Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Oposición responsable’

+ Tenemos principios, ideología y una oferta confiable

+ La violencia verbal y criminal, no nos intimidad

+ PRI: Construimos una opción viable para el 2012

VER ADELANTE

Francisco Rojas

Las recientes elecciones produjeron enseñanzas que los militantes del PRI asimilaremos; nos mantuvimos como la primera fuerza política del país al ganar nueve de 12 gubernaturas, 11 de los congresos locales, las principales capitales y arrasamos en Baja California. La violencia del lenguaje político y la criminal no nos intimidan; al contrario, mantendremos la unidad, que ha sido una de las claves de nuestros triunfos, y continuaremos construyendo una opción viable para el 2012. Tenemos principios, ideología y una oferta clara y confiable para todos los mexicanos.

Para el priísmo está claro que nos enfrentamos a fuerzas que utilizarán todos los recursos a su alcance, lícitos e ilícitos, para retener el poder, a pesar de que la estrategia de confrontación ha retrasado la solución de los problemas que asuelan al país.

Las tácticas ya fueron probadas y seguramente se utilizarán en futuras elecciones: se continuará con el activismo al más alto nivel sin diferenciar la investidura con que se realice, y se intensificará la “guerra sucia” para desacreditar a los opositores y a las instituciones, fabricando pruebas para utilizarlas en alegatos judiciales posteriores, para intentar revertir resultados electorales adversos.

No es el momento de lamentaciones. Tenemos que ver adelante y responder a los grandes retos del país: la reactivación económica, la generación de empleos, el freno a la inseguridad pública con su costo en vidas humanas, la insuficiente cobertura y decreciente calidad de la educación pública media y superior, por citar sólo algunos ejemplos.

El priísmo estrechará sus lazos internos, analizará sus aciertos y hará un ejercicio autocrítico para perfeccionar su acción y mejorar su oferta política. Conocemos el valor de la unidad y la mantendremos en torno a nuestra dirigencia nacional, los gobernantes estatales y municipales y los militantes de nuestro partido. Intensificaremos el contacto con la población y responderemos con hechos a la confianza de millones de ciudadanos.

El PRI es una oposición responsable, mas no ingenua. Siempre hemos estado dispuestos al diálogo y negociación de buena fe, pero no podemos confiar en la palabra de quienes asumen conductas contrarias a lo que pregonan y perpetran actos al margen de la ley.

Seguimos dispuestos a construir acuerdos que sirvan a la mayoría de los mexicanos, pero sin abdicar de nuestro derecho y obligación del análisis crítico de las propuestas. Tenderemos puentes de entendimiento con sinceridad, pero no legitimaremos ocurrencias, caprichos ni torpezas.

Seguiremos construyendo desde la Cámara de Diputados un proyecto incluyente y democrático, que acabe con la zozobra y la incertidumbre en que han sumido al país. Nuestro papel es discutir y, en su caso, aprobar los instrumentos legales y los recursos que se requieran para enfrentar la desgracia en que nos han sumido diez años de desaciertos y banalidades. Porque es el gobierno el que no ha respondido con eficacia, por falta de oficio político y sentido de Estado, al no utilizar adecuadamente las leyes y los recursos autorizados. Esto explica la persistencia de los problemas nacionales.

El PRI será el más firme dique a los riesgos del caos y el autoritarismo al que parecen conducirnos las orquestadas mentiras y ofensivas mediáticas. Los diputados priístas seguiremos cumpliendo nuestro deber con ánimo propositivo, con apego a la ley y a las instituciones; unidos para construir, no para engañar o destruir.

EL UNIVERSAL, 13 de julio, 2010 http://bit.ly/9XvfRd

Read Full Post »

23 de mayo 2010

El PRI no busca el poder a cualquier costo, antepone el trabajo y la congruencia a alianzas efímeras e impensables… Los priistas somos una oposición responsable.

Tampoco nos oponemos por sistema a la tarea del gobierno, la criticamos con ánimo constructivo y lo que buscamos es hacer de la política una tarea noble, honesta y transparente para servir a la sociedad. Pero no basta nuestra intención y esfuerzos, si el Ejecutivo renuncia a su tarea política y se limita a administrar, mal por cierto, sugiriendo con su actitud que ya les urge que se acabe el sexenio.

Pareciera que el Gobierno trabaja por impulsos, improvisando sobre la marcha, sustituyendo la acción por cuentas alegres y retórica insustancial, ejemplo de ello lo tenemos en iniciativas como la Ley Federal de Telecomunicaciones, enviada el pasado periodo de sesiones, sin acuerdos, sin escuchar a los grupos interesados, sin tomar en cuenta a los agentes económicos y sociales involucrados.

Read Full Post »

+ El equipo presidencial no hizo a tiempo su trabajo

+ Maridaje oportunista del gobierno y sus detractores

+Iniciativas son documentos plagados de ocurrencias

CUANDO LA POLITICA FALLA

Francisco Rojas

Existe la impresión de que el Ejecutivo sintió la urgencia de enviar al Congreso iniciativas que, por la trascendencia de los temas abordados, debieran haber sido presentadas en diciembre de 2006. El equipo del partido ganador en la pasada elección presidencial no hizo a tiempo su trabajo; tal vez porque se distrajo con las impugnaciones y movilizaciones que efectuaron los partidos que le niegan legitimidad, lo que no obsta para el maridaje oportunista que han armado.

El gobierno dedicó su atención durante los tres primeros años de gestión al combate al narco, que devino en crimen organizado; olvidó, o nunca lo supo, que en la democracia gobernar implica buscar acuerdos, enfatizar coincidencias, construir mayorías, convencer con argumentos a las organizaciones políticas y sectores de la sociedad que permanentemente interactúan entre sí y con el equipo que gobierna; a éste corresponde encabezar el esfuerzo para convertir en realidad su proyecto. Pero, por lo hasta ahora visto, parece que ni proyecto existe.

Recordemos que en 2008 el Ejecutivo envió al Congreso un paquete de iniciativas en materia de energía para modernizar el sector. A pesar de las muchas reformas que el Congreso introdujo, el Ejecutivo festinó ampliamente el resultado; ahora habla de una reforma de segunda generación sin que haya aplicado la aprobada en 2008 que ha sido sistemáticamente burlada y distorsionada, al extremo de convertir a Pemex, no en una empresa eficiente, sino en un monstruo burocrático en la que no fluyen las decisiones, se viola la Constitución y las leyes a través de reglas administrativas que están siendo revisadas por la SCJN, en virtud de las controversias constitucionales interpuestas por la Cámara de Diputados.

En diciembre del año pasado, al término del primer periodo de sesiones de esta LXI Legislatura, el Ejecutivo consideró oportuno enviar una iniciativa con una reforma política. Se buscaba el impacto mediático, sin los previos consensos y sin un estudio serio en que se apoyara la pretendida modernización del Estado. Se piensa que con enviar un documento pleno de ocurrencias al Congreso la tarea está hecha.

Lo mismo podríamos argumentar sobre otras iniciativas, como la Ley Federal de Telecomunicaciones, enviada el pasado periodo de sesiones, sin acuerdos, sin escuchar a los grupos interesados, sin tomar en cuenta a los agentes económicos y sociales involucrados. Así podríamos seguir hablando ad infinitum. Lo anterior explica la complejidad del trabajo legislativo. El gobierno trabaja por impulsos, improvisando sobre la marcha, sustituyendo la acción por cuentas alegres y retórica insustancial. Por contraste, basta mencionar lo expresado la semana pasada por el presidente Obama, sobre la prevención del consumo de drogas y en la intervención temprana para romper adicciones, así como la integración de los tratamientos respectivos en el sistema de salud, cuya ley fue cabildeada personalmente con inteligencia y denuedo, congresista por congresista, por el propio mandatario.

Quien gobierna requiere liderazgo, capacidad de convocatoria, credibilidad, confianza y habilidad en el ejercicio del poder. De nada sirven las buenas leyes si no se saben aplicar, si la confusión y el burocratismo hacen nugatorio el esfuerzo legislativo. Al gobierno le falla la acción política y la administración se le empantana. Lejos de rectificar, hay que buscar culpables: qué mejor que los legisladores de la oposición.

Los diputados del PRI somos una oposición responsable, no nos oponemos por sistema a la tarea del gobierno, la criticamos con ánimo constructivo; nuestras propuestas siempre están sustentadas en los principios y programas de nuestro instituto político; no buscamos el poder a cualquier costo, anteponemos el trabajo y la congruencia a alianzas efímeras e impensables.

Los legisladores del PRI en las Cámaras quieren hacer de la política una tarea noble, honesta y transparente para servir a la sociedad. Pero no basta nuestra intención y esfuerzos, si el Ejecutivo renuncia a su tarea política y se limita a administrar, mal por cierto, sugiriendo con su actitud que ya les urge que se acabe el sexenio.

EL UNIVERSAL 18 de mayo, 2010 http://bit.ly/a9ZO4C

Read Full Post »

20 de septiembre 2009:

…el PRI en la Cámara de Diputados mantiene su compromiso de actuar como una oposición responsable y decidida a proponer soluciones y construir acuerdos por el bien de México.

Read Full Post »