Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Yucatán’

… De las 12 gubernaturas que estuvieron en juego, nueve las ganamos nosotros, y representa el 75 por ciento de las elecciones ganadas por el PRI.

…11 de los 14 congresos estatales que estuvieron en juego, los ganamos nosotros por mayoría. Tendremos mayoría en 11 de los 14 congresos estatales.

 Recuperamos todo lo que es Yucatán, especial y significativamente Mérida; recuperamos Baja California, que no ha tenido la resonancia que debiera haber tenido, Baja California es un estado muy importante en donde se ganó el congreso y todos los municipios.

Lo mejor es que el 50.5 por ciento de todos los votos emitidos en todas estas elecciones, fueron para el Partido Revolucionario Institucional, más de de que les dieron a todas las alianzas y los demás partidos juntos.

LINK al texto íntegro: http://bit.ly/a5Epf5

Read Full Post »

+ Del Protocolo de Kioto a la Conferencia de Copenhage

+ Es más rentable el cambio hacia tecnologías limpias

+ Encuentro de presidentes de EU y China, signo alentador

ENERGIAS LIMPIAS

Francisco Rojas

Con toda razón, Yvo Boer, secretario ejecutivo de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, calificó a la Conferencia de Copenhague como la más importante y concurrida de la historia. Doce años después de firmado el Protocolo de Kioto, la tasa de emisiones de gases a la atmósfera se ha triplicado, la temperatura del planeta sigue en ascenso, los desastres naturales son más frecuentes y nocivos.

No será fácil, barato ni rápido disminuir la emanación de CO2 que estuvo en la base de la industrialización del mundo desde mediados del siglo XIX, pero el costo de una reorientación programada y gradual hacia el uso de tecnologías limpias y el desarrollo de fuentes alternas a los hidrocarburos es muy inferior a las pérdidas económicas, ecológicas y humanas que encararía el mundo en caso de no hacer nada.

Pese a que los acuerdos de Copenhague no fueron óptimos y aún falta su cumplimiento, las perspectivas son mejores que las de Kioto. El encuentro de los presidentes de EU y China, previo a la reunión, y los compromisos asumidos por ambos, que son los principales emisores de CO2, son signos alentadores.

Es preciso reconocer que esos y los demás gobiernos deberán hacer un trabajo político mayor para poner en práctica los acuerdos. Importantes grupos económicos y políticos en Norteamérica y Europa, cuyo crecimiento acarreó la emisión masiva y permanente de carbono, se oponen a las transferencias de recursos al mundo en desarrollo. Al mismo tiempo, en las economías emergentes, se argumenta que el cambio climático es una deuda de las potencias con el resto del mundo y que restringir ahora las emisiones sería condenar a sus pueblos al subdesarrollo.

Pero el problema es global, ninguna nación está a salvo y los países en desarrollo son los más vulnerables debido a la precariedad de sus recursos y la incapacidad para reconstruir su infraestructura, reedificar las instalaciones industriales perdidas o restaurar los campos agrícolas y ganaderos que son arrasados por fenómenos naturales incontrolables.

El camino es largo y plagado de obstáculos y riesgos, pues por una parte, no se cuenta con tecnologías que hagan económicamente viable la generación de energía eólica, solar y geotérmica a escala industrial, y por la otra, los bioenergéticos no sustituyen a los combustibles fósiles, los complementan en proporciones de 10 a 20%, como en Brasil, que hace 30 años produce etanol a partir de la caña de azúcar. Además, los procesos más comunes de producción de bioenergéticos requieren hidrocarburos y generan contaminantes no carbónicos que, sin embargo, son nocivos para la tierra, el agua y el entorno.

Pero el riesgo principal es el desplazamiento de cultivos y la reducción de la oferta de alimentos con sus efectos sobre los precios internacionales de los granos básicos. Esta no es una opción pertinente cuando la mitad de la población mundial padece hambre, mal endémico en vastas regiones de África y América Latina. Pero hay alternativas promisorias, como la producción de segunda y tercera generación, que no compiten con el sector agropecuario por el uso de tierras cultivables, no utilizan agroquímicos ni pesticidas y reciclan el agua que se utiliza en el proceso.

México está en la franja de países que más sufrirán sequías prolongadas, inundaciones, huracanes, hundimiento de tierras y otras calamidades con el cambio climático. De allí nuestro interés y compromiso con el tema.

Hasta ahora se han anunciado algunos proyectos para producir biocombustibles; uno, a base de maíz blanco, en Sinaloa; otro, para derivarlo de jatropa, en Yucatán; y el último, a partir de algas cultivadas utilizando las emisiones de bióxido de carbono en una central termoeléctrica de la CFE.

Con todas sus posibilidades, los proyectos aislados no son la solución para México ni representan aportaciones significativas a los compromisos con el cambio climático. A pesar de disponerse de los instrumentos legales, no se nota una política integral y a largo plazo de desarrollo energético que proteja la seguridad alimentaria, promueva efectivamente energías limpias que no degraden el ambiente y comprenda la modernización de Pemex como organismo fundamental del Estado mexicano, la reactivación de la petroquímica básica y la refinación. La agenda legislativa del PRI cuidará que se aplique una política de Estado apropiada y vigilará por el cumplimiento de estos propósitos.

 EL UNIVERSAL 29 diciembre, 2009 http://bit.ly/c3tjwi

Read Full Post »

+ En Yucatán el priismo llegó unido en torno a Ivonne Ortega

+ Atinada selección de candidatos, determina triunfo electoral

+ En PAN y PRD prácticas clientelares y patrimonialistas

EL PRI CON POSIBILIDADES

Francisco Rojas

El PRI volvió por sus fueros en Yucatán. Una atinada elección de candidata a la gubernatura, y una buena selección de candidatos a diputados y en la mayoría de las alcaldías determinaron el triunfo del tricolor. Además, no podemos perder de vista que mucho influyó en la derrota panista el mal gobierno de Patrón Laviada, la mala campaña de su candidato a gobernador, la división existente entre la dirigencia nacional panista y la Presidencia de la República. El panismo dividido redujo sus posibilidades de triunfo al provocarse la escisión que dejó fuera de la contienda blanquiazul a la figura emblemática del partido, Ana Rosa Payán. Por el contrario, el priísmo llegó unido en torno de Ivonne Ortega Pacheco, joven y carismática mujer que imprimió aire fresco a las huestes priístas.

Hay quienes opinan que el resultado en la elección yucateca significa el regreso a prácticas clientelares y patrimonialistas, pero en el PAN, así como en el PRD, estas prácticas se dan con singular alegría. Una sociedad desinformada y mal educada produce candidatos que la retratan cabalmente. No aspiramos a candidatos exquisitos, divorciados de la generalidad de los electores. Nuestros funcionarios públicos, cualquiera que sea el partido de su origen, tienen las virtudes y defectos de la mayoría de los mexicanos.

El PRI demostró que sin fisuras internas y con un sincero deseo de renovar sus filas puede retomar caminos de victoria; no es un partido muerto ni en peligro de extinción; es una organización política fundamental en la vida nacional.

Con ánimo de linchamiento se condena la gestión de los gobiernos priístas y se olvida que gracias a la formación del Partido Nacional Revolucionario el país pasó de la etapa caudillista a la de vigencia de las instituciones. La certidumbre política que generó un partido hegemónico fue fundamental para que las elecciones presidenciales ya no se resolvieran a balazos, sino en las urnas. Fue un partido en el que militaron los grandes sindicatos, las organizaciones campesinas y las populares; por lo tanto, era natural que triunfara en casi todas las elecciones dado que no tenía rivales de importancia. Esa militancia masiva y el apoyo a los gobiernos emanados de su seno permitió instituciones laborales como los contratos colectivos de trabajo, la expropiación petrolera, la reforma agraria, la formación de los bancos de crédito para ejidatarios y pequeños propietarios.

Cuando se hace referencia al PRI suele confundirse el grano con la paja, no hay un juicio objetivo que permita analizar logros, aciertos y errores en el funcionamiento del partido fundado por Calles. Los juicios suelen ser generalmente aprobatorios o condenatorios, sin perspectiva histórica y plenos de pasión. Por lo regular, no existe reflexión ni ponderación para aquilatar su importancia en la historia del país. Si el partido llega unido a la elección de Baja California existen posibilidades de recobrar la plaza; mucho ayudará una buena selección de aspirantes al Congreso y a las alcaldías. La elección de Michoacán no se ve sencilla. El perredismo michoacano está dividido, el priísmo carece de liderazgos en esa entidad y el panismo no ha podido consolidarse, a pesar de que el Presidente de la República es oriundo de ese estado.

Después de su derrota en las elecciones de julio pasado, el PRI inicia un proceso de recuperación que legitima su dirigencia y le abre espacios de consolidación política. Por lo pronto, el triunfo yucateco le ha dado confianza al priísmo nacional y ha mostrado cuál debe ser la estrategia y perfil de los candidatos para recuperar espacios perdidos. Los mejores recursos humanos y los más experimentados militan en sus filas y pueden enmendar los graves errores cometidos durante la pasada campaña presidencial, en la que el PRI se derrotó a sí mismo por las graves divisiones internas con las que llegó a la contienda electoral; además, la neutralidad ideológica de la que quiso presumir lo dejó sin un mensaje claro para la mayoría de los electores mientras que la opción conservadora y la que decía agrupar a las izquierdas manejaban mensajes claros para los ciudadanos. Una de las tareas más urgentes del priísmo es definir cuál será su posición en el aspecto político. No se puede seguir en el limbo (aunque dicen que ya no existe).

La dirigencia priísta se inicia con el pie derecho; esperemos que cada día se fortalezca más y asuma el papel que los priístas esperan de ella.

EL UNIVERSAL, 29 mayo, 2007.- http://bit.ly/cIQDXX

Read Full Post »