Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Narcotráfico’

+ La “guerra” como tal, no se puede ganar, nadie lo ha logrado

+ Además de violencia, pobreza, ingobernablidad y desempleo

+ Hay poderes fácticos,  marasmo económico y desesperanza

+ Líneas de acción en tres tiempos, para enfrentar el problema

VIOLENCIA

Francisco Rojas

El país vive una situación de desesperanza y angustia colectiva, que afecta la cohesión social y ha trastocado la paz y la tranquilidad de muchos sectores y regiones. Ha surgido ya un serio problema en la conciencia social: la violencia se ha vuelto parte de nuestra cotidianidad y ya no nos impactan las muertes; nos conmueven a veces las formas y las cifras.

El gobierno ha priorizado la resolución de un conflicto que al principio denominó “guerra” y que, como tal, no se puede ganar: nunca, ningún gobierno lo ha logrado. Y en medio del aturdimiento monotemático de la violencia han crecido otros problemas: pobreza, desempleo, ingobernabilidad, poderes fácticos, marasmo económico, desesperanza. No podemos esperar encararlos hasta después de “ganar la guerra”.

Tenemos que aclarar los conceptos para no seguir atrapados en la confusión. Un primer deslinde es que la fuerza pública no es el único ni el mejor medio para erradicar la violencia. Tampoco es un problema solo de leyes o presupuestos, pues se han otorgado al Ejecutivo, con largueza, los recursos y la legislación que ha solicitado, y la violencia es cada día mayor.

El narcotráfico, los secuestros, extorsiones y demás figuras delictivas son problemas de seguridad pública y deben ser resueltos por las corporaciones policiacas. Si no estaban capacitadas, se explica haber recurrido a la fuerza armada permanente como medida temporal, y con un calendario de retorno a sus funciones naturales. Pero no hay indicios de que algo así esté ocurriendo.

No es el momento de reproches; repartir culpas para seguir haciendo más de lo mismo no conduce más que al encono, la polarización y a la parálisis. Es la hora de tomar decisiones consensuadas de corto, mediano y largo plazos.

LINEAS DE ACCIÓN EN TRES TIEMPOS

A largo plazo, el objetivo debe ser tornar el problema del narcotráfico en uno policiaco y de salud, con educación, empleo y prevención, con calidad, para recobrar las expectativas de los jóvenes y restituir el tejido social. Para lograrlo en 10 ó 15 años es indispensable aplicar ya políticas económicas y sociales dirigidas a esos objetivos que, además, concitarían el apoyo social y crearían el clima de concordia que anhelamos todos.

A mediano plazo, lograr el pleno fortalecimiento del Estado y las instituciones, blindar los sistemas de procuración y administración de justicia y combatir a fondo la corrupción e impunidad; promover cuerpos policiacos capacitados y bien pagados, cortar circuitos financieros del dinero ilícito y aplicar invariablemente la ley y justicia.

A corto plazo, combatir a la delincuencia con toda la fuerza del Estado, con respeto a la ley, los derechos humanos y garantías individuales, así como definir y acotar alcances y tiempos de los objetivos; dar certeza jurídica a las instituciones y servidores públicos participantes, priorizar la capacidad de inteligencia, rescatar a los núcleos sociales vulnerables a los embates del crimen organizado, y apoyar a los hijos, viudas o padres de los muertos para que no carguen con el estigma de conductas de las que no son responsables.

El consumo de drogas ha existido siempre y no se va a eliminar con la fuerza pública. Lo que pueden y deben hacer todos los Estados del mundo es prevenir y atender las adicciones como problema de salud pública, y reducir la violencia que traen consigo el narco y los delitos colaterales. La diplomacia mexicana debe promover acuerdos internacionales para la acción conjunta contra el tráfico de drogas, armas y personas, ya que son delitos supranacionales. También puede ser la oportunidad para una discusión seria sobre la legalización y control de algunas drogas, para reducir el poder económico de los grupos criminales.

Cualquier estrategia eficaz de seguridad pública debe fundarse en un proyecto nacional que resulte del consenso social y político. La Constitución de 1917 y su progresiva aplicación fueron claves para pacificar al país después de la Revolución. Ahora, la gran prioridad nacional es definir con el concurso de todas las fuerzas políticas y organizaciones sociales las metas de México en el siglo XXI, una de las cuales tendrá que ser el restablecimiento de la paz y la tranquilidad interiores, que entraña una nueva política económica y social, y el fortalecimiento del país frente al exterior.

Recobremos nuestro país; hagámoslo antes de que sea demasiado tarde.

EL UNIVERSAL, 20 septiembre, 2011.- 

Read Full Post »

+ Oneroso e ineficiente aparato burocrático en el sector salud

+ México: el nada honroso 1er lugar mundial en obesidad infantil

+ Alcoholismo y drogadicción: crece el problema de salud pública

+En 2008,  4.5 millones habían probado drogas al menos una vez

+ 4.2 % de la población fuma mariguana y 2.4 % inhala cocaína

+ Informe de la ASF: Guarderías no garantizan seguridad a los niños

El diputado Carlos Flores Rico, vice coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, presentó el fascículo DETERIORO DE LA CALIDAD DE VIDA, dentro del análisis “10 Años de panismo. Resultados” y dijo que el eslogan de los gobiernos panistas “Para Vivir Mejor” es solo un recurso publicitario para ocultar el fracaso que se ha tenido en política social, que ha logrado acentuar la desigualdad en el país.

 Los siete pecados capitales de la política social del Presidente Calderón son: Asistencialismo (demagogia), Centralismo (burocracia e injusticia), Ineficiente (tarda, duplica, sub-ejerce), Clientelar (manipulación electoral), Excluyente (discrimina organizaciones sociales), No transparente (discrecional) y Cuantiosa (onerosa e insuficiente).

 Ello,  tiene a México con más de 60 millones de mexicanos inmersos en la pobreza, con una cada vez más acentuada desigualdad, con un poder adquisitivo precario y un encarecimiento de los precios que tanto castiga a los salarios. Los rubros que contiene el documento son: Introducción, Pobreza e ingresos de las familias, Remesas, Desarrrollo humano, Educación, Ciencia y Tecnología, Salud, Seguridad Social, Medio ambiente y, Administración del agua.

4.-

Salud

  • Las erogaciones del gasto programable en salud, considerando al ramo Salud, el IMSS y el ISSSTE, registraron una tasa media anual de crecimiento de 12.6 por ciento en el periodo 2001-2009, lo que se explica básicamente por la instrumentación del Seguro Popular; sin embargo, el aumento en el gasto público aún no se refleja en una mejora del sistema de salud, toda vez que persisten los rezagos acumulados en cobertura y calidad, según la ASF.

Además, existe ineficiencia administrativa en el sector salud que se refleja en los elevados costos que representa el aparato burocrático; según se muestra en un estudio comparativo de la OCDE, México tiene el gasto administrativo en salud más alto entre los miembros de dicha organización (alrededor de 10 por ciento del presupuesto).

  • De acuerdo con el reporte de la OCDE Health at a Glance 2003, en el año 2001, México invertía en salud el 6.6 por ciento del PIB;  para 2009 dicha proporción fue de 5.9 por ciento
  • Según la OCDE y la Organización Mundial de la Salud (OMS), México es el segundo país –por detrás de Estados Unidos– con mayor tasa de obesidad de los países que integran la OCDE y el primer lugar en obesidad infantil. El 90 por ciento de los casos de diabetes tipo 2, que hoy es la primera causa de muerte en el país, son atribuibles al sobrepeso y a la obesidad.
  • De acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones 2008 (ENA), el consumo del alcohol en grandes cantidades es el principal problema de adicción en México, cuya dependencia afecta a 4.2 millones de personas y se relaciona con 9 por ciento de las causas de mortalidad general, sobre todo por accidentes, cirrosis hepática y violencia intrafamiliar.

Por otro lado, de 2002 a 2008, el número de adictos a las drogas en el país se incrementó en más de la mitad; los dependientes de las drogas pasaron de 307 mil en 2002 a 465 mil en 2008; y el número de mexicanos que han consumido alguna vez en su vida esas sustancias pasó de 3.5 millones en 2002 a 4.5 millones en 2008, lo que representa un aumento de 29 por ciento.

La droga más consumida en el país es la mariguana, cuyo uso pasó de 3.5 por ciento del total de la población en 2002 a 4.2 por ciento en 2008; le sigue la cocaína, que pasó de 1.2 por ciento a 2.4 por ciento. Otros estupefacientes de mayor consumo son  los inhalables, las metanfetaminas, los alucinógenos y la heroína.

El 16 por ciento de los usuarios de drogas ha acudido o acude a tratamiento, y 464 mil personas requieren atención especializada en materia de adicciones.

La SSA justifica que la causa del aumento en el número de consumidores y adictos se debe a la dificultad que tienen los narcotraficantes para sacar la droga del país, lo que los obliga a colocar su mercancía en el mercado mexicano.

  • Según el último informe de la ASF de 2009, en México las principales causas de enfermedad, discapacidad y muerte están relacionadas con las enfermedades no transmisibles, donde destacan la diabetes mellitus, el cáncer y las enfermedades isquémicas del corazón y cerebrovasculares, y las lesiones; no obstante, las enfermedades transmisibles, las asociadas a la reproducción y las relacionadas con la nutrición persisten sobre todo en los sectores de la población con menor índice de desarrollo humano.
  • La tasa de mortalidad se ha incrementado de 4.6 defunciones por cada mil habitantes en 2001 a 4.9 en 2009, debido al incremento de las enfermedades crónico degenerativas propias de las mayores expectativas de vida.
  • Lo anterior junto a insuficiencias en la creación de fondos de previsión social, ponen en peligro el funcionamiento y la viabilidad de los sistemas nacionales de seguridad social y de salud.
  • Uno de los indicadores más utilizados para valorar el nivel de salud y bienestar de un país es la esperanza de vida al nacer, que de acuerdo con información del INEGI, Estadísticas Demográficas y de Población, en México se ubicó en 75.3 años en 2009, cifra superior en 1.2 años a la observada en 2001 (74.1 años).
  • Si se comparan los datos de salud de 2008 de los 34 países miembros de la OCDE (incluyendo Estonia), se tiene que la esperanza de vida al nacer en México es una de las menores; la mortalidad infantil es la segunda más alta, únicamente superada por Turquía; el número de médicos por cada mil habitantes es el segundo más bajo, sólo por debajo de Corea; y nuestro país ocupa el último lugar en número de camas de hospital por cada mil habitantes.
  • Según el Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública de 2009 de la ASF, con base en las cifras del CONAPO, en 2009 el 61.1 por ciento de la población total del país estaba registrado como derechohabiente de alguna de las instituciones de seguridad social. Del resto, sólo el 29.0 por ciento fue atendido, cuando así se requirió, por los servicios médicos del Seguro Popular; el 1.0 por ciento, con un seguro médico privado; y el 8.9 por ciento no estuvo protegido por ningún sistema de seguridad social.
  • La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que elabora el INEGI, indica que el 64.3 por ciento de los que aseguraron tener alguna clase de empleo en 2010, no tuvo acceso a las instituciones de salud.
  • De acuerdo con la ASF, uno de los principales problemas que enfrentan las instituciones de seguridad social es el proceso de envejecimiento de la población, por el incremento de adultos mayores con riesgos de salud, hecho que aumentará la demanda de servicios médicos más complejos y de mayor costo, y requerirá mayor financiamiento para las pensiones.

Seguridad Social

Por otro lado, la desaceleración económica presentada en el primer semestre de 2009 trajo consecuencias financieras para el IMSS: disminución en los ingresos esperados y crecimiento de los gastos, debido al menor número de cotizantes y a una mayor tasa de uso de los servicios por parte de los derechohabientes.

La atención y los gastos que generan las prestaciones del creciente número de pensionados del Instituto son cubiertos, principalmente, por las cuotas de los trabajadores en activo y las aportaciones del Gobierno Federal.

  • Respecto a las guarderías y estancias infantiles, la ASF en su informe 2009, señaló que éstas no cumplen con las disposiciones de protección civil federal, estatal y municipal, ni con las normas oficiales mexicanas en la materia, ni reúnen las condiciones de seguridad y calidad establecidas, por lo que no garantizan la integridad física de los niños.
  • El IMSS no realizó visitas de supervisión a todas las guarderías, y las que efectuó fueron con una periodicidad inferior a la exigida. La ASF confirmó que en 2009 continuaron las irregularidades identificadas en 2008. Tendría que suceder la desgracia de la guardería ABC en Sonora para que el IMSS se abocara en serio a revisar las condiciones en que se presta este servicio. 

DOCUMENTO INTEGRO   V. DETERIORO DE LA CALIDAD DE VIDA

 

Read Full Post »

3 de diciembre 2009:

Me parece lamentable que estemos pensando en que el narco puede acceder al poder.

Evidentemente es un problema, supongo que tienen información que no conocemos. Por eso debemos estar muy cuidadosos con el financiamiento de los partidos.

Hay que tener un gran cuidado y hacer lo posible para que ese financiamiento no exista.

Read Full Post »

1 de diciembre 2009:

…“desánimo social”; es lo que hoy priva en todos los estratos de la población. Se perdieron credibilidad, ilusión y esperanza; se percibe confusión y cansancio en los hombres, mujeres, jóvenes, empleados, empresarios, trabajadores informales, campesinos; en casi todos los actores sociales, políticos y económicos. Se podría pensar que frente a los infortunios que nos flagelan la única actitud posible es resistirlos. Esa sería, se dice, la reacción lógica frente a la crisis que nos vino de afuera, pero que hemos sido los peores en enfrentarla; la influenza que nos golpeó, y nos sigue golpeando; los miles de muertos que la violencia de la lucha contra el narcotráfico ha producido y que frente a tal situación hay que resignarse a sufrir la avalancha de nuestras desgracias.

La adversidad genera fuertes liderazgos en los grandes estadistas; éstos conducen a sus gobernados con serenidad, vigor y temple; les inyectan entusiasmo para superar las calamidades y trazan el rumbo en medio de la desventura.

El liderazgo que necesita el país no nace de convocatorias y exhortos; se origina en hechos tangibles, coherentes, bien articulados; en capacidad para conducir y aglutinar comunidades.

En México se requiere ejercer un liderazgo social capaz que imprima rumbo al esfuerzo de los mexicanos y renueve esperanzas en los hombres, mujeres y jóvenes mexicanos.

Read Full Post »