Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Unicef’

+ 53 % de menores de 18 años,  en pobreza multidimensional

+ Al parecer, sólo encuentran empleo en el crimen organizado

+ La OCDE identifica a 7 millones de los llamados “ninis”

+ Diputados : será obligatoria la educación media superior

¿Y EL TEJIDO SOCIAL?

Francisco Rojas

La mediática captura de El Ponchis es una bofetada en el rostro de la sociedad y de los responsables de políticas públicas tendientes a evitar o aminorar las desigualdades sociales y la falta de oportunidades que empujan a más jóvenes a actividades criminales, pues, al parecer, sólo encuentran empleo en el crimen organizado; la captura de las hermanas de El Ponchis confirma que el crimen organizado se está volviendo actividad familiar.

De acuerdo con el Coneval y la UNICEF, en México, el 53% de los menores de 18 años vive en pobreza multidimensional, es decir, en hogares con bajo ingreso, sin acceso adecuado a la alimentación, la educación, la seguridad social, los servicios de salud, una vivienda digna y los servicios básicos.

Según la OCDE, de los jóvenes entre 15 y 29 años hay 20 millones que no han estudiado, abandonaron la escuela o tienen un rezago educativo que les impide incorporarse al mercado de trabajo en condiciones aceptables. En ese grupo, la OCDE identifica a cerca de 7 millones de jóvenes de la llamada generación de “ninis”, lo que los hace vulnerables para ser reclutados por la economía informal, el subempleo o convertirse en otros Ponchis. Para ofrecer alternativas a estos jóvenes, la Cámara de Diputados aprobó en días pasados, por unanimidad, reformas constitucionales que harán obligatoria la educación media superior.

A pesar de todo el dinero destinado para la educación, los resultados no son aceptables; la mala calidad educativa se evidencia en todas las mediciones nacionales e internacionales; la evaluación del programa PISA 2009 nos coloca en el lugar 48 de 65 países, y en el último de los miembros de la OCDE. Igual sucede con el empleo; no obstante las alegres cifras oficiales, la Tasa de Ocupación Parcial y Desocupación, que refleja con mayor precisión la situación del mercado laboral al incluir a los abiertamente desempleados y a los que trabajan menos de 15 horas a la semana, es del 12% de la población económicamente activa. Pero lo más grave es la calidad del empleo: buena proporción de los empleos creados son eventuales y el grueso de las remuneraciones es inferior a tres salarios mínimos, lo que incide en la debilidad del mercado interno y el estancamiento económico.

Por estas y otras razones, en estos 10 años nos hemos estancado en el Índice de Desarrollo Humano medido por la ONU; en el año 2000, ocupábamos el lugar 54 entre 173 naciones; en 2010 somos el número 56 entre 169 naciones.

Cabe preguntarse por qué hemos llegado a este deterioro social en donde nada parece marchar bien: ni la seguridad, ni la procuración de justicia, ni la economía, ni las pautas básicas de la convivencia que permitan preservar el tejido social.

En los últimos 10 años, el país captó más de 220 mil millones de dólares de inversión extranjera directa, recibió cerca de 188 mil millones de dólares de remesas, y por el turismo registró ingresos por 109 mil millones de dólares. Lo anterior contribuyó a que el gobierno contara con cerca de 130 mil millones de dólares de excedentes presupuestales, 60 mil millones de ellos provenientes del petróleo; asimismo, disminuyó el servicio de la deuda porque las tasas internacionales de interés bajaron.

Lejos de canalizar los recursos mayormente a inversiones productivas y a efectivos programas de bienestar social, los responsables de las políticas públicas aumentaron el gasto corriente, pagaron anticipadamente miles de millones de dólares de deuda externa cuando había condiciones favorables para renegociarla, aumentaron las reservas internacionales y privilegiaron el equilibrio macroeconómico en detrimento del desarrollo y la generación de empleos.

El tejido social se ha deteriorado; se ha diluido la capilaridad social que tuvimos durante varias décadas, y deteriorado la calidad de la educación pública, que fueron motores de sólidas clases medias que hoy están pauperizándose. Sin catastrofismos debemos reconocer que cunde el desaliento, que la economía no crece y las desigualdades se agravan. No podemos esperar más tiempo para impulsar el desarrollo, generar empleos permanentes, aplicar una política social no asistencialista, elevar la calidad educativa y garantizar la seguridad y la tranquilidad social para procurar a nuestros hijos un país viable, en paz y con la cohesión social recuperada.

EL UNIVERSAL, 14 diciembre, 2010.-  http://bit.ly/ek51JL

Read Full Post »

+ 50.6 millones de mexicanos no cubren necesidades básicas

+ Aumentó presupuesto social y… aumentó el número de pobres

+ Serias deficiencias en el padrón del programa Oportunidades

+ El kilo de tortilla aumentó 216.6 por ciento en 10 años

+ 62 % de programas de subsidio, con evaluación reprobatoria

Pobreza e ingresos de las familias
• De acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) y los resultados preliminares de la Cuenta Pública 2008, entre 2005 y 2008 el gasto en desarrollo social aumentó 38.5 por ciento; solamente en este último año dicho incremento fue del 59.2 por ciento. No obstante lo anterior, el número de pobres se incrementó en 5.9 millones de personas entre 2006 y 2008; para este último año, había 50.6 millones de mexicanos que no contaban con un ingreso suficiente para cubrir sus necesidades básicas.

Distribución de la población mexicana en 2008 por situación de vulnerabilidad social. Click en la imagen para ampliar.

(Millones de personas)

Fuente: CONEVAL

    • Según el documento “Panorama Social de América Latina 2009” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), México fue en 2008 el único país latinoamericano que empeoró su situación de pobreza.

  • Según el Informe Regional Sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe 2010 de las Naciones Unidas, la violencia que padece México por el combate al crimen organizado impactará en el aumento de la desigualdad.

La población en pobreza tiene menos elementos para protegerse de la violencia y disminuye su capacidad de acceder a servicios en lugares con altos índices de criminalización.

    • Según el informe de resultados de la revisión de la cuenta pública de 2008 de la ASF, los programas específicos de subsidio no se destinaron exclusivamente a la población en condiciones de pobreza y marginación; y se presentaron serias deficiencias en el padrón de beneficiarios del Programa Oportunidades. También indica que el ingreso medio diario de la población mexicana más pobre es inferior a un dólar.

  • Según la Evaluación de los Programas Federales 2009-2010 que elabora el CONEVAL, cerca de cuarenta y cinco de los principales programas federales del área de desarrollo social presentan fallas y debilidades; entre los programas se encuentran: Procampo, Alianza para el Campo, Proárbol, Primer Empleo, Apoyo y Fomento al Empleo, Productividad, Enciclomedia, Desayunos Escolares, Fondo Apoyo a Pymes, IMSS Oportunidades, Fonart, Vivienda Rural, Escuelas de Calidad y el Sistema Nacional de Investigadores.

En estos programas es constante la ausencia de mecanismos de medición que permitan conocer si las acciones que se realizan son efectivas; la inexistencia o inexactitud de cifras de población objetivo limita la focalización de subsidios e incluso hay carencia de diagnósticos previos sobre determinada problemática, con el fin de contar con un panorama completo que permita eficacia en la planeación.

  • Según la organización civil Gestión Social y Cooperación (GESOC), el 62 por ciento de programas de subsidio a cargo del gobierno federal obtuvo puntajes reprobatorios en el índice de desempeño.
  •  La capacidad adquisitiva de la población ha disminuido drásticamente, como puede verse en los siguientes casos:
  • Ø Canasta Básica. Con base en datos del CONEVAL al tercer trimestre de 2010, en los últimos diez años, las Canastas Básicas Alimentarias Urbana y Rural incrementaron su costo en 68 por ciento.

Costo de las canastas básicas alimentarias urbana y rural. Click en imagen para ampliar.

a precios corrientes, 2001-2010 *

*  Nota: Los datos de 2010 corresponden al tercer trimestre.

Fuente: CONEVAL.

Salario Mínimo

El salario mínimo real pasó de un crecimiento anual de 1.13 por ciento máximo en 2002, a menos 4.43 por ciento en 2010.

Variación porcentual del salario mínimo real, 2001-2010 *

Nota: *  Los datos del año 2010 corresponden al mes de octubre.

Fuente: Comisión Nacional de Salarios Mínimos

De 2002 a 2010, el precio del aceite aumentó 173.80 por ciento, el kilogramo de azúcar 200 por ciento, el kilogramo de frijol 219.04 por ciento, el kilogramo de huevo 132.60 por ciento, el kilogramo de arroz 312.50 por ciento, el kilo de tortilla 216.60 por ciento.

 Variación de los precios de algunos productos de la canasta básica, 2002-2010

Fuente: Secretaría de Economía.

    • Ø Gas LP. Según la Secretaría de Energía (SENER) en el año 2001 una persona pagaba por un cilindro de gas LP de 30 kg en promedio 160 pesos, ahora debe pagar 298 pesos, 86 por ciento más.

  • Ø Electricidad. Diversas fallas de administración global del sistema eléctrico, aunado a la incapacidad de reducir las pérdidas de diverso origen, explica que el precio medio de la energía eléctrica para uso doméstico haya crecido al doble durante las recientes administraciones, según la SENER.
  • Ø Diesel. El precio del litro de Diesel, insumo importante para el transporte, la agricultura y la industria ha tenido un aumento de 103 por ciento en el periodo 2000-2010, según la SENER.
  • En el reporte “La niñez y la Adolescencia en el Contexto de la Crisis Económica Global: el Caso de México”, elaborado por el CONEVAL y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF),  el 53 por ciento de los menores de 18 años mexicanos viven en condiciones de pobreza multidimensional, cifra que en la población en general es de 42 por ciento.

“La pobreza multidimensional implica que los niños viven en hogares con bajo ingreso, además de presentar carencias sociales como el acceso a la alimentación, a la educación, a la seguridad social, a los servicios de salud, o la vivienda digna y a servicios básicos”.

Según el estudio, el 28.8 por ciento de los niños, poco más de 11 millones, se consideran vulnerables por carencia social, mientras que sólo el 13.3 por ciento, 5.2 millones, presentan un nivel adecuado de bienestar económico.

Estos datos muestran que incluso antes de los efectos de la crisis económica, las niñas, los niños y los adolescentes enfrentaban una mayor pobreza y vulnerabilidad que la población general. No obstante, el reporte indica que la crisis acentuó dicha vulnerabilidad.

¿Son logros el que uno de cada dos mexicanos se mantenga en la pobreza, el encarecimiento de la canasta básica, el estancamiento en el índice desarrollo humano, el deterioro de la calidad educativa, de la atención en salud y de la seguridad social? 

 ¿10 AÑOS DE LOGROS? Presentación del pronunciamiento del Grupo Parlamentario del PRI, LXI Legislatura, Cámara de Diputados. 28 noviembre, 2010.-  http://bit.ly/hsGkRv

Read Full Post »