Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Libertad’

+ Que cada quién lo decida en conciencia, para eso somos libres

+ No creo que sea mejor que nos obliguen a todos a hacer lo mismo

+ El canditato del PRI,  preparado con propuestas para el Debate

(Entrevisa de Medios, al termino de la develación del mural  “La Historia del Pueblo Mexicano a través de su Vida Constitucional”, del maestro Guillermo Ceniceros, en el Palacio Legislativo de San Lázaro):

PREGUNTA: ¿Sobre esta decisión del IFE de que no se obligará a nadie a que se transmita el debate, en este caso a Televisión Azteca?

 Con toda sinceridad creo que los ciudadanos mexicanos somos adultos y maduros. Cada ciudadano que elija lo que prefiera; si son ciudadanos interesados en la vida pública del país, estoy seguro van a ver el debate; si son ciudadanos que les interesa el futbol, verán el futbol.

No podemos exigirles autoritariamente lo que los ciudadanos tienen que hacer, hay libertad de acción para todos los mexicanos.

Siendo ciudadanos adultos y maduros, estoy seguro que muchísimos van a preferir ver el debate, porque es parte del debate sobre el futuro de México.

Finalmente el futbol también es importante para otros, que vean el futbol los que no les interese el futuro de México o los que les interesa más el futbol.

No riñe ninguna de las dos posiciones.

PREGUNTA: ¿Va a ver el futbol?

Voy a ver el debate, por supuesto.

PREGUNTA: ¿El hecho de que no se transmita por un canal es parte de una democracia que va en retroceso?

No sé qué estaría peor, si que nos obliguen a todos a hacer lo mismo por instrucciones de alguien, o que cada quien haga lo que mejor le convenga, teniendo la oportunidad de elegir.

PREGUNTA: ¿Sería bueno que el Canal del Congreso tomara la señal del debate?

El Canal del Congreso debe transmitir el debate. El Canal del Congreso es un canal dedicado a eso, a la política y a ver el futuro de México en el Legislativo.

Incluso recomendaré a la Junta de Coordinación Política que el Canal del Congreso transmita el debate.

PREGUNTA: ¿Fue salomónica la decisión tomada por el IFE de no pedir la cadena?

No creo que sea salomónica o no. En primer lugar, porque no está previsto en ninguna Ley que haya obligación de hacerlo, y en segundo lugar, creo que tenemos que darle libertad a los ciudadanos de hacer y ver lo que decidan sus conciencias, para eso somos libres.

PREGUNTA: ¿Considera positivo que no transmita a nivel nacional, no está mostrando el músculo Salinas Pliego, un desprecio hacia el ciudadano?

El señor está tomando una decisión que corresponde a su libertad de decisión en relación con sus negocios y no está quebrantando –hasta donde entiendo- ninguna Ley, según lo ha dicho el propio IFE.

PREGUNTA: ¿Qué espera del debate? Hay quienes subestiman la capacidad de Peña Nieto en este debate y dicen que no va a haber propuestas sino simplemente insultos.

Eso lo veremos. Estoy seguro que por lo menos por parte del candidato del PRI, su posición seguramente será de propuestas.

Él ha dicho que no busca dividir a México, lo que quiere es un México unido y viendo por su futuro, no un México desunido y viendo cómo nos atacamos unos a otros en una guerra de lodo, que no conduce a nada más que a la división de los propios mexicanos.

PREGUNTA: ¿Es la mejor estrategia?

Creo que es la mejor estrategia.

PREGUNTA: ¿Es una pelea, es un conflicto debatir?

De ninguna manera, ha dicho reiteradamente que está listo para el debate y de acuerdo con los debates que fije el propio Instituto Federal Electoral.

ENTREVISTA DE MEDIOS, Palacio Legislativo de San Lázaro, 3 mayo, 2012.-

Read Full Post »

+ Tropiezos y triunfos en el tránsito al presente

+ Retroceso actual no eclipsa los logros históricos

+ Hay quienes olvidan los 150 años de la Reforma

CELEBREMOS

Francisco Rojas

Las gestas decisivas para la vida de México son propicias para reflexionar en lo que hemos sido, somos y lo que podemos ser. Hemos escrito la historia y formamos, a la vez, parte de ella. Desde 1810 hemos vivido en medio de vicisitudes. Tropiezos y triunfos nutrieron el tránsito hacia el presente. No somos la excepción; así se ha escrito, en circunstancias distintas, la historia de los Estados modernos.

La proeza independentista nos dio libertad y soberanía. La hazaña revolucionaria impulsó la justicia social y reivindicó el derecho de la población a mejores condiciones de vida y mayores oportunidades de ascenso económico y social. Fueron tan sólidos los logros de quienes nos antecedieron, que no han podido ser eclipsados por el retroceso de los últimos años. Somos un pueblo que ha sabido vencer la adversidad y superar las tragedias que ha padecido.

Independencia y Revolución están unidas por propósitos y valores comunes: libertad, soberanía, progreso y equidad. Hemos caminado mucho en busca de esos objetivos, a pesar de que algunos quieran ignorar el pasado y menosprecien el esfuerzo de los mexicanos para llegar a ser lo que hoy somos. Esas actitudes ocultan quizás su incapacidad para encarar los graves problemas nacionales que nos agobian. Para el pueblo mexicano la esperanza sigue viva. Estamos orgullosos de nuestra identidad que se nutre de la pluralidad étnica, cultural, ideológica y religiosa. Hemos unido lo diverso para construir una gran nación.

Algunos olvidan celebrar los 150 años del inicio de la Reforma. Es explicable para quienes creen que la obra y figura de Juárez y los liberales de su generación fueron perversas. En pleno siglo XXI, los prejuicios quieren imponerse a la razón y al derecho. Ante los embates al Estado laico, defendamos la laicidad plasmada en la Constitución de 1857, que retomaron y profundizaron los constituyentes de 1917.

Los mexicanos nos reconocemos en las tres grandes gestas fundacionales de la nación, aquilatamos su significado, ponderamos los aciertos y reflexionamos sobre las equivocaciones con serenidad, humildad republicana y optimismo, ajenos a la pirotecnia discursiva y la simulación demagógica.

Nada deshumaniza más que la expresión bajuna que esconde la realidad. Registremos el heroísmo de un pueblo que es superior a los desafíos y quiere reencontrar el camino de la estabilidad, la paz, la seguridad, la capilaridad social que antaño nos distinguió. Vivamos los anunciados espectáculos con alegría, pero sin deslumbramiento, seguros de que no vamos a permitir que el país se nos deshaga ni vamos a distraernos con el oropel de la verbena.

Celebremos con entusiasmo lo que hemos logrado, reafirmemos lo que queremos ser y hagamos lo necesario para lograrlo. Nos impulsa una enorme energía social que puede y debe ser aprovechada para no caer en el derrotismo y desaliento. No perdamos de vista las virtudes del pueblo mexicano, ni nos confiemos ante los embates a los valores de la laicidad que nos condujeron a la modernidad y desarrollo.

En unos días más festejaremos el inicio de la Independencia, y el 20 de Noviembre, el de la Revolución. En estos grandes movimientos sociales, lo mismo que en la Reforma, el pueblo mexicano venció obstáculos que parecían insalvables, se sobrepuso a las peores amenazas y avanzó hacia la conquista de su destino común.

Aclamemos el Centenario de la Revolución, que fue un hito en la historia y nos permitió ser, durante varias décadas, el país libre, próspero y generoso que fue modelo para nuestros hermanos latinoamericanos. Renovemos la confianza en que pronto podremos abrir caminos para generar riqueza, abatir la pobreza y disminuir la grosera desigualdad que nos agobia.

A lo largo de la historia, el pueblo ha confiado en sí mismo y ha salido fortalecido de las adversidades. Ante los graves problemas actuales, el Estado debe reasumir sus responsabilidades con la nación y su gente. No hay enemigos que vencer, sino problemas que resolver y para eso hace falta patriotismo y determinación. Hace falta confiar en el pueblo y no maquillar la realidad para cambiar las “percepciones”.

El ánimo debe ser festivo pese a la violencia y la inseguridad que padecemos, pues el pueblo tiene aliento para superar los obstáculos y legar a las futuras generaciones un país mejor que el que tenemos. Sinteticemos celebración y reflexión sobre lo que fuimos, lo que somos y lo que queremos y podemos ser.

EL UNIVERSAL. 7 de septiembre 2010. http://bit.ly/9I5s99

Read Full Post »