamente por la creación de 730 mil empleos formales en un año (5.6%)

Es engañoso comparar la cifra de 2010 con la de 2009, porque en este año la recesión derrumbó todos los indicadores, y cualquier avance, por mínimo que sea, parece positivo, ya que proviene de cifras ínfimas. Lo objetivo es comparar diciembre de 2010 con octubre de 2008 cuando se iniciaba la crisis. Y esta comparación muestra que en ese lapso se crearon ¡135 mil empleos formales!, lo que representa un aumento inferior a un punto porcentual: 0.94%.

Además, de los empleos registrados en diciembre, sólo mil 127 eran permanentes: un crecimiento de la centésima parte de 1% respecto al inicio de la crisis. Lo que sí creció en 8.16% fueron los empleos eventuales, al grado de que se creó apenas un empleo permanente por cada 120 eventuales.

Entre 2000 y 2010, 8.4 millones de jóvenes se sumaron a la población demandante de empleo, pero sólo se crearon 2.8 millones de empleos formales, como se dijo, casi todos eventuales. No hay trabajo formal para 5.6 millones de jóvenes.

En materia salarial, durante el lapso comprendido entre octubre de 2008 y diciembre de 2010 disminuyó el número de trabajadores que ganaban más de cinco salarios mínimos; en cambio, el número de los que ganan menos de tres salarios mínimos aumentó considerablemente, lo que explica el deterioro en la calidad del ingreso.

Entre 2000 y 2010, el salario mínimo aumentó en 57.8%, pero los precios de la canasta básica crecieron en 76.1%, por lo que el poder de compra de los trabajadores cayó en 18.9%.

En el otro lado de la pinza, los precios de los alimentos básicos van al alza, en parte, por los fuertes aumentos en los precios internacionales de los granos y en parte por las malas cosechas que se prevén debido a los devastadores huracanes que afectaron vastas zonas de Veracruz, Chiapas, Oaxaca, Tabasco y Puebla entre agosto y octubre de 2010.

De nada le sirve al ama de casa que las cifras macroeconómicas estén en equilibrio, que las reservas internacionales sea voluminosas y que recibamos palmaditas en la espalda de los mandarines financieros, si su nivel de vida se deteriora crecientemente.

El otro tema en que el optimismo del gobierno contrasta con la realidad es el de la violencia que, según el vocero presidencial, tiende a disminuir pese a que él mismo informa que ha costado más de 34 mil muertos, y que sólo en la primera quincena de enero se perdieron más de 600 vidas humanas sin explicaciones claras ni averiguaciones previas suficientes. No obstante los altos costos y el pretencioso manejo estadístico, no se observan resultados; el gobierno no admite críticas y aplica más de lo mismo, amparado en un manejo sofista de causas y efectos.

México tiene muchos problemas y el Estado debe convocar a la sociedad y a las fuerzas productivas para encararlos. Son problemas que no se resuelven distorsionando la realidad, sino con acciones claras, rumbo definido y compromiso del poder público con la sociedad y la nación. Ya nos hemos convertido en un país de desalentados; no hagamos realidad el transformarnos en uno de cínicos. México no se lo merece.

EL UNIVERSAL, 25 enero, 2011.- http://bit.ly/hNQjFy

Read Full Post »

…Estuvimos trabajando los coordinadores parlamentarios para buscar un acuerdo que evidentemente le dé gobernabilidad a la Cámara de Diputados, que siga con la institucionalidad que debemos tener.

 …También, buscar corregir algunas cuestiones que a nuestro juicio deben ser corregidas en la Ley Orgánica del Congreso, porque evidentemente se prestan a veces a interpretaciones contradictorias, que hacen que los legítimos intereses y deseos de muchos de los diputados se vean, de alguna manera,  frustrados.

 Además de que se ha decidido que este segundo año de la Legislatura sea presidido por un representante diputado de la fracción parlamentaria del PRI, veamos cómo hacemos los reacomodos que requiere la Ley.

 Estaremos buscando que en estas nuevas reglas haya equilibrio en la pluralidad, pero también que haya un equilibrio con la representación proporcional de las fracciones parlamentarias.

  También decidimos que la Junta de Coordinación Política pase a la fracción parlamentaria del PAN, y me parece que esta posibilidad de crisis ha quedado conjurada.

 …

…Me congratulo y felicito a mis compañeros porque realmente todos hemos hecho un gran esfuerzo para que esto resulte en beneficio de la gobernabilidad de la Cámara.

…No. No hay riesgo que se rompa ninguna alianza, y recuerden que uno de los objetivos fundamentales de todo esto, es cumplir estrictamente con lo que menciona la Ley.

 La Ley solamente da tres vicepresidencias, para los tres partidos más grandes. Eso fue lo que hicimos. Por lo tanto, vamos a estudiar qué posibilidades hay para que dentro de las modificaciones veamos este asunto.

ENTREVISTA .-  Versión íntegra: http://bit.ly/c7LMqx

Read Full Post »

+ Embate recrudecido contra las instituciones nacionales

+ ¿Odio ciego por lo hecho por el priismo,  para devastalo?

+ Unidad, solo con la identificación conjunta de objetivos

INSTITUCIONES

Francisco Rojas

A la maraña de crisis que vive México en 2010crimen, miseria, desempleo, estancamiento económico, desaliento generalizado—, se agrega el embate recrudecido contra las instituciones nacionales, que tal vez tenga fines preelectorales, pero está socavando el entramado institucional sobre el que se asienta la frágil gobernabilidad.Las instituciones de la República tienen su origen en el gobierno liberal de Juárez, primero, y en los gobiernos surgidos de la Revolución, después. ¿Es por esto que diversos grupos están empeñados en derruirlas? ¿Los mueve el odio ciego a todo lo hecho por el priísmo y quieren devastarlas? ¿Se han convencido de la tesis de destruirlo todo para construir sobre los escombros una nueva sociedad? ¿Cuál sociedad? ¿Pretenden regresar el reloj de la historia y revertir la derrota de los conservadores por los liberales del siglo XIX?El México de nuestros días está lastimado por una mezcla de violencia, pobreza y desesperación, que puede ser explosiva y debe ser desactivada de inmediato. Si el gobierno proclama la unidad nacional —y vaya que la necesita—, debe admitir que el único camino para unir a las fuerzas políticas que, por definición, son diversas, es la identificación conjunta de objetivos sin dobles discursos ni espectáculos mediáticos.Aunque hayan transcurrido dos tercios del sexenio, es necesario gobernar y dejar a los partidos el trabajo preelectoral. Pero si el poder presidencial sigue usando los programas y recursos públicos para comprar votos y voluntades, no podrá recuperar el mínimo de confianza indispensable para el ejercicio democrático del poder y la construcción de acuerdos políticos de fondo.El embate contra las instituciones republicanas ha sido constante y, a veces, virulento. Se desprestigia al Congreso, a veces por extensión de las campañas antipartidos, y otras, para inducir a los ciudadanos a que fuercen a sus legisladores a someterse a la voluntad del gobierno, como si la autonomía de los poderes del Estado y los pesos y contrapesos que se dan entre ellos no fueran requisitos esenciales de la democracia.Se denigra al Ejército y a la Marina, magnificando y generalizando los actos punibles de algunos de sus miembros, olvidando deliberadamente su raigambre popular y que son dos de las instituciones básicas del Estado posrevolucionario, sin reparar en que los soldados y marinos mexicanos son los primeros en auxiliar a las poblaciones que sufren desastres naturales; son los que llevan los libros de texto gratuitos hasta los sitios más apartados; los que resguardan la papelería y los votos emitidos; los que hacen posibles las campañas de vacunación y son, por supuesto, las fieles instituciones que defienden a la nación.Se arman fuertes campañas de difamación que presentan a los partidos políticos como entes antagónicos a la sociedad y los atacan, no por los desaciertos de algún dirigente, sino por el solo hecho de ser partidos políticos, pese a que son grupos de ciudadanos que comparten opiniones y propuestas sobre los asuntos que a todos interesan, y se organizan para impulsarlos en su calidad constitucional de entidades de interés público.Los organismos electorales han sido instituciones fundamentales para que los cambios políticos de los últimos 13 años hayan transcurrido en paz. Se les desprestigia a sabiendas de que la credibilidad es su principal activo y que jugaron un papel decisivo para que, después de la elección presidencial más competida de la historia y una de las más cuestionadas, tomara posesión el candidato que tuvo oficialmente mayor número de votos.Ni la discordia ni el abuso inducirán a las fuerzas políticas y de la sociedad a unirse para enfrentar la delincuencia, pobreza, desigualdad y las desgracias que estos fenómenos conllevan. Será la unidad de los mexicanos, fundada en el respeto, en la claridad de propósitos comunes y en la defensa de las instituciones, lo que habrá de sacar al país de las adversidades en que está atrapado.Hay que recuperar la sensatez. No se puede esperar unidad cuando se siembra la discordia, ni se puede reducir el interés nacional a la búsqueda de votos para las siguientes elecciones. Los comicios son sólo uno de los medios de la democracia, no su fin. Es un grave error gobernar pensando en las siguientes elecciones, ignorando la realidad lacerante en que está sumido el país. Es la hora de fortalecer, no de minar las instituciones. EL UNIVERSAL, 24 de agosto 2010.- http://bit.ly/9vCzv6

Read Full Post »

+ En lugar de concordia, dinamitan puentes de entendimiento

+ Acciones del Gobierno y su partido, polarizan a la sociedad

+ Juegan a la política como si fuera torneo de  frases publicitarias

FRACTURA SOCIAL

Francisco Rojas

El 4 de julio se ha vuelto obsesión del gobierno, su partido y anexos. Instituciones debilitadas, gobernabilidad disminuida, Estado de derecho agredido desde el poder. Desafortunadamente, esto es parte de la realidad que vive el país. Quienes debían abonar al ejercicio democrático, al acuerdo, a la conciliación, a la permanente búsqueda de soluciones a los graves problemas que enfrentamos, dinamitan los puentes de entendimiento entre los diversos actores sociales, políticos y económicos, y obstruyen la relación entre gobernantes y gobernados.

Las acciones del gobierno y su partido han polarizado a la sociedad y ahondado las graves divisiones que se empezaron a perfilar desde hace 10 años. Las elecciones locales en 14 entidades federativas el 4 de julio, incluyendo 12 gubernaturas, han potenciado la desesperación del Ejecutivo ante el descontento social por la falta de resultados positivos en los temas más importantes de la agenda nacional como el desempleo, la pobreza y la inseguridad.

Mientras fue oposición, el PAN consideró que la democracia era una bandera política de gran utilidad; ahora le parece inaceptable que, gracias al impulso del PRI, se hayan construido instituciones que reflejan la pluralidad de la sociedad mexicana. El gobierno y su partido tienen una concepción maniquea de los mexicanos: ellos son los buenos y quienes disienten de su ideología y critican responsablemente los resultados de sus acciones, son los malos.

Hagamos un alto en el camino y esforcémonos para entender el país que tenemos al inicio del siglo XXI; hay que repensar la sociedad y su conducción y tomar medidas serias, eficaces y de corto y largo plazos para volver a unirnos en torno a lo que a todos nos interesa, que es la recuperación de condiciones civilizadas de vida y desarrollo.

Ya no tenemos tiempo para jugar a la política como si fuera un torneo de frases publicitarias. Las condiciones nacionales e internacionales son adversas, por eso debemos tomar las decisiones más acertadas para proteger a los estratos sociales que están en condiciones vulnerables, como los pobres y las clases medias, y para impulsar a la mediana y pequeña industrias, que son fuertes generadoras de empleo, ingreso, demanda efectiva y mercado interno.

Hay que respetar a los ciudadanos en las contiendas políticas y plantearles propuestas para que ellos, informados, elijan con libertad, en vez de aventarles despliegues mediáticos y medidas fiscales electoreras de última hora. Es también vergonzoso pretender el voto ciudadano por medio del espionaje telefónico, conversaciones adulteradas y prácticas de “guerra sucia”, que fracturan a la sociedad y persiguen preparar el camino para reclamos postelectorales.

Podemos y debemos volver a ser la sociedad que a lo largo de varias décadas fue tejiendo acuerdos hasta culminar con una reforma electoral consecuente con la pluralidad política. Está en nuestra historia la demostración de que somos capaces de unirnos no para cualquier fin, sino para definir y alcanzar objetivos comunes.

Tenemos diferencias —las tienen todas las sociedades libres—, pero eso no nos hace enemigos ni nos impide discutir seriamente nuestros problemas y las posibles vías de solución e identificar aspiraciones comunes a toda la sociedad, como la construcción de una economía fuerte y creciente, la recuperación de la seguridad pública y la moderación de la desigualdad social, entre muchos más.

EL UNIVERSAL, 29 junio 2010 http://bit.ly/9dQdnD

Read Full Post »

Esperamos que este proceso electoral transcurra pacíficamente. Debemos los mexicanos evitar la polarización política.

Desgraciadamente hemos visto que desde las altas esferas del gobierno se está impulsando esta polarización a través de la actuación masiva de este tipo de alianzas que hemos estado viendo entre enemigos declarados permanentemente, hasta estas elecciones, en donde aparecen con una alianza entre el partido principal y su partido accesorio.

Debemos evitar a toda costa la polarización política en el país; tenemos que evitar la fractura de la sociedad mexicana, que es muy peligrosa.

No estamos en una época en donde la sociedad mexicana esté viviendo con tranquilidad. La inseguridad se ha enseñoreado en el país, y si además de la inseguridad también tenemos problemas de tipo político y no podemos ni siquiera realizar en paz y tranquilidad unas elecciones tan importantes como las que se van a realizar el cuatro de julio, considero que estamos poniendo en riesgo la gobernabilidad del país.

http://bit.ly/9Ca8VZ

Read Full Post »

Tenemos que pensar si realmente vivimos mejor hoy que hace tres años o hace 10 años.

¿Vivimos mejor ahora que la inseguridad pública y la delincuencia que están desatados en todo el territorio, llenan a la población de temor y desconfianza?

¿Vivimos mejor ahora cuando las autoridades se han olvidado del juramento que hacen cuando toman posesión, de cumplir y hacer cumplir las leyes?

¿De veras vivimos mejor cuando el desempleo ha pasado del dos por ciento de la población económicamente activa, al seis por ciento el año anterior? Esos son los resultados del gobierno.

¿Viven mejor los seis millones de pobres que ha producido este gobierno, con lo cual uno de cada dos mexicanos no recibe ingresos suficientes para subsistir?

¿Viven mejor los niños y los jóvenes que no tienen acceso a la educación y la que reciben aquellos que logran inscribirse es de mala calidad o está desvinculada de los requerimientos económicos?

¿Vivimos mejor ahora que importamos el 70 por ciento del arroz, más del 40 por ciento del trigo o la cuarta parte del maíz que consumimos? Lo único que han hecho en el gobierno es aumentar nuestra dependencia alimentaria por el abandono que ha tenido el campo mexicano.

¿Vivimos mejor ahora cuando en estos nueve años el gas L.P. que consumimos todos, ha aumentado casi el 80 por ciento, la energía eléctrica 90 por ciento o el litro de diesel 80 por ciento? ¿Esos son los resultados del gobierno para vivir mejor?

¿Se puede vivir mejor cuando en estos nueve años a pesar de los enormes recursos que dispusieron del petróleo apenas lograron hacer que el país creciera al uno por ciento? Verdaderamente un resultado deleznable.

¿Creen ustedes que les pueden pedir a los micro y pequeños empresarios que inviertan cuando no son sujetos de crédito en ningún lado, la banca comercial no les presta y la Banca de Desarrollo que era el puntal para el crecimiento de las pequeñas y medianas industrias, los panistas la han desmantelado?

¿Qué confianza le da el gobierno a los inversionistas nacionales o extranjeros si el gobierno ha retrocedido en materia de gobernabilidad? ¿Cómo pueden estar tranquilos los empresarios si en el rubro de estabilidad política y ausencia de violencia, hemos retrocedido en los índices internacionales?

¿Cómo vamos a tener confianza cuando las instituciones judiciales han disminuido en su calificación internacional?

¿Cómo podemos tener confianza si la calificación de corrupción internacionalmente nos ha pasado del lugar 51 en el año 2000, al lugar 89 en el año 2009? Esos son algunos de los resultados de este gobierno de los panistas durante los 10 años.

http://bit.ly/c4I8V4

Read Full Post »

Gobernabilidad

  • De acuerdo con el Banco Mundial en su reporte Governance Indicators 1996-2008, México retrocedió en materia de gobernabilidad. En el rubro de Estabilidad Política y Ausencia de Violencia, que mide el sentimiento de empresas, ciudadanos y expertos sobre la probabilidad de que el gobierno pudiera ser desestabilizado o derrocado por medios inconstitucionales o violentos, incluidos inseguridad doméstica y el terrorismo, en al año 2000 México obtuvo una calificación de 42 puntos sobre 100; en el año 2008 su calificación fue de 24, la más baja en los últimos 12 años, sobre todo si se compara con países como Bahamas (73) y Namibia (81) que resultaron mejor evaluados.
  • En el rubro Estado de Derecho, parámetro que analiza la confianza en las instituciones judiciales y la calidad de ejecución de sus acciones que tiene sobre el sistema en el país, México obtuvo 42 puntos en el año 2000; en el 2008 fue calificado con 30, por debajo de países como Bahamas (87), Chile (88), Costa Rica (63) y Kuwait (71).

Corrupción

  • El Índice de Percepción de Corrupción en México, elaborado por Transparencia Internacional, señala que la corrupción en nuestro país ha aumentado al pasar del lugar 51 en el año 2001 al lugar 89 en el 2009, de entre 180 países. De los 31 países de América Latina, México ocupa la posición 20, por debajo de Perú, Surinam, Trinidad y Tobago, El Salvador, Guatemala y Panamá.
  • Según el reporte del Banco Mundial Governance Indicators 1996-2008, el indicador Control de la Corrupción que analiza las medidas en que se ejerce el poder público para obtener beneficios personales, incluidos pequeños y grandes formas de corrupción, así como la “captura” del Estado por las élites y los intereses privados, México obtuvo una calificación de 50 sobre 100, considerando que países como Bahamas (91), Chile (87) y Costa Rica (70), salieron mejor calificados.

 ¿La pérdida de gobernabilidad, el deterioro del Estado de Derecho y el crecimiento explosivo de la corrupción son garantía para vivir mejor?

¿PARA VIVIR MEJOR? link: http://bit.ly/aPf2Zq  pags 28-29

Read Full Post »

23 de febrero 2010:

El Poder Legislativo se ha convertido en un contrapeso real al Ejecutivo, no por el prurito de obstruir la gobernabilidad —que sería absurdo y nocivo—, sino porque en el Congreso participan, se escuchan y se consideran todas las voces: las de la mayoría y las de las minorías.

En la democracia no hay unanimidades, pero debe haber acuerdos lícitos. Lograrlos no es fácil debido a las divisiones internas de algunos partidos políticos y al desdén por sus principios fundacionales; un obstáculo mayor ha sido que el grupo gobernante suele supeditar los objetivos nacionales de largo plazo a sus metas electorales inmediatas.

Read Full Post »

  • Ahora resulta que “el PRI es un peligro para México”
  • Tareas distractoras ante la devastación del Tsunami Financiero
  • Cada vez es más grande la lista de tareas incumplidas
  • ESTRATEGIA PANISTA
    Francisco Rojas

    Es clara la estrategia panista; las escasas decisiones del Presidente Calderón están tamizadas por la obsesión de no ser arrasado en las elecciones de julio, olvidándose que fue electo, aunque fuera por una minoría, como Presidente de todos los mexicanos y no como jefe de campaña de su partido.

    Las aparentes infidencias de Ruiz Mateos, las programadas provocaciones de Germán Martínez, las “patrióticas” declaraciones gubernamentales y otros hechos supuestamente aislados, obedecen a un plan diseñado y llevado a la práctica para tal efecto, utilizando el recurso que fuere y movilizando aliados y socios.

    Los enemigos están identificados: el PRI es ahora “el peligro para la nación”, atribuyéndole todos los males y tratando de desacreditarlo a como dé lugar; las reales o supuestas “agresiones” de los estadounidenses, son utilizadas para despertar la sensibilidad nacionalista del pueblo y tratar de ganar simpatías para los valientes panistas, que envueltos en la bandera nacional cual niños héroes, están prestos a sacrificarse por la patria.

    Ahora se entiende el silencio oficial ante el tsunami financiero que se nos venía encima. Queda claro que han tratado de desviar la atención de lo verdaderamente importante como son el desempleo y el deterioro del nivel de vida que ya son inocultables, agravados por la devaluación del peso, la escasez de crédito y el cierre creciente de fuentes de trabajo.

    Atrás quedaron los programas anticíclicos y el uso del gasto público para reactivar la economía, proteger el empleo y el mercado interno; el gran programa de infraestructura se diluyó porque dependía mayormente de la inversión privada; la otra gran obra anunciada, la nueva refinería, se ha venido posponiendo con fines electorales y el deliberado propósito de dividir a los gobernadores priistas.

    En la lucha contra el narcotráfico no importan los resultados, el objetivo es ganar apoyos destacando la valentía del Ejecutivo para emprender una lucha a la que lanzaron al Ejército sin los debidos recursos de inteligencia, jurídicos y tecnológicos, en una precipitada decisión para legitimar una endeble gobernabilidad.

    Con los gobiernos panistas, las muertes violentas superan las habidas en toda la historia conocida; pero eso sí, la culpa la tiene el PRI.

     De allí la extrema sensibilidad y las airadas reacciones cuando funcionarios del vecino país se atreven a poner en duda la estrategia seguida y declaran su temor a que la situación se salga de control, sobre todo cuando la violencia se ha incrementado y el reto del narcotráfico es abierto, provocando renuncias, cerrando servicios y movilizando bases sociales de marginados.

    Los panistas, en su desesperación electoral,  han hecho caso omiso del respeto a la Ley en materia política y electoral, permitiendo y hasta propiciando la intromisión de una parte del clero para que le indiquen a sus feligreses cómo deben votar y al Congreso qué leyes deben aprobar, violando el artículo 130 Constitucional.

    Por ello, le han echado la culpa al PRI de que el Gobierno se sienta inerme porque no se aprueben leyes que contienen flagrantes violaciones a las garantías individuales con trasfondos fascistoides que pondrían en peligro el patrimonio y la vida de los ciudadanos; el PRI no puede cohonestar normas subjetivas que generan imprecisiones y riesgos, que cambian el espíritu de la presunción de inocencia por la de culpabilidad, que quitan irresponsablemente obligaciones que son del Estado atribuyéndoselas a los gobernados tales como la carga de la prueba y la procedencia a partir de “dichos”, “indicios” y “presunciones” de la existencia del delito y de la actuación de mala fe de los terceros; que se deje sin hacer responsable a la autoridad por haber procedido indebidamente y no se repare el daño y además se indemnice a los injustamente afectados.

    No es posible permitir que quede en manos de autoridades menores la extinción del dominio, debe ser el procurador quien indelegablemente  actúe para garantizar el pleno apego a derecho y responda de ello.

    No olvidemos que logró frenarse la intentona del Gobierno que posibilitaba a cualquier agente del ministerio público pudiera disponer el allanamiento de los hogares de los mexicanos sin orden judicial.

    EL SOL DE MEXICO  y Diarios de la OEM, 23 de marzo, 2009

    Read Full Post »

    + Estabilidad y gobernabilidad nos estallan en las manos

    + En Pemex, caída vertical en producción y reservas probadas

    + Privatización silenciosa, vía  importación de petrolíferos

    INFIERNO EN LA TORRE

    Francisco Rojas

    La estabilidad, gobernabilidad y crecimiento del país nos estallan literalmente en las manos. El terreno está fértil para el desahogo de inquietudes sociales no satisfechas por miopías y torpezas políticas o insuficiencias presupuestales, que pueden ser alentadas por quienes intenten mandar al diablo a las instituciones.Los atentados contra Pemex agravan el lamentable y peligroso estado de sus instalaciones de distribución, a las que no se les dio el mantenimiento adecuado por muchos años. A esto se agrega la caída de 24% del promedio de producción diaria de los pozos y de las reservas probadas en 27% en los últimos seis años. Cantarell disminuye su producción de 2 millones 100 mil barriles diarios en 2004 a 600 mil barriles en 2013.Los otros yacimientos no alcanzarán a compensar la caída y los situados en aguas profundas tardarían más de ocho años en empezar a producir. La producción, exportación y aportaciones a las finanzas públicas disminuirán ineluctablemente.No construir refinerías se ha traducido en una privatización silenciosa de Pemex vía importaciones de petrolíferos por 12 mil millones de dólares anuales, que aumentarán 10% el año próximo. Subsidiar los precios en los últimos 30 meses costó 9 mil millones de dólares, cantidad similar al valor de nuevas refinerías que abatirían las importaciones en 2012.Escoja al villano que más le agrade: Hacienda; restricciones y trámites excesivos; directivos ineptos; sindicato; instalaciones obsoletas e improductivas; etcétera.Y las soluciones planteadas son simplistas y desarticuladas: basta con algunos cálculos para darle más recursos a Pemex; todo se arregla con la autonomía de gestión; hay que sacar al instituto del presupuesto; hay que doblegar al sindicato; Pemex debe ser manejado por empresarios; hay que abrir al organismo a la competencia y permitir la inversión privada; la salida está en las alianzas estratégicas; etcétera.Pemex efectivamente requiere más recursos para exploración, para campos maduros, para aumentar la recuperación del gas asociado, para construir una o más refinerías, para reparar y modernizar el sistema de distribución o para pagar la deuda y cubrir el pasivo laboral.Pero, ¿de dónde saldrían los recursos? ¿De una reforma fiscal raquítica y timorata? ¿De ahogarnos en Pidiregas? ¿De préstamos de las afores? ¿De la absorción por parte del gobierno de la deuda que obligó al organismo a contraer para financiar gasto corriente? ¿De la emisión de bonos o de acciones serie “B”? ¿De una política de precios públicos realista? ¿De una inteligente combinación de medidas?La respuesta del gobierno federal y de cierta clase política ha sido una reforma fiscal que incrementaría los recursos en 115 mil millones de pesos, que espera llegar al triple en el 2012, de antemano comprometida por el pago de pensiones, Pidiregas, IPAB y otros, y que, obviamente, no ataca los problemas de fondo ni soluciona las carencias a que nos hemos referido.Estos parches fiscales suelen ser tranquilizadores de conciencia de algunos políticos y oportunidad para que otros se cuelguen medallas, pero en el fondo son aspirinas porque los recursos adicionales de Pemex en 2006 y 2007, derivados de la anterior reforma fiscal, por 70 mil y 89 mil millones de pesos, respectivamente, se anularon en la práctica al establecerle Hacienda un superávit primario del mismo monto.En los lineamientos de política económica para 2008 se plantea compensar el déficit del gobierno federal con un superávit similar de las entidades paraestatales, en el cual Pemex participa con 98%, incluyendo los recursos extra derivados de la reciente reforma fiscal; nuevamente se repite la historia.Para buscar la solución de fondo hay que armar el mosaico, darle el justo peso a cada elemento, medir adecuadamente los tiempos, diseñar la estrategia de realización y lograr los acuerdos sociales y políticos necesarios, para lo cual no basta con cierto conocimiento teórico del sector energético.Algunos aseguran que sería mejor que la iniciativa privada construyera las refinerías o vendiera libremente gasolinas; que las empresas internacionales explotaran las aguas profundas con contratos de riesgo o que Pemex se desligara de construir y mantener los ductos y las terminales.Pero hay otros que afirman que no hay necesidad de acabar con una empresa que ha sido sostén de las finanzas públicas y del desarrollo nacional; que no se debe regalar el valor agregado de nuestros recursos naturales no renovables y perder la poca soberanía energética que nos queda, sobre todo a la luz de los problemas que plantean los biocombustibles como energía alternativa.En fin, las preguntas son muchas y las posibles respuestas son múltiples; por ello debemos discutir libre y abiertamente, y asumir una posición razonada y consensuada que tenga en mente el interés nacional, la soberanía energética y el bienestar de los mexicanos de hoy y mañana. EL UNIVERSAL, 18 septiembre, 2007.- http://bit.ly/aQeHlo

    Read Full Post »