Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Mercado’

26 de febrero 2010:

La ausencia de una política industrial que vertebre programas y acciones de gobiernos y empresarios, sumadas a la crisis económica que nos ha lastimado seriamente, ponen de manifiesto el debilitamiento de todas las actividades del sector industrial.

La producción y productividad han caído, generando pérdida de empleos y recesión económica. Hoy traemos cerca de tres millones de desempleados en el país. Tres millones de desempleados que equivalen en términos de familias, alrededor de 12 millones de mexicanos que actualmente no tienen un salario digno para llevar a su casa las necesidades alimenticias más urgentes.

Uno de los productos de la crisis que nos agobia y de la ausencia de visión de Estado del Ejecutivo Federal, es también el escaso financiamiento para la producción.

A nadie escapa que la banca no ha cumplido con sus funciones de fomento al desarrollo industrial, lo que ha obligado a las grandes empresas mexicanas a acudir al extranjero, y a las pequeñas y medianas empresas a sustentar su financiamiento con sus proveedores.

…es menester promover acuerdos a nivel nacional, estatal y local, entre el gobierno y los sectores empresarial y laboral, para preservar el empleo y la subsistencia de las empresas.

…es fundamental establecer un diálogo, escuchar las necesidades y las demandas de los empresarios.

Nadie está en contra de la competencia, nadie está en contra del mercado, pero debemos tener un mercado regulado, un mercado orientado y una política industrial que saque adelante las ventajas comparativas de nuestro país.

El grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados impulsará una nueva ley de desarrollo industrial, que fortalezca el mercado interno, genere empleos, y permita enfrentar la pobreza y la desigualdad que se vive, ante la ausencia de políticas públicas y la apatía del gobierno federal, que se ha encasillado únicamente en los discursos, sin emprender acciones a favor de los proyectos productivos.

 

Read Full Post »

PLATAFORMA
Francisco Rojas

La Plataforma Electoral Federal 2009-2012 del PRI fue producto de consultas realizadas durante más de un año en todo el territorio nacional, con una amplia participación de militantes y simpatizantes del Partido y diversos grupos sociales; recoge el desencanto de la sociedad ante la ineficacia de los gobiernos de la alternancia en aspectos claves como la seguridad y el bienestar social y económico, y plantea una Nueva Vía Mexicana para el Desarrollo, a través de más de 500 propuestas agrupadas en 4 vectores: económico, social, político y relaciones exteriores.

El PRI ejerce la autocrítica como forma de superación. Reconoce las fallas del modelo vigente, propone medidas emergentes para superar la crisis, pero señala también lineamientos de mediano y largo plazo “capaces de relanzar el desarrollo nacional e impulsar un ciclo de transformaciones que generen una nueva vía mexicana para el desarrollo”.

Acorde con las tendencias mundiales, revalora la intervención del Estado para regular las fuerzas del mercado y la libre competencia; utilizar el gasto público, la política monetaria y otras medidas para impulsar el desarrollo y la iniciativa de los particulares; promover la generación de empleo vía el fortalecimiento del mercado interno con políticas industriales y agropecuarias, que recuperen cadenas productivas basadas en nuestras ventajas comparativas; y aprovechar en beneficio de la sociedad la globalización y el libre comercio, así como lo positivo de algunas políticas aplicadas hasta ahora: finanzas públicas sanas que no limiten su capacidad promotora, endeudamiento externo acorde a nuestro nivel económico, y contención de la inflación para no afectar a los más desprotegidos.

Propone cumplir con los objetivos constitucionales vinculando positivamente la política social con la económica, para volver a ofrecer oportunidades de movilidad social y progreso, combatiendo las inequidades causadas por el actual modelo de desarrollo y disminuir la pobreza y la desigualdad, sobre todo de los grupos más vulnerables, lo que implica reorientar los programas sociales vigentes, con instrumentación eficiente y rendición de cuentas para evitar su uso clientelar y electoral; así mismo, plantea programas de largo plazo para cambiar estructuras que profundizan la desigualdad corrigiendo a fondo los sistemas educativo, de salud y seguridad social, la protección del medio ambiente y el desarrollo tecnológico, entre otros.

Advierte que la democracia social implica la redistribución y nuevos equilibrios entre los poderes y los niveles de gobierno, así como el fortalecimiento de la gobernabilidad, amenazada por la inseguridad e indefensión social causadas por el embate del crimen organizado, cuyo combate requiere atacar las manifestaciones violentas, pero también las causas que provocan y alimentan su virulencia, como la pobreza, falta de oportunidades, corrupción e impunidad.

Nuestras fracciones parlamentarias enriquecerán su agenda legislativa con aportaciones surgidas en la campaña. Las tareas son muchas, los retos difíciles, pero el PRI les hace frente con soluciones integrales con visión de futuro, pero que requieren experiencia, firmeza y liderazgo para llevarlas a cabo.

EL UNIVERSAL, 24 de febrero, 2009 http://bit.ly/aQBRID

Read Full Post »

QUEREMOS CREER

Francisco Rojas

Queremos creer que las medidas anticíclicas adoptadas por el gobierno activarán la economía, combatirán el desempleo y no servirán solamente para salvar a empresas que se dedicaron a especular con derivados.

Queremos creer que significará un giro en la política gubernamental si se acepta lo que dice el presidente Sarkozy de que “la economía de mercado es el mercado regulado, el mercado al servicio del desarrollo, al servicio de la sociedad, al servicio de todos. No es la ley de la jungla, no son beneficios exorbitantes para unos y sacrificios para todos los demás”.

Queremos creer que este nuevo enfoque resistirá el predominio de los que aseguran que el mercado se autorregula, que la crisis es coyuntural y la recesión pasajera, preconizando que el Estado no debe intervenir para regular intermediarios financieros que no cumplen con los términos originales de las concesiones que los obligarían a financiar la producción y no sólo el consumo. Queremos creer que el presupuesto aprobado es el adecuado y que se mantendrán los supuestos conforme a los cuales se elaboró, esperando que los acontecimientos no fuercen drásticos ajustes.

Queremos creer que el presidente electo Obama se olvidará del trato dado a su rival y que preferirá ocuparse primero del asunto migratorio para que no regresen miles de compatriotas y sigamos recibiendo remesas y, luego, atender la crisis financiera mundial, la recesión económica y cumplir sus promesas electorales.

Queremos creer que el reciente anuncio de Pemex de que en 2009 se firmarán contratos millonarios con las principales empresas internacionales para desarrollar Chicontepec, en donde, supuestamente, el costo del barril de petróleo obtenido es superior al precio de venta internacional, e insistir en explorar ahora los recursos prospectivos de las aguas profundas es una precipitación, ya que cuando en otros países se cancelan o difieren proyectos caros e inciertos, ante la baja del precio del petróleo, aquí se da la impresión de que urge regularizar situaciones y cumplir compromisos, en vez de aplicar los escasos recursos a desarrollar reservas en las conocidas áreas marinas y terrestres del sureste, donde hay más certidumbre y los costos y tiempos de desarrollo son menores.

Queremos creer que la posibilidad que se abrió para que una misma empresa haga los estudios y participe mediante invitación restringida en el concurso, si aporta innovaciones tecnológicas, y además se declaren dichos contratos como confidenciales, no lleva dedicatoria a los grandes consorcios. Queremos creer que estas acciones serán cuidadosamente revisadas por el nuevo Consejo de Administración y la Secretaría de Energía, con visión de Estado y actitud nacionalista.

Queremos creer que los reglamentos que expedirá el Ejecutivo para complementar las recientes reformas energéticas se apegarán a la letra y espíritu del legislador y no se utilizará “la letra chiquita” para rescatar lo que no pudieron lograr que se aprobara en el Congreso.

Queremos creer que existen salidas y que hay una luz en el camino. Queremos creer que en nosotros está la solución recordando nuestra historia, acudiendo a nuestros verdaderos valores, favoreciendo a la mayoría de los mexicanos y no sólo a unos cuantos.

EL UNIVERSAL, 18 de noviembre, 2008  http://bit.ly/a3u3Mq

Read Full Post »